Diputado Carmona se Despidió a lo Grande

0
177

Con una impecable cuenta pública, rendida en las principales ciudades de la región de Atacama, el diputado Lautaro Carmona cerró sus dos períodos legislativos a lo grande.

Especialmente notable fue el discurso pronunciado en Copiapó, en el que combinó de modo magistral una síntesis de su gestión de ocho años en el parlamento, con los desafíos políticos que quedaron abiertos para la región, y que usted puede escuchar íntegramente a continuación.

En una Sala de Cámara municipal de Copiapó repleta de un público que le tributó un caluroso reconocimiento, el diputado Lautaro Carmona procedió a ofrecer la cuenta pública de gestión, tal como hizo invariablemente cada uno de los años en que ejerció como parlamentario por la región de Atacama.

En la oportunidad destacó su participación en la aprobación de las leyes que han sido parte de las reformas impulsadas por el gobierno de la presidenta Michella Bachelet, su disposición de ahora en adelante desde el mundo político y social a defenderlas, como también las iniciativas a favor de Atacama y su gente y del mundo laboral.

El parlamentario recordó su llegada a la región, el encuentro con tantas personas y organizaciones con las que realizaron un camino de trabajo conjunto y reflexionó en torno a la importancia de haber tenido un gobierno que cuestionó los pilares del modelo neoliberal.

En materia laboral, recordó la importancia de poner en la agenda el cambio del sistema previsional y logros como una reforma laboral que comienza las negociaciones colectivas con un piso, -y no desde cero como antes- e impide el reemplazo durante la huelga, entre otros.

Reconocimientos

En la ocasión fueron distinguidos por el diputado Lautaro Carmona con la medalla de la Cámara de Diputados, diversos líderes políticos y sociales que se han distingudo por su trabajo al servicio de la región, tales como Renán Rivera (de La Chingana), Isidro Rojas (del Club Deportivo Racing de Rosario), Makarena Arias (Presidenta FEUDA), Jorge Hidalgo (ex Seremi Gobierno), Marcela Cepeda (Seremi Bienes Nacionales), Ercilia Araya
(Comunidad Colla Paipote), los dirigentes sindicales Felix Medina y Emilio Díaz, el matrimonio tierramarillano compuesto por Luis Zavala y Silvia Espejo, Mario Alcota (Presidente PS Vallenar), Viviana Ireland (Ex Intendenta) y la dirigente vecinal Cinthia Cortés.

También recibieron esta medalla los dirigentes políticos que han sido electos por la ciudadanía y pertenecen a la izquierda: los concejales Rosa Ahumada, Wilson Chinga y Miguel Carvajal de Copiapó, Rebeca Salinas de Caldera, Cristóbal Zúñiga de Tierra Amarilla, Juan Pablo Astudillo y María Torrejón de Diego de Almagro y Sebastián Gonzalez de Chañaral; y a los consejeros regionales Javier Castillo, Gabriel Manquez, Manuel Reyes y Rodrigo Rojas.

Reconocimiento de la CUT

A su turno, el diputado Lautaro Carmona recibió un reconocimiento de la CUT regional.

Entregaron la distinción Emilio Díaz, presidente de la CUT regional, y Carolina Noemí, Consejera Nacional de la CUT.

Vallenar

Emotiva reunión en Vallenar donde el Diputado Carmona entregó un saludo y reconoció el apoyo incondicional a su gestión con un diploma y una medalla parlamentaria a destacados miembros de la comunidad.

Club de Futbol El Jilguero y su comunidad en Vallenar reciben el saludo y la solidaridad del Diputado Lautaro Carmona

Diego de Almagro

Fraternal actividad en Diego de Almagro donde se destacó la entrega de ciudadanos/as de esta ciudad con una medalla parlamentaria. Asimismo el Diputado Carmona recibió el afecto y reconocimiento del pueblo de Diego de Almagro.

Oteando el futuro

La siguiente entrevista fue grabada al término de la cuenta pública rendida en la Sala de Cámara del Centro de Cultura de Copiapó.

– ¿Cómo va a defender las reformas de la Presidenta Michelle Bachelet?

En mi condición de ciudadano, y de militante de la izquierda chilena, y en mi condición de tener algún grado de liderazgo a nivel de país y en la región de Atacama, voy a ser un ferviente y perseverante constructor de unidad.

La primera forma de defender los grandes avances logrados, es construir unidad del pueblo, porque esta no es una tarea de pocos; es una tarea de mayorías.

Y luego, en disposición de estar en cuanta movilización, panel, foro, intercambio, reunión, feria libre o casa a casa, para decir que lo que hemos empezado, que era una deuda histórica con la democracia chilena, tiene que continuar. Y claro, va a ser bajo un gobierno de derecha, que ha dispuesto retrotraer estos avances, pero es más fuerte la vida, los derechos y el empoderamiento que ostenta hoy el movimiento popular.

