Eduardo Durán: El Obispo Más Satánico y Piñerista de la Iglesia Evangélica

0
344

La agresión de matones a sueldo del obispo evangélico, Eduardo Durán, a periodistas que cubrían el Te Deum, fue sólo un indicio de los problemas que se le avecinan.


En efecto, la agresión se descargó cuando los periodistas le consultaron al “obispo” acerca de las investigaciones de que es objeto, por enriquecimiento ilícito, evasión tributaria y lavado de activos.

Como cabal representante de los sectores más conservadores y reaccionarios del país, mintió descaradamente cuando fue cogido en falta.

Atribuyó las acusaciones a “una venganza política producto del último tedeum, del año 2017, fraguado ante las más altas autoridades del país”, en referencia a la encerrona contra la ex Presidenta, Michelle Bachelet, que el año 2017 organizó el propio Durán.

Pero, por cierto, hay mucho más que una “venganza política”.

Tanto él, como su hijo, el diputado de RN, Eduardo Durán Salinas, son verdaderos -y temibles- pájaros de cuenta.

Antiguos aliados de Piñera, sorprende, desde ese punto de vista, las severas críticas a la agresión, tanto de la vocera de Gobierno, como del ministro del Interior.

Sin duda, algo profundo pugna por aparecer.

A continuación, profusos antecedentes.


 Tenso Te Deum evangélico: pugna valórica con el gobierno y alerta por lavado de activos del obispo Durán

por Fernando Vega y Pedro Ramírez

INDICE

En febrero de este año la Catedral Evangélica se fusionó con una de las más grandes organizaciones pentecostales del mundo (IPHC). Meses antes, millonarios movimientos en cuentas relacionadas al obispo Eduardo Durán generaron una alerta internacional por presunto lavado de activos. El patrimonio del líder de la catedral, anfitrión del Te Deum y aliado histórico de Piñera, ya era investigado por la Fiscalía y el SII. A solo horas del nuevo acto litúrgico, la amenaza que se cierne sobre el obispo agrega otro foco de tensión a la relación del mundo evangélico conservador con el gobierno de Piñera, ya dañada por el apoyo de La Moneda a la ley de identidad de género.

El Presidente Sebastián Piñera volverá este domingo 16 de septiembre al escenario de uno de los episodios más controversiales de la última campaña presidencial: el Te Deum en la Catedral Evangélica.

Allí, el “aplausómetro” de la feligresía se volcó a su favor el año pasado, mientras la entonces presidenta Michelle Bachelet fue blanco de abucheos por su “agenda valórica”.

El obispo Eduardo Durán Castro, y su acceso privilegiado a La Moneda

Esta nueva versión del acto litúrgico no estará exenta de tensión. Al enojo del mundo evangélico conservador por el apoyo que el gobierno de Piñera le dio al proyecto de ley de identidad de género, se agrega la amenaza que se cierne sobre el anfitrión de la ceremonia: el obispo Eduardo Durán Castro enfrenta dos investigaciones y una alerta internacional por presunto lavado de activos.

La investigación de CIPER logró identificar al menos una de las hebras más importantes –y hasta ahora desconocida–que hizo que el principal aliado de Piñera en el mundo protestante esté hoy bajo la lupa del Ministerio Público y de Impuestos Internos (SII). Se trata de la emisión de una alerta internacional por lavado de activos que involucra, precisamente, a la iglesia que lidera Durán Castro.

El origen de esa alerta fue la fusión entre la congregación propietaria de la Catedral Evangélica y la International Pentecostal Holiness Church (IPHC), una poderosa organización religiosa estadounidense que ya se ha visto involucrada en investigaciones por lavado de activos en Estados Unidos, Sudáfrica y Brasil. La IPHC tiene su sede central en Oklahoma y presencia en 100 países, con más de dos millones de fieles.

Volver al Indice

ALERTA TEMPRANA

El 4 de febrero pasado, en Santiago, se firmó un acuerdo de fusión entre la IPHC y la Primera Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, que lidera el obispo Eduardo Durán Castro. Fue suscrito por Douglas Beacham, superintendente general de la IPHC y el obispo Durán. La información fue difundida por la propia iglesia estadounidense en su página web. Con esta “fusión por incorporación”, IPHC sumó los aproximadamente 100 mil fieles de la entidad chilena, los que pasaron a formar parte del mayor conglomerado pentecostal del mundo.

Meses antes de que se suscribiera la fusión, una entidad financiera chilena emitió una alerta tras advertir movimientos de dinero excepcionales, desde y hacia Estados Unidos, en cuentas relacionadas con Durán. A eso se sumaron diversos viajes del obispo a ese país, algunos de los cuales hizo con su actual pareja, Alexia Fredes Núñez.

La relación entre la iglesia de Durán y la IPHC es antigua. Partió en 1967, tras un acuerdo de cooperación que firmó el obispo Javier Vásquez, quien estuvo al frente de la Catedral Evangélica hasta su muerte en 2003. Fue Vásquez quien, debido a su amistad con Augusto Pinochet y para contrarrestar las críticas de la Iglesia Católica a la dictadura, estableció el Te Deum evangélico en 1975.

En marzo de 2017, Eduardo Durán Castro inició las conversaciones para la fusión. Las tratativas finalizaron a principios de 2018, cuando el Comité Ejecutivo de la Primera Iglesia Pentecostal Metodista de Chile y su Consejo de Obispos, aprobaron la operación. De esta forma, los millonarios movimientos en las cuentas que generaron la alerta por posible lavado de activos se registraron precisamente cuando se desarrollaban las conversaciones entre ambas iglesias. Fuentes de la misma congregación de Durán, informaron a CIPER que los documentos con el detalle de los acuerdos para la fusión entre ambas iglesias, los mantiene en su poder el obispo, sin acceso a ellos de otras autoridades de la iglesia.

