¿Por qué EEUU no Ataca a Corea del Norte?

0
258

La idea de eliminar la amenaza nuclear norcoreana es ‘un sueño’, según Business Insider, que advierte que un posible ataque de EE.UU. a Pyongyang es una ‘locura’. Alex Lockie, columnista y bloguero militar y de defensa estadounidense de Business Insider, explicó en un artículo por qué EE.UU., a pesar de contar con todos los preparativos necesarios para lanzar un ataque sorpresivo contra Corea del Norte, se abstiene de hacerlo.

“Para el ojo inexperto, los preparativos para la guerra están ahí. EE.UU. ha desplegado el sistema de defensa antimisiles más avanzado del mundo (THAAD, siglas en inglés del sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud) en Corea del Sur para protegerse contra misiles balísticos. El avión más avanzado del mundo, el F-35, ha sido enviado a Japón”, conforme al analista.

Asimismo, añade:

“Estados Unidos tiene, además, un grupo de ataque con portaaviones, la unidad más poderosa del poder naval que existe, cerca de las costas de Corea del Norte. Ha colocado permanentemente a 25.000 miembros de la fuerza de combate mejor organizada del mundo cerca de las fronteras de Corea del Norte y acabó de realizar un ejercicio militar a gran escala”.

“Pero incluso los mejores sistemas no pueden detener a un enemigo determinado con un puñado de armas nucleares”, advirtió el jueves Business Insider, citando al analista.

Aunque el tamaño del arsenal atómico estadounidense no es comparable con el de Corea del Norte (2300 armas nucleares frente a una docena), “solo hace falta una sola detonación nuclear para hacer que el conflicto sea inevitable”, señala.

“Los expertos dicen que Corea del Norte probablemente respondería con fuego de artillería, que encendería Seúl y sus 10 millones de habitantes; los misiles de señuelo irían por el cielo para aplastar los sistemas de defensa antimisiles y las fuerzas terrestres se desplegarían a través de túneles ocultos”, agrega.

“Las tres opciones para tratar con Corea del Norte —sanciones ineficaces, concesión al chantaje nuclear y la acción militar— son terribles”, pero asegura que “lo más terrible y poco probable es la acción militar directa”, dice Alex Lockie, columnista y bloguero militar y de defensa estadounidense de Business Insider.

EEUU reconoce que guerra contra Corea del Norte sería devastadora

Una intervención militar de EE.UU. en Corea del Norte desencadenaría inevitablemente una ‘tragedia’ a una escala ‘increíble’, reconoce el Pentágono.

Aunque admite que Washington y Seúl “aplastarían a las tropas norcoreanas con el tiempo”, alerta de que antes los misiles del Norte podrían causar cientos de miles de bajas militares y civiles en Corea del Sur.

“Y la idea de eliminar una (…) amenaza de Corea del Norte es simplemente un sueño. Corea del Norte puede usar algo más que plataformas de lanzamiento, ya que sus recientes ensayos con misiles se han realizado con lanzadores móviles, muchos de los cuales tienen bandas de rodadura que le permiten disparar desde lugares ocultos en el desierto”, avisa.

Lockie cree que “las tres opciones para tratar con Corea del Norte —sanciones ineficaces, concesión al chantaje nuclear y la acción militar— son terribles”, pero asegura que “lo más terrible y poco probable es la acción militar directa”.

Washington y Pyongyang se encuentran en el centro de una virulenta guerra verbal. Ambos se acusan mutuamente de protagonizar acciones provocadoras y se han amenazado mutuamente con lanzar un ataque preventivo.


¿Qué pasará si Estados Unidos ataca Corea del Norte?

Roberto de la Madrid.

El mundo está al borde de una guerra nuclear, declara hace unas horas Corea del Norte. Esa es la alarma que suena en todo el mundo; y mucha gente por miedo o por ignorancia toma partido; ese es el escenario.

Me encantaría hacer un ejercicio más copioso y entender que es necesario ir a la Historia para entender lo que está pasando entre Corea del Norte, Donald Trump y Estados Unidos.

¿Corea del Norte tiene el derecho o su amenaza se justifica en algo, o es que el líder norcoreano, Kim Jong-un, verdaderamente está desquiciado? Quizá la última parte no debemos tocarla porque es una cuestión que sólo un profesional de la salud bajo consulta auténtica, podría hacerlo, pero lo menciono porque esa es la imagen que se muestra, ya sea mal intencionada por Occidente o muy real por su conducta.

Lo que si entiendo y es seguro, es la Historia. ¿Corea del Norte tiene derecho? Quizá el pueblo estadounidense no tenga memoria pero el norcoreano sí, el pueblo norcoreano todavía recuerda cómo las bombas de EE.UU. prácticamente pulverizaron su país: Corea del Norte.

Más aun, cómo los militares estadounidenses bombardearon tanto y todo, que ya no había qué bombardear. Y entonces decidieron bombardear las presas, haciendo que se inundaran los norcoreanos, y devastaran su mayor fuente de alimentos, los sembradíos de arroz, fue un total crimen de guerra, exclama el politólogo Noam Chomsky en una conferencia en Cambridge, Massachusetts, hace unos días.

Cuando usted revisa esta historia, entonces usted entiende por qué Corea del Norte se da el derecho, como cualquier ser vivo, de construir misiles para defenderse y protegerse, de que EE.UU. no los vuelva a destruir, como lo hizo antes hacia 1953.

La responsabilidad de EE.UU. no para ahí. Corea del Norte en las últimas décadas ha sido siempre saboteada por Washington. La escalada de esta nueva agresión comienza en 1993, en la era Bill Clinton.

El régimen de Israel y Corea del Norte estaban haciendo una fuerte negociación que involucraba misiles. EE.UU. interfirió y destruyó la negociación presionando al régimen de Israel para que no la hiciera.

En 2005, Corea del Norte estaba dispuesta incluso a desmantelar sus armas atómicas y detener su programa nuclear militar, a cambio de que EE.UU. se comprometiera a tener una política de no agresión. El expresidente de EE.UU. George W. Bush no quiso el acuerdo.

No hace mucho, en 2015 Corea del Norte estaba muy dispuesta a detener su carrera militar nuclear y quitar toda amenaza. El expresidente estadounidense Barack Obama rechazó el pacto. ¿Sabe por qué lo rechazó? Porque a cambio, EE.UU. tenía que hacer una cosa simple, dejar de hacer ejercicios militares, dejar de presumir sus armas y dejar de pasear sus naves militares frente a la frontera de Corea del Norte. Obama no quiso.

La Historia es esencial para entender lo que pasa, el problema es que hoy, quizá el presidente de EE.UU., Donald Trump, no sea un hombre culto y al líder norcoreano no le importe tanto.

Quizá también ese quizá no sea el problema real, sino el exceso de show de músculo militar que provoque que un error humano desencadene una guerra que nadie quería, porque lo que se quería era el juego de poder y de política. Un error de ataque sin duda traería la respuesta inmediata de ambas partes.

Sin cuestionar la aplastante fuerza de EE.UU., Corea del Norte al menos tendría tiempo de atacar donde más le duele a Washington: sus bases en Corea del Sur y Japón donde hay miles de estadounidenses, sin contar además la gente inocente de las ciudades como Seúl.

También analizaremos si este show de Trump no es en realidad el maquillaje del plan real: frenar el crecimiento de China.

{youtube}k1WZsyQkT-M |600|450|0{/youtube}

Fuente: HispanTV

DEJA UNA RESPUESTA