Caso Luchsinger Mackay Confirma que No Hay Justicia para el Mapuche

0
117

En un fallo aberrante, que omitió múltiples irregularidades procesales, la Corte Suprema mantuvo los 18 años de cárcel a los hermanos José y Luis Tralcal, así como la pena de cinco años remitida a José Peralino, cuyas declaraciones obtenidas bajo tortura y coerción, son las únicas “pruebas” acerca de su presunta participación en el asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay.

Como premio de consuelo, la sala penal eliminó el carácter terrorista de los hechos, pero mantuvo de igual forma una extensa condena efectiva para los hermanos Tralcal, pertenecientes al Lov Yeupeko Catrileo, ubicado en Ercilla.

A través de un fallo unánime, los ministros Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm, integrantes de la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema, determinaron acoger parcialmente la nulidad del juicio solicitada por las defensas de los tres comuneros condenados en el caso Luchsinger Mackay.

Cabe consignar que es la misma sala que a principios de agosto pasado indultó a siete criminales de lesa humanidad, procesados por delitos de tortura, desaparición y exhumación ilegal de cuerpos de detenidos y detenidas desaparecidas; sin embargo, condenó a 18 años de presidio efectivo a dos comuneros mapuche, mediante un relato obtenido bajo tortura.

La defensa de los hoy condenados confirmados, expuso una serie de irregularidades en cuanto a la investigación y sobre todo las pruebas utilizadas por Fiscalía, para acusar a dichos comuneros mapuche de incendiar y provocar la muerte del matrimonio de latifundistas Luchsinger Mackay, el pasado 4 de enero de 2013 en Vilcún, Región de la Araucanía.

Dentro de los puntos expuestos por la defensa de los comuneros mapuche José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel, durante las jornadas de alegatos en la Corte Suprema estaban: la presunta ilegalidad en la obtención del relato acusatorio realizado José Peralino, el que habría sido obtenido mediante apremios ilegítimos, es decir, torturas cometidas presuntamente por Reinaldo Villegas, Guillermo Vilches y Claudio Leiro de la Brigada de Inteligencia Policial de la PDI de La Araucanía (BIPE)

Otro punto importante apunta a la parcialidad de los jueces de Temuco, quienes habrían estado postulando a cargos superiores a interior del poder judicial y en notarías, los que serán definidos por el gobierno de turno, el que en este caso fue querellante, a través del Ministerio Publico. A su vez, la defensa de los Tralcal añadió a los alegatos, la obstrucción a la investigación por parte de la Fiscalía, que habría ocultado información a la defensa de los Tralcal y la presentó después de la lectura de condena a presidio perpetuo, efectuada el 11 de junio en Temuco.

Desde el comienzo de esta investigación, comunidades mapuche en resistencia y familiares de José y Luis Tralcal, han enfatizado en que este es un caso con ribetes y compromisos políticos, donde se debía condenar a alguien para tranquilizar a los latifundistas, situación que se evidencia cuando, bajo las mismas pruebas, se sobreseyó a ocho ex-imputados,  entre ellas la Machi Francisca Linconao, por inconsistencia de las pruebas.

Una vez terminada la lectura del fallo, los familiares presentes en la sala se manifestaron molestos y decepcionados.  “Vendidos”; “esto es mentira, o “para los mapuches no hay justicia”, fueron algunos de los gritos que se escucharon al terminar la audiencia.

Abogado de Luis Tralcal: “Día negro para el pueblo mapuche”

Sebastián Saavedra, abogado de Luis Tralcal, lamentó la decisión tomada este miércoles por la Corte Suprema:

“Nos encontramos apesumbrados con la resolución, se trata de un fallo que valida una investigación con irregularidades excesivas y lo que es más grave es que se abre la posibilidad de que todos los casos de la región se resuelvan con comuneros mapuches presionados y torturados para inculpar a otra gente”.

Comentó que la decisión de los ministros de quitar el carácter de terrorista a estos delitos no es para nada sorprendente, pues, en el primer juicio de este caso, ya se había determinado que se estaba frente a un delito común, así como también se hizo en la condena al machi Celestino Córdova, por lo que “sostener que era delito terrorista no solo desconocía normas internacionales, sino que también dos fallos dictados por tribunales chilenos”.

Saavedra calificó este día como “un día negro” para el pueblo mapuche y los familiares de los condenados, ya que después de esta decisión los primos Tralcal tendrán que cumplir su condena de forma efectiva.

El abogado criticó la filtración hacia El Mercurio, que reprodujo la sentencia con diez días de anticipación:

“Nos preocupa la filtración que existió de los términos exactos del fallo por el diario El Mercurio, un diario que propicio la militarización de la Araucanía y el golpe militar y que es donde se exponen los pensamientos más conservadores del país. Vamos a pedir explicaciones, investigaciones, y que se sancione en caso de que se determine a la persona que dio esta información”, señaló.

En paralelo a la lectura del fallo, familiares y cercanos a los comuneros mapuches realizaron una concentración a las afueras de la Corte Suprema en señal de apoyo a los condenados. Ahí, luego de conocida la decisión, Juan Carlos Tralcal, vocero de los comuneros condenados explicó a los adherentes la información.

En su discurso, el hijo de José Tralcal Coche se manifestó muy conmocionado y criticó el actuar que han tenido los miembros de la segunda sala en el último tiempo.

“Sabemos que ellos son inocentes, la Fiscalía y la policía creó una estructura donde había una supuesta acusación. Esperábamos que la Corte Suprema no avalara esta tortura donde Amnistía e incluso la ONU han hablado de irregularidades. Sin embargo, con la voz del señor Dahm vemos que la misma sala que dejó fuera a asesinos de lesa humanidad en dictadura hoy día condena a inocentes”.

Frente a esta decisión, Ana Piquer, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile dijo que el dictamen está lejos de aclarar y hacer justicia en este caso, ya que “eliminar el carácter de terrorista del delito y rebajar las penas a los inculpados de ninguna forma es suficiente, pues no contribuye a remediar la injusticia cometida contra ellos. Mantener la culpabilidad sigue siendo una forma de avalar un juicio que a todas luces fue injusto, porque estuvo marcado por denuncias de irregularidades y basado en estereotipos”.

Piquer indicó que es inconcebible que la condena se base en el testimonio de José Peralino, quien ya se retractó y afirmó que su declaración inicial fue entregada bajo torturas y presiones.

A la inversa, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, afirmó que le hubiese gustado una pena más alta y que mantuviera su calificación, pero que respetan y acatan el fallo. Agregó que se pudo comunicar con el hijo del matrimonio Luchsinger Mackay, Jorge Andrés Luchsinger, con quien pudo compartir la emoción de que “por fin tengamos un término a la impunidad”.

Desde la defensa de los comuneros mapuches anunciaron que recurrirán en las próximas semanas a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para exponer las irregularidades del juicio y que se revierta o repare las decisiones de la Corte Suprema.

DEJA UNA RESPUESTA