Segunda Vuelta: Nada está Ganado, Nada está Perdido

0
420

por Rafael Urriola.

Nadie tiene ganada la segunda vuelta electoral presidencial 2017. En este artículo, los hitos que definen la coyuntura.


1) Las encuestas actuales no sirven. No creo que los encuestadores conocidos (Cadem, CEP, Mori, etc.) sean “vendidos” (aunque en algunos otros casos las sospechas son mayores) pero es evidente que sus técnicas no sirven para predecir resultados electorales.

2) Se pregunta a la gente por quien va a votar pero la gente suele no saberlo aunque tampoco oscila de lado a lado del espectro político. En esta segunda vuelta podrán ser más agudos los encuestólogos para examinar esto. Pepe Auth- candidato y encuestador- en Chile 21 este jueves 23 recién pasado, reconoció que la gente cambiaba muy rápidamente entre Sánchez y Guillier. Pero, al parecer, el “corazoncito” les hizo jugar para un lado a los “analistas”.

3) No cabe duda que hubo un momento – alrededor del 21 de octubre- que se produjo un peak de descenso o duda de quienes estaban apoyando a Sánchez (marcado por las diferencias al interior del FA y un par de “malas salidas” de la candidata). Sin embargo, si se mantiene las proporciones de intención de voto siempre era previsible que su “piso” fuese alrededor del 17% porque eso había logrado el 2013 ME-O y los demás alternativos. Súmese que todo indicaba que el FA había copado el espacio de ME-O que, por un cúmulo de malas decisiones, se desdibujó como alternativa rifando su 11% de 2013 (terminando sexto entre ocho candidatos).

4) El desencanto existía en 2013. El “constructo” llamado candidata Bachelet salvó milagrosamente a una ya desgastada Concertación. Michelle salvó lo electoral y la mantención del poder en manos de las cúpulas de la Nueva Mayoría pero no salvó la estrategia, es decir el programa, que a nadie le importó hasta que empezaron las reformas porque había sido postergada su discusión.

5) Guillier para muchos era similar al fenómeno Bachelet 2013 para el 2017. Las encuestas así parecieron decirlo durante muchos meses. Vamos bien, mañana mejor decía la NM. Pero los leones sordos surgieron de todos los costados. El grupo conservador de la DC, que quizás encabece Gutemberg Martínez, reinventó la estrategia de que si a la NM (o sea a la presidenta Bachelet) le iba mal era porque había profundizado las reformas por la equidad y decidió crear camino propio para mostrar que con la DC “sí se puede” y desde allí recomponer la alianza y, de paso, presionar a un retroceso del PC. El fracaso resultó estrepitoso porque redujo en 12 diputados su representación y la candidata salió quinta en la contienda.

6) No cabe duda que esto es un desastre en la derecha. Recuérdese que detrás del hotel en que el comando esperaba los resultados había un camión preparado (del estilo del carnaval de Río-Brasil) para que el candidato saliera a recorrer Santiago para festejar el triunfo en primera vuelta. En la derecha estaban felices porque el candidato era inmune a todas las denuncias de enriquecimiento ilícito o poco ético… pero lo medían en Las Condes y Vitacura. Ahora saben que en lo popular esta mancha de corrupción si
tiene importancia lo que hace más difícil recuperar votos.

7) Algún asesor de Piñera ha lanzado la campaña del terror contra Guillier. Se viene Venezuela, dicen!!!; no habrá posibilidades de elegir pero esencialmente “mandarán los comunistas o “los del Frente Amplio”!!!. Esto es muy poco importante porque las personas que pudiesen creer esto son los que ya votaron. Los que no votaron son otros. Aun así, muestra la desesperación (el terror es un método que lo usó Pinochet en el plebiscito y la derecha desde que es derecha).

8) Guillier debe precisar con pinzas la redefinición del programa. Qué decir para atraer los votos del FA (que no lo controlan ni pretenden controlarlo las cúpulas). Importa menos lo que digan las ”orgánicas”. Recuérdese que el PC jamás pudo evitar que su gente votara por Aylwin, Frei, Lagos o Bachelet porque la gente veía la diferencia con la derecha pese a todo. Sin embargo, con el tiempo las desconfianzas aumentan y los que se sienten traicionados son también más que antes. Es decisivo que el compromiso de las reformas a que se comprometa Guillier sea creíble. En el FA todos están disponibles para pasar a una oposición muy nítida si se repite el juego de retroceder las reformas hasta “la medida de lo posible”

9) Como sea, habrá una proporción de votantes de la izquierda que no votarán en segunda vuelta porque sienten que han sido engañados demasiadas veces. Son menos que los que desearía Piñera; son más que lo que permitiría un ejercicio aritmético simple en favor de Guillier. Es decir, la campaña empieza de nuevo y lo que hagan – expliciten- los candidatos será crucial. El apoyo del pinochetismo a través de Katz a Piñera le es imprescindible pero es un salvavidas de plomo para sumar votos. De su parte, los votos DC de derecha al parecer ya se esfumaron. La renuncia del ex Ministro Aninat a la DC es un alivio porque él es un conspicuo representante de los poderes fácticos del país y es lo que le ha hecho mal a la DC para posicionarse como un partido de centroizquierda. Aun así el comando Guillier deberá mirar con lupa lo que dice.

10) El problema al final, para el centro izquierda no es solo quien gana sino que pasará el día después. Qué coalición? Si pierde o si gana puede ser diametralmente diferente. El fantasma de los “tres tercios” está muy vigente.

10) El problema al final, para el centro izquierda no es solo quien gana sino que pasará el día después. Qué coalición? Si pierde o si gana puede ser diametralmente diferente. El fantasma de los “tres tercios” está muy vigente.

11) Para la derecha las cosas no son tan fáciles. Crece Kast –posición más bien testimonial con nostalgia del neofascismo chileno (bueno eso esperamos)- pero a costa de la UDI y con la cosecha de RN que supera a sus partners de siempre. Evópolis que pretende ser una derecha razonable saca dos senadores. Ossandón con agenda propia hace visible que su aporte a Piñera será insignificante. Es decir, el drama de la derecha es que es incapaz de ser una derecha democrática, republicana, moderna.

12) El FA tiene sus propios problemas. El éxito electoral de RD se debe con mucho a una inexperiencia de sus rivales en estas lides lo que le permitió llevar ventajas
en varios distritos. Esto cambiará en el futuro. Asimismo, la próxima vez no habrá 13 partidos sino dos o tres bloques y todos más afinados porque todos tienen diputados (eso fue crucial en la manera en que se definió en esta vuelta los asuntos del FA con solo 3 diputados que asumieron una gran hegemonía). Más aún, si gana -pero sobre todo si pierde Guillier- el FA se verá confrontado con la posibilidad de que sectores importantes de la NM se planteen un bloque con el FA.

13) En fin, la gente del FA votará muy mayoritariamente por Guillier. Además, varios grupos del FA ya han llamado a apoyarlo si es capaz de ofrecer propuestas que interesen a los votantes FA. De su parte, la DC y el PRO ya declararon su apoyo a Guillier. El resultado se juega entonces en si el comando Guillier es capaz de neutralizar el esfuerzo que está haciendo el comando Piñera para llevar 400.000 votantes nuevos en su favor. Es decir, Guillier debiese al menos llevar unos 250.000 votantes adicionales para asegurar su elección.

14) En concreto, en una elección tan estrecha los votos de los compatriotas en el exterior podrán hasta definir la elección presidencial en Chile.

Fuente: Primera Piedra

DEJA UNA RESPUESTA