Contra-reforma Tributaria y Pymes: Piñera Mintió Otra Vez

0
558

No es ninguna novedad decir que la mendacidad de Piñera es incorregible. El problema es que los que lo votaron el 17 de diciembre no pueden ignorarlo.

De hecho, volvió a mentir con el recauchaje tributario presentado como una “reforma”, que apunta a liberar de impuestos a los ricos, a pretexto de favorecer a la pequeña y mediana empresa, PYME.

El presidente de la Asociación de Exportadores y Manufacturas, lo puso en su lugar: el proyecto, en caso de ser aprobado, sólo beneficiaría al  1,5% de las pymes que bordean el sector de la Gran Empresa.

A contramano, el sector de la Gran Empresa volverá a no pagar impuestos, porque en el sistema integrado, imputan su tributación personal a la que pagan por la empresa, o viciversa.

En efecto, el nuevo sistema, denominado Sistema Integrado Total (SIT), contempla el fin del régimen actual semiintegrado -que tiene una integración de solo 65%- y determina que el impuesto de primera categoría de 27% sea imputable al 100% contra impuestos finales que pagan las personas y que la tributación sea sobre la base de retiros efectivos.

El efecto neto será una menor recaudación de unos US$800 millones al año, que deberemos financiar entre todos.

Entonces, en vez de avanzar en el combate a la desigualdad, lo que hace el proyecto de Piñera es profundizarla.

Y todo esto con el mayor descaro e hipocresía, en nombre de las pymes.

La oposición cometería un pecado de lesa patria si le da la pasada al proyecto.


Roberto Fantuzzi: Reforma tributaria beneficia a menos del dos por ciento de las Pymes

por Rodrigo Fuentes

El presidente de la Asociación de Exportadores y Manufacturas, Asexma Chile, criticó la utilización que ha realizado el gobierno sobre la Pequeña y Mediana empresa, para impulsar la prenormativa de modificación tributaria. También existen dudas sobre el detalle de la iniciativa y como será aplicada sin que el Estado deje de recibir recursos.

Después del anuncio del Ejecutivo sobre el envío al Parlamento del proyecto de modificación tributaria, los grandes gremios empresariales celebraron la iniciativa y lo calificaron como un “enorme alivio”, especialmente en lo que se refiere a sistema integrado.

Sin embargo, representantes de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), han cuestionado que la iniciativa beneficie a todo el sector, tal como lo ha manifestado el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Para el presidente de la Asociación de Exportadores y Manufacturas, Asexma Chile, Roberto Fantuzzi, el gobierno ha manoseado a las Pymes, dando cifras erradas sobre los realmente beneficiados con el proyecto de modificación tributaria.

A juicio del dirigente, las 150 mil Pymes beneficiadas para el Ejecutivo, son sólo un 1,5 por ciento del más de millón de empresas que clasifican en el país como micro, pequeña y mediana, que, según la prenormativa, son aquellas que tienen ganancias anuales bajo los mil trecientos millones de pesos aproximadamente.

“Las grandes empresas van a pagar muchísimo menos impuestos por el global complementario, porque estas compañías pagan cero en el integrado, me explico, las empresas cancelan por los accionistas, quienes todo lo descuentan a través de su global complementario, impuestos personales. Entonces las pequeñas y medianas que son los 150 mil que menciona el ministro, son en realidad más de un millón, o sea, esto beneficia a menos del 2 por ciento del total. Escucho tanto al ministro de Hacienda utilizar a las Pymes, como si este fuera un gran proyecto de Pymes”, afirmó.

El dirigente gremial  indicó que otra medida incluida en eventual beneficio de la Pymes es la denominada contabilidad simplificada. Sin embargo, para el presidente de Asexma, esto no equipara el escenario, sino que más bien obedece a la modernización del sistema tecnológico, no a una política de distribución del ingreso.

Otro de los puntos en discusión en la modificación tributaria es cómo el Estado recuperará los recursos perdidos al poner en marcha medidas como integración del sistema, depreciación acelerada y la ampliación de crédito especial de IVA para la construcción de viviendas.

Para el director ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile, Gonzalo Polanco, esto se resolvería, preliminarmente, con el 10% de carga impositiva a las plataformas digitales y las medidas contra la elusión, sin embargo, precisó, se tiene que conocer los detalles de la iniciativa para comprender realmente cómo se va a suplir la disminución en la recaudación.

“La lucha fuerte contra la evasión tributaria no es algo novedoso, de la misma forma fue planteada durante la reforma tributaria del período de Michelle Bachelet, ahora volvemos nuevamente a la necesidad de bajar las tasas de evasión. Existen medidas que generan bastantes dudas, incertidumbres, especialmente a la que se refiere al régimen especial en la región de La Araucanía. Existen beneficios similares como la Ley Navarino, Ley Palena, que otorgan exenciones tributarias para aumentar la inversión en la región, sin embargo, no se han visto reflejadas en las comunidades locales”, argumentó.