Si algo le pena al gobierno de Piñera, son los grandes movimientos de 2011.

Habrá grandes movimientos análogos en 2018 o 2019, que estarán vinculados a un sistema previsional justo, seguir ampliando la gratuidad de la educación a todo nivel, y colocar en el centro el desarrollo de las personas.

Sin duda,  habrá motivos suficientes para movilizarse.

– ¿Cómo va a ser su relación con Atacama, teniendo presente que en su cuenta anunció que va a mantner una relación con esta zona?

Hay ahí un tema valórico. Uno no puede imaginar que su vínculo permamente y vocacional con el movimiento popular, que lucha por el derecho a la vivienda, a la educación, a la salud o la previsión, esté relacionado sólo con el ejercicio de una tarea de representación institucional.

Me declaro representante y defensor de esos derechos  e ideas en los espacios en que me toque ejercer.

Para eso, vamos a construir a la brevedad una agenda anual que pueda socializarse con todo el mundo, de forma de tener audiencias con la comunidad organizada, y vamos a ir a sus lugares de funcionamiento. Hay anclajes muy potentes, como las bancadas de izquierda de consejeros regionales y a nivel de concejalías de los municipios, en particular Copiapó y Diego de Almagro, ahora Tierra Amarilla, para las cuales voy a ser un servidor.

He sabido golpear puertas en condiciones peores y levantar banderas en adversidades mayores. Para enfrentar las tareas, sé que ellos van a disponer de la diligencia y la experiencia que yo puedo tener, desde la posición en que me encuentre. Soy dirigente nacional, una autoridad de primer orden en uno de los partidos de izquierda, como el Partido Comunista.

Voy a tener seguramente tareas en el nivel internacional que hoy reclama tanto la región, como el Foro de Sao Paulo, dada la ofensiva imperialista hacia la región, que tiene afectado a Brasil, Ecuador, Argentina, que se propone desequilibrar en Venezuela y Uruguay. Vamos a estar presentes en eso, así también en temas tan de fondo como la lucha por los derechos de nuestros pueblos originarios; entre ellos el pueblo mapuche, que marca y mucho, pero aquí tenemos el pueblo coya y diaguita. Con ellos también nos vamos a hermanar en las tareas que correspondan para correr el cerco, de forma de hacer de Chile un país más democrático.

Quedan tareas, pero la experiencia muestra que sí se puede. Esas tareas las vamos a emprender sin esperar que venga otro gobierno; las vamos a emprender ahora. Por ejemplo, voy a exigir pronunciamiento de las nuevas autoridades regionales acerca de la estabilidad laboral de los trabajadores públicos y el nuevo trato para el trabajador público de Atacama, el derecho a la vivienda de todos los que viven en campamentos, la solución para la vivienda de descanso para nuestros trabajadores, en nuestras costas, así como completar la tarea de la gratuidad de la educación, y por otro lado, en temas que se han constituído en temas de referencia para siempre, como la energía renovable no contaminante, pero que también beneficie a la comunidad.

Hay mil posibilidades para que el subsidio a la vivienda social incluya el panel y el termo solar, para que la energía y el agua caliente tengan costos muy bajos, casi de cero.

Lo mismo tiene que pasar con la batalla por la defensa del agua, y la primera prioridad para el consumo de los seres humanos, que no tiene por qué cargar con los costos de la tecnología que desaliniza, sino que deben ser las empresas las responsables de aquello.

Vamos a defender la economía minera en nuestra región; tanto la gran minería como la pequeña minería.

Hay muchas tareas que van a vincularme con la región, cualquiera sea el lugar en que yo esté. Atacama siempre va a ocupar un lugar en mi registro personal. Soy de tareas de décadas.

Me tocó ser una década el máximo dirigente de las juventudes comunistas bajo la dictadura, me tomó una década para organizar el partido en una región completa, me tocó una década en tareas organizativas, me tocó una década de tareas representativas en el parlamento. Pero la tarea es más larga que eso.

Voy a cumplir cincuenta años de militancia, sin haber abandonado ningún solo día, ni por voluntad propia ni por adversidad, las tareas políticas que me han correspondido. Así fue mi experiencia durante la dictadura, y desde que ingresé a la actividad política a los 16 años.

Hay siempre una constante, y eso lo tengo muy incorporado: la unidad de la izquierda para la unidad del pueblo. La unidad del pueblo siempre debe ser muy amplia. Tnenemos diferencias, qué duda cabe. Unos son del centro y otros de la izquierda, pero tenemos coincidencias, que e lo que vale. Cada vez que el pueblo se ha unido, ha logrado grandes avances para Chile, y cada vez que se ha dividido, ha resultado en tragedia. Entonces, seguiré bregando por esa unidad.

 

Leave a Reply