Exigen Expropiar SQM y Reemplazarla por la Empresa Nacional del Litio

0
2771

El coordinador del Movimiento Litio para Chile, Miguel Soto, solicitó al presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, Hugo Gutiérrez, tramitar la moción ingresada el 7 de junio de 2017, la cual “modifica la Carta Fundamental para crear la Empresa Nacional del Litio”.


“Para nuestro movimiento el descarado regreso de Julio Ponce Lerou como asesor estratégico de Soquimich es una burla para la democracia y pretende perpetuar la corrupción como una forma de hacer negocios. Ya existe en la Comisión de Constitución una moción que permite expropiar Soquimich, una buena iniciativa que termina de raíz con la corrupción”, señaló Soto.

La solicitud de la organización también insta al Congreso a legislar en favor de los intereses generales de Chile y no los del poder económico.

“Creemos que ante el indignante acto de corrupción que protagoniza Ponce Lerou, el Congreso debe tramitar con urgencia esta moción para entregar una señal contundente contra los delitos de cuello y corbata, y así avanzar hacia la recuperación soberana del litio como mineral estratégico para un nuevo modelo de desarrollo”, agregó Soto.

La moción que “Modifica la Carta Fundamental para crear la Empresa Nacional del Litio” -número de boletín 11261-07- es una reforma constitucional que se encuentra en primer trámite en la respectiva comisión que preside el diputado por Tarapacá.

A su turno, el diputado Gutiérrez publicó en su cuenta de twitter:

Hugo Gutiérrez @Hugo_Gutierrez
Bancada PC ya presentó proyecto ley q crea Empresa Nacional del Litio y caduca toda explotación del Salar d Atacama por SQM y cualquier concesión que tenga sobre el litio.
¡Hay q ponerlo en tabla y recuperar recurso natural fundamental desarrollo del pais con apoyo transversal!

El Movimiento Litio para Chile prepara protestas para la próxima semana en diferentes ciudades del país. En Santiago convocan a una asamblea de organización para este lunes 11 de junio, 18:30 hrs, en la sede central de la CUT, Alameda 1346.

“Hoy más que nunca tenemos que manifestar nuestra rabia e indignación contra el ex yerno de Pinochet y multimillonario Forbes, Julio Ponce Lerou, principal agente corruptor de la política. Bitran le hizo el traje a la medida para continuar dirigiendo el robo del litio. Tenemos que salir a protestar para terminar con la corrupción y recuperar el litio para el pueblo de Chile”, expresó el coordinador del movimiento.

  • Cuestionada asesoría de Julio Ponce Lerou a SQM será “ad honorem”


    SQM: En desarrollo una historia grotesca

    por Patricia Ryan.

    No le es posible a la opinión pública nacional, a estas alturas, conocer toda la verdad de la trama que se vive en torno del acuerdo Corfo-Soquimich, conocido que los hermanos Ponce Lerou volvieron a la empresa (SQM) como asesores, violentando el convenio con la entidad estatal.

    Es lo que ocurre con cierta frecuencia cuando se producen envíos de correos electrónicos, conversaciones telefónicas y encuentros entre directivos empresariales y funcionarios gubernamentales, abogados y representantes “de las partes”, para alcanzar acuerdos respecto a materias estratégicas para el país, como lo es la explotación del litio y el rol a jugar por un consorcio como Soquimich.

    Todo es “entre cuatro paredes”, sin dar cuenta a nadie, haciendo presentaciones formales que luego terminan embarradas; el funcionamiento de una elite que decide destinos del país, como es qué hacer y cómo hacer con el litio.

    En concreto, y más allá de eufemismos y explicaciones que van y vienen por los medios de prensa, el convenio que firmó Corfo (donde jugó un papel protagónico su ex vicepresidente Eduardo Bitrán en el Gobierno de Michelle Bachelet) con SQM, permitió que hoy los Ponce Lerou volvieran a lugares privilegiados dentro del consorcio, burlando directamente un acuerdo tácito, verbal y “de buena fe”, según se explica.

