Milicogate: Sumario del Ejército Cortó el Hilo por lo Más Delgado

0
256

Tal como cabía suponer, el sumario interno del Ejército dejó las cosas exactamente en lo públicamente conocido: el fraude ascendería a cinco mil millones de pesos, y los culpables serían los ya formalizados, es decir, un coronel y cinco suboficiales. Sin embargo, lo que el Ejército no puede pretender, a esta altura, es que alguien le crea a la historia oficial del sumario.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

En exactos $5.483.709.087 cifró el Ejército el fraude al Fondo Reservado del Cobre, conocido popularmente como el “Milicogate”. Radio Bío-Bío reveló los documentos del sumario interno que dan cuenta del monto tras el latrocinio y de las sanciones para los involucrados (ver acá).

De acuerdo a lo que se lee en el texto, el Servicio de Información Financiera Integral del Ejército llegó a dicha cifra luego de advertir las facturas falsas pagadas a cinco proveedores.

    <script type=”text/javascript”>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

El documento sostiene además que se propone como medida disciplinaria la baja del Coronel Clovis Montero, extesorero del Estado Mayor del Ejército y exmiembro de la Contraloría, y el retiro de Juan Carlos Cruz Valverde, Millaray Simunovic, Miguel Escobar, Luis Meléndez Carrillo y Liliana Villagrán.

Otros siete oficiales quedan amonestados y sin sanción Ricardo Márquez y Mirko Maturana.

El abogado querellante Cristián Cruz lamentó los resultados del sumario, porque -enfatizó- fueron “sancionados los suboficiales, los de menor jerarquía, se absuelve a varios coroneles a pesar de su responsabilidad y a otra media docena de altos oficiales del Ejército se les dan penas absolutamente menores, incluida una vulgar reprensión”.

“Esto es muy grave lo que aquí ha acaecido y el Ejército ha decidido cortar por lo más delgado del hilo y, por lo tanto, dar una muestra, dar una señal a toda la institución que no deben entregar antecedentes que incriminen a los altos mandos en estos ilícitos constantes en el Ejército de Chile, que han significado la defraudación al patrimonio fiscal”, agregó Cruz.

Por su parte el diputado y presidente de la Comisión Investigadora de la Cámara por las irregularidades en el Ejército, Jaime Pilowsky (DC), señaló:

“Los sumarios determinan las responsabilidades administrativas de los funcionarios. En este sentido, considero que falta explicitar un mayor reproche a los generales y oficiales superiores que estuvieron a cargo del Comando de Apoyo de la Fuerza, la Tesorería y la Contraloría del Ejército”.

Añadió que “también hay responsabilidad de ellos por no hacer su trabajo de supervisión con la debida diligencia y cuidado”.

En ese sentido adelantó que la comisión discutirá lo anterior durante la próxima semana, puesto que a su juicio, “quienes ejercen el mando como Generales en esas reparticiones también son responsables, al menos por omisión. Se conformaron con controles básicos y no hicieron adecuadamente su trabajo”.

Al respecto, la cabeza de la comisión de Defensa arremetió con que “estos hechos ilícitos se venían produciendo a lo menos del año 2009… revela la falta de un sistema de control integrado y efectivo en el Ejército”.

“Resulta lamentable que haya casos en que no hay sanción administrativa por prescripción. A diferencia de los civiles que el plazo es de 4 años, en las fuerzas armadas es de dos. Ese tema debe ser modificado a la brevedad. Solicito al gobierno urgencia a un proyecto que ya aprobamos en la Cámara de Diputados para homologar el plazo en 4 años”, cerró Pilowsky.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Por milicogate se entiende un fraude donde oficiales de alto rango y suboficiales estuvieron involucrados para cometer el ilícito. La trama del desfalco partió en el año 2010, durante los albores del gobierno del Presidente Sebastián Piñera y no cesó hasta marzo de 2014, al tomar el mando de su segunda administración Michelle Bachelet.

El hecho fue reconocido por el comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, quien admitió al entonces ministro de Defensa, Jorge Burgos, que su institución pagó cientos de facturas falsas.

“Se gastaron la plata en casinos, propiedades, caballos y fiestas”, dijo en su oportunidad el coronel Clovis Montero, esto en entrevista a The Clinic.

De los episodios más particulares del fraude, que The Clinic reveló en más de 10 entregas, se encuentra el caso del cabo Cruz, quien entre los años 2008 y 2014 se farreó 2.368 millones de pesos en máquinas tragamonedas, viajes, caballos y enchular a su pareja. “Le perdí sentido al dinero”, declaró en abril de este año.

    <script type=”text/javascript”>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

 

El programa En la Mira, de Chilevisón proporcionó importantes y sólidos antecedentes que apuntaban a una verdadera red ilícita en el interior del Ejército, destinada a defraudar y luego ocultar lo defraudado, formada por oficiales de alta graduación.

Demás está decir que ninguno de esos antecedentes fue tomado en cuenta en el sumario.

En el ámbito judicial, el ministro en visita Omar Astudillo procesó a Montero y a una serie de militares dados de baja, mientras que la fiscal Ximena Chong formalizó a un grupo de proveedores involucrados.

El milicogate es un drama en el que dista la caída del telón.

DEJA UNA RESPUESTA