La Financial Crimes Enforcement Network (Fincen), la autoridad estadounidense que emite las alertas oficiales por lavado de activos, ha publicado los nombres de algunos pastores asociados a la IPHC como sospechosos de operaciones ilegales. En Brasil, en tanto, donde la IPHC opera bajo el nombre de Igreja Metodista Wesleyana, también se han registrado reportes de eventuales ilícitos cometidos por pastores de esa entidad, sobre todo en la ciudad de Petrópolis.

El caso de lavado de dinero más reciente que se ha detectado, ocurrió en Sudáfrica, donde un pastor vinculado a la IPHC está siendo investigado tras ser acusado de haberse apropiado de US$2 millones de su iglesia en Soweto.

Volver al Indice

LOBBY POR EXENCIONES TRIBUTARIAS

Ahora, el obispo Durán Castro está empeñado en conseguir exenciones tributarias para la IPHC en Chile, por lo que ha desarrollado un intenso lobby ante las mismas autoridades que este domingo tendrá de visita en la Catedral Evangélica.

En agosto del año pasado, la Contraloría General de la República desestimó aprobar una solicitud, presentada por la iglesia de Durán, para declarar a la IPHC “agencia voluntaria de socorro y rehabilitación”.

Esa certificación le permitiría acceder a exenciones tributarias para la internación de diversos bienes, desde alimentos hasta vehículos y maquinarias (ver documento). Un beneficio que, con la fusión, también iba a ser aprovechado por la iglesia que lidera Durán si los bienes internados quedan a su disposición.

El 9 de marzo de este año, en la notaría de Félix Jara Cadot, se protocolizó un documento que deja en evidencia la importancia que la iglesia de Durán asigna a su relación con la IPHC.

Ese documento da cuenta del primer acuerdo generado tras la fusión: la realización en Santiago de la VI Asamblea Mundial de la Confraternidad de la IPHC, que se desarrollará entre el 20 y el 22 de febrero de 2019.

El 29 de junio pasado, Durán Castro volvió al ataque: realizó gestiones ante el Ministerio de Relaciones Exteriores para conseguir que el Estado chileno reconsidere la decisión de la Contraloría y conceda el régimen de exención tributaria a la IPHC.

Los registros de la plataforma de lobby indican que Durán se reunió ese día a las 15:00 con el subsecretario de la Cancillería, Óscar Silva. La autoridad, indica el resumen de la reunión publicado en la plataforma, sugirió al obispo que presente de nuevo los documentos requeridos.

En el documento notarial al cual tuvo acceso CIPER, también se mencionan las visitas que Durán Castro ha hecho a las oficinas de la Cadena SBN en Estados Unidos, la red multimedia del telepredicador Jimmy Swaggart.

Uno de los hijos de Swaggart intervino en el polémico Te Deum de 2017, donde pidió a los evangélicos chilenos que participaran en el proceso electoral en curso. “La Biblia nos manda a participar en todo el proceso político y electoral”, dijo Donnie Swaggart ese día, lo que fue interpretado como un llamado a los evangélicos a votar en bloque en contra de los candidatos de la Nueva Mayoría y el Frente Amplio, que promovían la agenda valórica de Bachelet.

La mirada de Michelle Bachelet al “obispo” Durán, ahorra mayores comentarios.

CIPER se comunicó con la Catedral Evangélica para pedir una entrevista con el obispo Durán, a fin de consultarle por la fusión con la IPHC, las investigaciones sobre su patrimonio personal y la organización del Te Deum.

El Departamento de Relaciones Públicas de la iglesia respondió que el obispo no recibiría a medios de comunicación porque estaba ocupado en la preparación de la ceremonia litúrgica del domingo 16 de septiembre.

Volver al Indice

EL PATRIMONIO DEL OBISPO DURÁN

Además de los términos y de los dineros involucrados en la fusión de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal con la  IPHC, la investigación que enfrenta el obispo Eduardo Durán tiene un potente foco centrado en su patrimonio. Y ello, porque hasta ahora Durán Castro (76 años) no ha podido justificar los ingresos que le permitieron consolidar el explosivo crecimiento de su patrimonio.

Al investigar sus propiedades, sociedades y empresas, lo primero que llama la atención es la nebulosa que existe entre los bienes de la iglesia y los que están a nombre suyo y de sus hijos.

En junio pasado, La Tercera informó que la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente investiga el origen de los múltiples bienes del obispo para esclarecer la eventual existencia de lavado de dinero.

Cuando los fiscalizadores del SII pusieron la mira sobre Durán Castro a fines del año pasado, el patrimonio del pastor se componía de 12 propiedades cuyo avaluó fiscal sumaba $1.152 millones. No obstante, una fuente de la misma iglesia aseguró a CIPER que el obispo inició la venta de gran parte de esos bienes raíces y que su plan es conservar solo dos de ellos: un departamento en calle Gertrudis Echeñique (Las Condes), avaluado en $175,5 millones; y una parcela en Isla de Maipo, cuya tasación fiscal es de $54,5 millones.

El obispo es propietario de ocho vehículos, entre los que ya no figura un Mercedes Benz S500, del que era dueño hasta el año pasado y cuyo valor comercial alcanza los $80 millones. Otros dos autos de colección marca Ford de los años 20 figuran a su nombre. No todo reluce. Su informe comercial muestra que el 2 de agosto pasado el Banco BBVA le protestó un cheque por $100 millones.

Durán Castro integra la sociedad comercial Innovaciones Descontaminantes Indesc Limitada, dedicada a la comercialización de productos para la minería y en la que posee un 25% (su capital es de $60 millones). También participó, hasta 2016, en la sociedad Transportes Jotabeche 40.

