Fortín Mapocho: Un Hito en la Lucha contra la Dictadura

0
356

El Diario Fortín Mapocho, marco un hito muy importante en la lucha contra la dictadura. Cuando nadie se atrevía a enfrentarla públicamente, se crearon dos organizaciones públicas: PRODEN [Proyecto de Desarrollo Nacional] y el diario Fortín Mapocho.

{source}
<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Antes de estas dos iniciativas, solo existía la lucha clandestina. Un pequeño grupo valeroso decidió acompañarme en esa aventura, peligrosa, idealista, combativa y unitaria. Eramos pocos, fuimos creciendo junto a las organizaciones sociales y sindicales.

Los grandes líderes de hoy estaban temerosos en sus casas o haciendo fortuna bajo el alero de la dictadura, por eso, cuando recurrimos a ellos para que dieran la cara, nos dieron un portazo.

Con las protestas encabezadas por el PRODEN y el asedio diario de Fortin Mapocho, fue conciencia popular que la dictadura estaba caída.

El Departamento de Estado de EEUU comprendió que su delfín Pinochet carecía de apoyo popular. Las concentraciones populares, -con la primera de mayor convocatoria en 1984 en General Velásquez- aún al margen de estos opositores de última hora, se abrió una amplia senda para las organizaciones sociales y sindicales que ya nadie podía parar.

Fue el momento en que se abrió la posibilidad para fijar los términos en que la alianza cívico-militar de 1973 debía abandonar el poder.

Aylwin, Lagos y Valdes, conversaran con los militares y civiles que habían asaltado el poder 16 años atrás y finalmente transaran con el dictador para una salida, nominalmente democrática. Ahí se transó el modelo político y el económico. Se transó la llamada transición bajo la égida del sistema pinochetista el cual siguio funcionando bajo la Concertación y la Nueva Mayoría sin Pinochet.

Mucho le debe Chile a los periodistas, fotógrafos, columnistas del diario Fortín Mapocho, que fueron encarcelados relegados, sus maquinas fotográficas destrozadas en enfrentamientos con las fuerzas de represión de la dictadura.

Por eso el reclamo que hace el director del hoy diario digital, www.fortinmapocho.com, Hector Vega, quien pone al descubierto al grupo que hoy intenta robar la imagen del diario Fortin Mapocho, para trasformarla, sin ninguna autorización de su dueño, para instalarla al servicio de intereses políticos de quienes hoy ostentan el gobierno.

No nos confundamos es la misma camada que urdió la mal llamada transición a la democracia. Muchos de ellos ya están retirados. El tiempo ha hecho su labor. Ahora son los herederos que han refinado los métodos, tirando la piedra y escondiendo la mano.

El delito que aquí se cometió es el de plagio. Se trata de una cuestión ética que el plagiador de Fortín Mapocho no está a la altura de medirla o entenderla pues se requiere de honestidad, dignidad, vergüenza e integridad, valores que el grupo de plagiadores de Fortín Mapocho simplemente no tiene.

Algún día la historia reconocerá el tremendo valor y coraje de los que lucharon verdaderamente en la calle contra la dictadura, fueron esos los que sufrieron las consecuencias, con persecuciones, exilio, tortura, atentados, incluso la vida.

Todo lo que hemos visto en estos años de “transición a la democracia” se ha hecho subrepticiamente, al margen del pueblo, con la más absoluta desvergüenza, donde se buscan dudosos amparos legales, otros pagan en dinero, vía facturas truchas, favores políticos, algunos casos son investigados y otros yacen en la sombra cómplice del poder.

Los plagiadores de Fortín Mapocho son apenas un remedo de la corrupción que se ha instalado en estos años. Esto seguirá todavía por un largo tiempo pues hemos aprendido que las regulaciones no bastan para detener la corrupción.

Es la misma que vivimos en dictadura, ahora con métodos más perfeccionados y con las garantías que da el poder.

Ustedes mis amigos de siempre, deben estar informados de esta situación. Conozcan la historia de lucha que precedió a esta farsa democrática que hoy vivimos. Los invito a leer mi libro “El Precio de Sostener un Sueño”, editado por Lom.

{source}
<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Pueden obtenerlo en mi pagina web.

(*) Ex Senador de la República, Presidente del Comité de Defensa del Cobre

Fuente: Fortín Mapocho

DEJA UNA RESPUESTA