No Precisamente Caballería Motorizada: Fuente-Alba Gastó Casi 500 Millones en Autos de Lujo

0
322

En la audiencia en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, en la que se resolvió que la investigación del ex Comandante en Jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba sobre lavado de activos permanecerá en la justicia ordinaria, el fiscal José Morales reveló que entre 2005 y 2013, Fuente-Alba gastó 466 millones de pesos en la compra de autos de lujo.

En el marco de la audiencia realizada en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, donde se debatió sobre si el caso debía ser indagado por el Ministerio Público o la justicia militar, tras una presentación realizada por la defensa del ex militar, el fiscal de la Fiscalía Centro Norte, José Morales, entregó una serie de antecedentes sobre la indagatoria que  lleva a cabo contra el ex comandante en jefe del Ejército, general (r) Juan Miguel Fuente-Alba.

Morales explicó que  la fiscalía ha podido detectar al menos tres delitos que son ilícitos bases de un posible lavado de activos.

El primero habría ocurrido en 2005, ligado a un cohecho, que podría estar prescrito:

“Ese año, estando Juan Miguel Fuente-Alba en la Escuela Militar como director, recibió un pago de $ 18 millones de parte de una persona que estaba a cargo de una lavandería en el Hospital Militar. Este pago no se hizo directamente a Fuente- Alba, sino que entregando un automóvil en la automotora Klassik Car. Este vehículo se utilizó como parte de pago para que el general (r) pudiera adquirir un Audi”.

El otro antecedente que se dio a conocer en la audiencia en el tribunal dice relación con una negociación incompatible:

“El 2013, a propósito del matrimonio de uno de los hijos del señor Fuente-Alba, contrató un banquetero, pagando la suma de $ 36 millones, cancelando gran parte de este monto, o a lo menos la mitad, en depósitos en efectivo que se hicieron en la cuenta del banquetero”.

Agregó:

“A efectos de obtener una rebaja y, además, de alguna forma, tomar conocimiento previo de la calidad y características del servicio proporcionado por el banquetero, en fechas coetáneas y próximas al matrimonio contrató, para la Comandancia en Jefe, dos comidas por $ 5 millones y $ 2 millones y fracción que fueron pagadas con recursos del Ejército”.

En la tercera arista, relacionada con el “enriquecimiento sin causa”, Morales indicó:

“La fiscalía ha detectado el manejo de sumas de dinero absolutamente desproporcionadas y no propias de una funcionario público. Entre 2005 y 2013, Fuente-Alba compró en Klassik Car nueve vehículos por un total de $ 235 millones; en Kaufmann adquiere cinco automóviles por $ 148 millones; en Aventura Motors compra un auto por $ 35 millones; y además adquiere otro por $ 48 millones a nombre de su señora. En total, $ 466 millones”.

La abogada defensora del general (r) Fuente-Alba, Joanna Heskia, utilizó su tiempo para replicar al fiscal Morales.

Sobre el primer hecho, el pago de $ 18 millones, la abogada sostuvo que la fiscalía “en este minuto tiene antecedentes incompletos al respecto”.

En lo que dice relación a la supuesta negociación incompatible, “efectivamente hubo dos comidas que contrató el Ejército, de tipo protocolares, en la casa del comandante en jefe. No eran comidas personales para probar la banquetería, sino que fueron de orden protocolar” para institución.

Respecto a la adquisición de los automóviles, Heskia sostuvo que esto se debía a que “a mi representado, y siempre lo ha reconocido, le gustan mucho los vehículos. Compró muchos, pero nunca, jamás, tuvo tres autos a su nombre, considerando a su señora. Es decir, nunca tuvo más de dos autos a nombre de él”.

La jueza del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, Marcia Figueroa, determinó que las indagatorias respecto del presunto ilícito de lavados de activos sigan siendo llevadas por el Ministerio Público, mientras que los hechos ligados a delitos funcionarios (cohecho, negociación incompatible y enriquecimiento sin causa) sean derivados a la justicia militar, causa a cargo del ministro en visita, Omar Astudillo.

“Lo importante es que la fiscalía va a seguir conociendo el delito que siempre hemos investigado en este caso, que es el de lavado de activos. Por lo tanto, estamos conformes”, sostuvo Morales.

DEJA UNA RESPUESTA