Expulsan a Periodista Italiano que Cubría Manifestaciones Sociales

0
304

El intendente de Santiago, Claudio Orrego, ordenó, el pasado sábado, la expulsión del país del periodista Lorenzo Spairini, a quién se acusa de participar en «diversas actividades anti sistema, alterando el orden social del país y constituyendo de esta manera un peligro para el estado“.

El intendente de Santiago, Claudio Orrego, ordenó, el pasado sábado, la expulsión del país del periodista Lorenzo Spairani, a quién se acusa de participar en «diversas actividades anti sistema, alterando el orden social del país y constituyendo de esta manera un peligro para el estado“.

Lorenzo Spairani es un periodista italiano que llegó a Chile el 28 de octubre de 2016, becado por la Unión Europea para realizar un intercambio de experiencias de trabajo con organizaciones sociales. El pasado viernes 3 de febrero, funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) golpearon la puerta de su domicilio en Santiago y sin mediar explicaciones, lo detuvieron. Luego de ser trasladado a dos unidades policiales, fue expulsado del país.

En el documento que establece su expulsión, la orden aparece fechada el 19 de enero y es firmada por el intendente metropolitano, Claudio Orrego Larraín. Sobre el motivo que justifica la determinación de la autoridad regional, solo se afirma que «de los antecedentes remitidos se indica que el extranjero en comento, ha sido detectado participante de diversas actividades antisistémicas, alterando el orden social del país y constituyendo de esta manera un peligro para el Estado».

El día viernes, la PDI llegó hasta su domicilio para detenerlo y hacer efectivo el mandato de la autoridad metropolitana, sin posibilidad de ningún tipo de defensa hacia el profesional, a quien se le acusa, de acuerdo a la orden de expulsión, de haber “sido detectado en diversas actividades anti sistema, alterando el orden social del país y constituyendo de esta manera un peligro para el estado“.

Los funcionarios de la PDI trasladaron al periodista a la Jefatura Nacional de Extranjería y Policía Internacional (Jenaex) ubicada en la calle Eleuterio Ramirez, comuna de Santiago. Allí identificaron al profesional y después le entregaron el documento que ordenaba su expulsión. Posteriormente fue llevado al cuartel de calle Seminario nº 11, Providencia, uno de los tres recintos habilitados por la Jenaex para los extranjeros que son expulsados del país.

Su último día en Chile concluyó cuando fue puesto en un avión a Italia, escoltado durante todo el viaje por dos policías.

Spairini llegó a fines de octubre a  Chile, becado por la UE, con el objetivo de realizar asesorías comunicaciones a organizaciones sociales y sindicales, concretando este vínculo con la Asociacion Regional Metropolitana de Trabajadores y Trabajadoras de Sename (Armetrase), produciendo material audiovisual sobre sus huelgas y manifestaciones.

«La policía solo dijo que ellos tenían que seguir este decreto, expulsarme, que no conocían la investigación, no me preguntaron nada», señaló Lorenzo Spairani desde Roma, en conversación con El Ciudadano.

– ¿Cómo interpreta Lorenzo la decisión que terminó por sacarlo del país?

«Yo creo que están muy nerviosos. Creo que tengo una mala conciencia sobre lo que hacen, no tengo otra explicación. Yo nunca fui tomado por la policía haciendo nada. Yo estuve grabando videos solamente. Creo que el Estado chileno tiene miedo de que se conozca lo que pasa con las huelgas y los trabajadores. Tiene miedo de los extranjeros que pueden hablar fuera de Chile», comentó.

El Movimiento Cabreados señaló:

“Ya no hay estado de derecho en la Región Metropolitana, no basta con el pueblo mapuche, ahora expulsarán a los extranjeros que justamente cautelan nuestra democracia interna y observan nuestro sistema político, pero el gobierno les quiere llamar terroristas; queremos ver los antecedentes que tuvo el Intendente Orrego para decidir algo tan dictatorial, como en las peores épocas de la Dictadura en nuestro país.

Agregó:

“El Intendente de la Región Metropolitana, militante DC, señor Claudio Orrego Larraín, es responsable de este horror e injusticia. Nuestro compañero Lorenzo fue expulsado del país esta mañana con escuetas razones diciendo que participaba en manifestaciones sociales y cómo no, si es periodista italiano y a eso vino a Chile. Capaz que ahora digan que porque tenía visa de turista vigente, no podía ir a las manifestaciones, ni filmar en ellas, pero ¿qué es esto?”.

Jimena Aguirre, dirigenta del Movimiento Cabreados señaló que lo que quieren es que el intendente Claudio Orrego “dé explicaciones” sobre esta situación. Además, hizo énfasis en que el decreto de expulsión de Spairini no es apelable, por lo que no hubo posibilidad de saber las razones de esta decisión.