    Lo que el ex vicepresidente de la entidad estatal, Bitrán, vendió como “el mejor acuerdo del mundo” cuando alentó y firmó el nuevo contrato con Soquimich (que le concede la explotación privada del litio chileno hasta el 2030), resultó ahora más cuestionado al comprobarse que ese convenio posibilitó el regreso como asesor de Ponce Lerou, el antiguo dueño total de esa corporación.

    No se debe olvidar que el empresario y ex yerno de Augusto Pinochet, había quedado excluido de las tratativas y de poder integrar el directorio de Soquimich por sus prácticas irregulares e ilegales, y ser protagonista en el financiamiento ilegal de parlamentarios y campañas políticas. Por lo demás, estando Ponce Lerou al frente de la empresa -privatizada por Pinochet durante la dictadura-, ésta no cumplió un contrato de explotación que había establecido con Corfo, lo que llevó a un proceso por incumplimiento de contrato de lo que finalmente todo quedó en nada.

    Con ese expediente, Bitrán y altos funcionarios del Gobierno anterior, igual dieron luz verde y promocionaron un nuevo convenio con Soquimich, aseverando que Ponce Lerou ya no tendría nada que ver. Y, otra vez, Soquimich, en dicho chileno, “se pasó por el aro” lo concordado y puso a los hermanos como asesores, lo que significa una incidencia determinante en las operaciones y desarrollo del consorcio que tiene privilegios para explotar el litio chileno.

    Hoy, como en un mal partido de fútbol, se pasan la pelota unos a otros, en una historia grotesca y en una maraña que, entre otros cosas, genera una confusión en la ciudadanía que, de nueva cuenta, queda con una sensación de engaño y de abuso de personeros empresariales y gubernamentales sin poder saber toda la verdad y sin que nadie pueda explicar realmente qué pasó o qué está pasando.

    En todo caso, a estas alturas es claro que la primera responsabilidad en este episodio radica en los hermanos Ponce Lerou y en los directivos de Soquimich que operaron para que los dos ex dueños quedaran como asesores. Alberto Salas, presidente de la empresa, declaró que “la contratación de ambos profesionales (así los define) no contraviene en ninguna circunstancia los acuerdos entre SQM y Corfo”.

    Luego viene la evidente responsabilidad de Bitrán que descuidó contenidos del convenio permitiendo que hoy se produzca el episodio bochornoso que es cuestionado hasta por el Gobierno de derecha y muchos hombres de negocios. Y la falta de eficacia y argumentos soterrados de abogados y expertos ligados al caso, defensores de Soquimich y de las actuales autoridades de Corfo que tienden más a querer lavarse las manos que a encarar la situación.

    Se sabe que desde que se negoció, los dueños y directivos de SQM encontraron “discriminatorio” que Ponce Lerou no pudiera quedar en algún puesto destacado. Hoy lo que hacen los directivos de SQM es “reponer” al ex dueño del consorcio, estableciendo que no hay nada explícito que lo impida, aunque Bitrán y otros hablan de acuerdos implícitos y de la aplicación de normativas y de “la buena fe” con que deberían operar las empresas ante situaciones como éstas. Se habla en los medios y versiones en pasillos del empresariado, de que existió “un compromiso de palabra” para dejar fuera de cualquier posición a Ponce Lerou. De ser así, esa “palabra” no cuenta para Salas, los Ponce Lerou y otros empresarios.

    Lo que embroma mucho hoy a Bitrán, en este contexto, es la existencia de un correo electrónico dirigido a Felipe Bulnes (15 de diciembre de 2017), abogado asesor de Corfo,  donde señala que los  hermanos “solo pueden ser asesores de la compañía si así lo estiman”.

