Gobierno Mantuvo el 3,2 % de Reajuste y Decepcionó Profundamente a los Trabajadores

0
400

El Gobierno ingresó al Parlamento un nuevo proyecto que mantiene un reajuste de 3,2 por ciento para los trabajadores del sector público y que aumenta los bonos ofrecidos por término de conflicto. Este nuevo proyecto de reajuste, en contra de los trabajadores, fue aprobado por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

La iniciativa además establece un reajuste cero a los sueldos superiores a cuatro millones 400 mil pesos y un bono de 114 mil pesos en el mes de noviembre a los trabajadores con remuneraciones hasta 550 mil pesos mensuales y de 35 mil pesos a quienes ganen entre 550 mil y dos millones 346 mil pesos.

Respecto a los dineros involucrados, el secretario de Estado precisó que son cuatro mil 992 millones de pesos más que el veto aditivo que fue rechazado en la Cámara de Diputados y que este «esfuerzo financiero muy importante» llega a unos 567 mil millones de pesos.

En el primer caso Valdés precisó que el bono beneficiaría a 490 mil trabajadores, mientras que en el segundo llegaría a 457 mil funcionarios. En tanto, se fija en $4,4 millones hacia arriba el tope de los sueldos que no recibirán reajuste.

La propuesta anterior consideraba bonos de $104 mil para los trabajadores que ganan hasta $550 mil, de $75 mil para los sueldos entre $550 mil y $770 mil y de $38 mil para los que ganan entre $770 mil y $920 mil.

Tras dos rechazos consecutivos al reajuste de 3,2% en la Cámara de Diputados, con votos en contra de parlamentarios de la Nueva Mayoría, el gobierno había advertido que no enviaría un nuevo proyecto si éste no contaba con el apoyo suficiente para ser aprobado.

Al detallar los alcances de esten proyecto ante la prensa y sobre la votación a que deberá someterse en la Cámara Baja, el ministro Valdés afirmó:

«Nosotros no votamos, lo que podemos tener es una confianza alta de que todas las conversaciones que hemos hecho han fructificado y esto va a ser aprobado».

«Tenemos confianza que vamos a tener una gran cantidad de votos de la Nueva Mayoría y si tenemos votos de la oposición, bienvenidos sean», añadió el ministro, quien apuntó que «esto no se trata de una guerra Gobierno-oposición, se trata de dar gobernabilidad y tomar decisiones que a veces son difíciles. A todos nos gustaría un reajuste más alto».

«Los ministros no votamos, por lo tanto, sería presuntuoso decir que uno tiene la certeza de algo que no controla directamente. Sí puedo decir que hemos tenido muchas conversaciones y esas conversaciones nos llevan a estar muy confiados que este proyecto va a ser aprobado», concluyó Valdés.

El paro sigue mañana

{source}
<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

Tras conocer esta propuesta, el presidente de la Confusam, Esteban Maturana, afirmó que «se concretó una operación política de gran magnitud en que el Gobierno finalmente va a lograr su propósito con votos de parte del oficialismo, porque no todos van a votar a favor de la propuesta del Gobierno, y con votos de la derecha. Nos gustaría saber qué se negoció».

«Nosotros mantenemos nuestro llamado a las diputadas y diputados a que se rechace. Emplazamos a la oposición a que mantenga coherencia con lo que votó, porque eso de votar ahora de manera distinta no es ser responsable políticamente», añadió.

El dirigente también sostuvo que «si el ministro logra su propósito debo decir, con mucho dolor y con mucha tristeza, que la Presidenta Bachelet ha traicionado a los principios del socialismo, a los principios que inspiraron a una joven luchadora desde que era estudiante de Medicina en la Universidad de Chile y eso mismo con todos y cada uno de los socialistas que logren votar a favor del Gobierno».

«Hoy no vamos a terminar con esta paralización, nosotros estamos a la espera, porque entendemos que el proceso no es tan fácil, quedan varias horas todavía. (…) El paro sigue mañana. Nosotros mañana estamos en paro nacional en todos los servicios públicos y, en conversaciones de la mesa del sector público, tomaremos las medidas a seguir», concluyó.