Juventudes Comunistas rechazan expulsión del periodista Lorenzo Spairini
 
El pasado viernes 3 de febrero fue detenido por la Policía de Investigaciones el periodista de nacionalidad italiana Lorenzo Spairini, quien se encontraba  becado por la Unión Europea para trabajar en nuestro país, labor que cumplía realizando asesorías comunicacionales a organizaciones sociales y sindicales, reporteando actividades de estas mismas.

El periodista fue arrestado y se le notificó que sería expulsado del país, bajo la acusación de que se encontraba realizando actividades que “propaguen o fomenten de palabra o por escrito o por cualquier otro medio, doctrinas que tiendan a destruir o alterar por la violencia, el orden social del país o su sistema de gobierno”, lo cual es sancionado duramente por la actual ley migratoria chilena, redactada durante Dictadura.

Esta situación se suma a la ocurrida hace tres semanas, donde tres estudiantes peruanos fueron expulsados de nuestro país por participar como invitados de una conferencia sobre la historia del movimiento anarquista.

Sobre la acusación contra Lorenzo no se ha entregado ninguna prueba.  Al contrario, como muchos chilenos, el joven periodista italiano participó de manifestaciones legítimas en el contexto de un país democrático, y con su trabajo en ningún momento buscó alterar de forma violenta el orden social o nuestro sistema de gobierno.

La medida adoptada, por tanto, da cuenta de que algunas autoridades de nuestro país aún no reconocen a la participación política y la movilización social como una herramienta legítima y un derecho democrático del pueblo.

Como Juventudes Comunistas de Chile declaramos nuestro rechazo a la expulsión arbitraria de Lorenzo Spairini, ya que esta se funda en la aplicación de un Decreto vinculado a las prácticas y políticas represivas de la Dictadura cívico-militar, el cual desde el año 1975 no ha sido revisado.

Creemos en este sentido que resulta vergonzoso que luego de más de dos décadas de democracia en nuestro país, se continúe recurriendo a las mismas prácticas, manteniendo resabios de una de las peores épocas de nuestra historia.

Como una juventud que valora profundamente la democracia y  los derechos humanos creemos que la aplicación de estas medidas no contribuyen en nada a la seguridad de nuestro país, ni a garantizar el derecho a la libre expresión de cualquier persona. De esta forma exigimos que Lorenzo Spairini sea reintegrado a sus labores dentro del territorio nacional.

Además se hace urgente la derogación del Decreto Ley 604 en el marco de una nueva ley migratoria, que entre otras medidas, reconozca derechos sociales y políticos fundamentales a todo ser humano que habite en nuestro territorio.

Creemos que situaciones como estas son un llamado de atención para terminar con estas prácticas que ya resultan insostenibles en cualquier país democrático. Debemos darnos cuenta que aún quedan muchos enclaves de la dictadura en nuestro país que debemos cambiar, por medio de reformas que democraticen la sociedad.

Esperamos que como país  seamos capaces de dar un debate con altura de miras y que no criminalice a los extranjeros que desarrollan su trabajo vinculado a actividades políticas o con organizaciones sociales en nuestro país.

Juventudes Comunistas de Chile
JJCC

Colegio de Periodistas solisariza con periodista italiano

La presidenta del colegio de Periodistas, Javiera Olivares, condeno la expulsión del profesional italiano, Lorenzo Spairani quien tuvo que abandonar el país luego que fuera detenido por la Policía de Investigaciones luego de una denuncia hecha por la Intendencia de la Región Metropolitana.

A juicio de las autoridades, Spairani fue “detectado en diversas actividades antisistémicas, alterando el orden social del país y constituyendo de esta manera un peligro para el Estado”.

Para Javiera Olivares, “Esta expulsión resulta inexplicable y verdaderamente cavernaria. No se entiende que a un profesional de las comunicaciones se le expulse por dedicarse a realizar coberturas de organizaciones sindicales, no es propio de una democracia”.

En ese sentido emplazó a las autoridades a dar explicaciones respecto de esta orden “le pedimos que expliquen las razones de porqué se llevó a cabo la expulsión y que se le dé la oportunidad al colega de reclamar y exponer su postura ante esta decisión”.

La presidenta del Colegio de Periodistas agregó que esta decisión sienta un mal precedente respecto del ejercicio de la profesión en el país “por eso es necesario esclarecer las causas de esta medida y ojalá retirarla. Puede que esto signifique que el día de mañana colegas que quieran ejercer acá en Chile se inhiban de hacerlo con estos antecedentes”.

Spairini llegó a fines de octubre a  Chile, becado por la UE, con el objetivo de realizar asesorías comunicaciones a organizaciones sociales y sindicales, concretando este vínculo con la Asociación Regional Metropolitana de Trabajadores y Trabajadoras de Sename (Armetrase), produciendo material audiovisual sobre sus huelgas y manifestaciones.

DEJA UNA RESPUESTA