Caso Caravana de la Muerte: El Recurso del Cobarde

1
404

En un reportaje de televisión, el ex teniente coronel Jaime Ojeda Torres, procesado por la Caravana de la Muerte, episodio La Serena, se comportó como el “valiente soldado” que es. Por  supuesto, negó su participación en los hechos, para agregar inmediatamente que los 15 fusilados sin proceso “merecían esa pena de muerte”.

Con este ejército de semejantes cobardes, Dios nos libre de un conflicto internacional en serio.


Ex oficial del Ejército asegura que víctimas de fusilamiento en La Serena “merecían esa pena de muerte”

El ex coronel arriesga una condena por homicidio calificado junto al ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, en el marco del caso Caravana de la Muerte.

El ex teniente coronel Jaime Ojeda Torres, procesado por la muerte de 15 personas por el caso “Caravana de la Muerte” del Regimiento de La Serena, negó su participación en los hechos aunque fue reconocido por sobrevivientes.

Durante esos años, Ojeda se desempeñaba como teniente. Hoy, arriesga una condena por homicidio calificado junto al ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, en la causa que dirige el ministro Mario Carroza.

En un reportaje de Chilevisión Noticias, el ex uniformado señaló que “ningún miembro del regimiento tuvo participación activa” en las torturas y ejecuciones de militantes de partidos de izquierda. Sin embargo, el oficial retirado fue reconocido por sobrevivientes del paso de la “Caravana de la Muerte”, acusaciones que calificó como “falsas” aunque reconoció que participó de interrogatorios a los detenidos: “Se interrogaba a terroristas, a guerrilleros”, dijo.

Ojeda está convencido de que las personas fusiladas “merecían esa pena de muerte. Todavía lo creo”. Además, se niega a entregar detalles de lo ocurrido en el regimiento, aunque dice que es por respeto a los familiares de las víctimas: “Ellos no son culpables que sus padres o hermanos hayan sido extremistas”, argumentó.

El ex militar sostuvo que las personas ajusticiadas tenían una “doble vida” y se refirió a la muerte del conocido músico serenense Jorge Peña, quien también fue asesinado por sus pares. Al respecto, Ojeda manifestó que Peña estuvo en Cuba y que al regreso de una gira con sus alumnos portaba armas en los estuches de los instrumentos.

Por su parte, el hijo del director de orquesta aseguró que “es una aberración tremenda decir eso”. En tanto, el ex coronel del Ejército niega que los prisioneros también hayan sido sometidos a torturas, como lo evidenció los análisis de los cadáveres exhumados desde una fosa común en La Serena.

“Los certificados son falsos, porque el Servicio Médico Legal fue dirigido por un mirista durante nueve años”, argumentó Ojeda, agregando que todo es “un negociado. ¿Sabe cuánto les van a pagar porque el juez va a pedir indemnización?”, pregunta y añade que “no existirían Punta Peuco, ni Colina ni un militar preso si no hubiera lucro”.

El ex coronel Jaime Ojeda Torres recalcó que “si el ministro (Carroza) no quiere ascender dándole el gusto a sus jefes que son de izquierda, todos los oficiales deberían quedar libres, sin ninguna pena y declarados inocentes”.

El abogado Cristián Cruz, quien defiende a las familias de las personas fusiladas, aseguró que “es inequívoca la participación de los oficiales del regimiento de La Serena, y específicamente del área de Inteligencia a cargo del general Cheyre”. Tanto Cheyre, como Ojeda y una docena de oficiales que integraron la “Caravana de la Muerte” podrían ser condenados por homicidio calificado y crímenes de lesa humanidad. La sentencia será dictada el próximo mes por Carroza.

Fuente: El Desconcierto

1 Comentario

  1. Expresó su cobardía, su odio y su habilidad para inventar mentiras, típico de la gente de su calaña. Todos esos milicos eran expertos en la mentira y la traición. Inventaron el plan Z, dijeron que habían 25000 guerrilleros cubanos en Santiago (si ese hubiese sido el caso, hubieran escapado como ratas estos “valientes soldados”); dijeron que habían bombas desvastadoras de calles y manzanas y que estaban listas para operarse, inventaron y mintieron en cuanto a las muertes de capturados con la “ley de fuga”. Ni hablar de su “gestión estatal” todo lo hicieron para hacer más ricos a los ricos y cagar a los trabajadores, que hasta ahora siguen siendo pobres,…y suma y sigue.

Leave a Reply