Multitudinaria Fiesta Roja: PC Postergó Decisión Presidencial y Celebró Refichaje en el Teatro Caupolicán

0
193

Más de cinco mil personas abarrotaron el teatro Caupolicán, para celebrar la holgada legalización del PC. En el plano político, el pleno del comité central del partido postergó la decisión presidencial, en espera de la decisión de la DC, y la lista parlamentaria, en tanto no se sepa si va una o dos listas de la Nueva Mayoría. Completo reporte.

El color rojo comenzó a teñir desde muy temprano la calle San Diego del centro de Santiago. En las inmediaciones del Teatro Caupolicán, emblemático recinto que ha albergado históricos encuentros políticos, las banderas de miles de comunistas se multiplicaban mientras esperaban para ingresar al recinto para celebrar la hazaña de la legalización de su partido y de transformarse en la tienda política con mayor cantidad de militantes del país, con 67 mil fichas enviadas al Servicio Electoral (Servel) y aprobadas alrededor de 50 mil.

Al interior del teatro, todo estaba preparado para iniciar la fiesta. Las galerías iban ocupándose con lienzos y pancartas que mujeres y hombres de todas las edades ubicaban con dedicación. A la platea baja comenzaban a llegar los invitados y los primeros rostros prominentes del Partido Comunista se dejaban ver alegres y serenos. Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, y Claudia Pascual, ministra de la Mujer y la Equidad de Género, entre las primeras.

La ex alcaldesa de Pedro Aguirre Cerda, Claudina Núñez, recorría los pasillos y en el teatro se veía cada vez más rojo, con banderas del PC y de las Juventudes Comunistas (JJCC). La música de Víctor Jara y Violeta Parra llenaba el ambiente, y cada vez que en la pantalla gigante del escenario aparecía el rostro de Gladys Marín, los que ya estaban instalados aplaudían al son de las consignas:

“¡Compañera Gladys …presente… ahora y siempre!”. Banderas con la hoz y el martillo, otras con el rostro de Salvador Allende, y papelógrafos de comunales, células, regionales y de las más diversas formas de organización territorial de la colectividad. Había gente de Atacama, Recoleta, Concepción, El Monte, Ñuñoa, Valparaíso, Lampa…

Media hora antes del mediodía y con el recinto repleto a su máxima capacidad, ingresa al local seguido de varios periodistas el presidente del PC, Guillermo Teillier, y el teatro completo aplaude intuyendo el inicio del evento. Las Juventudes Comunistas (JJCC) vociferan su inconfundible grito de ¡Jota Jota…Ce…Ce!, y lo sigue el resto, los mayores, con el “ceacheí” que celebra al partido.

Guillermo Scherping es el maestro de ceremonia y comienza recordando el proceso de legalización del partido, con sus casi 60 mil firmas, y los aplausos continúan. Luego, imágenes de un discurso de Gladys: “Vamos a hablar con el joven, estaremos en cada escuela y cada sindicato…aunque alguna vez se pretendió destruir al partido… aquí estamos luchando junto al pueblo”, señalaba y la celebración ya era total.

Continuó la presentación de los asistentes y los aplausos demostraban el cariño del pueblo comunista por sus representantes en las distintas instancias: las diputadas Karol Cariola y Camila Vallejo, quien saludó con su hija en brazos; Hugo Gutiérrez, Daniel Núñez y Lautaro Carmona, los diputados hombres. Aplausos también para el ministro de Desarrollo Social, Marco Barraza, para el economista Manuel Riesco, para la abogada Carmen Hertz, para Roxana Pey, para el presidente de la ANEF, Carlos Insunza, para el presidente de la “Jota”, Camilo Sánchez.

También estaban la Subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara, la presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue.

Aplausos también para las visitas de otras colectividades, como el presidente del Partido Socialista de Chile, Álvaro Elizalde, o el presidente de la Izquierda Ciudadana, Francisco Parraguez.

También aplausos al embajador de Cuba en Chile, Adolfo Curbelo, quien fue vitoreado al son del grito de “¡Cuba, Cuba, Cuba, Chile te saluda!”. Gran aplauso también para el embajador de Venezuela, Enrique Méndez Romero, y consignas también para él: “¡Maduro, Maduro…al yanqui dale duro!”, corearon los asistentes. Presentados y aplaudidos también fueron los representantes de Nicaragua, El Salvador y Vietnam.

Alcaldes, concejales, dirigentes de organizaciones, representantes de los territorios, las 120 asistentes a la Escuela para Mujeres Líderes “Teresa Flores”, y un suma y sigue que solo se detuvo para dar paso a la presentación de los legendarios Inti Illimani, que cumplen 50 años de trayectoria y que entregaron todo su talento al pueblo comunista. Tres de sus músicos, Max Berrú, Jorge Coulón y Daniel Cantillana, se unieron al Partido en las últimas semanas.

“La exiliada del Sur”, “El aparecido”, “Charagua”, entre otros títulos clásicos del repertorio de la banda sonaron acompañados de imágenes de su trayectoria y de Víctor y Violeta. Pidieron un aplauso para despedir al recientemente fallecido Ángel Parra, y se despacharon dos pies de cueca que levantaron de sus asientos a Teillier, Cariola, Figueroa, y a otros militantes que bailaron con entusiasmo. Para cerrar, “El Pueblo Unido” fue coreado de pie, con las banderas ondeando, y los ojos vidriosos de muchos. Un momento que erizó la piel.

Luego el momento del discurso central y de las resoluciones del Pleno del Comité Central. Antes de eso, Scherping leyó una carta dirigida a la militancia por el precandidato Alejandro Guiller llamando a la unidad del bloque de centro izquierda, la Nueva Mayoría. Aplausos respetables del pueblo comunista luego de escuchar el nombre del periodista y senador.

Teillier concluyó el discurso y para tener unos minutos de preparación el animador mencionó los nombres de figuras del arte que firmaron la ficha del PC: El pianista Valentín Trujillo, el poeta Raúl Zurita, el Premio Nacional de Artes, Fernando García, los humoristas Bombo Fica y Felo, el actor y comediante Rodrigo Salinas, el cantante de Sol y Lluvia, Amaro Labra, José Pepe Secall, Carmen Prieto, Nano Acevedo, Leonardo Soto.

Entre medio de la fiesta, la transmisión en directo de Radio Nuevo Mundo, la conferencia de prensa dada por Teillier, Carmona y Camila en una sala del Caupolicán, y el trabajo de decenas de periodistas, fotógrafos y camarógrafos. Todo u equipo técnico y organizativo del PC cuidando calle detalle.

“No hay fiesta sin baile”, fue la frase con la que se introdujo la presentación de otra banda amiga del PC, la Sonora de Tommy Rey. A los primeros compases el Caupolicán estaba entero de pie y en la primera fila, dirigentes, ministros, diputados y militantes se fundían en un baile fraterno al ritmo de cumbias clásicas. “El galeón español”, “El negro José”, “Pobre caminante”, entre otras, fueron las melodías que fueron despidiendo a los comunistas de su fiesta, una fiesta por su holgada legalización, por su tradición histórica y en especial el sano futuro del Partido Comunista de Chile.

Fuente: El Siglo


DEJA UNA RESPUESTA