Las AFP ¿Administran o Sólo Saquean?

0
271

En estos días Cencosud y Falabella, “gigantes del retail”, vendieron cerca del 5% de sus acciones por algunos cientos de millones de dólares. Los compradores fueron intermediarios a nombre de desconocidos, de modo que no se sabe quién invirtió en esas empresas.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

¿Será que fuiste tú quien compró? ¿Será que tú, que ya habías invertido en Cencosud 2.900 millones de dólares de tus Fondos de Pensiones, ahora arriesgas en esta empresa 3.400 millones?

Con esa inversión en Cencosud probablemente estás clavado con el clavo más grande de Latino América: la Torre Costanera. Porque no hay empresa que pueda soportar la carga financiera que supone el elefante blanco así llamado: casi cien mil metros cuadrados de oficinas desocupadas por una década y muchas compensaciones urbanas que se renegocian cada mes porque no se está en capacidad de cumplirlas.

¿Será que Paulmann, dueño de Cencosud, juega a ser “Demasiado Grande para Quebrar”, manteniendo una deuda hipotecaria que pone en riesgo el sistema bancario nacional y disponiendo de 3.400 millones de Fondos de Pensiones que arriesgan una pérdida tan grande que podría poner fin a tu sueño de una jubilación digna?

¿Será que Paulmann, dueño de Cencosud, se está saliendo poco a poco del negocio para dejar a las AFP y otros socios minoritarios una empresa quebrada?

Los medios informan que la familia Paulmann ahora solo es dueña del 54% de Cencosud y su Elefante Blanco. Un empujoncito mas y se salen del problema.

Por otra parte, ya se sabe que fuiste tú quien hizo subir criminalmente el precio de las acciones de Falabella para luego comprar mas caro, porque tú eres un incorregible benefactor de billonarios

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

Ahora Falabella te debe casi 2.000 millones dólares por los que no te paga intereses aunque te obliga a pagar dos o tres refrigeradores o cocinas cada vez que compras uno.

Santander, Bice, Chile y BCI financian con tu dinero la expansión del aeropuerto de Santiago.

Ellos manejan 15.000 millones de dólares tuyos, de modo que bien pueden prestar algunos cientos al aeropuerto. Ellos cobran 12% de interés mas brutales comisiones.

A ti te pagan 0.5%. Ellos ganan entre 24 y 50 veces lo que ganas tú.

Cuando los bancos quiebran y cuando las AFP pierden, los inversionistas privados no pagan las pérdidas. Ellos son meros comisionistas y compradores de políticos.

Quien paga las pérdidas eres tú, sueldo de hambre, evasor del Transantiago que no puedes pagar, respirador de la contaminación que no puedes toser, antiguo dueño de los peces de Chile que ya no puedes comer, supuesto dueño de unos Fondos de Pensiones que no te pagan la cacareada vejez digna y que se invierten en lo que sea, al mejor postor.

Brutal comisión de las AFP clama por una acción colectiva

Según cifras de la Superintendencia de Pensiones, las distintas AFP cobran comisiones que varían entre el 0.47% y el 1.54% del sueldo del cada trabajador. Como el Ahorro Previsional Obligatorio del trabajador es un 10% de su sueldo, se concluye que las AFP le cobran, por concepto de Comisión entre el 4.7% y el 15.4% de dicho ahorro [1].

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

En Estados Unidos, bajo el programa 401(k), la comisión promedio que cobran las administradores de fondos de pensiones es de un 0.33%, de modo que las AFP de Chile cobran entre 14 y 47 veces lo que cobran sus pares norteamericanos.

Dos AFP de USA están siendo demandadas en acciones colectivas porque cobran no 10 ni 50 veces la comisión promedio del sistema, si no porque cobran tan solo 2 a 3 veces ese promedio.

¿Qué esperan las asociaciones de consumidores de Chile para entablar acción colectiva contra nuestras AFP?

Los dineros en juego por exceso de comisiones suman cerca de 100.000 millones de dólares, de modo que el pozo es atractivo.

Si un trabajador paga por Comisiones un 15% de su ahorro neto, y si las AFP entregan un rendimiento promedio del 3% anual, el trabajador demora 5 años tan solo en recuperar el exceso pagado por concepto de comisión.

Al pasar la Comisión de 15.4% a un 0.33%, las jubilaciones aumentarían en un 15%, sin contar con que las AFP tendrán que devolver el exceso cobrado por concepto de Comisión, lo que supondría un ahorro adicional para cada trabajador.

No se necesita la enorme sabiduría de la Comisión Bravo para poner fin a este evidente abuso, ni se puede esperar que la Corteza Política haga algo al respecto.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Para terminar con esta situación es necesario que las organizaciones de consumidores entablen una demanda colectiva y que la justicia, ultima esperanza de la democracia, muestre su autonomía.

Democracia no es votar una vez cada algunos años por los sujetos que tienen secuestrado el sistema. La democracia también supone equidad, algo muy ajeno a sueldos de hambre gravados con exacciones de usura.

Fuente: El Quinto Poder

[1] 0.47/10=4.7%.
1.54/10= 15.4%

DEJA UNA RESPUESTA