Piñera Indultó a Condenado de Punta Peuco y Anuncia Más

0
164

Durante los primeros 100 días de su segundo mandato, el gobierno de ya otorgó un indulto a violador de derechos humanos, preso en Punta Peuco. Todo parece indicar que ya vienen más.


Se trata del primer beneficio de este tipo que se concede a un condenado que se encuentre en dicho penal, que recibe a los sentenciados por causas de derechos humanos. La remisión había sido solicitada por diferentes individuos en 12 oportunidades, pero todas ellas recibieron la negativa de las autoridades de turno.

Sin embargo, este primer indulto alcanzó a otorgarse, pero no se materializó. El beneficio fue otorgado al excoronel René Cardemil, condenado a 10 años y un día de prisión por el asesinato de seis personas en el sector del Túnel Lo Prado, en octubre de 1973. Se trató del denominado caso Torres de San Borja, en alusión al lugar en que se detuvo a las víctimas.

El documento recibió la toma de razón de la Contraloría General de la República el 6 de abril. No obstante, Cardemil falleció al día siguiente en el Hospital Militar, a causa de un cáncer prostático con metástasis óseas. Esto, previo a que el documento ingresara al Ministerio de Justicia.

La solicitud fue realizada por el abogado Raúl Meza el 11 de marzo, el día en que Piñera asumió el gobierno. La Presidenta Michelle Bachelet, anteriormente, se había negado a otorgarlo.

De acuerdo a la información entregada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Cardemil, de entonces 75 años, fue evaluado el 22 de marzo por el enfermero jefe y el médico cirujano de Punta Peuco. Según estos antecedentes, en esa fecha el exoficial se encontraba en el recinto asistencial privado con cuidados paliativos y tratamiento del dolor en la unidad del cáncer. El diagnóstico fue confirmado el 6 de abril por el Servicio Médico Legal (SML).

Raúl Meza, abogado de reos de Punta Peuco, valoró “profundamente” que Piñera concediera el indulto a Cardemil:

“Si bien, por razones administrativas, no fue notificado en vida el beneficio, devela la voluntad humanitaria que tiene este gobierno de conceder indultos a aquellos reos que padezcan una enfermedad terminal y desean morir con dignidad junto a sus seres queridos”.

De forma distinta se manifestó Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos:

“Resulta un precedente nefasto el acogimiento de dar un indulto a un criminal de lesa humanidad como René Cardemil. El Presidente Piñera aplicó este beneficio a una persona que cometió crímenes atroces y que no pidió jamás perdón”.

Tras su deceso, se conoció un video en que Cardemil, desde el Hospital Militar, adelantaba la publicación de un libro que descalificaría diversas situaciones acontecidas entre 1973 y 1990. “Es un saludo para todos aquellos que sufrieron y no es raro que vayan a seguir sufriendo, porque estos salvajes de la UP, estos salvajes que se han vengado de nosotros, no nos van a ganar, nunca nos van a ganar”, señaló Cardemil en el registro.

La actual administración ha dicho que prepara un proyecto de ley de conmutación de penas en caso de enfermedad terminal y demencia.

Durante el gobierno anterior de Bachelet, en total se otorgaron 10 indultos. El número 11 estaba dirigido al exmiembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Jorge Mateluna, quien cumple condena por un asalto en Pudahuel. No obstante, el otrora ministro de Justicia Jaime Campos no tramitó este beneficio.

Durante el gobierno anterior de Bachelet, en total se otorgaron 10 indultos. El número 11 estaba dirigido al exmiembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Jorge Mateluna, quien cumple condena por un asalto en Pudahuel. No obstante, el otrora ministro de Justicia Jaime Campos no tramitó este beneficio.

Los indultos a condenados por crímenes de lesa humanidad

Quienes en la dictadura militar mataron sin mediar explicaciones, hoy piden medidas humanitarias.

Fue lo que sucedió con el coronel  (R) Cardemil, a quien el Presidente Piñera, concedió el indulto, pero que murió hospitalizado antes de ser notificado del Decreto Supremo, no sin antes hacer una apología del rol de los militares durante la dictadura y sin mostrar arrepentimiento ni haber colaborado con el esclarecimiento de los crímenes de la dictadura.

Parece ser que esta decisión no será la única que Piñera tomará en este sentido, pues dijo:

“Los indultos son por razones humanitarias, queremos que Chile sea un país humanitario, que tenga compasión por aquellas personas que están al borde de la muerte o postrados en nuestras cárceles, eso es válido para civiles y militares”.

El Presidente señaló que la razón detrás de esta decisión es que “esas personas puedan morir con la dignidad que merecen, y junto a sus familias”.

