Izikson & Méndez: Los Agentes de Piñera en la Encuestología

0
353

La encuesta Cadem es más falsa que compromiso de Piñera. O al menos tanto, porque su propietario y director, Roberto Izikson, forma parte de uno de los anillos de la tecnocracia piñerista. Lo mismo que Roberto Méndez, factótum de Adimark.

De hecho, Isikson se desempeñó como Director de Estudios en el Ministerio Secretaría General, durante el gobierno de Sebastián Piñera. Estaba a cargo de la crucial área de las encuestas, y reportaba a Carlos Alberto Délano.

Estos tuits son de esa época.

En realidad, en lugar de una imparcial encuestadora, lo que hay es una agencia piñerista.

Sacar una encuesta semanal supone un costo fuera de todo margen comercial. Es obvio que Izikson no lo financia de su bolsillo. Se trata, por consiguiente, de una inversión política con un origen fácilmente identificable.

En los hechos, llueve o truene, invariablemente da ganador a Piñera, por margenes invariablemente superiores a los de las otras encuestadoras. Con una cadencia semanal, representa un ruido mediático ensordecedor, toda vez que los medios reproducen semanalmente el pomposo rito del falso oráculo.

A modo de ejemplo, en uno de los informes semanales de febrero, Cadem dijo que Bachelet bajó 4 puntos por el manejo de los incendios forestales. Inmediatamente otra encuesta, la Adimark dijo todo lo contrario: que había subido dos puntos.

El «achunte» de Izikson parece ser el mayor atributo técnico de esta agencia piñerista.

 

Por otra parte, los vínculos de Roberto Méndez, presidente de Adimark GFK Chile con el entorno del piñerismo son suficientemente conocidos como para abundar sobre el particular.

Su Informe Evaluación de Gobierno, tiene una periodicidad mensual.

En consecuencia, ambas agencias del piñerismo se apoderan del espacio mediático asociado virtualmente sin contrapeso, toda vez que las dos encuestadoras restantes tienen salida mucho más espaciada; sin perjuicio de su mejor metodología y mayor confiabilidad.

La encuesta del Centro de Estudios Públicos pasa por ser la más influyente y «seria» de la plaza. Es el producto más reconocible, pero ciertamente no el único, del principal «tanque de pensamiento» del gran empresariado, presidido de modo vitalicio por Eliodoro Matte, hasta que lo derribó la colusión del confort.

El informe Nacional de Opinión pública tiene una aparición semestral, y habitualmente es esperado con un coro coordinado de interesadas especulaciones previas. Además, lo que le falta en periodicidad, le sobra en influencia y reverencia mediática: es tenido por el principal oráculo estadístico del país.

Evidentemente, y como es apenas natural, responde a los intereses políticos del gran empresariado; pero tiene una característica que lo distingue de las dos agencias del piñerismo.

Su ciclo semestral, más que inducir, como Cadem y Adimark, lo que hace es catalizar, cuando no consagrar.

La cuarta encuestadora en el cuadrilátero político chileno es CERC/Mori, la única que, aparentemente, escapa a la derecha política y al gran empresariado.

Con ella sucede algo extraño.

No aparecen datos cuando se busca por CERC/Mori, CERC, o Mori.

En cambio, al menos hasta diciembre de 2016, aparece su Barómetro de la Política. Conforme a su cadencia trimestral, el próximo informe debería aparecer el próximo mes de marzo.

Es de esperar que esta firma encuestadora no esté el peligro o desaparezca, porque, si bien parcialmente por el ciclo espaciado e inserción sistémica, su sola presencia regula el abuso de las agencias de las piñeristas Cadem y Adimark.

El papel que están jugando las encuestas en la manipulación de la política es demasiado relevante como para no vigilarlo de cerca.

Seguiremos informando.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA