Inaceptable Provocación: SQM Salar Pretende Ampliar su Capacidad Productiva de Litio

0
259

SQM Salar presentó al Servicio de Evaluación Ambiental un proyecto para ampliar la producción de sus plantas de carbonato de litio e hidróxido de litio en el Salar del Carmen, región de Antofagasta. Dado el litigio con CORFO, que pretende rescindir el contrato con SQM, por graves transgresiones, lindantes en lo delictual, el mero anuncio constituye una provocación, una huida hacia adrelante y una política de hechos consumados gravemente lesiva para el interés nacional.   

{source}
<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

La filial de SQM pretende invertir US$ 180 millones en la ampliación productiva, apuntando a mejoras operacionales y la incorporación de nuevas tecnologías, equipos e instalaciones.

Según El Mercurio, con la inversión, elevaría “la capacidad de producción de carbonato de litio a 70 mil toneladas por año y la capacidad de producción de hidróxido de litio a 32 mil ton/año”,. .

En el caso de la producción de la planta de carbonato de litio, se realizará en dos fases: “En la primera se incrementará la producción a 58 mil ton/año y en la segunda a 70 mil ton/año”.

Lo mismo se hará en el caso de la producción de hidróxido de litio, pero en tres fases:

“La primera considera un aumento de la planta existente en 10 mil ton/año llegando a 16 mil ton/año, la segunda considera una nueva planta de ocho mil ton/año y la tercera otra nueva planta de ocho mil ton/año”.

No obstante, la firma aclaró al regulador ambiental que las emisiones no presentarán mayor variación.

“La materia prima necesaria para la ampliación de la Faena Salar del Carmen corresponderá a solución concentrada de litio alta en boro proveniente de la Faena de SQM ubicada en el Salar de Atacama tal como se realiza actualmente, o bien de otras fuentes o proveedores. La cantidad de solución concentrada de litio despachada desde el Salar de Atacama no cambiará respecto de la situación actual aprobada, y por lo tanto la operación aprobada ambientalmente en el Salar de Atacama no se modifica con este proyecto”.

Sin embargo, el aspecto principal no es, ni con mucho, el tema ambiental, sino el litigio arbitral que mantiene con CORFO por grave incumplimiento de las cláusulas de arrendamiento.

En su intervención ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, su Vicepresidente, Eduardo Bitrán, explicó que CORFO la pretende poner fin anticipado del arriendo del Salar de Atacama, que originalmente estaba previsto para 2030, pues aseguró:

SQM ha vendido sistemáticamente producción de Potasio y carbonato de Litio a precios por debajo de los de mercado, afectando gravemente a la Corporación, por lo cual demandó en mayo de 2014 a SQM ante el tribunal arbitral de la Cámara de Comercio.

“Mientras se mantenga en un rol de controlador o dominante aquellos que causaron tanto daño a esta compañía y el país, Corfo no va a iniciar ningún proceso de negociación”, sostuvo Bitrán en la oportunidad.

En relación a una eventual reevaluación de la postura de la Corporación, Bitrán aseguró que eso sólo podría darse “si esta empresa llegara a ser una empresa normal, con normas de cumplimiento creíbles, con un sistema de control donde exista un comportamiento ético, donde los controladores no tienen cuestionamientos éticos, obviamente nosotros consideraríamos lo que es mejor para el interés de Chile”.

Por su parte el presidente de la comisión investigadora, diputado Alberto Robles (PRSD), consideró que Corfo está “realmente defendiendo los intereses de Chile” porque el litio es un mineral “extraordinariamente importante para el futuro de todos los chilenos”.

“El litio no es solo un tema de algunas empresas, sino la importancia para el futuro de las próximas generaciones y tenemos el deber de revisar qué se hizo mal y fiscalizar claramente las responsabilidades, pero también avanzar en términos de propuestas”, añadió.

En relación al litigio entre ambas entidades, el legislador señaló que “llegar a un acuerdo no es posible, y lo digo desde ya, al tenor de las informaciones que ya tenemos en la comisión, el estado de Chile no se debe inhibir de ir a la Corte para recuperar las pertenencias que le corresponden y terminar con el contrato con SQM”.

{source}
<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Recuperar el litio para Chile

Hace algunos días, en la inauguración del  Movimiento “Litio para Chile”, el diputado Daniel Núñez, aseveró queen los hechos, el Estado está indefenso frente A SQM:  

“Vvemos que SQM es un agente corruptor que no tuvo problema en dar dinero a todos en el Parlamento, para mantener su poder, que es el dinero, dinero que proviene de una empresa que era estatal y que en último tiempo estafó al Estado con los contratos para explotar el Salar de Atacama”.

