La Tapa se Escuchó Hasta en Penco: Caso Fuente-Alba Seguirá en la Justicia Civil

0
246

El ex Comandante en Jefe del Ejército, general (r) Juan Miguel Fuente-Alba, el militar más corrupto desde la época de Pinochet, deberá explicar el origen de su fortuna, amasada en simultáneo con el milicogate, en la justicia ordinaria, toda vez que el tribunal rechazó su solicitud de traspasar la competencia a la justicia militar.

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago determinó que la justicia civil investigue el delito de lavado de activos por el que está imputado el excomandante en jefe del Ejército Juan Miguel Fuente-Alba en el marco del caso denominado Milicogate.

La jueza Marcia Figueroa denegó el traslado del caso a la justicia militar, por lo que el excomandante en jefe del Ejército deberá explicar en la justicia civil el origen de los 1800 millones de pesos con los que contaba al término de su mandato.

En la sentencia, la jueza Marcia Figueroa argumentó que “se rechaza la solicitud de incompetencia y sólo se adscribe a la solicitud de remitir los delitos funcionarios a la justicia militar”.

Así y pese a las estrategias de la defensa para trasladar el caso completo a los tribunales militares, Fuente-Alba deberá comparecer en la justicia civil por el aumento injustificado de patrimonio, el que al salir de la institución, alcanzaba los 1800 millones de pesos, pese a percibir un salario de 3 millones 500 mil pesos.

En cambio, el tribunal aceptó pasar a la justicia militar los delitos funcionarios que son investigados por el ministro en visita Omar Astudillo.

La abogada defensora Joanna Esquia valoró la resolución, argumentando que llevaban dos años sometidos a dos jurisdicciones, lo que implicaba una carga procesal muy pesada.

“Los supuestos delitos funcionarios que están siendo investigados, distinto al lavado de activos, han sido derivados a la justicia militar tal como nosotros pedimos. Esta petición se basa no porque nosotros estemos en la justicia militar; estamos interesados en este doble juzgamiento, llevamos dos años siendo sometidos a dos jurisdicciones con la carga procesal que eso significa”.

Por otro lado, el Juzgado determinó dejar en manos del fiscal del Ministerio Público, José Morales, el ilícito de lavado de activos por el que investigan al general (r) del Ejército, esto vinculado al origen de su patrimonio estimado en más de 1.800 millones de pesos.

El fiscal, que lleva más de dos años investigando a Fuente-alba, descartó que la separación de las investigaciones pueda afectar a lo que concierne al lavado de activos.

“El delito de lavado de dinero requiere delitos base que son aquellos que nosotros hemos expuesto en la audiencia. Creemos que hay antecedentes que podrían configurar de esos ilícitos y que ahora son de competencia de ministro de fuero en este caso”, aseveró.

La investigación contra el general en retiro del Ejército involucra a sus negociaciones inmobiliarias y también la compra y venta de vehículos de lujo.

El costo de la defensa  de Fuente-Alba

El ex Comandante en Jefe del cuerpo militar acudió tres veces a la Fiscalía Centro Norte durante el 2016, debido a una indagatoria que examina el escandaloso aumento de su patrimonio mientras ejerció el puesto castrense más importante del país. Solo por estos traslados, la institución ha debido desembolsar casi dos millones de pesos entre arriendo de vehículos, pago de combustible y peajes. A continuación los detalles financieros de cada una de sus movilizaciones.

El ex Comandante en Jefe del Ejército, General (r) Juan Miguel Fuente-Alba Poblete, se encuentra bajo investigación de la Fiscalía Centro Norte desde fines del 2015. El motivo principal de la indagatoria se centra en el abultado patrimonio que cosechó entre 2010 y 2014, periodo en que se desempeñó como Jefe de esta rama de las Fuerzas Armadas. Hasta el momento, el exgeneral ha declarado en tres ocasiones ante el órgano fiscal, lo que ha significado un desembolso total de 1.763.725 pesos para el Ejército según informó vía Transparencia.

La primera vez que Fuente-Alba concurrió a la Fiscalía fue el miércoles 25 de mayo de 2016, luego de que el persecutor José Morales lo citara para declarar sobre su presunto enriquecimiento ilícito. Para esta ocasión, el Ejército destinó un total de 613.264 pesos en su movilización: $336.264 por arriendo de vehículo (dos Suzuki Grand Vitara, según se aprecia en un video cargado por 24horas), $53.000 en bencina y $22.400 por costo de peajes.

Más allá de notificar los gastos, el documento facilitado por la institución no explica a qué se debe el elevado costo de cada uno de los ítems expuestos. Tampoco informa de manera oficial sobre los vehículos solicitados ni la tarifa cancelada por cada uno de los peajes que les correspondió pagar.

Respecto a este punto, cabe señalar que si Fuente-Alba se dirigió hacia la Fiscalía Centro Norte, ubicada en Avenida Pedro Montt 1606 (Santiago), desde su casa en Las Brisas de Chicureo, debió haber pasado por tres plazas de peajes, todas en la Autopista Los Libertadores.

El valor de cada una de ellas suma un total de $14.800, considerando los dos autos arrendados y los viajes de ida y vuelta: casi ocho mil pesos menos que lo declarado.

La segunda citación fue el martes 7 de junio, cuando Fuente-Alba se refirió a su patrimonio y actuaciones financieras ante el fiscal Morales y personeros de las subdirecciones de Fiscalización y Jurídica del Servicio de Impuestos Internos (SII), acompañado de sus abogados Joanna Heskia y Alejandro Sepúlveda.

Para esta ocasión también se desconoce la cantidad exacta de vehículos que arrendó y la marca de ellos. Sin embargo, el valor alcanzado por este concepto alcanzó una cifra aún mayor que la anterior: $808.652, más del doble en comparación a la primera vez.

Los demás gastos para la jornada se repartieron de la siguiente manera: 70.334 pesos en combustible y $34.300 en peajes, lo que acumuló un desembolso total de $913.286. Casi un millón de pesos que el Ejército destinó expresamente para que su excomandante compareciera ante Fiscalía.

La tercera –y hasta ahora última– movilización del investigado, data del lunes 13 de junio del 2016. Para aquella vez, los gastos sumaron un total de 438.802 pesos: $364.863 por arriendo de vehículo, $43.139 por combustible y $30.800 por peajes.

Hasta el momento, todos los traslados de Fuente-Alba para realizar su defensa han costado 1.763.725 de pesos para el Ejército, suma que podría aumentar en caso de que el fiscal Morales estime necesario citarlo nuevamente para esclarecer de qué manera alcanzó un patrimonio que, en palabras del mismo excomandante, se acerca a los mil millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA