Insólita Estolidez de Ministro de Educación: El Error no es de Varela Sino del que lo Puso Ahí

0
261

La increíble la capacidad de este gobierno empresarial de meterse autogoles y dispararse a los pies por el expediente de la arrogancia, estupidez e ignorancia, volvió a aflorar. Y de nuevo, fue el ministro de educación, Gerardo Varela, que a sus habituales desaciertos, agregó el llamado  la comunidad educativa a realizar bingos para reparar infraestructura.


Logró casi un milagro: unió a las oposiciones, y aún a ciertos representantes de la propia derecha en la crítica a sus desafortunadas declaraciones, que no fueron improvisadas, sino producto de un texto escrito, como se verá a continuación.

Tanto es así que el senador de RN, Manuel José Ossandón, lo califico de ministro “catrasca”, o sea, que se manda cagada tras cagada.

Esto se permitió decir el ministro de Educación:

“Todos los días recibo reclamos de gente que quiere que el Ministerio le arregle el techo a un colegio que tiene goteras o una sala de clases que tiene el piso malo y yo me pregunto, ¿por qué no hacen un bingo? ¿Por qué desde Santiago tengo que ir a arreglar el techo de un gimnasio? Son los riesgos del asistencialismo. La gente no se hace cargo de sus problemas sino que quiere que el resto lo haga”.

No es que Varela se haya mandado un condoro; aunque lógicamente, no deja de serlo; sino que habla desde sus convicciones ideológicas, de empresario de la educación.

Y si se coloca la educación a cargo de un empresario, no puede esperarse que avance hacia la educación pública, como viene pidiendo insistentemente el movimiento estudiantil desde 2006, y particularmente, desde 2011.

En ese sentido, la clave política del incidente es la respuesta de Piñera a la demanda del movimiento estudiantil y la comunidad de la educación: ponerles un ministro que representa exactamente las antípodas de sus demandas.

Entonces, la pregunta es cuánto se demorará el movimiento estudiantil en salir de su letargo.

Las pruebas de que sus  palabras corresponden a su sesgada concepción de la educación las entregó él mismo, con sus no menos torpes intentos de justificarlas, acompañado de las consabidas disculpas, y del sambenito de que lo sacaron de contexto:

“No se quede con la literalidad de las palabras. Lo importante es que los problemas chicos a nivel local deben solucionarse a ese nivel”.

Agregó que el ejemplo de los bingos lo hizo para graficar la necesidad de “esfuerzo y trabajo”. Admitió que “efectivamente dado el resultado fue un mal ejemplo”, pero lamentó la lectura que se hizo respecto a sus dichos, ya que “el mensaje es otro: soluciones locales a problemas locales”.

Sin embargo, rescató que sus dichos permitieron “tener una conversación importante sobre el tema de fondo”:

“Esta clase de controversias no es algo que yo busque, simplemente me toca hablar mucho, y no siempre lo que digo es interpretado correctamente, pero después se nos da la oportunidad de conversar para focalizarse donde está la discusión”.

Para despejar cualquier duda acerca de que su concepción ideológica de la educación, añadió:

“Sí, es un problema del Estado que se llueva un colegio, pero que eso se ataca a través de la subvención y cuando el problema es mayor, el Mineduc interviene con su departamento de infraestructura. Nosotros entregamos la subvención para que se gaste bien y hay que pedírsela a quien corresponda cuando se necesite hacer ese tipo de reparaciones”.

A su juicio, la solución se reduce a denunciar el mal uso de las subvenciones:

“Aquellas personas que tengan un reclamo respecto a un mal uso de las subvenciones pueden denunciar a la superintendencia. Parte de la subvención tiene infraestructura”.

En suma, si alguien supone que el gobierno empresarial de Sebastián Piñera escuchará las demandas de los estudiantes o se proponga avanzar aunque sea un milímetro en educación pública, tendrá que sentarse a esperar que a las ranas críen pelo.

Tanto más, cuanto que Piñera, con esa inagotable capacidad de utilizar el lenguaje para no decir nada, y para resolver problemas complejos con un par de lugares comunes y frases cliché, respaldó a Varela:

“Uno puede compartir o no compartir las formas, yo prefiero quedarme con el fondo, y el fondo es muy simple: nuestro compromiso como gobierno es hacer la gran revolución pendiente en materia educacional, que es mejorar la calidad de la educación de nuestros niños, jóvenes y trabajadores”.

Si, ya sabemos; según su ministro de educación, sobre la base de bingos.

Evidentemente, no podía dejar pasar la ocasión de echarle la culpa al gobierno anterior:

“El pasado gobierno de la Nueva Mayoría hizo muchas reformas en materia de educación, pero dejó de lado la calidad, como mencioné anteriormente”.

Concluyó con una de sus características ramplonerías:

“Para poder alcanzar ese objetivo, es fundamental lograr el apoyo y participación de la sociedad civil”.

Solo le faltó aclarar que la mejor participación de la sociedad civil consiste en agotar los cartones de los bingos.

Lo cierto es que cuando se analizan actuaciones y declaraciones como las que hoy se despacharon Piñera y Varela, más cuesta entender en qué estaba pensando la mitad de la mitad de los chilenos que votaron en segunda vuelta el pasado 17 de diciembre, cuando eligieron a semejantes pedantes, esperpentos y faroleros.

La reunificación de la oposición

Cuanto menos, tuvieron la cualidad de unir a las oposiciones en la crítica:

La diputada comunista, Karol Cariola, respondió por twitter:

“¿el Ministro de Educación sabrá que en los liceos, quienes pasan frío cuando no hay ventanas y se llueven cuando hay goteras son niños y niñas? ¿Entiende el Ministro su cargo?”.

Y agregó:

“El Ministro reconoce que le llegan todos los días solicitudes de apoderados por necesidades de reparación en liceos y no se percata que SU TRABAJO es resolver esos problemas, quizás crear un plan de reparación de liceos, etc. No ¡los manda a hacer Bingos! ¿Gobierno de excelencia?”.

La diputada Camila Vallejo, también manifestó en twitter:

“Es una falta de respeto hacia los estudiantes y sus padres que el ministro los mande a hacer bingos para suplir la labor que A ÉL LE CORRESPONDE. Este nivel de inoperancia e ineptitud es inaceptable!!”.

El diputado Fidel Espinoza señaló sobre los dichos de ministro de educación por Bingo en colegios:

“El Ministro traspasó todos los límites; no resiste un día más en el cargo. Ya es una vergüenza”.

El parlamentario pidió al Presidente de la República que se pronuncie por las declaraciones de Gerardo Varela:


El presidente del PS, senador Alvaro Elizalde, señaló:

“Esto es como un deja vú, porque este libreto ya lo conocimos en el primer gobierno del Presidente Piñera, cuando señaló que la educación era un bien de consumo. Y la verdad es que el ministro se ha salido del libreto varias veces, pero cada vez que se sale lo que hace es expresar al parecer la opinión del Gobierno”.

Agregó:

“La educación es un derecho y debe ser financiada para garantizar dignidad a todos los niños, niñas y jóvenes de Chile, no importando su origen social. La educación no puede depender de la caridad ni mucho menos de un bingo, en ese contexto no compartimos en absoluto estas declaraciones”.

Y concluyó:

“La palabra le corresponde al Gobierno, que es definir si es que se siente o no interpretado por estas desafortunadas declaraciones del ministro Varela. Sin duda debilitan enormemente su tarea para el futuro, porque son muchos los desafíos que tenemos en materia educacional. Lamentablemente, todas las salidas de libreto no son más que la expresión de lo que piensa y al parecer de lo que piensa el gobierno, de una agenda oculta que no se explicita porque es impopular, que da cuenta de la concepción de la educación como un negocio y no como un derecho”.

Para Ernesto Velasco, presidente del Partido Radical, Varela, “no es interlocutor válido para enfrentar los desafíos de la educación”.

Agregó que Varela se ha transformado en “el campeón de las declaraciones desafortunadas”:

“No es un interlocutor válido para enfrentar los desafíos de la educación chilena en el próximo período. Claramente ha hecho un desprecio a las personas que son de provincia, donde minimiza la relación de la educación a una gotera y un bingo. Creo que es una persona que tiene una falsa dimensión de lo que es el rol que debe tener un ministro de Educación”.

En su opinión, no es que haya cometido un error, sino que traslució su pensamiento:

“La esencia del trabajo del ministro de Educación es trabajar con personas, con valores, con una mirada de sociedad, y creo que él no ha cometido un error, él ha demostrado lo que piensa sobre lo que es la educación: un bien de consumo, preocupado de las goteras y bingos. Esto es también minimizar el rol del Estado en su función social y por lo tanto a quien le corresponde definir su rol y si avala o no sus dichos es al Presidente Píñera y al Gobierno”.