    Así las cosas, hoy Soquimich explicó que su antiguo dueño absoluto (Julio Ponce Lerou) regresó como “asesor externo de operaciones y de estrategia de la Sociedad”, señalando que su asesoría “se concentrará en la evaluación de los procesos químicos existentes y futuros, la producción de productos, nuevos proyectos, innovación y desarrollo, entre otros”, según se publicó en Emol. Y su hermano, Eugenio Ponce Lerou trabajará como “asesor comercial y estratégico de la Sociedad, asesoría que se concentrará en la evaluación de acciones estratégicas de mediano y largo plazo…”

    Historia en desarrollo…

    Fuente: El Siglo

    Volver al sumario


    Diputado Núñez: Bitrán ha sido funcional a la trama de corrupción de SQM

    por P. López y P. Campos

    En medio de la polémica desatada por el regreso de Julio Ponce Lerou como asesor de SQM y por el rol que Eduardo Bitrán, ex vicepresidente de Corfo, jugó en este movimiento, el diputado comunista Daniel Núñez abordó el problema.

    Dejando en claro la gravedad de la decisión del directorio de la minera no metálica expropiada durante la dictadura, el político recordó que lo importante es no distraerse del verdadero problema: la relación entre el Estado chileno, SQM y el litio.

    En conversación con Radio Universidad de Chile reiteró que nunca confiaron en que una persona como Julio Ponce Lerou fuera a cumplir el acuerdo pactado, en el que se firmó que hasta 2030 no tendría relación con el rubro:

    “Tengo la conciencia tranquila. Hemos dado la lucha por defender el litio. Lamentablemente, mi gobierno no nos escuchó, pero nosotros igual hemos avanzado y presentamos un proyecto para crear la empresa estatal del litio que incluye expropiar a Soquimich, lo que -a estas alturas- es el camino para resolver algo tan básico como que Chile tenga el control sobre un recurso natural estratégico. La idea es desde ahí impulsar el desarrollo del país”.

    Para Nuñez este es un momento histórico que se está desperdiciando, tal como se hizo en el siglo XIX con el salitre o como se hace hoy con el cobre: “Chile tiene un recurso muy importante en el mundo y que está concentrado en Chile, Argentina y Bolivia. En ese contexto, la idea es ponerlo al servicio del desarrollo del país”.

    Una de las ideas del diputado y de otros sectores involucrados en el tema es crear alianzas con países como Brasil o Argentina para desarrollar industria de baterías para autos eléctricos. “Chile está regalando un mineral estratégico que nos permitiría asociarnos para integrarnos a economía de punta, para hacer producción industrial”, camino distinto al recorrido por Bolivia que, con políticas estatales, está desarrollando líneas de negocios en energías limpias, junto a países como Alemania.

    Pese a haber sido parte del gobierno de la Nueva Mayoría, el congresista reconoce que el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet erró el rumbo en el caso del litio. “Había una comisión investigadora que determinó que había que apuntar a una política de creación de una empresa estatal, de incorporar valor agregado al litio, camino para reindustrializar Chile. Ese camino, que tenía el apoyo político de importantes sectores de la Nueva Mayoría, no fue escuchado dentro del Gobierno. El responsable de eso fue Eduardo Bitrán, el optó por bajar el juicio que se le tenía a SQM y por este acuerdo espurio que no cumplía con los requisitos que decía”.

    Sus críticas contra el ex vicepresidente del Corfo no se detuvieron ahí: “Eduardo Bitrán está haciendo una pantomina. Si tenía esas convicciones por qué no lo dijo antes. En el Congreso nos dijo que el acuerdo que estaba firmando era el mejor del mundo y, a continuación, nos decía que habíamos sacado totalmente a Ponce Lerou de cualquier participación con la empresa, en paralelo, mandaba un correo diciendo que podía ser asesor. Eso es burlarse, es engañar y él debe asumir su responsabilidad política”.

    ¿Cuánto de esto tiene que ver con la capacidad corruptora de la política por parte de SQM?

    Es terrible, dramático, pero es público y de conocimiento. Nos escandaliza y lo rechazamos. Impulsamos desde el Congreso acciones que demuestran la soberanía e independencia que debe tener el mundo político de estos poderes económicos corruptores que, en el caso chileno, tenemos el ejemplo más gráfico en Soquimich.

    Yo creo que Eduardo Bitrán fue funcional y se prestó para la trama de corrupción de Soquimich, no tengo miedo a decirlo.

