La Inexplicada Persecusión a Vicente Montecinos

0
363

Vicente Montecinos es un conocido realizador audiovisual, cuya principal temática ha sido la cosmovisión ancestral del pueblo mapuche. A pesar de ello, o más bien por lo mismo, está siendo objeto de una no por inexplicada, menos inexorable persecusión policial. El caso coincidió con la a a la expulsión del periodista italiano Lorenzo Spairini.

La PDI allanó la casa de sus padres e incautó material sobre su trabajo en Wallmapu. “El Caso de Vicente Montecinos”

Fue el pasado sábado 04 de febrero, alrededor de las 13:00 horas, cuando la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo al destacado realizador audiovisual y foto-reportero Vicente Montecinos, mientras se encontraba caminando solo en la comuna de Collipulli, Región de La Araucanía. Al mismo tiempo, la casa de sus padres ubicada en la comuna de Macul (Santiago de Chile), era allanada y en el procedimiento, que solo tuvo el aval verbal señalado por la policía bajo la orden del Fiscal Luis Arroyo- confiscó todo su material de trabajo, incluyendo además computadores, discos duros y archivos del realizador y de sus padres, ambos profesores jubilados.

Y es que Montecinos tiene una amplia producción audiovisual de larga data, cuya principal temática ha sido la cosmovisión ancestral del Pueblo Mapuche. Entre sus realizaciones se encuentran destacadas películas como: “Lautaro, 500 años en guerra“; el documental “Quintreman, Crecer con sabiduría” y el documental “Wiñol ñi Lan: La Muerte del Ciclo“. Además, Montecinos ha trabajado enviando material fotográfico y audiovisual en varios medios de comunicación independiente, entre ellos Quilicura TV, Werken.cl, entre otros, en donde se incluye este medio (Radio Villa Francia).

Actualmente, Vicente se encontraba trabajando en un proyecto de largometraje -de un proceso de 6 años- denominado “Ñuke”, que busca plasmar la historia y cultura mapuche. Además, ha retratado con material audiovisual y fotográfico – y ayudado a difundir y denunciar – graves situaciones de atropello del Estado chileno con las comunidades del Wallmapu.

“Vicente tiene tres obras documentales, es un realizador serio, su producción es parte del archivo nacional, patrimonio cultural de Chile” señala el abogado de la Defensoría Popular, Lorenzo Morales, quien califica la situación del allanamiento como “muy grave” debido a la serie de irregularidades cometidas por la policía.

La situación es considerada sumamente grave, en momentos en que varios medios y periodistas han realizado denuncias sobre hostigamientos y cuando se conoce la expulsión del periodista italiano Lorenzo Spairini, quien se encontraba en Chile con una beca de la Unión Europea (UE), trabajando en la parte comunicacional de la organización sindical Armetrase (trabajadores/as del Sename).

Su expulsión estuvo basada en el Decreto Ley 604 vigente desde 1974 (instaurado en Dictadura), sin posibilidad de apelación. Situación que incluso fue condenada por el Colegio de Periodistas de Chile.

El registro de Vicente Montecinos en Pailahueque

Hace casi dos semanas atrás, Vicente Montecinos hizo el registro y difundió -a través de medios independientes- el allanamiento a la comunidad Rodrigo Melinao en Pailahueque, comuna de Ercilla, lugar en el cual se llevaba a cabo una actividad cultural en la que participaban varios artistas.

Carabineros irrumpió ese día con armas y carros blindados y detuvo a adultos y niños, entre estos, dos lactantes. Montecino no solo registró lo ocurrido, sino que reportó el allanamiento, donde se vulneró gravemente los derechos de niños y lactantes, a Radio Villa Francia.

Ver: Violento allanamiento en Pailahueque en medio de actividad cultural termina con comuneros y niños mapuche detenidos

Registro hecho por Vicente Montecinos del allanamiento a la Comunidad Rodrigo Melinao:

{youtube}mRaMnv_wchI |600|450|0{/youtube}

Fue luego de este hecho que inició el hostigamiento en contra del realizador, por lo menos así lo ve su familia.

