Nostálgicos del Pinochetismo Sacan la Voz

0
165

Nostálgicos del pinochetismo, remanentes de los aparatos represivos de la dictadura que asolo Chile de 1973 a 1990, amenazan públicamente con transformar el mes de septiembre de 2016 en “el mes fundacional del siglo XXI”.


 

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

En un abierto llamado sedicioso, instan a “rectificar a los organismos e instituciones permanentes del Estado”, en lo que respecta a la aplicación de las leyes por las violaciones a los Derechos Humanos bajo la dictadura de la derecha política  y económica, encabezada por Augusto Pinochet (1973-1990).
 
Afirman hablar a nombre de una entidad denominada “Multigremial Nacional del Personal en Retiro de las FF.AA, Carabineros e Investigaciones de Chile y Montepiadas y sus 165 federaciones, asociaciones, círculos y clubes asociados”, y estar respaldados, aseguran “en el sentir de varios cientos de miles de antiguos militares y policías”,
 

    <script type=”text/javascript”>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

Datos no oficiales hablan de 200 mil uniformados en retiro, los que con sus familiares aumentarían a unos 600 mil personas.
 
El pinochetismo, atrincherado, parapetado, camuflado en organizaciones que han pretendido ser clubes de carácter social, pero que en realidad se utilizan como organizaciones de fachada donde se parapetan servidores del régimen dictatorial implantado en Chile por las CIA y los intereses económicos derechistas, y defensores de sus crímenes, están pasando a la ofensiva política, sacan la voz, creyendo que ha llegado su momento de la reivindicación de la dictadura.
 
Los especialistas en inteligencia represiva  de la dictadura de Pinochet, los ejecutores de sus políticas de aniquilamiento de las libertades y la democracia, creen que es el momento de reivindicar el Terrorismo de Estado, de poner orden, de disciplinar al país, revivir el imperio de la tortura, la cárcel, el exilio, los campos de concentración, el degollamiento y el lanzamiento de cuerpos de opositores al mar o a los volcanes, la violación de mujeres y la cesantía,  miseria y hambre para la inmensa mayoría de los chilenos .
 
Estas organizaciones de oficiales en retiro de las Fuerzas Armadas y Carabineros, buscan transformar el mes de septiembre, en un periodo de celebraciones de supuestas “gestas” en defensa de la Patria, de pretender que los crímenes contra la humanidad, las violaciones de los Derechos Humanos fundamentales, entre ellos el de la vida, fueron  acciones “patrióticas”, necesarias y actos dignos.
 
Dicen textualmente en el aviso que leímos en “El Mercurio”- el diario que ambientó, impulsó y estimuló la sedición que condujo el golpe del ll de septiembre de 1973, y justificó los crímenes de la dictadura, que “trascurrido casi medio siglo, no solo continúa, sino que se incrementa la persecución política-judicial contra quienes EVITARON UNA GUERRA CIVIL, impidieron  que CHILE, cayera bajo el yugo opresor del “TOTALITARISMO” y condujeron al país a un nivel ECONO0MICO- SOCIAL, nunca antes alcanzado por la NACION CHILENA” (las mayúsculas son de “El Mercurio).
 
Bajo el título de “Iniquidad Judicial”, el aviso plantea la demanda inconstitucional, claramente sediciosa, que “su erradicación” (de los procesos judiciales y las condenas, por las violaciones a los Derechos Humanos) es “tarea pendiente del gobierno, parlamento, justicia, autoridades religiosas y Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública”.
 
Sin asomo de arrepentimiento por los crímenes cometidos por la dictadura y sus servicios represivos-los mil 197 detenidos desaparecidos, los 108 chilenos lanzados al mar, a los ríos,  y volcanes, los depositados ilegalmente en fosas comunes en el desierto y recintos militares, los cadáveres hechos explotar o cubiertos con cal, para hacer desaparecer las huellas de la barbarie, los miles de exiliados, los torturados y aprisionados en campos dc concentración- pretenden que “el éxito obtenido” por la dictadura fue “obtenido gracias al desinterés personal y trabajo comprometido de civiles y militares”, que “trabajaron por hacer de Chile una gran nación”.
 
Pero quizás lo más importante, no es el tono altanero, seguramente azuzado por expertos en guerra sicológica, sino la abierta intención de amenazar la institucionalidad democrática, requiriendo pronunciamientos de “organismos e instituciones permanentes del Estado”  y de acciones políticas de “Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública”.
 
En el texto, y si profundizamos un poco, se puede ver la coordinación política, además de la táctica operativa conspirativa, con exponentes del pinochetismo en el escenario político de la oposición y de los medios de comunicación.
 
Uno podría sospechar que se trata, nuevamente, como en los años 70, de una operación de guerra sucia, coordinada con acciones políticas de la Derecha, y algunos gremios como los camioneros, que amenazan nuevamente, como en 1973, de apoderarse de las carreteras y paralizar Chile, para provocar un colapso económico que justifique el “poner orden”.
 
En este cuadro se inserta la actividad de
La Asociación de Oficiales de la Armada en Retiro, ASOFAR A.G. que viene a ser la punta de lanza de la ofensiva militar- pinochetista contra el gobierno y contra la institucionalidad.
 
Ellos dieron el vamos al activismo pinochetista, al financiar una aviso publicitario en la pantalla electrónica del Paseo Ahumada, con consignas como “Militares en retiro. La Unión hace la Fuerza”, o “Multigremial oficiales en retiro. Una sola voz”.
 
No hay lugar a equívocos. El pinochetismo militar saca la voz y amenaza la estabilidad nacional. Sus arengas son claras y es el inicio de una estrategia a desarrollar en septiembre del presente año, pero también tiene objetivos a mediano y a  largo plazo.
 

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El proceso de maduración de la ofensiva ha sido largo, organizándola a través de sus canales, sus estructuras de mando operativas en el mundo de los uniformados en retiro, sus cuadros operativos encubiertos de inteligencia, y sus organismos base en todo el país, con reuniones de análisis de inteligencia y adoctrinamiento político.
 
No se debe ignorar la relación de oficiales en retiro y personal en servicio activo, lo que puede tener consecuencias indeseadas para el orden institucional y el clima político nacional.
 
En la agenda próxima del sector se cuenta la emisión de programas radiales, cápsulas con música militar que hará recordar los bandos militares de septiembre de 1973 con el pretexto de “dar a conocer” la historia de Chile hasta 1973 y una Misa para recordar a los fallecidos de ambos lados.
 

    <script type=”text/javascript”>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

El “Plan Septiembre” de los remanentes del pinochetismo castrense  contempla también un “Gran Banderazo”, en homenaje al Golpe de Estado, que se escenificará en la primera quincena de septiembre.
 
Pero no se descarta promover manifestaciones contra el gobierno, la presidenta de la República y otras autoridades, durante las Fiestas Patrias, en el paso de las autoridades hacia y desde la Catedral a La Moneda el día 18 de septiembre y durante la Parada Militar el día 19.

DEJA UNA RESPUESTA