    No veló por el interés del país, por resguardar el patrimonio público. Hubo otros organismos públicos que también equivocaron el rumbo, probablemente no todos con antecedentes a la vista, tal vez tenían información incompleta, pero aquí el Consejo de Defensa del Estado debió oponerse a la suscripción de este contrato con Soquimich. Una empresa que tiene litigios ambientales, laborales, causas judiciales pendientes y, pese a ello, el Estado hace un contrato con ella.

    Creo que la Contraloría también erró el camino. Nosotros hicimos en marzo una presentación ante el Contralor y le pedimos que no tomara razón de este acuerdo por ser lesivo para el interés nacional, además porque habían errores de procedimiento que lo viciaban. El Contralor no nos hizo caso, tomó razón. No obstante, todavía hay tiempo para que los organismo públicos, a los que les corresponde velar por el interés nacional, eviten que esta corrupción se legitime por el Estado.

    Vamos a seguir peleando para que se invalide o anule el contrato firmado entre la Corfo y SQM.

    ¿Estamos escribiendo un nuevo capítulo de las Venas Abiertas de América Latina?

    Sí. Nuevamente vemos a los grandes poderes económicos corrompiendo a las sociedades, al mundo político, pero es un nuevo capítulo donde también se escribe otra parte de la historia, la que también cuenta las Venas Abiertas: la lucha de los pueblos por liberarse de estos poderes corruptores, por defender estos recursos naturales, por buscar vías de desarrollo que produzcan los efectos positivos del desarrollo para que lleguen a todos los sectores de la sociedad.

    Junto con sindicatos, académicos, historiadores y comunidades hemos creado el movimiento Litio para Chile. El lunes nos volveremos a juntar en una nueva asamblea en la CUT para ver qué medidas vamos a tomar.

    Necesitamos articular movimientos sociales que luchen para defender el litio y que no se queden callados frente a este escándalo de la corrupción. No solo vamos a escribir la historia de la elite corrupta, sino la de un pueblo que lucha para parar estos intereses corruptores y recupera sus recursos naturales.

    Fuente: Radio Universidad de Chile

    Volver al sumario


    Corfo-SQM: “Dilucidar toda la trama de corrupción”


    por Daniela Pizarro A.

    En entrevista con ElSiglo.cl el diputado del Partido Comunista y miembro del Movimiento Litio para Chile, Daniel Núñez, se refirió a la maniobra de Soquimich para incorporar a Julio y a Eugenio Ponce Lerou como asesores del directorio, pese al acuerdo que habían logrado con la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) para sellar el contrato que le entrega la licitación de la explotación del litio hasta 2030 a la privada, y que contemplaba, teóricamente, que ninguno de ellos estaría en mandos del directorio.

    El parlamentario fue unos de los precursores de la Comisión Investigadora que estudiará, según explicó “las condiciones y situaciones en las que se generó este contrato entre Corfo y Soquimich” en la Cámara de Diputados. Para ello, adelantó, se citarán en primer término a “Eduardo Bitrán para que de una vez por todas diga la verdad, diga todo lo que se guardó, para que cuente quiénes son los personeros que lo presionaron”. Enfatizó que “también, queremos que haya un pronunciamiento claro del actual vicepresidente ejecutivo de la Corfo y del ministro de Economía”.

    Además, el diputado comunista dijo que buscarán todas las instancias y herramientas para poder deshacer el contrato Corfo-SQM, ya que aseguró que “este se firmó bajo una trama de corrupción”.

    ¿Qué buscará la Comisión Investigadora?

    Se solicitó crear esta Comisión para estudiar tanto las condiciones y situaciones en que se generó este contrato entre Corfo y Soquimich, que a nuestro juicio es un contrato ilegítimo, un contrato hecho por medio de actos viciados que nosotros impugnamos. Por lo tanto, pensamos que es muy importante dilucidar toda la trama de corrupción que se generó en la firma de este contrato que nunca ha sido derecho y junto con ello también, por supuesto, fiscalizar qué es lo que está ocurriendo hoy día donde evidentemente la empresa Soquimich al poner como mandamás en la práctica con plenos poderes a Julio Ponce Lerou, incumple el espíritu y el principio básico de este acuerdo que era, justamente, asegurar la salida de Julio Ponce Lerou -el mayor delincuente de la historia de Chile- del control de esta empresa.