La ruta de los dineros que se recaudan con las múltiples actividades que realiza la iglesia del obispo Durán en la parcela de Isla de Maipo, y que figura inscrita a su nombre, es otra línea investigativa que lo afecta. Lo mismo ocurre con el origen de los recursos con que sus hijos han iniciado rentables negocios en los últimos años. Una de esas empresas es Southern Waters, propiedad del hijo del obispo, el diputado Eduardo Alfredo Durán Salinas y de su hermana, Carolina Durán Salinas.

Volver al Indice

CRECIMIENTO PATRIMONIAL

El crecimiento del patrimonio del obispo Durán Castro se ha producido en los últimos 20 años, coincidiendo con su escalada al interior de su iglesia. El ahora obispo fue por años empleado de la Sociedad Bíblica.

A comienzos de los ‘90 asumió la dirección de las comunicaciones de la corporación Iglesia Metodista Pentecostal y se transformó en un asesor cercano del obispo Vásquez, de quien llegó a ser su secretario personal.

A la muerte de Vásquez, en 2003, heredó el puesto de “pastor gobernante” del templo Catedral Evangélica. Después de arduas disputas con otros pastores, consiguió encaramarse hasta la cúspide y se convirtió en obispo.

Entre los bienes más rentables del obispo está su parcela de Isla de Maipo. Allí se desarrollan eventos masivos y camping destinados al público evangélico. A la entrada del predio un letrero indica que esa propiedad pertenece a la Primera Iglesia Metodista Pentecostal.

Una información errónea, pues el inmueble figura inscrito a nombre del obispo. Las tarifas que se cobraban hasta el verano pasado oscilaban entre $27 mil y $29 mil por persona.

La parcela de negocios del obispo-empresario

En 2009 pidió derechos para aprovechamiento de aguas subterráneas en su parcela de Isla de Maipo. De esos pozos, dicen feligreses de su iglesia, se extrae el agua que embotella la sociedad de sus hijos: Southern Waters. La firma produce varias marcas de agua, pero su producto estrella es “Agua Divina” que se comercializa principalmente entre los fieles evangélicos.

El patrimonio del hijo del obispo y diputado Eduardo Alfredo Durán Salinas, también ha sido objeto de reportes periodísticos. Tras la polémica del Te Deum pasado, donde el ahora parlamentario de RN ocupó el púlpito para fustigar a Michelle Bachelet, La Tercera informó que el avalúo fiscal de sus bienes raíces supera los $815 millones. Es socio con su hermana Carolina en cinco empresas: la Constructora Alfa Omega, la Minera Alfa Omega, Producciones Jotabeche, Southern Waters y Transportes Transfast.

Otros dos hijos del obispo, Eduardo Bladimir y Ana Luz,  participan de la sociedad Agrícola Fruto Gourmet (exportación de cerezas). Su hija Carolina también es socia de Manufacturas Durán y Mainat (confección de ropa) y de Servicios Gastronómicos Durán y Mainat.

Alexia Fredes (primera de izquierda a derecha) y el obispo Durán con miembros de IPHC (Fuente: Facebook de IPHC)

Las sospechas que provoca el incremento del patrimonio de la nueva pareja del obispo, Alexia Fredes Núñez, se acrecientan entre los fieles de esa iglesia dado el poder que ella hoy ostenta en el círculo íntimo del pastor Durán. La investigación del SII podría arrojar luces sobre los pagos que ha recibido Alexia Fredes de la iglesia.

CIPER tuvo acceso al menos a un rubro por el cual ella recibe dineros: una boleta por $3 millones, fechada el 30 de octubre de 2017 y emitida a nombre de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal (vea ese documento).

Alexia Fredes (primera de izquierda a derecha) y el obispo Durán con miembros de IPHC (Fuente: Facebook de IPHC)

El servicio que registra la boleta es “asesorías en relaciones internacionales y traducción”, pero fieles de la congregación consultados por CIPER dijeron desconocer cuáles son los trabajos que Alexia Fredes habría hecho para la iglesia.

De lo que sí hay registro es de los viajes que ella hizo con el obispo a Estados Unidos en más de una ocasión en 2017, cuando se discutía la fusión con IPHC. Al menos hay un registro fotográfico, el que fue publicado en la página de Facebook del  IPHC.

La fuente de ingresos conocida de Alexia Fredes es un pequeño bazar ubicado en calle Exposición (Estación Central). Será el SII y la Fiscalía Oriente los que diluciden si con esos ingresos pudo disponer de las UF 4.172 ($113 millones) para adquirir en 2007 un departamento situado en avenida Pocuro (Providencia), en el que hoy vive.

Volver al Indice

FONDOS PÚBLICOS

Eduardo Durán Castro es líder de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, propietaria del templo conocido como Catedral Evangélica, que se emplaza en la esquina de Alameda y Jotabeche.

En abril de este año, La Moneda lo reconoció como “alto representante protocolar” del mundo evangélico ante el gobierno, una nominación que es fruto de su relación privilegiada con Sebastián Piñera.

Esa alianza, le permitió a Durán Castro consolidar la primera bancada parlamentaria evangélica en las elecciones del año pasado, compuesta por tres diputados, uno de los cuales es su hijo: Eduardo Alfredo Durán Salinas (vea el reportaje de CIPER “Las pugnas y negociaciones para instalar en Chile el poder político evangélico”).

Las relaciones políticas con el poder han sido cultivadas por el obispo Durán Castro y no solo con los partidos políticos que apoyaron a Piñera en su campaña presidencial de 2017. Una prueba de ello es que la Primera Iglesia Metodista Pentecostal, dos corporaciones sin fines de lucro creadas por ésta y una fundación de los hijos del obispo Durán, han recibido aportes públicos en los últimos diez años cuya suma supera los $272 millones.

La Corporación Evangélica para el Desarrollo, que preside el obispo Durán, dedicada a actividades de ayuda social y educacional, recibió $30 millones de la Subsecretaría de Hacienda en 2012 y otros $4 millones de la Municipalidad de Providencia en 2014. Entre 2008 y 2015, la Corporación Sendas, que busca relevar y rescatar el patrimonio cultural evangélico, recibió $65,7 millones del Gobierno Regional Metropolitano.

