Bancada PC Rechaza Conmutación de Penas a Violadores de DDHH

0
89

Diputadas/os de la bancada del Partido Comunista rechazaron una nueva ofensiva en procura de la impunidad, que apunta a la conmutación de las penas de violadores de derechos humanos, motivada por su condición de salud, o de su edad.

Asismismo, respaldaron los conceptos vertidos en una carta de Carmen Gloria Quintana, desde Canadá, en la que califica la pantomima del cierre de Punta Peuco, como una “cruel falta de respeto”.

Nueva ofensiva por la impunidad

Tras reunirse con el Presidente de la Corte Suprema, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, sostuvo que el gobierno de Piñera buscará avanzar en el proyecto para conmutar las penas de enfermos graves o terminales que cumplan penas de presidio por diversos delitos, sin importar si son criminales de lesa humanidad.

“Cuando se trata de motivos humanitarios por razones graves de salud o la persona está enajenada de toda razón, no se puede distinguir por el delito que se haya cometido”, sostuvo el ministro Larraín a los medios de prensa.

Agregó:

“El hecho de que haya alguna persona que esté por ejemplo con la razón perdida me parece que no tiene ninguna justificación mantenerlo preso”.

Ante dichas declaraciones. la bancada del Partido Comunista rechazó cualquier tipo de beneficio carcelario que se pueda entregar a reconocidos criminales de lesa humanidad.

Para el diputado por el distrito 12, Amaro Labra, este tipo de iniciativas contrarian la defensa y construcción de los Derechos Humanos que han intentado trazar las organizaciones y familiares de las víctimas de la dictadura:

“No aceptaré ni apoyaré ninguna de estas medidas para casos de crímenes de lesa humanidad. Los violadores de los Derechos Humanos ya cuentan con beneficios al estar en cárceles especiales, como Punta Peuco”.

“Me parece indignante la decisión de no trasladar a los presos de Punta Peuco y mantener a tales criminales con privilegios considerando que esos espacios podrían ser correctamente utilizados para otras categorías de prisioneros”, concluyó el diputado Labra.

Por su parte, el diputado por el distrito 9, Boris Barrera, afirmó que como legislador no apoyará ninguna propuesta del Ejecutivo que signifique entregarle algún beneficio a quienes no han colaborado nunca con la verdad y la justicia:

“No apoyaré ninguna conmutación de pena para personas que han cometido crímenes de lesa humanidad. Mucho menos el indulto, porque el pueblo debe tener claro que son crímenes cometidos por genocidas”.

En cuanto a la situación de Punta Peuco, el diputado Boris Barrera consideró:

“Es muy decepcionante para las organizaciones de DDHH y la ciudadanía que el Gobierno no haya tenido la voluntad política para cerrar Punta Peuco. Una vez más el anhelo de los familiares de las víctimas ha sido postergado, en beneficio de los genocidas”.

En la misma línea, la diputada Karol Cariola señaló:

“Rechazo absolutamente la solicitud de la UDI y RN de conmutar las penas de los violadores de derechos humanos que están en Punta Peuco. Los promotores de estas iniciativas son cómplices al pretender profundizar la impunidad”.

Finalmente, la diputada Carmen Hertz, presidenta de la comisión de Derechos Humanos, detalló que los crímenes de lesa humanidad, al igual que el genocidio y los crímenes de guerra no son indultables:

“Eso no es algo que hayamos inventado los activistas de los derechos humanos, sino que es el resultado que la comunidad internacional organizada ha llegado y ha establecido esas normas”.

La diputada Hertz agregó que la edad no ha sido nunca una calidad suficiente para acceder a estos beneficios:

“El tema de los presos terminales no tiene no solo normas expresas, sino que jurisprudencia en los organismo internacionales, en específico en Tribunal Penal Internacional, el Tribunal para la ex Yugoslavia, en que tienen que concurrir una serie de requisitos para que puedan acceder”.

