Golpiza a Venezolano Escaló a Conflicto Diplomático

0
181

El caso del ciudadano venezolano Carlos Díaz, brutalmente golpeado en un  furgón de Carabineros escaló a conflicto diplomático. El Gobierno venezolano exigió una “exhaustiva investigación” sobre la “brutal agresión policial”. A contrapelo de la evidencia, el Gobierno chileno rechazó la nota de protesta. Es de imaginar la nlaharaca que se hubiera armado en Chile, si la situación fuese la inversa.  

{source}
<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

El Gobierno de Venezuela exigió al Gobierno de Chile una “exhaustiva investigación” sobre la “brutal agresión policial” perpetrada esta semana en contra de un ciudadano venezolano, acto que calificó de “acción desmedida” por parte de Carabineros.

{source}

    <script type=”text/javascript”>

    window._ttf = window._ttf || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

    {/source}

En un comunicado, la Cancillería venezolana pidió que se determinen las responsabilidades a que hubiere lugar por el “uso excesivo de la fuerza pública y detención arbitraria” del venezolano Carlos Díaz, a quien, los policías militares le vulneraron “gravemente” sus derechos fundamentales.

“La República Bolivariana de Venezuela, fiel a su compromiso internacional con la promoción, protección y defensa de los derechos humanos, repudia categóricamente esta acción policial que evidencia una explícita violación a los derechos de nuestro connacional”, indicó el comunicado.

Según la Cancillería venezolana, Díaz intervino para “preservar la integridad física” de un ciudadano haitiano que supuestamente también era sometido a un “violento y desproporcionado procedimiento de detención”.

Asimismo, el Ministerio de Exteriores señaló que tanto Díaz como el ciudadano haitiano fueron “víctimas” de insultos y de “discriminación racista y xenofóbica”.

El Gobierno venezolano también reiteró que aún aguarda por las resultas ante el “trato racista” sufrido por el venezolano Emilio Rentería en noviembre de 2014.

Venezuela manifestó su preocupación por estas expresiones de xenofobia “entre hermanos suramericanos” e hizo un llamado a las autoridades competentes para que actos de esta naturaleza no se repitan.

De acuerdo a información de testigos, el hecho ocurrió el miércoles 18 de este mes en Nueva York con la Alameda, momento en que el haitiano fue detenido por no pagar su pasaje. Posteriormente, el venezolano intentó defenderlo, recibiendo un golpe en el rostro, que lo hizo sangrar.  

Gobierno rechazó nota de Caracas

El Gobierno rechazó este viernes las denuncias hechas por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela que se refiere a la detención y abuso policial por parte de Carabineros de Chile del ciudadano venezolano Carlos Díaz.

“El Gobierno de Chile condena todo abuso policial. Respecto a esta situación, cabe señalar que, tan pronto fueron conocidos los hechos, las autoridades y Carabineros impartieron las instrucciones pertinentes para dar inicio a una inmediata investigación de lo sucedido (…)”, precisó una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Según el comunicado, Díaz quedó en libertad pocas horas después de su detención y en todo momento contó con las prerrogativas de asistencia consular a las que tiene derecho de parte de las autoridades venezolanas, conforme lo establece la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

Como el comunicado venezolano -del 26 de octubre- alude al cumplimiento del Derecho Internacional, La Moneda recordó al Gobierno Bolivariano que Chile forma parte del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, incluida la competencia otorgada a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“De tal forma que una persona que sienta violados dichos derechos tiene la posibilidad, una vez agotados los recursos internos, de recurrir a la Comisión Interamericana y a través de ella a la propia Corte, cuyos fallos han sido cumplidos íntegramente por Chile”, añadió la nota.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile añadió que “sorprenden y resultan inaceptables las expresiones e imputaciones utilizadas por el Gobierno Bolivariano de Venezuela, toda vez que ellas están dirigidas a un país en que impera el estado de derecho, que vela por el amplio respeto de los derechos humanos, donde existe plena separación entre los poderes del Estado y está inserto en el sistema de protección internacional de derechos humanos”.

“Por las razones indicadas precedentemente, Chile rechaza por impertinente el comunicado de prensa del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela”, concluyó el comunicado de la Cancillería.

Más prudente habría sido si el comunicado se limitara a afirmar que se investigará el hecho, que enfrascarse en una esteril polémica sobre de recho internacional, tanto más cuanto que hay suficiente evidencia  del flagrante abuso policial.

El Canciller chileno, Heraldo Muñoz, no tiene derecho a exponer al país a un conflicto diplomático por darse el gusto de hostigar a un regimen del que se siente en las antípodas, más aún cuando la evidencia no respalda el arrogante comunicado de la Cancillería, que por lo demás evade el motivo de la protesta venezolana.

Es de imaginar la histérica y exacerbada conducta de Muñoz, si hubiese sido la policía venezolana la que golpea a un chileno, con esa brutalidad.

El propio afectado grabó, con su teléfono celular, los abusos de que fue objeto en el interior del furgó policial.

{youtube}obXwrE1Tc5M |600|450|0{/youtube}

Denuncia de Amnistía Internacional

Este caso también fue denunciado por Amnistía Internacional, organización que también rechazó el actuar policial en la detención de un joven estudiante en Valparaíso.

La organización aseveró que “estas situaciones no pueden considerarse hechos aislados”, y que la impunidad en este tipo de hechos “muestra una peligrosa conducta de funcionarios del Estado de Chile, en ejercicio de sus labores habituales”.

“Amnistía Internacional ha exigido a las autoridades en múltiples ocasiones en los últimos cinco años el tomar medidas efectivas para prevenir estos hechos y asegurar que todas las denuncias de uso excesivo de la fuerza se investiguen de manera independiente e imparcial y se sancione a quienes sean responsables”, recordaron.

“Es imprescindible también que Carabineros de Chile revise sus procedimientos y mejore las capacitaciones para que sus funcionarios los apliquen de manera correcta y sin vulnerar los Derechos Humanos de los ciudadanos nacionales y migrantes, así como asegure que quienes vulneren esos derechos reciban las debidas sanciones”, recalcaron.

Finalmente, Amnistía Internacional sostuvo que “de no adoptarse medidas para prevenir este tipo de hechos e impedir que cuando sucedan queden en la impunidad, Chile continuará teniendo responsabilidad por no respetar ni proteger los derechos humanos”.

A esto, se suma otro registro audiovisual, del transeúnte Juan Pablo Reyes Soto, que relató:

“El día Miércoles 18 del presente mes, me había bajado recién de la micro en calle “Nueva York” con la Alameda camino a mi trabajo, donde me percate de un tumulto de gente mirando hacia dentro de una micro, la cual en su interior se encontraba un ciudadano haitiano discutiendo con Carabineros tras ser fiscalizado por no pagar su pasaje, al cual el se negó a descender.

Debieron haber pasado varios minutos de discusión, ya que a los segundos un Carabinero se sube de manera prepotente y baja a punta de golpes al haitiano de la micro. Una vez abajo se golpearon mutuamente, siendo finalmente reducido.

El hecho aparte e indignante es cuando un ciudadano venezolano se acerca a intentar defender al haitiano, recibiendo una serie de golpes de luma, y como se aprecia en el vídeo, un golpe de puño innecesario en su rostro, el cual lo hace sangrar.

Finalmente se fue detenido, golpeado, insultado, y bajo conducta racista y xenofoba de parte de los funcionarios de Carabineros dentro del retén móvil.

{source}
<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>
{/source}

 

{source}

    <script type=”text/javascript”>

    window._ttf = window._ttf || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

    {/source}

DEJA UNA RESPUESTA