Además, la propia iglesia de Durán ha percibido directamente otros $132,8 millones provenientes de Hacienda y de los municipios de Cauquenes y Renca. Y a fines de 2017, la Subsecretaría de Transportes y Telecomunicaciones le entregó a la congregación de Durán una concesión para operar una radio en La Unión (Región de Los Ríos).

A ello hay que agregar los inmuebles que eran de propiedad del Estado y que le han sido entregados a través del Ministerio de Bienes Nacionales.

CIPER logró identificar al menos 12 de esas propiedades. Una de ellas, ubicada en la comuna de Estación Central, le fue entregada por Bienes Nacionales a la Corporación Evangélica para el Desarrollo en diciembre de 2013. De la docena de inmuebles, cuatro están ocupados irregularmente.

Como receptora de otra partida de fondos públicos figura la Fundación Causa Común, presidida por el diputado Eduardo Durán Salinas hasta marzo de este año. En su directorio participan su esposa, Marjorie Vásquez, y su hermana Carolina Durán.

La organización recibió $40 millones de la Subsecretaría de Prevención del Delito en 2015 (gobierno de Bachelet). En esta fundación también aparece como director el militante de RN y ex candidato a diputado, Cristián Nieto, uno de los principales impulsores de la estrategia para establecer una bancada evangélica.

Actualmente, Nieto está contratado a honorarios en el Instituto de Previsión Social (IPS), dependiente del Ministerio del Trabajo, con un ingreso de $3,3 millones mensuales.

En medio de la controversia que se generó tras el último Te Deum, se conoció que el gobierno de Bachelet tenía previsto entregar casi $6 mil millones a la congregación del obispo Durán Castro para la remodelación de la Catedral Evangélica.

Esos fondos, que debían provenir de un aporte tripartito de Obras Públicas, Gobierno Regional y Subdere, nunca fueron entregados. En contraste, unos meses más tarde, a fines de 2017, el SII inició su ofensiva sobre el patrimonio del obispo Durán.

Volver al Indice

LAS SOSPECHAS DEL SII

Ya en el primer gobierno de Sebastián Piñera, cuando el SII estaba bajo la dirección de Julio Pereira, el crecimiento patrimonial de algunas iglesias evangélicas y de sus pastores encendió la alerta del organismo fiscalizador. Entre ellas estaba la congregación de Durán que administra la Catedral Evangélica.

Aunque las entidades dedicadas al culto están exentas de tributación, algunas iglesias protestantes han iniciado negocios (ventas de artículos religiosos, medios de comunicación y producción de eventos masivos) que generan importantes ingresos y que, a juicio de la autoridad tributaria, debiesen pagar impuestos.

Otro elemento que contribuye a la opacidad del destino de los dineros que manejan las iglesias evangélicas, es que en su mayoría no cuentan con registros contables claros que permitan determinar los dineros que transfieren a sus pastores para solventar su subsistencia y la de sus familias.

Los pastores no reciben liquidación de sueldo ni hacen boletas de honorarios, y la Dirección del Trabajo tampoco reconoce el vínculo entre ellos y sus fieles como una relación laboral. Todo esto hace muy difícil fiscalizar el origen de sus patrimonios.

Esto último no es tan problemático en el caso de las iglesias pequeñas, pero en los grandes cultos las entradas por concepto de “diezmo” (la donación del 10% de los ingresos mensuales de cada feligrés) y de “ofrenda “(el aporte voluntario que hacen los fieles en los actos litúrgicos) pueden sumar varias decenas de millones de pesos.

Cálculos de pastores de otras congregaciones indicaron a CIPER que en el caso de la Catedral Evangélica, esos aportes pueden ir desde $35 millones a $50 millones mensuales.

Para regularizar la situación, el SII emitió en octubre de 2017 una circular para que las organizaciones sin fines de lucro –como las iglesias– que tengan ingresos anuales superiores a 12 mil UF (más de $327 millones), presenten una declaración jurada detallando ingresos, gastos y registros de contabilidad.

Entre los antecedentes que se tuvieron a la vista para establecer esta resolución, el SII analizó la situación de varias “mega iglesias” evangélicas, entre ellas la congregación de la catedral de Jotabeche.

Fruto de ese trabajo, un grupo de pastores quedó bajo la lupa de Impuestos Internos y en dos casos se inició formalmente la recopilación de sus antecedentes patrimoniales. Uno de ellos es el obispo Eduardo Durán.

Lo que ha quedado en evidencia para los funcionarios del SII es la necesidad de que las iglesias adopten un registro contable que permita establecer de manera fehaciente los ingresos que reciben sus líderes.

Esto, no solo por la evidencia internacional de que algunas congregaciones se han prestado para lavar activos,  como ocurre en México y Colombia, sino porque ya hay casos en que eso ha ocurrido en Chile.

En 2011, por ejemplo, fue condenada la banda narcotraficante “Los Guatones” que estaba relacionada con el pastor Patricio Araya, del Centro de Formación Cristiana Renacer en Cristo, quien actuó como testaferro y recibió millonarios “narco-diezmos” para lavar el dinero de la organización criminal.

Volver al Indice

EL QUIEBRE DEL MUNDO EVANGÉLICO

Tradicionalmente, el Te Deum de la catedral de Jotabeche es organizado por la congregación que administra ese templo en coordinación con las más importantes agrupaciones del mundo evangélico. Pero este año no será así.

El quiebre que se produjo en el Te Deum del año pasado y cuyas heridas aún no sanan, provocó que un importante grupo quede fuera de la ceremonia. Paradójicamente, el mundo evangélico llega quebrado a este oficio de acción de gracias.