Nuevo proyecto de reajuste sorteó su primera valla

La comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó por 11 votos a favor y una abstención el nuevo proyecto de reajuste al sector público ingresado la tarde de este miércoles por el Gobierno al Parlamento.

La votación conto con la abstención del diputado RN Alejandro Santana y la ausencia del DC Pablo Lorenzini.

La iniciativa insiste en el guarismo del 3,2 por ciento de aumento en las remuneraciones de los trabajadores, pero aumenta los bonos a los sueldos más bajos, lo que fue calificado como un «esfuerzo especial» por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

Sin embargo, en la comisión de Hacienda el propio ministro Valdés afirmó que si el IPC a noviembre «fuera anormalmente alto» se otorgará un bono de 15 mil pesos para mitigar el efecto en el poder adquisitivo de los funcionarios del sector público.

Tras esta aprobación, ahora el proyecto pasará a la Sala de la Cámara de Diputados para su análisis y posterior votación.

Los trabajadores del sector público han solicitado a los árlamentarios que no aprueben el proyecto de reajuste.

Una vez más, el modelo neoliberal ajusta sus desajustes con la remuneración del trabajo, mientras se dejan desrerguladas las ganancias del capital. Y lo hace un gobierno que se dice de «centroizquierda».

Carta del Coordinador Nacional de Izquierda Autónoma, Andrés Fielbaum, en El Mercurio

Señor Director:

Dos semanas suman los trabajadores del sector público en movilizaciones por un reajuste digno. La propuesta del Gobierno ha sido considerada inaceptable por los funcionarios, mientras que la autoridad justifica tal austeridad sobre la base de la recesión económica y la responsabilidad fiscal.

Según información de este mismo diario, sobre lo primero cabe señalar que durante 2016 las ganancias de los principales grupos económicos del país no conocieron de desaceleración.

Los Matte vieron incrementadas las utilidades en un 225% respecto 2015. Paulmann, en un 151%, y el grupo Fernández León, en un 43%.

En tanto, se propone que el Presupuesto 2017 crezca en aquellos ítems que consideran el traspaso de fondos públicos para la compra de servicios a privados en materias en que el propio Estado tiene competencia. El financiamiento del CAE crecería en 35% respecto del año anterior, mientras que los rescursos para compra de camas en el sector privado lo haría en 11%.

Estos recursos no benefician ni a universidades, ni a estudiantes sino que directamente a los empresarios que rentan de estos servicios.

La ciudadanía mira con atención la asignación presupuestaria. Además de funcionarios públicos, suman movilizaciones el Colegio Médico y el Registro Civil, mientras que el mundo educacional y los rectores del CRUCh se han manifestado críticos de acelerar por vía de Ley de Presupuesto lo que no avanza en la reforma educacional.

Los ojos se concentran en los ministros PPD, es decir, secretario general de la Presidencia y de Hacienda. El primero, por encabezar el cierre al diálogo con los actores sociales e institucionales, y el segundo, por privilegiar una lógica de financiamiento estatal a la ganancia privada.

¿No serán estos elementos parte de la crisis política?

Médicos protagonizan marcha de «batas blancas» en apoyo a un reajuste digno

El Colegio Médico convocó a sus asociados para este miércoles a la denominada marcha de las «batas blancas», tanto en Santiago como en las capitales provinciales, para pedir a las autoridades que acerquen posturas con los trabajadores y que se llegue a una solución del conflicto generado por el reajuste al sector público.

En Santiago, los médicos partirán la movilización desde las oficinas de calle Esmeralda a las 11:00 horas para acudir a La Moneda y entregar una carta

«Solicitamos que se hagan todos los esfuerzos para que el paro cese en pos de la salud de la población, que es lo que nos preocupa», dijo el presidente del Colegio Médico, Enrique Paris.

«Hasta ayer había una cantidad importante de cirugías detenidas -más de 7.000-, además más de 30.000 consultas de especialidades, y espero que eso sea entendido como una alarma no como una crítica porque también han sido malinterpretados a veces, no es una crítica, es para llamar la atención de la situación que se está produciendo y para forzar un poco el diálogo», añadió Paris.