En conversación con Radio Villa Francia los padres de Vicente relataron el allanamiento y apuntaron a que esto se podría deber al trabajo que por años ha venido realizando Vicente de denuncia y exposición de hechos de represión contra el pueblo mapuche a través de sus películas y registros.

“Fueron alrededor de 20 funcionarios de la PDI los que llegaron hasta nuestra casa sin mayores explicaciones, cuando les consultamos el por qué del allanamiento y dónde estaba la orden, un funcionario nos señaló que no tenían orden escrita y que solo llevaban a cabo las ordenes verbales del Fiscal para buscar armas. Yo (padre de Vicente) les pedí poder registrar y fotografiar lo que se estaban llevando, cosa que hice muy rápidamente. Si bien el allanamiento no fue violento, porque nosotros jamás lo fuimos tampoco, si nos preocupó, pues solo después supimos que Vicente había sido paralelamente detenido en Collipulli pero no siendo inculpado ni nada, solo como una diligencia más, que la verdad parece más un amedrantamiento a su trabajo“.

Según lo señalado a los padres, el Subcomisario Roberto Bolvorán, quien estaba a cargo del operativo, indicó que estaban obedeciendo instrucciones del fiscal de la Fiscalía de Alta Complejidad de la Araucanía, Luis Arroyo Palma, y cuyo juez es Eduardo Pérez Yáñez.

De este modo los padres firmaron el acta donde se indica lo que fue incautado, sin embargo los policías no les dejaron copias. Así, los funcionarios de la PDI se llevaron tres notebooks, un Mac (no solo de Vicente sino también de ellos, los cuales ocupan para trabajar), discos duros de respaldos, reproductores mp3 y pendrives, cosa que quedó registrada en la fotografía tomada por el padre de Vicente.

La operación Tauro

Este operativo se habría realizado en el marco de una investigación por una supuesta “escuela de guerrillas” o “milicias rurales” en la Araucanía, en una maniobra mediático-judicial que fue llamada ante la prensa como “operación Tauro”.

Y es que, cuando ocurrió el allanamiento en Pailahueque, medios tradicionales publicaron que se habían encontrado al interior de la comunidad varias armas, las que finalmente resultaron ser armas de juguete (pintaball) y tampoco se habían incautado en la Araucanía, sino que en un allanamiento en Santiago.

Lo único encontrado hasta ahora es una escopeta de caza hallada en un galpón del terreno de la comunidad. Por este hecho quedaron en prisión preventiva dos personas mientras dure la investigación que se fijó en dos meses. Según la abogada Gloria Castro, defensora de los dos imputados -cuya identidad el Tribunal decretó no revelar- las pruebas presentadas en contra de los imputados son irrisorias, y la única arma de fuego encontrada (la escopeta de caza) fue hallada en una bodega y es de uso común en la comunidad.

Por parte de la fiscalía la causa se justifica producto de un video incautado a una persona de una cámara Go Pro -días antes de la detención- en la cual se ve a un grupo de personas, a rostro descubierto, jugando al tiro al blanco con una escopeta contra una diana (blanco) puesto en un árbol, cuestión que la abogada defensora señala que es común en la zona dicha práctica para acciones de caza.

Durante el tiempo que Vicente Montecinos estuvo retenido en un cuartel de la PDI, los funcionarios le señalaron abiertamente “que no querían cámaras en esa zona“, en directa alusión a su trabajo. Durante la acción, no fue presentada ninguna orden, se le señaló que el no estaba imputado de ningún delito y que todo era “parte de las diligencia encargadas por el Fiscal”. Al no tener un abogado, Montecinos guardó silencio y a las horas después fue dejado en libertad con la advertencia de que “se cuidara”.

Montecinos, en conversación con Radio Villa Francia, señala que “fue todo muy raro, claramente tenía que ver con el trabajo que realizo, con la denuncia del allanamiento a Pailahueque y particularmente los policías apuntaron a que ‘no querían cámaras y que me cuidara’, después me dejaron en libertad“, afirma el realizador y documentalista.

La situación de Montecinos es comparada con la vivida por la cineasta y realizadora Elena Varela, quien también se encontraba realizando trabajos en relación a la visibilización del Pueblo Mapuche. Por este hecho, Varela fue detenida junto a su equipo en el año 2008 acusada de “asociación ilícita”.

Varela pasó un año y medio de investigación, llegando a estar detenida en la CAS y luego con medidas cautelares, hasta finalmente ser absuelta en juicio en abril del 2010. En aquella oportunidad, haciendo uso de la cautelar de prisión nocturna, Varela denunció en Radio Villa Francia una persecución a realizadores y reporteros en la zona. De hecho afirmó que todo inició cuando comenzó el rodaje de “Newen Mapuche“, el que después de mucho tiempo, e incluso de perdida de material que nunca fue devuelto por la policía, vio la luz en octubre del 2010 en el Festival de Cine de Valdivia.

Caso similar fue el vivido por el foto-reportero Felipe Durán, quien fue detenido en septiembre del 2015 y luego de varios meses en prisión preventiva y de una fuerte campaña por parte de medios de comunicación alternativos, independientes y del propio Colegio de Periodistas, finalmente fue absuelto en agosto del 2016 y luego, tras la apelación de parte del gobierno, fue ratificada su absolución en octubre del 2016.

Abogado de Montecinos: “Aquí se están vulnerando varios derechos”

Por su parte, el abogado de Vicente, Lorenzo Morales, denuncia una serie de irregularidades y vulneraciones ocurridas durante el allanamiento a sus padres, por lo que el mediodía de este martes se presentó un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Santiago.

En conversación con Radio Villa Francia, Morales señaló:

“Aquí se vulneraron un montón de derechos, que están amparados incluso en la Constitución pinochetista. Llegaron hasta la casa de los papás de Vicente y le dijeron al padre que iban a buscar armas y se llevaron todo el material audiovisual. Y lo más grave, además de eso, es que no dejaron ningún tipo de registro del allanamiento, ningún papel, nada, y tampoco un acta de lo que se llevaron y que sale expresamente en el articulo 186 del Código Procesal Penal, que tiene que haber un registro, aunque sea un papel escrito. (…) A él lo detuvieron paralelamente y le dijeron expresamente que no querían cámaras en zona de conflicto, y como dando a entender que ellos administraban la justicia en la zona”.

El abogado también se refirió al fiscal que lleva la investigación, Luis Arroyo, señalando que este, “quien tiene que investigar, ha dado muestras de parcialidad, ha investigado torcidamente, tiene una postura muy afiliada a la inteligencia de las policías. Entonces lo que está pasando es que estos fiscales, como el chico Peña (Fiscal Alejandro Peña, del Caso Bombas I, donde los acusados fueron finalmente absueltos, también en un rimbombante montaje mediático-judicial), lo que hacen es que inician una investigación por una causa y piden incautar una cosa, pero sacan otra, entonces están allanando al voleo a ver si algo cae. Y lo que obtengan de ahí, después tienen sus métodos para blanquear lo incautado“, esto, a pesar de que lo incautado haya sido obtenido en procedimientos ilegales.

De este modo, se presentó este martes un recurso de protección con el fin de recuperar el material incautado de manera irregular por parte de la PDI durante el allanamiento a la casa de los padres de Vicente Montecinos, y con el fin de visibilizar -a juicio de los concurrentes- sobre lo que está ocurriendo con quienes están registrando y cubriendo la situación en Wallmapu.