En naciones como Argentina o Alemania, los criminales acusados de delitos de lesa humanidad siguen siendo perseguidos y encarcelados en recintos penitenciarios comunes, sumado a esto, para que un reo de estas características postule a un beneficio como el indulto, debe al menos arrepentirse, entregar antecedentes y prestar colaboración para esclarecer los hechos. Luego de ver el video de René Cardemil se puede desprender que ninguno de estos elementos existió. Entonces, el beneficio entregado por el mandatario se realizó de forma arbitraria y sin tener ningún resguardo por el derecho internacional, que es parte fundamental de la legislación de nuestro país.

El abogado experto en derechos humanos, Alberto Espinoza, explicó:

“La normativa internacional de los derechos humanos está establecida en tratados internacionales, pero no estamos hablando de una legislación foránea, no estamos hablando de una legislación externa. Es una legislación que está incorporada a nuestro ordenamiento jurídico y que, además, esas reglas constituyen un límite en el ejercicio de la soberanía de acuerdo al artículo quinto de la Constitución Política de la República.  El derecho internacional de los derechos humanos es una legislación interna y además tiene una mayor valoración, porque el respeto a estas reglas constituye un límite en el ejercicio de la soberanía. Esa soberanía que ha pretendido ejercer el presidente Piñera está limitada por el respeto a estos tratados”.

El país trasandino ha sido ejemplo a nivel internacional al juzgar masivamente a los responsables del genocidio (así calificado por la Justicia) que se vivió en el país en los años 70 y principios de los ’80. No existen cárceles especiales, indultos, ni conmutación de penas que beneficien a criminales de lesa humanidad.

En el caso del sistema penal de Alemania, se prevén dos tipos de sanciones por actos criminales. Por un lado, las multas económicas, la más común. Por el otro, las sentencias a prisión, que oscilan entre penas de entre un mes y hasta 15 años entre rejas. La potencia económica de Europa contempla la prisión permanente revisable, pero con una excepción: no se aplica en los casos de asesinato, genocidio, crímenes de guerra o de lesa humanidad.

Recordemos que luego de la implementación de los Tribunales de Nüremberg, al fin de la Segunda Guerra Mundial, se continuaron efectuando juicios contra colaboradores y miembros del régimen que encabezó Adolf Hitler, siendo más frecuentes en la antigua República Democrática Alemana.

Incluso, luego de la unificación de ese país vemos que hasta hace poco tiempo se mantenían abiertos los procesos. En 2015 uno de los últimos juicios  fue el realizado contra  Oskar Groning, ex contador del campo de concentración de Auschwitz, quien fue condenado, a sus 88 años, a cuatro años de prisión por complicidad en el asesinato de 300 mil judíos.

Respecto de los indultos entregados por Piñera, el abogado Cristian Cruz dijo que deberían estar “dentro de los parámetros que señalan las instancias internacionales en la materia, esto debe ser una decisión del ámbito judicial, por lo tanto, no puede quedar entregada a una persona o una autoridad que pueda actuar de forma arbitraria y discrecional, que es lo que ocurre con lo que pretende el presidente Piñera con los indultos”.

“Lo que correspondería en el caso de violación de los derechos humanos, primero, es que las víctimas -en este caso o sus familiares- puedan ser escuchados. Segundo, si se trata de una enfermedad grave o terminal, que efectivamente sea constatado por un organismo del Estado independiente y donde también las partes, no solo la defensa de los militares, sino que también familiares de las víctimas, puedan presentar sus propios peritos para sacar las conclusiones pertinentes, que fue lo que pasó cuando quisieron declarar demente a Augusto Pinochet”, profundizó el abogado Cristian Cruz.

Sumando a esto, los criminales que piden indulto generalmente se encuentran cumpliendo sus condenas en centros asistenciales, ya que por su estado de salud es donde deben estar. En términos humanitarios no existe ninguna afectación para la vida de esas personas, solo que deben seguir cumpliendo su pena mientras vivan.

La mañana de este lunes, Hernán Larraín, ministro de Justicia, declinó informar cuántos indultos más pretende entregar el gobierno, pero anticipó:

“El problema que tienen los indultos es que significan revertir una decisión judicial y creemos que en situaciones tan delicadas como esta lo importante es que sea la misma justicia la que haga esa modificación”.

Con esto, el representante del gobierno ratifica la unilateralidad de la decisión del presidente que hoy empaña cuatro décadas de reparación a las víctimas de la dictadura.

Abogado de reos de Punta Peuco nuevas solicitudes

El representante legal de varios internos del penal, Raúl Meza, anunció que presentará tres nuevos recursos de indulto la próxima semana.

Se trata de un coronel (R) del Ejército que se encuentra internado hace cinco meses en el Hospital Militar, y los otros dos suboficiales del Ejército que están internados en el Hospital Penitenciario con enfermedades crónicas “en una condición de invalidez irreversible”.

El recurso se suma al presentado hace 15 días para el suboficial José Fuentes Pastene, condenado a 10 años y un día por el secuestró calificado de un miembro del PC en la causa llamada de “Los cinco frentistas”.

Está cumpliendo condena en el penal Colina 1.

DEJA UNA RESPUESTA