    ¿Cuáles son los nombres que se manejan para citar a la Comisión?

    Evidentemente, vamos a partir con Eduardo Bitrán para que de una vez por todas diga la verdad, diga todo lo que se guardó, para que cuente quiénes son los personeros que lo presionaron. También, queremos que haya un pronunciamiento claro del actual vicepresidente ejecutivo de la Corfo y del ministro de Economía. Creemos que con esas autoridades tendremos para que las primeras sesiones sean contundentes en términos de develar al país que acá hay una trama de corrupción que ha defraudado al fisco y que por lo tanto hay que liberarse de este contrato que es una vergüenza.

    ¿Cuál es la responsabilidad que recae en Eduardo Bitrán, sobre todo ahora que se supo que estaba al tanto de las asesorías de Ponce Lerou?

    La verdad es que el ex vicepresidente ejecutivo de la Corfo se transformó en un actor más de la trama de corrupción de la empresa Soquimich. Nosotros le dijimos a Bitrán, en una sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados, que no se firmara este contrato con Soquimich, puesto que era evidente que Julio Ponce Lerou con sus prácticas delictivas iba a incumplir el contrato, eludiendo todas las normas que estaban ahí contenidas y Bitrán nos dijo que este era el mejor contrato del mundo al cual se podía aspirar y que Ponce Lerou quedaba totalmente fuera de cualquier relación con la empresa. Bitrán le mintió al país, le mintió a la Cámara de Diputados y evidentemente tiene una gran responsabilidad en todo lo que está pasando.

    Ahora, si algo podemos compartir hoy día con Bitrán, es que evidentemente Soquimich incumplió el acuerdo y nunca tuvo la intención de cumplir con esto de dejar a Ponce Lerou fuera del control de la empresa. Por ello, lo que tenemos que hacer ahora es usar todas las herramientas legales, jurídicas y políticas para recuperar el litio para beneficio de todos los chilenos y chilenas, en ese marco, quiero destacar que hay una iniciativa en la Cámara que es la que nos permite resolver este dilema, que es un proyecto de ley que presentó la bancada del Partido Comunista, que es una reforma constitucional que crea la empresa estatal del litio y que permite expropiar las instalaciones que tiene SQM en el Salar de Atacama para recuperar la explotación de este mineral estratégico para el país.

    ¿Qué le parece la señal que dio el mundo empresarial mostrándose en contra de la jugada de SQM?

    Hoy aparecer apoyando a Soquimich o mostrarse de parte de Julio Ponce Lerou es muy mala propaganda y eso creo que es lo que ha generado que el mundo de las grandes empresas trate de tener sintonía con la opinión pública, pero la verdad es que ellos son poderes que han avalado las prácticas corruptas de Soquimich y de Ponce Lerou y nunca hemos encontrado apoyo en ellos para tomar medidas políticas, legislativas, que pongan término a esta situación, así que espero que de una vez por todas el mundo empresarial entienda que los delitos de cuello y corbata tienen que ser erradicados en forma contundente y para ello necesitamos más leyes, una fiscalización que actúe y sobre todo que ellos sancionen a quienes incurren en estas prácticas, o sea, a Julio Ponce Lerou no se le ha aplicado ninguna sanción por parte ni de la CPC ni de la Sofofa, al contrario avalan su comportamiento aunque hoy día digan que no les parece su nombramiento, así que yo espero acciones reales y pronunciamientos que tengan efectos políticos y no simplemente declaraciones que parecen buenas intenciones, pero que no traen ninguna consecuencia y efecto para Julio Ponce Lerou.

    Se criticó también la respuesta del Gobierno y se tildó de pasiva porque solo se remitió a decir que la empresa debe ceñirse a cumplir el contrato ¿Cómo debió reaccionar o qué medidas debiera tomar?