Gonzalo Polanco valoró igualmente la creación de una Defensoría del Contribuyente, una especie de departamento de ingeniería tributaria y abogados expertos en la materia que se dedicarán a asesorar a Pequeños y Medianos empresarios. Sin embargo, advirtió que son opiniones generales, por lo que recalcó en la necesidad de desmenuzar el detalle de la modificación tributaria.

Fuente: Radio Universidad de Chile


Nicolás Grau: Reforma tributaria financia reducción de impuestos a los ricos

por Rodrigo Fuentes.

En entrevista con Radio y Diario de la Universidad de Chile, el profesor del Departamento de Economía de nuestra casa de estudios, analizó la reforma del gobierno de Sebastián Piñera, que, en términos generales, no apuntaría a una menor desigualdad, sino que beneficiaría a los más acaudalados y perjudicaría a las personas que económicamente menos tienen.

Los gravámenes que bajan son principalmente los dirigidos a las compañías más grandes, aquellas que concentran el capital, y lo que sube es la recaudación del IVA, a través de la boleta electrónica. De esta forma resumió el economista y profesor de la Universidad de Chile, Nicolás Grau, la reciente reforma anunciada por el Mandatario Sebastián Piñera.

Al respecto manifestó  que el comprobante electrónico será la herramienta que generará los mayores ingresos al Estado, esto porque su aplicación permitiría reducir la evasión tributaria, a través del aumento del monto de las ventas declaradas por parte de las micro y pequeñas empresas.

Sin embargo, para Nicolás Grau, el proyecto del Ejecutivo está lejos de analizar e integrar a la palabra desigualdad, pese a que en las economías más desarrolladas del mundo los cambios impositivos se utilizan para estrechar la brecha entre los más ricos y los más pobres.

“El sistema tributario tiene un rol de igualar los ingresos de los habitantes, a través de los impuestos progresivos, no solo para impulsar mejoras en obras públicas, sino que igualar también los ingresos económicos de la población”, afirmó.

El también investigador del Centro de Estudios para el Conflicto y la Cohesión Social (Coes), argumentó que los países de la OCDE tienen un Estado más grande que el nuestro, recaudan más del 30 por ciento del PIB, mientras Chile sólo tiene el 20 por ciento.

“Entonces si Chile quisiera imitar a las naciones desarrolladas, que dice querer igualar en esta materia, lo que tendría que hacer es aumentar progresivamente los impuestos, y que estos incrementos sean desde los sectores de más altos ingresos. Esta contrarreforma, de acuerdo a lo que dice el gobierno, no mueve lo primero, porque no recauda más y por el lado de la progresividad se mueve en dirección opuesta, porque lo que está haciendo es financiar una reducción de gravámenes de los que ganan más, subiendo el IVA a las demás personas”, subrayó.

El economista Nicolás Grau criticó la poca transparencia del Ejecutivo al utilizar la modificación como marketing, manipulando reiteradamente la palabra Pymes, y no explicándola, a través del debate de hechos.

Precisó que el problema más serio de Chile, y en general de toda Latinoamérica, es la alta concentración de poder económico, sin embargo, para el experto, acá se está apostando a la “política del chorreo”, y no tomando en cuenta que los beneficiados pueden tomar sus millonarias ganancias y colocarlas en paraísos fiscales, engañando el espíritu de la ley.

Grau comparó además la reforma tributaria del gobierno anterior con la denominada contrarreforma del actual mandato.

“Lo que se hizo para incrementar los gravámenes a los más grandes fue desintegrar parcialmente el sistema, es decir, un tercio de los impuestos que pagan realmente las sociedades anónimas nunca se devolvieron, no se utilizaron como crédito, como es el caso del diez por ciento que paga la mayoría de la gente. Lo que hace este gobierno es disminuir las tributaciones, a través del sistema integrado, incluso en menor medida de lo que proponía la reforma de Michelle Bachelet”, argumentó.

El profesor del Departamento de Economía de nuestra casa de estudios, agregó que otra de las diferencias de la reforma anterior es el fin a la norma general antielusión, donde se había promulgado un reglamento amplio para evitar que las grandes empresas buscarán resquicios para pagar menos cargas. Ahora, precisó, el Servicio de Impuesto Internos (SII) tendrá que detalladamente exponer las reglas del juego para que las compañías más acaudaladas eviten o inventen nuevas formas para no pagar gravámenes.

Finalmente, el experto realizó un llamado a la ciudadanía para que ellos mismos comparen y analicen los grandes cambios de la modificación. Por ejemplo, indicó, comparar cuando van a ganar las Pymes en reducción de tributaciones y cuanto captarán las grandes empresas.

Fuente: Radio Universidad de Chile

DEJA UNA RESPUESTA