Tres son las principales entidades que agrupan a los evangélicos chilenos: el Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas (Coniev, liderado por el obispo Eduardo Durán), la Mesa Ampliada (encabezada por el obispo Emiliano Soto) y el Consejo Nacional (que dirige Jorge Méndez).

El año pasado todas ellas se coordinaron para organizar el Te Deum, como ha ocurrido históricamente, pero el Coniev (anfitrión de la catedral) introdujo cambios en el programa de la ceremonia a última hora sin avisar a las demás agrupaciones.

La modificación más sorpresiva fue introducir al hijo del obispo Durán como orador, a pesar de que no es pastor y que era candidato a diputado en las elecciones que se celebraron dos meses después.

El ahora diputado Eduardo Durán Salinas reprochó duramente a la presidenta Bachelet -sentada en la primera fila del templo- por los proyectos sobre aborto, identidad de género y matrimonio igualitario, generando un clima muy tenso al alterar el propósito de unidad de la ceremonia.

Los representantes de la Mesa Ampliada, que siempre han tenido cercanía con la centroizquierda, lo consideraron un agravio inaceptable a la institución de la Presidencia de la República. Ese quiebre perdura hasta hoy: los dignatarios de la Mesa Ampliada no fueron invitados al nuevo acto litúrgico.

La relación del sector evangélico que lidera el obispo Durán Castro con el gobierno de Sebastián Piñera se desarrollaba en plena armonía, hasta que La Moneda decidió hacer suyo el proyecto de ley de identidad de género y enviarlo al Congreso con trámite de urgencia.

En la sesión de la Cámara de Diputados del 12 de septiembre, en la que ese proyecto se aprobó, el diputado Eduardo Durán, hijo del obispo, hizo explícita su indignación:

-Se aprobaría el matrimonio homosexual por secretaría, ya sin haber mediado una discusión legislativa sobre esa temática. Parejas homosexuales podrían casarse, para lo cual bastaría con que uno de ellos se cambie de sexo. En términos de pensiones, los hombres podrían decidir ser mujeres para jubilarse con anticipación…

Durán también le mandó un mensaje a La Moneda:

“Siento un dolor porque el gobierno ha tomado banderas que no le corresponden. La inmensa mayoría que en segunda vuelta le dio apoyo a nuestro gobierno, hoy se siente traicionada”.

Fuente: CIPER Chile

Volver al Indice


Pastor Durán, un Piñerista Satánico

Hijo de un obispo evangélico -que es miembro del comando de Piñera- y candidato a diputado por el distrito 13, Durán Salinas lidera un grupo de evangélicos llamados “Por un Chile para Cristo”, que busca irrumpir de lleno en la escena política. Dicen representar a un 18 por ciento del país.

Era una celebración, pero fue el Te Deum Evangélico más político de todos. La presidenta Michelle Bachelet era la invitada principal a la ceremonia. Y llegó hasta al Templo Catedral Metodista Pentecostal en medio de gritos e insultos en su contra. Era solo el comienzo. Los evangélicos le hicieron ver a la mandataria su rechazo a los proyectos de despenalización del aborto y de matrimonio igualitario.

Una vez ingresados todos, quien presentó a las autoridades fue el obispo Eduardo Durán Castro. Nombró a Bachelet y al presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch ante el silencio del público. Después mencionó a Sebastián Piñera, quien fue ovacionado.

El candidato fue invitado en su calidad de ex presidente. Fue recibido por el hijo del obispo, Eduardo Durán Salinas y sentado al lado del presidente de la Corte Suprema.

Las relaciones de la familia Durán con Piñera no es nueva. El padre ha extendido importantes redes políticas y hoy es parte del Consejo Ciudadano del comando del empresario.

El hijo, Durán Salinas, fue nombrado gobernador de la provincia de Ñuble por el propio Piñera y hoy es candidato a diputado por el distrito 13 de Santiago, en representación de Renovación Nacional.

Y fue su locución la más polémica de todas. No solo fue la más dura contra la presidenta Bachelet. Históricamente, los que hablan en el Te Deum Evangélico son obispos que representan a alguna iglesia.

Durán Salinas no es obispo y fue el único laico en tomar la palabra.

“Hoy son otros los molinos de viento que tenemos que enfrentar, que se traducen en la promulgación de leyes que van en contra de todos nuestros principios, que violentan nuestra conciencia y que también violentan nuestra fe. Hoy los movimientos minoritarios han logrado instaurar una agenda que ni siquiera cuenta con el respaldo mayoritario de la ciudadanía. Identidad de Género, matrimonio igualitario, despenalización del aborto son leyes que no representan nuestros valores cristianos”, afirmó.

También se refirió a “algunos cristianos” que se han levantado para ser candidatos, como él.

El gobierno calificó lo de ayer como un “mitín político” y la presidenta se retiró rápidamente del lugar, sin antes decirle al obispo Eduardo Durán Castro que lo vivido en la jornada había sido “un abuso”.

Durán Salinas es parte de un grupo evangélico dispuesto a disputar los espacios políticos, rompiendo la tradición religiosa en el país. Es uno de los líderes del movimiento Por un Chile para Cristo, que se ha opuesto a cada uno de las llamadas reformas “valóricas” lideradas por el gobierno de la Nueva Mayoría.

Los evangélicos dicen no ser de derecha ni de izquierda. Según un reportaje de The Clinic sobre el grupo, dicen que representar a un 18% del país, que tienen un potencial de 3 millones de votos y que llegarían al Congreso con sus propios representantes.

Además de Durán, otros 10 de sus miembros son candidatos, todos en la lista de Chile Vamos. Quieren emular la experiencia de Brasil, donde los evangélicos poseen una poderosa bancada de 75 diputados, más amplia que la del Partido de los Trabajadores.