    Hay que decirlo con todas sus letras: (Sebastián) Piñera está avalando a Soquimich y aparece más preocupado de cuidar los intereses económicos de Julio Ponce Lerou que de cuidar el interés nacional, por lo tanto acá lo que el Presidente tiene que hacer es ordenarle a la Corfo que declare las acciones judiciales para invalidar este contrato y eso es lo que vamos a exigirle que haga en aras de su responsabilidad. Esto es un tema muy serio porque acá está en juego el interés nacional, el patrimonio del país, por lo tanto, si no se actúa vamos a buscar todos los medios legales para que lo haga el Consejo de Defensa del Estado, la Contraloría y no descartamos alguna acción en contra del ministro de Economía, si es que sigue avalando este contrato corrupto.

    ¿Con esta nueva arista se retoman las labores del Movimiento Litio para Chile?

    Acá hay una nueva oportunidad para que la ciudadanía se manifieste, para que mostremos la indignación que tienen los chilenos y chilenas ante el accionar corrupto, ante la burla que ha hecho Julio Ponce Lerou, por eso es que estamos invitando a toda la gente en forma abierta a sumarse a una Asamblea que hará el Movimiento Litio para Chile este lunes a las 18:30 horas en la sede de la CUT en la Alameda, para justamente ahí en conjunto definir los pasos a seguir. Esta es una reunión abierta, está todo el mundo invitado, todos tiene cabida en algo que es básico para el país, como cuidar un recurso tan importante para incorporarnos a procesos de industrialización avanzados, como es el litio.

    Fuente: El Siglo

    Volver al sumario


    PC ante vulneración del acuerdo SQM-Corfo: Un agravio para Chile

    Mediante una declaración pública el Partido Comunista (PC) se refirió a los últimos hechos conocidos en el marco del  contrato entre la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y Soquimich (SQM) que le entrega la licitación de la explotación del litio hasta 2030 a la privada. Específicamente, a la incorporación de Julio Ponce Lerou y su hermano Eugenio a la minera, saltándose así un punto esencial del acuerdo.

    A continuación texto completo del comunicado:

    El retorno de Julio Ponce Lerou a la administración de Soquimich, bajo una figura fraudulenta burlando supuestas tratativas que lo marginaban de la empresa, constituye un agravio para Chile.

    Este hecho no hace más que demostrar lo que el Partido Comunista advirtió oportunamente: El acuerdo al que arribó la CORFO con SQM en enero de este año, lesiona gravemente el interés nacional y legitima la corrupción, pues le entrega nuestras riquezas a una empresa que ha sido denunciada y sancionada por la perpetración de delitos de cuello y corbata.

    El Partido Comunista, además, desplegó todas las acciones necesarias para evitar la concreción de ese acuerdo perjudicial para nuestro desarrollo, sin embargo, las instituciones que debían velar por el interés general desestimaron lo evidente y lo validaron.

    Hoy, el ex Vicepresidente de CORFO Eduardo Bitrán, afirmó públicamente que fue objeto de presiones de parlamentarios en favor de Julio Ponce Lerou. Eduardo Bitrán debe transparentar absolutamente la información y señalar quiénes son esos parlamentarios, porque son acusaciones graves emitidas ante la opinión pública y que podrían configurar delitos.

    Por otro lado, dejamos claro que hemos propuesto un camino para recuperar el patrimonio de todos los chilenos. La posición del Partido Comunista es la de nacionalizar SQM y crear una empresa estatal que explote el litio. Es por ello que nuestra Bancada presentó un proyecto de reforma constitucional que crea la Empresa Nacional del Litio y que, al mismo tiempo, caduca todos los derechos de SQM, radicado en la Cámara de Diputados. Ante este escenario, resulta urgente y un imperativo ético discutir y aprobar este proyecto para terminar con la impunidad de SQM y poner un recurso estratégico como el litio en beneficio de las necesidades del pueblo chileno.

