Nurmagomedov-MacGregor: La UFC se Cubrió de Vergüenza

0
136

Una de las peleas más esperadas por los seguidores de las artes marciales mixtas, entre el campeón de la categoría ligeros, Khabib Nurmagomedov y el ídolo Conor MacGregor en su regreso a la UFC, terminó en un escándalo que puede hacer perder el título al peleador ruso, que ganó por sumisión en el cuarto round, y mantuvo su asombroso invicto en 27 combates.

Incluso Mike Tyson, excampeón mundial de los pesos pesados, dijo que la pelea había sido más loca que cualquiera en la que él haya participado.

“Inimaginable, nunca pensé que terminaría así”, dijo Tyson en su cuenta de Twitter.

Se trataba de la pelea más importante del ruso Khabib Nurmagomedov, quien defendía su corona de campeón de peso ligero del Ultimate Fighting Championship o UFC frente a la máxima estrella de la principal promotora de las artes marciales mixtas en el mundo, Conor McGregor.

El combate de la UFC 229 marcó el regreso del luchador irlandés al octágono tras su multimillonaria incursión en el boxeo contra Floyd Mayweather y sus problemas con la policía.

Tras vencer a McGregor por sumisión en el cuarto round, el ruso de 30 años y claro vencedor, desató un enfrentamiento en el recinto de las Vegas que obligó a que la policía interviniera.

Cuando terminó la pelea -momento en el que el irlandés se rindió, Nurmagomedov saltó de la jaula y se dirigió a donde estaba el equipo de McGregor para iniciar un enfrentamiento con uno de sus miembros.

Mientras McGregor se recuperaba de la pelea en el octágono, un miembro del equipo de apoyo del ruso lo golpeó.
Sin que le pusieran el cinturón

Los narradores y comentaristas del evento calificaron lo sucedido después de la pelea como “terrible”, “lamentable” y “vergonzoso”.

El presidente de la UFC, Dana White, dijo que tres miembros del equipo de Nurmagomedov habían sido arrestados, pero posteriormente se informó que fueron dejados en libertad.

Al ruso, quien ni siquiera dio tiempo para que se anunciara su victoria, no se le pudo colocar el cinturón para confirmar su título.

A White se le escuchó decirle al ruso que no podía recibir su cinturón en el octágono, ya que temía que pudiera incitar problemas entre los presentes en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

“Sé que si le colocamos el cinturón (a Nurmagomedov) en el octágono, le lanzarán cosas”, indicó White. “Acabo de decir que intentemos sacarlo de aquí”.

McGregor parecía aturdido y salió escoltado rápidamente por su equipo, mientras que el campeón de peso pesado y peso semipesado Daniel Cormier entró al octágono para tratar de calmar a Nurmagomedov, quien abandonó la arena rodeado de policías.

White, quien informó que McGregor no presentará cargos, dijo que durante el caos posterior a la pelea incluso hubo policías y funcionarios de seguridad del recinto golpeados.

https://youtu.be/p39zkOmetzo

Investigación en curso

Lo que sucedió tras la pelea eclipsó no sólo el desempeño de Nurmagomedov en la jaula octagonal, sino su ascendente carrera: permanece invicto en 27 peleas.

Es la racha de invencibilidad más larga en la historia de las artes marciales mixtas.

En declaraciones posteriores, el ruso ofreció disculpas: “Sé que este no es mi mejor lado. Soy humano”.

Y acusó a McGregor de haber sido irrespetuoso antes de la pelea. “Él habló de mi religión, de mi país, de mi padre”.

“Lo siento Nevada, lo siento Las Vegas”, dijo.

Dana White, hizo una descalificadora crítica:

“Esto no es lo que somos, esto no es lo que hacemos, no somos esto. Nadie esperaba que Khabib saltara de la jaula , la policía hizo un gran trabajo controlándolo. Era demasiado perfecto, todos dieron el peso, la seguridad fue perfecta. Así no es normalmente un evento de artes marciales mixtas”, dijo el empresario en conferencia de prensa.

White adelantó que habrá castigos para los involucrados en el escándalo:

“Quienes saltaron nunca pelearán aquí. Tukhugov no peleará contra Lobov por su ticipación en el incidente. Apesta terminar así. Es una mier*.

Una larga suspensión puede significar que Khabib sea despojado del título”, advirtió.

Nurmagomedov, de 30 años, mantuvo su invicto (27-0-0, 11 de ellas en la UFC) luego de mostrarse muy superior a McGregor desde el principio, presionándolo en todo momento, superándolo desde el suelo y acabando con él en el cuarto round con un mataleón, una sumisión común en las artes marciales mixtas (MMA).

Tras la rendición de McGregor, Nurmagomedov se lanzó por encima del octágono al rincón de su oponente, aparentemente para pegar al entrenador de su rival, Dillon Danis, lo que dio paso a una pelea multitudinaria en la que incluso varios miembros del público subieron al cuadrilátero a golpear al irlandés mientras este se recuperaba, obligando a la policía a actuar.

McGregor abandonó el ring abucheado, su rival fue despedido con lanzamiento de objetos por parte de los aficionados y el jefe de la UFC, Dana White, se negó a entregarle el cinturón a Khabib por miedo a provocar más altercados en medio de una trifulca generalizada y señaló que el cheque del ruso ha sido retenido mientras estudian los acontecimientos.

DEJA UNA RESPUESTA