Luego, entregó más antecedentes sobre el conflicto por incumplimiento de contrato que mantiene el Estado con la compañía privada:

“Cuando nos reunimos con la Corporación de Fomento de la Producción para ver cómo se iban a defender en el juicio en contra de SQM, nos dijeron que estaban en un juicio arbitral ante Tribunales de Comercio, que dependen de la Cámara de Comercio de Chile, y que lo más seguro era que el juicio terminaría con multas hacia SQM y no les daría la razón a la Corfo, es decir, el Estado de Chile no tenían nada que hacer, o sea, el Estado de Chile está indefenso para sacar a SQM del Salar de Atacama aun cuando ha incumplido un contrato con el Estado.

Esa es la realidad. Por eso si no ponemos fuerza, presión y movilización, lo más probable es que Julio Ponce Lerou se las ingenie para que después que se cumpla su contrato el 2023, invente una nueva forma para renovarlo”.  

Y concluyó:

“El litio representa el 40 por ciento de todas las ganancias de SQM, por eso surge la necesidad de crear un movimiento que luche por estas materias”.

El mangoneo de Ponce Lerou

Ni Bitrán ni Núñez se equivocaron en su apreciación, pues los hechos demuestran que Julio Ponce Lerou sigue controlando SQM.

A un año de la anunciada venta de las Cascadas, nada se mueve del rancho de Julio Ponce si no lo mueve él.

En noviembre pasado, las sociedades Cascada anunciaron su intención de ceder el control de SQM. En ese entonces el controvertido empresario venía desligándose poco a poco de la minera, en medio de fuertes presiones financieras. Pero se prepagó parte de la deuda y hoy, con más holgura en sus bolsillos –gracias a títulos de la Cascada que han subido más de un 100% desde que se comunicara este potencial negocio–, el proceso se encuentra totalmente entrampado.

No solo por el frente con Corfo o el suspenso de la SVS en cuanto a si las ofertas por Calichera ameritan OPA por SQM , sino porque el propio Ponce le habría puesto dificultades a la operación al insistir en quedarse con Potasios.
Con su hermano a la cabeza de la compañía, el mercado dice que Ponce sigue manejándola indirectamente y es escéptico respecto a que suelte el timón.

 A fines del año pasado la firma seguía siendo salpicada por el escándalo de las platas políticas y su relación con Corfo estaba rota, poniendo en jaque las pertenencias mineras que le arrienda a la Corporación y que constituyen el corazón del negocio de SQM. Todos conflictos que se resolvían con el simple hecho de que Ponce dejara la firma.

Sin embargo, la realidad parece ser muy distinta en la actualidad, pues su hermano es el actual presidente de SQM y el proceso de venta de las Cascadas está totalmente entrampado.

No es un secreto a voces que la venta de Calichera está atorada. Razones hay varias, pero lo concreto es que las mayores posibilidades de un desenlace apuntan a que Calichera –y, por tanto, el control de SQM– no se vendería.
Un factor principal que explica esto es que el propio Ponce ha ido perdiendo interés al respecto, pues su situación financiera hoy es más holgada, en parte gracias a cómo se han beneficiado económicamente sus acciones.

Previo al anuncio de la venta de Calichera, Ponce estaba buscando una fórmula para refinanciar pasivos, ya que las garantías de las deudas de la Cascada, consistentes en acciones de las mismas compañías, estaban en el límite de los ratios exigidos. Fue así como sondeó bancos de inversión locales para emitir bonos, pero el salvataje corrió por cuenta de Álvaro Saieh, entonces dueño de CorpBanca.

El crédito de Saieh fue crucial, pero no ha sido el único factor que ha beneficiado al bolsillo de Ponce. Antes de este préstamo, el ADR de SQM se cotizaba en torno a los US$14 y hoy lo hace en US$26,85. Previo al anuncio de la venta de Calichera, este papel también transaba en niveles más bajos que los actuales, rondando los US$19.

Las acciones de la cascada también han seguido esta tendencia. Calichera ha escalado un 58% desde el hecho esencial, ascendiendo desde los $360 a los $568. Oro Blanco ha subido más de un 107%, pasando desde los $2 a $4,15. Y Norte Grande se ha beneficiado con un avance de 87% cotizándose hoy en $3,55 versus los $1,9 que tenía al cierre del 12 de noviembre, jornada en la cual se comunicó la intención de venta.

Todas estas alzas han beneficiado de forma importante las finanzas de Ponce, quien ya no tiene presiones por vender, salvo el frente abierto con Corfo. En todo caso, la polémica operación con CorpBanca ya le había dado aire.