La descriteriada historia del “canuto” loco que subió al altar a increpar a Bachelet en Te Deum evangélico

Definición wikipedia de canuto:

En Chile, se llama así a los seguidores de Juan Canut de Bon y en general a todas las iglesias evangélicas. Canut de Bon fue un predicador español que difundió su fe protestante y fundó Iglesias evangélicas en Chile durante el siglo XIX. No es primera vez que Eduardo Durán Salinas se enfrenta a Bachelet. Lo hizo en forma grosera también en 2013, cuando era Gobernador nombrado por Piñera, que lo miró complaciente el domingo pasado.

Eduardo Durán Salinas estaba feliz el domingo. Había cumplido con Piñera que lo nombró como su Gobernador en el Ñuble durante todo su Gobierno, había dado un golpe “bajo” a la máxima autoridad del país -a la Presidenta Bachelet, le había demostrado a su padre, el Obispo de la Iglesia Metodista Pentecostal, Eduardo Durán Castro, que ya era un político “hecho y derecho” y bien de derechas y de paso lanzó su candidatura a diputado por RN usando el altar de la denominada Catedral Evangélica.

Durante más de nueve minutos, Eduardo Durán Salinas, más conocido como “el loco Durán” en círculos evangélicos, se subió al altar de la Catedral de esta agrupación cristiana, lanzó duras diatribas en contra de la Presidenta Bachelet, usó TVN en directo en todas su frecuencias y una semi cadena nacional de televisión que sólo se vio opacada por el paso del Huracán Irma que llegaba ese día domingo a Miami.

De paso, con su traje azulino, lanzó miradas cómplices a quién le dio una oportunidad en la política, Sebastián Piñera, quién lo designó Gobernador de Ñuble durante los cuatro años que duró su gobierno. Su tarea estaba cumplida.

Ku Klux Klan chilensis

La facción evangélica de los Durán, es la más ultra derechista y conservadora de esta iglesia. Son una especie de Ku Klux Klan chilensis. Se oponen a todo o casi todo. Están en contra del aborto en todas sus acepciones; contra las separaciones matrimoniales; obvio, contra el divorcio; y apoyaron (y apoyan) fielmente a la dictadura y a Pinochet.

Es más, el Te Deum o acción de gracias evangélico no existía. Y esta facción cristiana -luego de las críticas de Pinochet en plena dictadura a la Iglesia católica y a su Cardenal, el salesiano Raúl Silva Henríquez- decidió “bajar el perfil” al Te Deum católico que se realiza todos los 18 de septiembre.

Para ello, militares y obispos evangélicos idearon en 1976 que el domingo anterior al dieciocho, se realizaría esta misa de acción “por la Patria”. Pinochet era fervorosamente aplaudido por las huestes evangélicas, mientras la Iglesia católica que encabezaba Silva Henríquez ideaba fórmulas para ayudar a los perseguidos, torturados, exiliados y obviamente a los familiares de los detenidos desaparecidos. Los evangélicos nunca o casi nunca criticaron al régimen militar y hay muy pocas evidencias que ayudaron a los que eran violados en sus derechos humanos.

Pero el “loco” Durán tiene una historia de polémicas en la política. Llegó a militar a Renovación Nacional, según actuales diputados de RN, con el apoyo del actual secretario nacional de este partido, Mario Desbordes, quién ha sido el personero político que más le ha dado apoyo por sus groseras diatribas contra la Presidenta Bachelet.

“El tipo es impulsivo, con rasgos mesiánicos, y muy frecuentemente agresivo, llevado a sus ideas” señala un integrante de esta iglesia  a Cambio21. “Siempre quiere tener la última palabra”, agrega.

“Nos sorprendió a todos” señala el Obispo Emiliano Soto que vio que Durán Salinas subía al estrado religioso a lanzar su proclama política contra el gobierno con la complacencia de Sebastián Piñera.

“Fue un aprovechamiento político” reitera Emiliano Soto que agrega que se habían reunido con el padre del “loco” Durán a organizar el Te Deum y nunca estuvo en el programa, el diácono Durán Salinas.

Pelea en Chillán

Pero las “locuras” de Durán Salinas no se detienen en el Te Deum el domingo pasado.

En su época de Gobernador, nombrado por Piñera, tuvo varios desencuentros con la entonces oposición, hoy en el Gobierno.

“Daba órdenes y luego contra ordenes, utilizaba de mala manera a Carabineros y a la policía de Investigaciones. En vez de ser Gobernador, era un operador político de cuarta categoría. Es muy autoritario”, señala un dirigente de la DC de Chillán.

En el PS señalan que en RN lo colocaron de Gobernador para potenciarlo como candidato a diputado, a sabiendas que el parlamentario de esa zona, Rosauro Martínez, -un ex militar acusado de delitos de lesa humanidad y desaforado- dejaría el Congreso.

Lo particular es que la apuesta de dejarlo como reemplazante de Rosauro Martínez no resultó:

“Piñera terminó su mandato el 11 de marzo de 2014 y Durán el 12 de marzo se fue de Chillán y no volvió más”, nos señalan.

Pero los desencuentros con Bachelet no son nuevos: corría el 2013 y todo indicaba que Bachelet sería nuevamente Presidenta de Chile. Era fines de ese año y la actual mandataria cerraba su campaña en Chillán.

Para organizar una manifestación y ocupar las plazas o calles hay que pedir permiso al Intendente o al Gobernador de la zona. Los organizadores del evento pidieron permiso al intendente piñerista del BioBio, Víctor Lobos. Este aceptó pero les pidió que consultaran con el Gobernador Eduardo Durán Salinas.

La avanzada bacheletista había decidido hacer el evento político-artístico cerca de la Plaza de Armas, pero Durán se opuso. Incluso dio órdenes al Prefecto de Carabineros a “que usara toda la fuerza para que no se realizara el acto”. El jefe policial tuvo más criterio y esperó una orden del Intendente. Luego de varias gestiones, y con la oposición de Durán, el evento se realizó en la plaza de Armas, donde llegaron más de mil personas.