    Partido Comunista de Chile

    Volver al sumario


    Cuestionada asesoría de Julio Ponce Lerou a SQM será “ad honorem”

    por Ivonne Toro

    “Julio pidió contribuir a la compañía sin que ello signifique costo alguno para la empresa porque a él, como accionista, le conviene que a Soquimich le vaya bien. Si Soqui gana, él gana, entonces no va a cobrar por sus asesorías. Eugenio, en tanto, puede tener un incentivo monetario para ser ‘levantado’ por la competencia, por lo que en su caso, sí se le pagará. No te puedo confirmar el monto”, consigna una alta fuente del directorio de Soquimich a La Tercera PM al hacer referencia a los costos que tendrán las cuestionadas asesorías de los hermanos Ponce Lerou.

    La información recopilada por este medio indicaba que a Eugenio se le pagarían $5 millones mensuales, pero fuentes que conocen la industria indican que el monto podría ser superior dado que necesitan, aseguran, “garantizar” que no revisará otras ofertas.

    “El honorario de Eugenio es en función que no sea levantado por la competencia habida consideración que no es accionista de SQM y conoce extremadamente bien el negocio”, plantean.

    Ambos tendrán oficinas en el sexto piso del edificio de la compañía en El Trovador. Julio había dejado la suya en el año 2015, en medio de la indagatoria sobre el financiamiento irregular de la política y tras 28 años en la presidencia de la empresa.

    La controversia respecto de su fichaje surgió luego de que Pulso publicara el martes 5 que ambos serían contratados en calidad de asesores estratégicos luego de las restricciones que impuso el acuerdo que alcanzó Soquimich con Corfo a inicios de este año. El pacto consideraba el retiro de los arbitrajes iniciados en 2013 a cambio de una ampliación de la cuota de extracción de litio que la minera mantiene en el Salar de Atacama hasta el año 2030 y especificaba que ningún integrante de la familia Ponce, hasta segundo grado de consanguinidad, podría tener cargos directivos ni ejecutivos en SQM, ni en SQM Salar, hasta el año 2030, fecha en la que expira el contrato.

    En su momento, el exvicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran, acusó que el retorno de los Ponce Lerou era una “burla”, pero luego el abogado de Pampa Calichera, Sebastián Oddó, reveló a La Tercera PM la existencia de correos con el abogado externo de Corfo en las tratativas, Felipe Bulnes, en que se hablaba explícitamente de la posibilidad de las asesorías. Entonces Bitran aludió a la existencia de un trato de palabra que establecía que al menos el controlador de Pampa no detentaría este rol y que tal plaza sólo sería abierta para Eugenio.

    Como sea, el directorio de Soquimich, presidido por el ex timonel de la CPC, Alberto Salas, aprobó de manera unánime la semana pasada ambas contrataciones con el fin de apoyar a la administración en temas estratégicos y el miércoles, en respuesta a un oficio de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), se detalló que los hermanos Ponce Lerou se incorporarían en “los términos estándares para las consultorías que encarga la sociedad”.

    Es decir, deberán, entre otras cosas, cumplir el código de ética y política de cumplimiento antisoborno y corrupción que tiene la empresa y las leyes antisoborno, lavado de dinero, financiamiento del terrorismo y receptación que hay tanto en Chile como en Estados Unidos. Este asunto fue uno de los puntos más críticos para SQM tras el estallido de la investigación de platas políticas de la minera no metálica.

    Sobre el perfil de las nuevas contrataciones, se precisó que Eugenio será enfocará en el área comercial y estratégica, concentrado en potenciales adquisiciones y ventas de activos; mientras que Julio se concentrará en la labor operativa, principalmente en los procesos de extracción. Conocida es dentro de la empresa la versión respecto de que Julio Ponce creó, junto a sus equipos, un método de extracción de litio que abarató los costos y les permitió competir en el mercado y que no lo patentó sólo para no dar insumos a eventuales rivales.

    De acuerdo a las fuentes de La Tercera PM en la empresa, la situación en que van a ejercer tanto Julio -el mayor accionista de Pampa- como Eugenio es conocida en detalle por el directorio, en particular porque ya estarían visados ambos contratos.

    En tanto, la Corfo ya ofició a la compañía para que detalle los alcances de la asesoría.

    Fuente: La Tercera

    Volver al sumario

  • DEJA UNA RESPUESTA