Fuente: Radio Villa Francia

“No queremos cámaras” en La Araucanía: lo que dijo la PDI al realizador Vicente Montecinos

El realizador audiovisual Vicente Montecinos presentó este martes un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, con el fin de recuperar los equipos y el material audiovisual que la Policía de Investigaciones (PDI) le incautó el pasado fin de semana.

Montecinos ha dirigido películas como Lautaro, 500 años en guerra y Eluwun, el funeral de un guerrero, en los que ha abordado el conflicto entre el pueblo mapuche y el Estado chileno. Actualmente se encontraba trabajando en Ñuke, película de ficción que prepara hace seis años.

El pasado sábado fue detenido por la PDI mientras se encontraba en Collipulli. Paralelamente, la casa de sus padres en la comuna de Macul fue allanada por funcionarios policiales, quienes incautaron tres computadores, discos duros, teléfonos móviles y cuadernos, entre otros materiales.

De acuerdo a la PDI, la detención y el allanamiento se realizaron por orden del jefe de la Fiscalía de Alta Complejidad, Luis Arroyo, en el marco de una investigación contra presuntas milicias que se organizan en La Araucanía. Por esta misma causa, hace dos semanas, se había realizado la llamada “Operación Tauro”.

Lorenzo Morales, abogado de Vicente Montecinos, cuestionó la desprolijidad con la que actuó la policía: “Hay una falta de formalidad. En un momento se le manifestó que andaban en busca de armas y finalmente se llevaron el material que él tiene de trabajo. No se le dejó ningún registro de cuál era la orden respectiva. Se le nombró a un fiscal y un juez, tampoco se le dejó el acta de incautación, que es lo normal que se hace”, detalló.

En esa línea, Morales aseguró que en la diligencia se vulneraron varias garantías, pero apuntó particularmente al derecho a la libertad de expresión: “El año pasado, el relator especial de la OEA por la libertad de expresión vino a Chile y conminó al Estado a que se terminen formas indirectas de coartar la libertad de expresión. Nosotros creemos que eso fue lo pasó el pasado sábado”.

Agregó que “hay un efecto silenciador con respecto a algunos procesos judiciales. Nosotros creemos que este es el caso, nos parece bastante grave. A un joven realizador se le pasaron a llevar muchos de sus derechos y se le llevó solamente su material de apoyo”.

Según el abogado, los funcionarios policiales se lo manifestaron directamente a Vicente Montecinos cuando lo detuvieron: “Los policías se lo dijeron allá en Collipulli: nosotros no queremos cámaras en la zona del conflicto”.

Morales explicó que la acción policial vulneró también el derecho a la intimidad de la familia del documentalista y cuestionó su arbitrariedad: “En este caso no hubo oposición de violencia, nada por el estilo, ellos pudieron hacer su trabajo limpiamente, pero el registro es lo que increpamos en términos de lo que establece el código procesal penal y eso vulnera ciertas garantías”.

“Si un policía llega a tu casa, dice que quiere entrar a tu casa, que hay una orden verbal y que no sabe muy bien el nombre de los fiscales o de los jueces que están a cargo, obviamente uno no se va a oponer. Si dice que viene a buscar una cosa, después se lleva otra cosa y no deja acta alguna… es decir, si eso no es arbitrariedad, no sé qué es. Este hecho fue grave”, concluyó.

Luego de la detención, la Agrupación de Audiovisualistas por la Libertad de Expresión emitió una declaración que cuestionó el accionar de la PDI y la justicia y recordó que Vicente Montecinos difundió un registro del violento allanamiento que sufrió la Comunidad Rodrigo Melinao de Pailahueque, justamente, en el marco de la “Operación Tauro”.

El caso se suma a la reciente expulsión del periodista italiano Lorenzo Spairini, quien fue acusado de actividades antisistema, alteraciones al orden social y de ser un peligro para el Estado.

Fuente: Radio Universidad de Chile

DEJA UNA RESPUESTA