Descriteriado

“Este sujeto, que tiene un criterio limitado, es un descriteriado”, señala a Cambio21 el senador Felipe Harboe que vivió ese tenso momento.

“Este tipo mandó a desalojar el lugar. Se comportó como es: un inmaduro, impulsivo. No estaba a la altura de un Gobernador”, reitera Harboe.

Le preguntamos al senador si cree que Durán ha cambiado. Y es tajante: “Claramente no. El domingo intentó congraciarse con Piñera. Y si uno lee los tuiter de Piñera y su jefe de comando, Andrés Chadwick, durante y después de la ceremonia, estaban felices con lo que había pasado”

Y hoy el senador de derecha Manuel José Ossandón se refirió a este tema: “No comparto las declaraciones de Piñera.  Siento que no fueron republicanas, porque la Presidencia de la República merece todo el respeto” aludiendo a que el Piñerismo en pleno “aplaudió” la grosera acción del “loco” Durán.

Fuente: Clarinet

Volver al Indice


Los evangélicos favoritos de Piñera que se quedaron con la Universidad del Mar

por Ricardo Ahumada

Liderados por el polémico obispo de la Catedral Evangélica, Eduardo Durán, el grupo que encabeza el nombrado “Alto Representante” de su credo ante La Moneda, se hará cargo del 66,6% de la Universidad del Mar, si el CNE no decide cerrarla definitivamente. Un traspaso por el que juran no haber pagado un peso y que cumple el anhelo que dicen haber buscado por más de 50 años, el que Durán -acusado por otra facción de evangélicos de provocar un quiebre histórico entre canutos chilenos y de ser un operador político de Piñera entre los evangélicos- habría recibido como “encomienda en vida”.

Ocho días antes del Te Deum evangélico de este año, un grupo de evangélicos liderados por el obispo Emiliano Soto que preparaba una ceremonia alternativa programada para el mismo día y hora que el tradicional acto que se realiza en la Catedral Evangélica de Chile decidió posponer su actividad.

¿La razón? Sebastián Piñera había optado por asistir al evento en el histórico edificio de Jotabeche 40, aceptando la invitación del “Alto Representante” de ese grupo religioso, el obispo Eduardo Durán Castro, y dejando sin contestar la de la Mesa Ampliada Evangélica y la Unión Nacional Evangélica.

Una muestra que desde la vereda contraria fue considerada como el mejor ejemplo de “la barra” que tiene el Presidente Piñera por el grupo protestante que administra la Catedral Evangélica, los mismos que la madrugada del miércoles acordaron recibir el 66,6% de la propiedad de la Universidad del Mar sin dinero a cambio.

Dos Te Deum, un camino

El conflicto del doble Te Deum fue el último de los encontrones de lo que se ha llamado el mayor quiebre entre las iglesias evangélicas en nuestro país. Un quiebre que tiene como protagonista principal al líder de Jotabeche.

Durán, quien el 3 de diciembre de 2009 organizó un encuentro del entonces candidato a presidente Piñera en Recoleta haciendo un llamado, junto a otros pastores protestantes, a votar “a conciencia” en esas presidenciales, ha tenido una fructífera relación con el Ejecutivo.

Esto, a diferencia de la posición de Emiliano Soto, quien llamó por su parte a votar por el entonces candidato a presidente Eduardo Frei.

El año pasado, siendo aún pastor de la catedral, fue elegido por el gobierno como “Alto Representante” de ese credo ante La Moneda, siendo el primero en obtener ese título sin ser obispo en ese momento.

Con buena llegada con el ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet, Durán ha tejido una fuerte relación con el gobierno e incluso con los parlamentarios de la Alianza en el Congreso.

Antes de toda la polémica de los Te Deum, Durán recibió a Larroulet y el subsecretario de esa cartera, Claudio Alvarado, con un desayuno el viernes 31 de agosto 2012, para ultimar detalles del Servicio de Acción de Gracias.

Además, el hijo del pastor, Eduardo Durán Salinas, fue nombrado gobernador de Ñuble con la llegada de Piñera al poder después de perder en las parlamentarias de 2009 por el distrito 45 (Coronel, Florida, Hualqui, Penco, Santa Juana y Tomé).

Pero a Durán, también se le imputa ser el principal culpable del quiebre evangélico tras filtrar, supuestamente, la información del presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal, el obispo Roberto López Rojas, quien habría realizado cursos de perfeccionamiento en la CNI y de cumplir funciones como agente de la Dirección de Inteligencia Naval durante la dictadura.

Por esta razón, el obispo López envió una recomendación de suspender por un año a Durán de sus funciones a La Moneda, algo que en la práctica no se llevó a cabo.

Una misión ministerial, un llamado superior, un apostolado

Aunque antes de concretarse el traspaso efectivo los evangélicos revisarán los estados financieros de la cuestionada Universidad del Mar, ya es un hecho que Durán y otros dos pastores se harán cargo de ella a la espera de la ratificación del cierre, que decidirá el Consejo Nacional de Educación.

Y ya comenzaron a diseñar lo que será el proyecto educativo de la primera universidad evangélica del país. Así lo relata el pastor Herny Cortés Chappa, uno de los encargados de este proyecto.

El también ingeniero civil y presidente de la Corporacion Nuevo Pacto Iglesia y Ministerio dice que no le preocupa las críticas del otro sector de ser “regalones del gobierno” porque de alguna manera Durán “es la cara visible de la casa de todos los evangélicos”.

“Esos comentarios no me complican porque nosotros participamos de todos los sectores sociales, políticos y todos hablan súper bien. Yo tengo amigos en todas las líneas, muy a la derecha y muy a la izquierda y participan todos. Además, te recuerdo que somos excesivamente democráticos y no tenemos una voz única. Yo estoy muy tranquilo y creo que vamos a trabajar muy bien con la gente de la Universidad del Mar, sin excluir a nadie”.

Según Cortés, aunque no es en las mejores circunstancias -con la universidad en proceso de cierre e investigada por el caso de sobornos por acreditaciones- éste es un anhelo que por más de 50 años ha perseguido la comunidad evangélica y que el propio Durán “recibió la encomienda en vida de construir una universidad evangélica y hoy día, que ya está en sus años de adulto mayor, la posibilidad se está abriendo”.

Por esa razón, ven con buenos ojos el futuro del plantel y esperan que el gobierno les dé la oportunidad de levantar un proyecto con sello valórico-cristiano-evangélico-protestante, por el que esperan ocupar su crianza de restauración y en el que esperan, si los estatutos lo permiten, tener su facultad de Teología y Ministerios.

Un traspaso por el que juran no haber traspasado dinero y que dicen no ver como un negocio, aunque los mismos aclaran que de prosperar el acuerdo, ellos se harían cargo de la deuda del plantel, la que en estos momentos superaría los tres mil millones de pesos.

“Esto lo vemos como una misión ministerial, un llamado superior, un apostolado porque tienen que entrar actores nuevos al sistema. El sistema no puede seguir como está. Y el legislador tiene que tomar conciencia de que la educación superior como está colapsó perjudicando a los más débiles. Este es el momento de tener una mirada distinta y para nosotros esto no es un negocio, esto es un llamado de vida”, dice.

Fuente: The Clinic

Volver al Indice


Todo queda en familia: pastores evangélicos que insultaron a Bachelet trabajan para Piñera

Un año atrás, en plena recta final de la campaña presidencial para definir el reemplazo de la entonces presidenta Michelle Bachelet, los chilenos fueron testigos de un espectáculo nunca antes visto: la tradición republicana del tedeum religioso fue manchada de política por un pastor que encaró a Bachelet para pedirle que metiera la biblia en sus políticas sociales.

El protagonista fue el obispo evangélico Eduardo Durán Castro, papá de un diputado Eduardo Durán Salinas, de Renovación Nacional el partido de Sebastián Piñera. Sobre el pastor canuto hay una investigación de parte de la Fiscalía de Alta Complejidad de la Zona Oriente para determinar eventuales delitos de lavado de dinero o infracciones tributarias. Esto, por su alto patrimonio, cercano a los dos millones de dólares.

Curiosamente, Durán y otros de los evangélicos que hicieron el show contra Bachelet -cuestionando sus políticas y a su gobierno por temas como el aborto o la ampliación de los derechos sociales-, trabajan para Piñera.

Según reporta el diario La Tercera, además de Durán -quien fue parte del Consejo Ciudadano durante la campaña de Piñera y hoy es el representante protocolar de las Iglesias Evangélicas y Protestantes ante el Estado chileno-, hay otros evangélicos del famoso tedeum en cargos estateles.

En 2017, para la preparación del tedeum se reunieron representantes evangélicos y el equipo de avanzada de Bachelet para revisar los detalles del acto. Pese a ese encuentro, por esos días señalaban desde el gobierno que no se les informaron todos los detalles ni lo que consideraron como “sorpresivas” intervenciones de algunos personeros.

Aquella vez se redactó un documento con el programa, en el que figuraba como coordinador el pastor Patricio Moya, secretario ejecutivo del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, y quien fue uno de los que lanzó críticas en el tedeum al gobierno de Bachelet.

Moya -quien dijo esa vez que “no ha habido leyes urgentes para las necesidades reales de la gente”- fue candidato a concejal en 2012 por Renovación Nacional. Y varios en la centroizquierda dicen que es cercano al exalcalde Luis Plaza, en cuyo mandato en la Municipalidad de Cerro Navia lideró la Oficina de Asuntos Religiosos.

Actualmente, Moya aparece desde el 18 de junio contratado a honorarios como “experto” en el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres) -que lidera Gonzalo Blumel– con una remuneración de $1.032.355 y con una “calificación profesional o formación” de “Licencia de Enseñanza Media”. Todo esto, de acuerdo al registro que aparece en el portal de Transparencia de la Segpres.

Otro de los protagonistas del controvertido tedeum de 2017 es el entonces director de comunicaciones del Concilio de Iglesias Evangélicas, Cristián Nieto, quien días después del evento rechazó la reacción del gobierno de Bachelet y habló de un “enfriamiento” de las relaciones con La Moneda.

Nieto fue candidato a diputado de RN por Cerro Navia en 1997 y asesoró a Augusto Pinochet Hiriart en el período en que el padre de este último se encontraba detenido en Londres. Y actualmente se encuentra trabajando a honorarios, desde el 16 de abril, en el Instituto de Previsión Social (IPS), organismo dependiente del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, que encabeza Nicolás Monckeberg (RN).

Según la información del portal de Transparencia de esa unidad, Nieto -de profesión periodista- figura con la función de “asesorar al subdirector de Servicios al Cliente y a las distintas áreas de la Subdirección en el proceso de mejora continua de la gestión en distintos ámbitos con un foco en el perfeccionamiento de la atención ciudadana”. Esto, con una remuneración mensual de $3.333.333.

En 2017, estos y otros de los representantes evangélicos apuntaron en el tedeum a los temas valóricos que levantó Bachelet en su gobierno, como el aborto y matrimonio igualitario, agenda que sigue generando, en la actual administración, controversia con los sectores más conservadores del oficialismo. Esto, aunque por otras materias, como la decisión de Piñera de involucrarse en la ley de identidad de género, que fue aprobada esta semana en el Senado con la mayoría de los legisladores de Chile Vamos votando en contra.

Fuente: Mal Salvaje

Volver al Indice

DEJA UNA RESPUESTA