Dilma Rousseff: «Golpe Afecta la Democracia y Desprestigia a Brasil

0
243

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Roussef, afirma que las élites de los países latinoamericanos ya no necesitan a EE.UU. para derrocar gobiernos. En tanto, una reciente encuesta reveló que más del 80 por ciento de los brasileños no desea que el presidente interino, Michel Temer, ocupe definitivamente el cargo y extienda su mandato provisional hasta 2018.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

En una entrevista concedida este domingo al periódico mexicano La Jornada, la mandataria suspendida que enfrenta un juicio de desafuero, aseguró que «el golpe» que se ejecutó en su contra, no solo daña la democracia de su país, sino que también desprestigia a la nación ante el mundo, y recordó a los golpistas que toda acción tiene consecuencias y que esta dejará grandes cicatrices al pueblo brasileño.

“Además de lastimar seriamente a la democracia que tanto nos costó recuperar, este golpe nos desprestigia ante el mundo”, expresó Rousseff, para agregar que “ahora son las propias fuerzas internas las grandes responsables de estos tipos de golpes, y hay varias personas quienes se benefician en diversos grados».

Respecto al juicio político que se lleva en su contra, Rousseff indicó que desde el punto de vista jurídico el impeachment existe aún cuando no hay un delito claro que se le pueda imputar.

Aseguró estar convencida de que la actual gestión del presidente interino, Michel Temer, del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), está “dominada por ese corrupto llamado Eduardo Cunha”, de quien sospecha sobornó a varios parlamentarios para que votaran por la apertura del juicio político.

La suspendida mandataria, cree que Temer quiere aliarse con Estados Unidos y echar atrás las reivindicaciones sociales con énfasis latinoamericano del gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) que su antecesor Luis Inácio Lula da Silva y ella han alcanzado para el pueblo.

En cuanto a la trama que la derecha nacional e internacional pretende tejer en toda la región, Rousseff dice que “quienes están apostando por estos golpes en América Latina corren el riesgo de causar una desestabilización profunda”.

En este sentido, deliberó que los procesos golpistas tienen consecuencias imprevisibles, y que en el caso de Brasil es muy probable que las haya. “Me parece que ni los propios golpistas saben lo que podrá desencadenarse en el futuro. Lamentablemente, el precio a pagar será muy alto”, vaticinó.

Dilma Rousseff ha sido acusada por la oposición de “maquillar” las cuentas públicas en 2014 y 2015. Sin embargo, ella ha cuestionado en diversas ocasiones la legalidad del juicio en su contra e insiste en que el impeachment carece de toda base legal.

Más del 80% de los brasileños no quiere la permanencia de Temer

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Más del 80 por ciento de los brasileños no desean que el presidente interino, Michel Temer, ocupe definitivamente el cargo y extienda su mandato provisional hasta 2018.

Según ha informado este jueves el diario digital Brasil 247, la cifra representa una corrección de una encuesta realizada por Datafolha y difundida por el periódico Folha de Sao Paulo, cuyos resultados indicaban que el 62 por ciento de los consultados respaldaba la convocatoria a nuevas elecciones presidenciales anticipadas, una información que no había sido revelada.

Asimismo, al rebatir los resultados de dicha encuesta, cuyos resultados fueron tergiversados al darse a conocer, la publicación aclara que, según ese sondeo, apenas un 19 por ciento de los interrogados se manifestó a favor de la continuidad del interino, mientras Folha afirmaba que el 50 por ciento preferían que Temer continuase en el poder.

Además, recuerda que, curiosamente, antes del proceso de impeachment de la presidenta constitucional, Dilma Rousseff, Folha llegó a defender en un editorial la renuncia conjunta de la mandataria y de Temer, proponiendo como salida unos nuevos comicios.

Lo que tal vez haya contribuido al cambio de postura es el hecho de que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva haya subido en todas las simulaciones de voto realizadas, pasando a liderar en solitario las intenciones en cualquier escenario para un primer turno de votación, subraya.

Cabe añadir que el responsable del blog de la Ciudadanía, Eduardo Guimaraes, ha considerado que la «osadía de Datafloha o del Grupo Folha» se debe a la percepción de ambos con relación a que la aprobación del impeachment por el Senado corre riesgo».

A su vez, el editor ejecutivo de Folha, Sergio Dávila, ha alegado que la omisión de algunas cuestiones contenidas en el muestreo se debe a que es decisión de la redacción del diario escoger lo que periodísticamente les resulta más relevante en el momento en que se publiquen resultados de encuestas.

Temer, del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), sustituyó provisionalmente a la ahijada de Lula, la apartada presidenta Rousseff, aunque varios de sus ministros han tenido que dimitir por estar vinculados en el caso de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

DEJA UNA RESPUESTA