El banco realizó dos préstamos a Oro Blanco y Calichera por US$84,6 millones y US$70 millones, respectivamente, operación que le abrió un duro flanco ante la Superintendencia de Bancos, que la multó con US$30,6 millones por haber excedido el límite para créditos a una misma persona natural o jurídica, siendo esta la sanción más alta de la historia cursada por el regulador y que hoy se discute en tribunales. A pesar de que el préstamo fue a dos compañías en el papel, la Sbif vio en este grupo de empresas solo a un acreedor, considerando que no es un holding con distintos activos subyacentes, sino una Cascada cuya única locomotora es SQM.

A pesar de que Saieh se metió en un lío que posteriormente heredó Itaú, ese crédito le cayó como anillo al dedo a Ponce. Los términos y los efectos de dicho préstamo fueron detallados a la Superintendencia de Valores (SVS) por propia instrucción del organismo. Gracias a esta operación, Calichera tomó depósitos a plazo con CorpBanca por los mismos US$70 millones, a la espera de recomprar bonos que en 2007 había emitido en EE.UU. y que le permitirían liberar acciones de SQM-A que estaban prendadas, pudiendo además ahorrarse la diferencia del 7,75% de interés anual que generaban estos bonos versus el 5,85% del préstamo.

Hasta junio de este año había pagado poco menos de US$23 millones de estos bonos, teniendo en garantía acciones SQM-A por US$770 millones, equivalenteS a una relación de 3,38 veces la deuda, superando el nivel exigido (3 a 1).

Por otro lado, con el crédito de US$84,6 millones, Oro Blanco prepagó poco menos de US$13 millones que ya adeudaba a CorpBanca, pudiendo alzar casi 70 millones de acciones de Calichera A; Norte Grande también pudo alzar 47 millones de acciones de Oro Blanco gracias al mismo crédito.

Hoy las garantías de las deudas de la cascada no corren peligro. Al primer semestre de este año, todas las referidas sociedades están en cumplimiento de lo exigido para sus distintas deudas, incluyendo las sociedades Nitratos y Potasios de Chile. De hecho, Oro Blanco sigue en proceso de alzamiento de acciones, ya que supera el ratio de 3 a 1.

Sin embargo, independientemente de la eventual existencia de una OPA o el flanco con Corfo, los factores que estarían torpedeando la venta de Pampa Calichera tienen su origen en el propio Ponce, considerando la forma en que estructuró la operación.

Es que lo que se vende es el poder de elegir tres de siete directores, no más que eso. Calichera y su filial Inversiones Global Mining poseen en conjunto el 37,6% de las acciones de la serie A de SQM, propiedad que permite elegir este número de directores. Sin embargo, Ponce no va a soltar Potasios de Chile, firma que, si bien se beneficiaría con la venta del 10% que ya tiene en Calichera, se mantendrá como dueña del 12,7% de SQM-A, pudiendo elegir un director. Es decir, busca una alianza para poder seguir gobernando la minera con mayoría en el directorio.

De esta manera, él mismo le estaría poniendo lomos de toro a una operación que, si bien en un origen lo tenía entrampado financieramente, hoy lo tiene holgado sin haber sacrificado ni una acción de la Cascada y con su propio hermano en la presidencia de SQM. En definitiva, nada ha salido de su rancho.

Fin al contrato con SQM Salar

Es por eso que el diputado Núñez planteó la necesidad de avanzar en la recuperación del litio:

“Hemos planteado la necesidad de que Chile pueda defender y ejercer su soberanía sobre este recurso mineral, particularmente por el conflicto que hoy tiene Corfo con SQM. Nosotros hemos presentado que declara el Litio y a Soquimich como de interés nacional, porque justamente permite que el estado tenga esas herramientas. Queremos insistir en eso, por lo que hemos conversado con la presidenta de la comisión de Minería, Yasna Provoste,  para pedir que este proyecto sea tramitado en la comisión y pase a su discusión en la Sala de la Cámara de Diputados”.

Además, anunció:

“Hemos solicitado al presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, que reciba a nuestra bancada porque nosotros queremos que el Estado de Chile se haga cargo de los acuerdos que tomó. La Comisión Nacional del Litio le entregó a la Presidenta de la República un propuesta que quedó alojada en Codelco, de generar las explotaciones del litio. Creemos que esas explotaciones del litio que Codelco tiene pensado hacer en la tercera región en los salares de Pedernales y Maricunga deben ser la base de una futura empresa nacional del litio”.

Por otra parte, el jefe de bancada del Partido Comunista e Izquierda Ciudadana, Daniel Núñez, ingresó un proyecto de acuerdo en el que solicita a la Presidenta Michelle Bachelet que inste a Corfo a adelantar el fin del contrato vigente con la empresa SQM Salar por la explotación de minerales en el Salar de Atacama.