Para la diputada de la Izquierda Autónoma e integrante de la comisión de Educación, Camila Rojas, el tema no se trata de asistencialismo, sino de dignidad:

“En este país no hay derechos. Si te enfermas, si a tu colegio le falta algo, si tienes una pensión muy baja hay que hacer un bingo. El ministro no mide sus palabras. Los campeones, la pedida de perdón a los establecimientos privados, el ofrecimiento de pega a una ex directora del liceo de Machalí (que llevó su caso a la comisión de educación). Una tras otra. Se confirma su escaso tino y, sobretodo, su liderazgo patronal y patriarcal de quien habla sin pensar y sin temor a perder nada”.

El diputado de la DC, Matías Walker escribió en su cuenta de twitter:

“¿Se imaginan el escándalo mediático si Eyzaguirre o la ministra Delpiano mandaban a los padres a hacer un bingo para reparar un colegio?”.

Revuelo en redes sociales

Como es apenas natural, el tema estuvo entre los trendic topic del día en las redes sociales:

Alma @alpezmar
El mismo Ministro de los hijos “campeones” este batido de weas es un “digno”representante de este gobierno ??

Rodrigo Andres ? @AndresBAnder
Me da la impresión que este salió  de la misma escuela del que dijo:  “Pregúntenle a las vacas ” cuando le preguntaron por que no había leche en los consultorios. Alguien se acuerda?

Alvaro R. @Alvaro_RvR
Lo q es tener a un ministro con 0 experiencia en Educación y que siempre ha vivido en un mundo de ricos.. la combinacion perfecta para un fracaso total en un ministerio.

Roxany Lam  @lam_roxany
Se pasó de fresco y desatinado. Ya van varias gaffe del mismo personaje. Hasta cuando?

Dafne Concha  @DafneConchaF
Sr. Varela, usted ganó el cargo en una rifa? Ah nooooo, ahora entiendo! Esa era la tómbola de la que tanto hablaba su sector: metieron a todos los amigos a los que les debían favores político-económicos y así se repartieron los cargos de su “GRAN @GobiernodeChile ”
#FueraVarela

Camilo Sánchez @CamiloSanchez_P
Ministro Varela defiende el abandono de la educación pública, desconoce su labor y propone una verdadera tómbola para financiar colegios; el bingo. Indolencia y falta de respeto con la educación de la juventud chilena #VarelaRenuncia

Alejandro Martinez M  @janomarmo
Varela debe renunciar …Piñera debe pedirle la renuncia si no quiere un semestre con problemas en educación x parte d estudiantes y docentes …si no que los parlamentarios lo pidan …Ya está bueno tanto basureo d parte del min d una cartera tan importante y fundamental

Paloma Escobar  @Palomita_es
Y para tapar los hoyos en la calles ¿hacemos una completada?

Felipe Fernandez @pipenquista09
Otra joyita de nuestros ideólogos en educación demostrando lo poco que saben sobre educación.

Alejandrilla @aleriquelme
Oiga Ministro porque no pone a vender bingos a sus hijos campeones para que se compren los condones ?

Olga García Tiska @OlgaGarciaTiska
Y pensar que hay profesores que votaron por estos insignes…

Gloria Verdugo @GloriaVerdugom
Vergüenza Nacional Varela!! Renuncia,le harías un gran favor al país y a la educación… Ignorancia brutal!!

Poseidón Piureman  @Piureman
Piñera acota a lo Cantinflas sobre Varela y su Bingo: “Uno puede compartir o no las formas, pero prefiero quedarme con el fondo”.
Pero el asunto es más grave: El #Bingogate delata a este gobierno: un grupete de millonarios avivados que desprecia al resto de la población.

Cecilia Olguín @CeciOlguin
Y para qué queremos Estado, para qué queremos instituciones, gobiernos, políticas públicas, para qué queremos un Presidente de la República, si según el gobierno del mismo @sebastianpinera tenemos que arreglárnoslas haciendo bingos??

SECUNDARIOS COMUNISTAS  @DESEC8
Los dichos de @GerardoVarela_A del @Mineduc , no solo son vergonzosos sino también lamentables. La política nefasta del gobierno de @sebastianpinera que quiere perpetuar la crisis de la educación pública; cerrando liceos y continuando con el abandono del Estado.

orge Coulon Larrañaga @jcoulon
Tiene el ministro Varela
una gran preparación
no sabe de educación
ni de administrar escuelas
Él no gasta en bagatelas
como el techo de un colegio
él sabe que es sacrilegio
botar plata en esa gente
floja sucia e indolente
que persigue privilegios

Italo Franzani @ItaloFranzani
En un bingo organizado por Piñera, Gerardo Varela se ganó el Ministerio de Educación.

Leave a Reply