Guillermo Teillier: «Un Candidato Propio de la DC en Primera Vuelta Sería Grave»

0
301

El Presidente del Partido Comiunista, diputado Guillermo Teillier borda el escenario que enfrenta el partido tras perder posiciones clave en algunos movimientos sociales, y afirma que los comunistas han pagado un costo por participar en la administración de la Presidenta Bachelet.  

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Desde un restaurante ubicado en el subsuelo de la Plaza de la Ciudadanía, a metros de La Moneda, el diputado Guillermo Teillier cuenta que el próximo comité central del PC abordará la relación del partido con los movimientos sociales.

Pide un café cortado y un vaso de agua antes de explicar por qué la colectividad no conduce la FECh desde 2011, qué motivó la fuga de 100 mil votos en las elecciones municipales y cómo fue la derrota en el Colegio de Profesores, tras casi 10 años consecutivos al mando del gremio.

-¿A qué lo atribuye?

-Es muy difícil que un partido pueda mantenerse por siempre frente a una organización social. Eso es antinatura. Ahora, es evidente que uno siempre aspire a ganar. El Colegio de Profesores, que hace 10 años lo ganamos al propinarles una derrota a los que nos ganaron hoy día, se dio vuelta. La paradoja es que nos ganaron aquellos que en aquel momento se oponían a reformas que nosotros propiciábamos. Es una cosa que hay que estudiar. En el movimiento estudiantil, nuestra preocupación no es tanta. La mayor parte del tiempo no hemos tenido la presidencia de la FECh, y seguimos siendo individualmente una de las mayores fuerzas. Es una cosa de altibajos. Así y todo, para nosotros el movimiento social continúa siendo muy importante».

Teillier hace una pausa y agrega:

«Creemos que es momento de hacer un balance y revitalizar nuestra presencia en el movimiento social y nuestra alianza con el movimiento social».

-¿Los ha perjudicado pertenecer al Gobierno?

-Creo que sí. Muchos apostaron a ver en el partido como a un representante del Gobierno, por ejemplo, entre los profesores. Ahí hay una visión que se irá diluyendo. Cuando empiece la carrera docente, los profesores se van a dar cuenta de que algo hicimos los comunistas en el Gobierno.

En el Colegio de Profesores, los únicos que quedamos adentro, de la Nueva Mayoría, somos nosotros. Y en las universidades y en la CUT, también los socialistas. Podríamos decir que sí, se paga un costo, pero creo que se va a revertir.

-En las elecciones municipales, además, perdieron comunas emblemáticas, como Pedro Aguirre Cerda.

-Es la única alcaldía que perdimos, pero ganamos otras. Ese análisis se está haciendo en profundidad.

-Sin la FECh, el Colegio de Profesores y con una baja electoral, ¿cuán complejo es el momento que atraviesa actualmente el PC?

-Hay un momento político difícil. No sé si solo sea para nuestro partido. Como participo de los análisis de la Nueva Mayoría, todos los partidos estamos en un momento complicado. Nuestras expectativas eran claras para las elecciones municipales pasadas; pero, de alguna manera, no son las mismas. Nos va a costar más conquistar un nuevo período, nos va a costar respecto de los parlamentarios, a todos. Con esto no le estoy atribuyendo la posibilidad del triunfo a la derecha, que tampoco tuvo un triunfo electoral. La batalla está para cualquier lado.

Factor DC

-Usted se ha mostrado partidario de proyectar la Nueva Mayoría, pero un grupo de militantes de la DC -con miras a la junta nacional de enero- no quiere perpetuar un acuerdo con el PC.

-Lo que diga o haga la DC es trascendente para la Nueva Mayoría. Es lo mismo que si nosotros dijéramos: «Mire, en enero acordamos no seguir en la Nueva Mayoría». Creo que tendría trascendencia. Confío que en la DC va a cundir la racionalidad, espero que así sea; es una discusión de ellos, no me voy a meter. Prefiero esperar. Evidentemente, no estoy de acuerdo con aquellos que dentro de la DC plantean candidatura en primera vuelta, o una lista parlamentaria de ellos. Tampoco puedo concordar con que algunos digan: con los comunistas nada.

-¿Se acaba la Nueva Mayoría si la DC va con un candidato propio?

-Depende. Si el candidato propio va a la primaria, para mí ningún problema. Si gana el DC, tendríamos que apoyarlo; en eso no vamos a hacer problema. El problema es que ellos decidan un candidato propio a la primera vuelta, o sea, no inmiscuirse en la primaria de la Nueva Mayoría. Eso sí sería una complicación. Primero, empezaría cada uno a correr con colores propios. Habría una disputa por ver quién es el candidato de quién, porque no sé si los otros partidos estarían de acuerdo en seguir unidos. No quiero trabajar en base a supuestos, pero es evidente que entonces habría una competencia presidencial a tres, a cuatro, a cinco bandas, en la primera vuelta. Si se divide la Nueva Mayoría, es fijo que uno de la derecha y uno de la Nueva Mayoría pasa a segunda vuelta o gana la derecha en primera vuelta.

-No sería posible proyectar la Nueva Mayoría en esas condiciones.