Los fundamentos de esta iniciativa radican en las mismas razones que indicó la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) en su demanda presentada el año pasado en contra de SQM Salar, es decir, el incumplimiento de un pago de alrededor de 9 millones de dólares que la empresa propiedad de Ponce Lerou no hace desde el 2009.

Es así que Daniel Núñez ve que existen otros motivos para dar término a los contratos de arriendo que tiene Corfo con SQM Salar:

“Acá hay un tema de fondo y es que un privado, Ponce Lerou, se apropió del litio de forma irregular bajo la dictadura y de forma ilegítima, está usando usufructo personal, provocando un daño fiscal y además intentando incidir manipulando al mundo político para que actúe a fin de sus interés. Así que creemos que hay motivos suficientes para dar término a ese contrato político y técnico y que la Corfo mantenga una posición firme y por supuesto la Presidenta también respalde esta gestión”.

Núñez, junto con calificar como impresentable que SQM mantenga el monopolio de la explotación del litio dada la poca transparencia y los casos de corrupción, explicó en detalle la demanda de Corfo.

“Corfo presentó una demanda ante los tribunales. Particularmente, lo que se ha planteado de parte de la Corfo es que SQM no habría hecho los pagos que correspondían y habría incumplido las normas que se establecen. Lo que está pidiendo Corfo es un pago de nueve millones de dólares que correspondería, que no se ha hecho, o sea que hay un perjuicio para el fisco y que además, esta vulneración de los contratos implicaría que Corfo puede poner término a ello”.

Algunos datos a tener en cuenta:

La Corporación de Fomento de la Producción mantiene desde 1993 un contrato de arrendamiento con SQM Salar que otorga a la empresa filial de Soquimich derechos exclusivos sobre un área que abarca unas 140 mil hectáreas del Salar de Atacama, dentro de los cuales puede explotar recursos minerales en 81.920 hectáreas hasta el 31 de diciembre de 2030.

En 2012 la empresa intentó hacerse con la concesión exclusiva del mineral, situación que fue denegada por conflictos que tenía con el Estado, mientras el informe de la comisión del litio a principios de este año puntualizó en que el mineral debiera ser administrado por una empresa estatal.

SVS resuelve que compra de Calichera sí requiere OPA

La percepción del Vicepresidente Ejecutivo de la Corfo, Eduardo Bitrán, respecto de que la operación de compra de Calichera requeriría una OPA, fue en parte ratificada por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

El regulador del mercado, a casi dos meses de haber sido consultado sobre esta situación, le respondió a la sociedad HK Scott Minerals Company -una de las firmas interesadas en este proceso- que tal como está estructurada la operación, sí sería necesario lanzar una oferta pública para las acciones del resto de los propietarios de SQM.

Así, resolvió la SVS:

“Cualquier persona o entidad que adquiera el control de Pampa Calichera y, con ello, adquiera indirectamente acciones de SQM, deberá efectuar una OPA dirigida a los accionistas de SQM, si mediante dicha operación, el adquirente pueda asegurar la elección de integrantes del Directorio de SQM en una cantidad y calidad suficiente para que ellos puedan dominar la toma de decisiones en dicho órgano societario, por cuanto el adquirente del control de Pampa pasaría a tomar el control de SQM”.

Si bien la compra de Calichera sólo le permite al adquirente elegir tres de siete directores, la forma en cómo está estructurado el negocio, lo harían en la práctica gobernar la compañía junto a Julio Ponce considerando que éste ha optado por mantener el control de Potasios de Chile, sociedad que le da derecho a elegir un director en SQM.

De esta manera, quien compre Calichera tendría que estar dispuesto a mantener un pacto de actuación conjunta con Ponce, con el fin de sumar cuatro directores y así ser mayoría.

El regulador, en todo caso, tomó cierta distancia respecto de esto último:

“Sólo una vez que se llegue a un acuerdo entre Oro Blanco y el adquirente de su participación accionaria en Pampa Calichera respecto de esta operación, incluyendo acuerdos con otras personas respecto de acciones de SQM, podría determinarse si tal adquirente está o no tomando el control de SQM mediante esta operación que comprende la adquisición indirecta de acciones de SQM (…) Lo anterior queda sujeto, entre otros aspectos, a los términos definitivos de los acuerdos que se suscriban en el contexto de esta operación”.

Hace más de un año que el directorio de las cascadas tomó la decisión de tasar el interés del mercado sobre Calichera. El proceso se encuentra entrampado y esta noticia no lo haría salir de la incertidumbre, pues la OPA supone una nueva dificultad para vender la compañía.

Mientras tanto, Ponce Lerou sigue arrastrando el poncho, como lo demuestra el anuncio de que pretende ampliar la capacidad productiva de SQM Salar, en abierto desafío al Estado de Chile, representado por CORFO.

DEJA UNA RESPUESTA