Carmen Gloria Quintana: “Es una falta de respeto cruel”

Carmen Gloria Quintana, víctima del caso Quemados, envió una dura carta  criticando  a la ex presidenta Michelle Bachelet por no cerrar el penal Punta Peuco, donde violadores de Derechos Humanos cumplen condena.

Quintana,sobreviviente del ataque con bencina y fuego perpetrado por una patrulla militar el 2 de julio de 1986, donde murió el fotógrafo Rodrigo Rojas de Negri, aseguró en agosto de 2015 que la entonces mandataria le prometió que iba a cerrar el centro de reclusión, lo que finalmente no ocurrió.

En la misiva,  en un principio apunta sus dardos contra la ex mandataria: “Quien gobernó fue Michelle Bachelet y ella es la que debe dar las explicaciones de lo sucedido. Ella tuvo cuatro años para hacerlo, pero hoy resulta evidente que no tuvo las ganas ni la voluntad política”.

Además, califica como “demócrata de última hora” al ex ministro de Justicia Jaime Campos, quien no firmó el decreto para el cierre del penal. “Si el presidente hubiese sido un hombre, no habría actuado de la misma forma”, dijo Quintana sobre el ex secretario de Estado.

A continuación, la carta completa de Carmen Gloria Quintana

“No jueguen con nuestro Dolor”

He guardado un profundo y doloroso silencio al enterarme de los últimos días del gobierno anterior. Me siento en duelo. Si rompo mi silencio autoimpuesto se debe al hecho que se me hace insoportable que las más altas autoridades de un gobierno democrático realicen actos de tal envergadura, como es el burlarse del dolor de quienes precisamente lo dimos todo para recuperar la democracia.

Estimo que lo sucedido con Punta Peuco es una falta de respeto cruel con el dolor las víctimas y con nuestra sociedad. Quien gobernó fue Michelle Bachelet y ella es la que debe dar las explicaciones de lo sucedido. Ella tuvo cuatro años para hacerlo, pero hoy resulta evidente que no tuvo las ganas ni la voluntad política.

No obstante, considero que también son responsables los gobiernos de la Concertación, de la derecha y de la Nueva Mayoría. ¿Hasta cuándo se deja en las espaldas de las víctimas la responsabilidad de portar la bandera de los DDHH?

Una sociedad sana políticamente, debiera tener como bandera el respeto incondicional a los DD. HH., por cuanto la evolución de la humanidad así lo demanda. En esto, no hay dos opiniones ni colores políticos. Lo anterior no es motivo ni materia de discusión en los países desarrollados con democracias maduras, donde los valores como la verdad y justicia no están en entredicho, países donde los culpables condenados por la justicia son severamente castigados cuando vulneran estos derechos preexistentes.

Sobre las responsabilidades que le competen al demócrata de última hora, Jaime Campos, con relación a su gestión, solo puedo agregar que, si el presidente hubiese sido un hombre, no habría actuado de la misma forma, ni mucho menos habría comentado su actuación como lo hace ahora. Se ha retratado de cuerpo entero.

No son estos precisamente los valores y señales que debemos dar a las próximas generaciones, si se pretende instaurar un modelo de sociedad en el que no existan ciudadanos de diferentes categorías, donde no exista racismo, y con inmensas desigualdades como la las que existen en estos momentos.

Yo no soy la mujer símbolo a la que pueden usar para mandar recados sobre los delincuentes que han vulnerado los DD.HH., o la mujer símbolo con la cual se comprometió Bachelet al cierre de Punta Peuco, como si esto fuera una cuestión personal. Cuando debería ser toda la sociedad que a gritos pide su cierre. Que lejos estamos de la comprensión en plenitud de los DDHH.

Personalmente, me encuentro vejada, triste y apenada, solo me queda la esperanza que algún día mi país sea distinto.

Carmen Gloria Quintana
Montréal, 14 de marzo

Las diputadas del Partido Comunista, Camila Vallejo y Carmen Hertz, entregaron su pleno respaldo a los conceptos vertidos en la carta de Carmen Gloria Quintana:

Leave a Reply