-Eso es lo que está por verse. Todos estamos esperando ese momento de decisión. Lo que sí queremos es que esa decisión se haga pronto, creo que todos los partidos lo hemos dicho así.

-¿Cuán grave sería que la DC compitiera con un candidato propio?

-Un candidato propio de la DC en primera vuelta sería un problema grave.

-¿Cómo evalúa que algunos dirigentes de ese partido criticaran la protección de los derechos humanos en Cuba tras la muerte de Fidel Castro?

-Esas diferencias van a estar siempre. Tenemos diferencias con ese tema, así como tenemos diferencia con lo que pasó antes de 1973 en Chile. Esa diferencia va a permanecer mucho tiempo y en algún momento se va a despejar.

Agenda presidencial

-El PC se ha reunido con José Miguel Insulza y Fernando Atria, cartas presidenciales del PS.

-Me dejó conforme que tienen un programa presidencial avanzado y que está basado en parte sustancial en mantener un proceso de reformas.

-Algunos dirigentes critican el rol que tuvo Insulza en el regreso de Augusto Pinochet desde Londres, ¿Es un obstáculo ese factor?

-Esas cosas no las conversamos. Las conversaciones no garantizan apoyo. Eso se va a definir después.

-¿Qué representa para usted la figura de Alejandro Guillier?

-Es un buen candidato, nos interesa escuchar su programa; es una persona que da la impresión de que es realmente independiente. Lo encuentro una persona de buenas intenciones.

-¿Por qué el ex Presidente Lagos genera tanta resistencia en el PC?

-Hubo una discusión dura cuando fue candidato presidencial (en 2000) y el partido votó por él. Nunca fue una relación amable. Hubo una parte del partido que lo apoyó, creo que un sector más antiguo, pero por una sapiencia comunista: era el camino que quedaba para que no ganara la derecha. Todos aquellos que participaron de la lucha contra la dictadura no estaban de acuerdo con el programa de Lagos.

Un error de la ministra

-La ministra Delpiano dijo que se iba a colocar un interventor en la Arcis para su cierre definitivo. ¿Qué le parecieron sus declaraciones?

-No tenía idea de que la ministra iba a decir eso; me pareció una frase muy rara. Lo que yo sabía es que había un administrador que estaba tratando de mantener a la Arcis, que estaban en conversaciones y que se sabía que había acuerdos con la comunidad de la Arcis para buscar una salida. Parece que la ministra después echó pie atrás; parece que fue un error de la ministra del cual muchos trataron de aprovecharse, tratar de nuevo de meter al baile al PC, yo diría, con apreciaciones bastante falsas. Primero era que nosotros nos habíamos robado como US$ 4 millones de la Arcis, y se demostró que es absolutamente falso, luego de que el partido institucionalmente había participado en la Arcis. Nunca hemos negado que había militantes comunistas en la administración. Alguien podrá decir: «Esos comunistas robaron plata». No. Yo podría poner las manos al fuego por el 99% de ellos, que eso no existió. Se habrán cometido errores administrativos, pero eso es otra cosa. Lo que ahora último se dice es que la crisis de la Arcis es porque los comunistas se retiraron sin dar aviso. Entonces, ¿en qué quedamos? O sea, mientras estaban los comunistas era viable; se van los comunistas, se produce la crisis.

-¿Por qué cometió un error la ministra?

-No lo podría decir; no sé qué bicho le picó a la ministra. Puede que haya pensado que la solución es buena. Yo creo que en esto, lo único bueno que sale es que el rector de la Universidad de Chile dice que está interesado en ser parte de la solución. Ahora entró a batallar la derecha, que la otra vez también se aprovechó mucho de la crisis de la Arcis para tapar lo de Penta. Ahora les viene como anillo al dedo, porque, claro, como es un militante comunista el que le está haciendo la querella a Sebastián Piñera, bueno, van a dar duro.

-El historiador Gabriel Salazar, ex miembro del directorio y quien no es de derecha, dijo que cuando arribó el PC a la Arcis expulsaron a profesores que pensaban distinto y que eso fue empobreciendo la calidad del mensaje que se entregaba.

Pero no dice que el PC se robó plata de la Arcis, como dice la derecha. Y Gabriel Salazar ha sido siempre anticomunista. No es de derecha, pero es anticomunista.

«No ha habido complicidades ni reuniones aparte con la Presidenta»

-A raíz del rechazo del PC al reajuste fiscal, el ministro Mario Fernández y la Presidenta Bachelet respaldaron la posición comunista, en vez de la impulsada por los otros partidos de la Nueva Mayoría. ¿A qué lo atribuye?

-No creo que la Presidenta ni el ministro hayan respaldado la posición del PC, más bien la entendieron. Nunca comprometimos nuestra votación. La verdad es así.

-¿Existe una sintonía fina entre la Presidenta y el PC?

-Ha existido una sintonía respecto a la necesidad de defender el proceso de reformas, pero no ha habido complicidades ni reuniones aparte. Lo que he visto de la Presidenta, y nosotros sentimos que es coincidente, es la posición respecto a  la necesidad de mantener las reformas.

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Fuente: El Mercurio

 

DEJA UNA RESPUESTA