En regiones la carta se entregará a las principales autoridades, en las gobernaciones o intendencias y en algunos casos las marchas avanzarán hacia los hospitales.

Según Izkia Siches, presidenta del regional Santiago del Colegio Médico, hay preocupación en el gremio médico por el conflicto de los trabajadores públicos.

«Muy preocupados, de hecho vamos a La Moneda a dejarle una carta a la Presidenta para que interceda en este conflicto y lo resuelva a la brevedad. Están llegando ya médicos de distintos hospitales, nos acompañan también usuarios que quieren apoyar esta demanda y que este conflicto se resuelva hoy mismo», dijo la facultativa antes de iniciar la marcha.

En tanto, un grupo de médicos partió desde Plaza Italia, por la calzada sur de Alameda, marchando hacia el centro de Santiago.

A eso de las 12:00 horas los médicos se reunieron en la Plaza de la Constitución, frente a La Moneda, tras lo cual el presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, ingresó al Palacio para entregar una carta dirigida a la Presidenta Bachelet.

En tanto, los funcionarios judiciales señalaron que este miércoles paralizarán durante dos horas en sus labores, para sumarse al paro de los trabajadores del sector público.

 Paro se Mantiene

Al menos hasta el juves 17 de noviembre, se prolonga  el Paro Nacional de los funcionarios públicos que lleva más de dos semanas a lo largo de todo el país. Cerca de 300 mil funcionarios han manifestado su rechazo a la propuesta, intransigente, del gobierno de mantenerse estancado en el 3,2%  de reajuste salarial y no moverse sustantivamente en los montos y líneas de corte del Bono de Término de Conflicto.

En la evaluación de la décima tercera y décima cuarta jornada de Paro y movilización,  la Mesa del Sector Público (MSP), destacó  que “se mantiene la amplia adhesión a las convocatorias realizadas y la unidad de acción de las bases de la Mesa del Sector Público”.  

Asimismo, valoró el apoyo de trabajadores de distintos sectores tales como el de los(as)  funcionarios(as) del Poder Judicial, los del sindicatos de Integra y del Colegio Médico.

La MSP, reiteró  su disposición de diálogo y negociación con el gobierno, “en función de alcanzar un acuerdo que permita superar el extenso conflicto que la intransigencia y falta de voluntad del gobierno y,  especialmente, del Ministro de Hacienda, ha provocado”.

Asimismo, “las organizaciones profundizaron respecto de la indiscutible demostración de responsabilidad y flexibilidad demostrada, al presentar al Gobierno la contrapropuesta que ajustaba la demanda de Reajuste General a un 4%, ajustando el Bono de Término de Negociación a valores de $150.000 y $75.000 con las mismas líneas de corte de los demás beneficios contenidos en la Ley de Reajuste aprobada por el Congreso Nacional”.

Sin embargo, recordaron que  el Gobierno al no dar respuesta a esta  última propuesta hecha por la MSP, “deja en claro que el conflicto en curso y la afectación de la ciudadanía que implica, es de exclusiva responsabilidad del Gobierno que ha demostrado ser incapaz de dar continuidad a la negociación, realizando una propuesta que modifique los marcos del Veto Aditivo que fue rechazado por el Congreso Nacional”.

Y como “sorprendente”, calificaron la actitud de “las bancadas de Derecha, que se abstuvieron sistemáticamente durante la tramitación legislativa del Proyecto de Ley de Reajuste, desplegando discursos populistas en las intervenciones en Sala, estén ahora planteando su disposición a negociar y concordar con el Ministro de Hacienda, la aprobación del Proyecto de Ley que el gobierno prepara en esta materia”.

Finalmente señalaron que ante el nuevo intento que está haciendo el Gobierno  para que el Congreso apruebe su proyecto,  sin acuerdo con los(as) trabajadores(as), la Mesa “definió tomar medidas concretas para dialogar con los diputados y senadores en función de expresar su rechazo a que el debate legislativo se transforme en un ejercicio de suplantación de los(as) legítimos representantes de los(as) funcionarios(as) públicos(os)”.

DEJA UNA RESPUESTA