Estudiantes Volvieron a Marchar por la Educación Pública

0
53

Miles de estudiantes chilenos volvieron a marchar este jueves en Santiago en contra de la reforma educativa que lleva adelante la presidenta Michelle Bachelet, disconformes por los términos en que se concretaría la ansiada promesa de gratuidad. Los consabidos desmanes de los encapuchados hacen evaluar al Gobierno no autorizar marchas por la Alameda.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

La marcha, que arrancó en la céntrica plaza Italia de Santiago, tiene lugar un mes después de que Bachelet enviara al Congreso la ley que establece la gratuidad para la educación superior, una década después de los primeros reclamos de estudiantes y tras cientos de marchas en las calles.

Pero la gradualidad del proyecto y los plazos difusos de implementación de la iniciativa -cuyo financiamiento se vinculó a elevadas proyecciones de crecimiento de la economía- no conformaron a nadie y llevaron a los estudiantes a volver a salir a las calles este jueves, en una manifestación que, según los organizadores, reunió a unas 50 000 personas en Santiago.

Apenas comenzada la marcha se produjeron los primeros incidentes, cuando grupos de encapuchados atacaron con piedras a la Policía, que resguardaba en gran número el centro de Santiago. La protesta dejó 51 detenidos, entre ellos 27 menores y 24 adultos, según informó la policía.

El paso de la manifestación por la céntrica avenida Alameda provocó el cierre de locales comerciales y sucursales bancarias ante el temor de ataques y saqueos de parte de los encapuchados y colapsó la circulación vehicular, provocando congestiones en varias arterias.

Otro grupo de encapuchados descolgado de la protesta lanzó bombas incendiarias a una iglesia católica que ya había sido atacada en una marcha anterior, en un hecho que es investigado por la fiscalía.

    <script type=”text/javascript”>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

 

La policía enfrentó a los manifestantes con gases lacrimógenos y carros lanza-agua. Mientras en un sector se desarrollaban los incidentes, por otro, miles de estudiantes acompañados por padres y profesores marchaban en contra de una normativa que cierra el ciclo de reforma educativa iniciado por Bachelet desde que tomó el mando en marzo de 2014.

“De cara descubierta luchamos contra el negocio educativo. Nuestra radicalidad es la masividad”, indicó la Confederación de Estudiantes de Chile en su cuenta de Twitter.

Los estudiantes acusan además que esta reforma es poco representativa, ya que no les permitirá elegir a sus autoridades y rechazan que se mantenga el sistema de créditos que llevó a miles de familias a endeudarse con la banca privada. La protesta concluyó con un acto cultural tras cerca de dos horas de marcha.

Intendente evalúa no autorizar nuevas marchas por la Alameda durante la semana

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

La Intendencia Metropolitana informó que evalúa no permitir más marchas por la Alameda en días de semana, luego de que este jueves se presentarán dos querellas contra quienes resulten responsables, por el ataque incendiario a la Iglesia de la Gratitud Nacional y por los daños ocasionados con pintura a la Iglesia San Francisco.

“La Confech se comprometió a un conjunto de cosas que no cumplió: A tener cordones de estudiantes en las dos iglesias, que no cumplió; a tener un cordón de personas que cerrara la marcha, que no cumplió”, criticó el intendente, Claudio Orrego.

Y añadió que “cuando uno convoca a una manifestación y no es capaz de cumplir con sus obligaciones y se producen desmanes como los que vimos ayer, quiere decir que uno no puede dar las garantías para hacer uso de ese derecho, al menos por ese recorrido en día de semana”.

“Ha quedado demostrado que se puede marchar los fines de semana con gran multitud de gente y de forma pacífica”, enfatizó.

Tras esto, afirmó que “esperamos que el movimiento estudiantil entienda que la ciudad nos pertenece a todos y que ellos también tienen responsabilidades, no solamente derechos”.

La jornada de movilización realizada este jueves convocó -según Carabineros- a unas 3.000 personas, sin embargo, los estudiantes aseguraron que fueron 50 mil los asistentes a la marcha que terminó con incidentes.

La Iglesia San Francisco sufrió daños luego de que desconocidos lanzaran pintura a una de sus puertas, mientras que la Iglesia de la Gratitud Nacional resultó afectada por una bombas molotov.

Patricio Medina, presidente de la Feusach, respondió al intendente señalando que “nos sentimos tranquilos, cumplimos con lo que nos solicitó. Hay videos de grabación donde está comprobado que compañeros estuvieron en esos puntos en los que se nos solicitó el resguardo”.

“De alguna forma también se nos atribuye que a la nueve de la mañana la iglesia fue atacada. Cabe recalcar que la marcha comenzó a las 10 y media de la mañana y el permiso estaba a partir de esa hora y hasta las dos de la tarde. Creemos que cualquier hecho que ocurra dentro del día no se le puede atribuir al movimiento estudiantil”, precisó.

En tanto, otro de los temas que ha copado la agenda educacional es la incertidumbre que existe respecto a la construcción de dos nuevas universidades en O’Higgins y Aysén.

    <script type=”text/javascript”>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : “es”

    ,slot : ‘[itemprop=”articleBody”] > p’

    ,format : “inread”

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : “margin: 0px 0px 12px;”

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

 

Sobre esto, la subsecretario de Educación, Valentina Quiroga, detalló que “las instituciones ya presentaron sus propuestas y, por lo tanto, esto ya está concordado con las instituciones y está en proceso ya de trámites y de firmas. Hay una segunda línea que tiene que ver con los planes de infraestructura y en el caso de la Universidad de O’Higgins lo que se ha visto es que funcione en el ex hospital de Rancagua”.

“Sabemos que dada la cantidad de metros cuadrados que tiene esa obra, obviamente requiere de plazos de adecuación que son importante y, por lo tanto, ahora lo que estamos terminando de cerrar, probablemente esta semana a más tardar la próxima, es un plan de transición”, precisó.

DEJA UNA RESPUESTA