Los Famosos También Lloran: Las Pensiones Miserables de Artistas y Figuras del Espectáculo

0
382

¿Qué tienen en común el humorista Coco Legrand y el folclorista Dioscoro Rojas, o la ex animadora de televisión, Susana Palominos con el presidente del Sindicato de Futbolistas, Carlos Soto?. En rigor, dos cosas. La primera es que tienen profesiones cortas y azarosas. Pero la principal, es que, al igual que miles de chilenos, fueron estafados por las AFP. Sus pensiones bordean los cien mil pesos.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Una fábrica de pobres: Las pensiones miserables de las AFP

María Cristina Prudant

El sistema previsional chileno ya perdió toda confianza de parte de los trabajadores que durante 30 a 40 años trabajan pensando en el merecido descanso, pero se encuentran con la triste noticia que tendrán una pensión paupérrima que no les alcanzará para nada. Por eso, los chilenos, claman por una solución, ya, a la brevedad.

Lamentablemente, la situación política del país no da garantías de que se podrá resolver este tema en el mediano plazo. La férrea defensa de la derecha económica, como se ha visto, frente a cualquier reforma es un escenario difícil para insistir con un proyecto que cambie el sistema previsional, que es lo que quiere la gente. Las personas no quieren soluciones parches sino un cambio definitivo. La mala noticia es que la palabra reforma le da urticaria a la derecha económica y ellos votan en el Congreso para aprobar o rechazar los proyectos.

Es un panorama complicado, pero lo cierto es que el tema se sigue estudiando, analizando. Luego que la Comisión Bravo, entregó sus conclusiones sobre el sistema previsional actual y propuso soluciones, el Comité de Ministros nombrado por la Presidenta Bachelet y sus equipos técnicos, están abocados a encontrar una solución.

Continúan debatiendo, pero casi siempre escuchamos a los mismos de siempre defender el sistema privado de AFP para que se mantenga. Nadie entiende esta postura puesto que más de un millón de pensionados que reciben entre 150, 170 y 200 mil pesos de pensión son la prueba de que el sistema no cumple con lo que prometió; mejores pensiones para todos.

Sin embargo, las voces que más se escuchan, acordes con la Asociación de AFP, son las que prefieren la propuesta A de la Comisión Bravo que mantiene en lo grueso el sistema de capitalización individual y solo profundiza el pilar solidario, mediante el cual desde 2008 , producto de la reforma que hizo la Presidenta Bachelet, el Estado ha venido subsidiando pensiones a quienes no cotizaron o cuyos aportes son insuficientes para cubrir una pensión digna. Mirándolo con frialdad, todo seguiría igual. Las administradoras ganan y los trabajadores siguen perdiendo como pasó en junio pasado.

La AFP estatal está en espera

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Otra propuesta rechazada por las AFP es la idea de legislar una administradora estatal. Según la comisión, una AFP pública competiría con las mismas reglas de las privadas, independiente y autofinanciada. De acuerdo al informe financiero ligado al proyecto de ley que envió el actual Gobierno, la gestora requeriría de un aporte extraordinario original de US$ 70 millones para echarla a andar.

Además del hecho de elevar la competencia en el mercado y legitimar el sistema de pensiones, los argumentos a favor de una AFP estatal estriban en que podría generar incentivos para que coticen trabajadores independientes y hacerse cargo de aquellos de menores ingresos que no son atractivos para las AFP privadas.

El presidente de la Asociación de AFP, Rodrigo Pérez Mackenna cree que una gestora de este tipo «no va a mejorar pensiones y puede generar expectativas» en la población respecto del Estado, lo que finalmente podría volverse en contra. Además -en su opinión-, el proyecto de ley conocido «no garantiza competencia en igualdad de condiciones».

Y como dice el dicho; el que la sigue la consigue, el gobierno ya le quitó la urgencia al proyecto sobre AFP estatal que había ingresado al parlamento.

En el país hay claros ejemplos de que las AFP entregan pensiones miserables y que no tienen ningún interés en buscar una solución que beneficie a los pensionados que deben acomodarse a subsistir con muy poco.

Los problemas de los famosos

Sabido es que en el mundo artístico muchos mueren en la pobreza porque nunca impusieron debido a que no trabajaban con contratos estables. Los cantantes son los más perjudicados por como se desarrolla su oficio. Van cantando de un lugar a otro y reciben su paga por eso.

No hay imposiciones, ni AFP. Los humoristas también tienen problemas por eso algunos buscan soluciones por su cuenta como el caso del humorista, Juan Carlos «Palta» Meléndez que señaló a Cambio21:

«Ahorro en forma particular porque las AFP siempre han robado. El robo con cuello y corbata y el abuso que han tenido con los afiliados ha sido por siempre. Desde que José Piñera inventó todo este sistema me opuse porque hay una cultura del abuso instalado en Chile».

Otro famoso que recibe una pensión muy baja es el humorista Coco Legrand, que con 170 mil pesos no podría tener una vida tranquila como ahora gracias a que siempre tuvo la inquietud de ser empresario y eso le permitirá tener una vejez digna.

Dióscoro Rojas: «Estoy pensando qué voy a hacer»

El entretenido folclorista y huachaca, Dióscoro Rojas con su acostumbrada alegría cuenta que no tiene casi nada para disfrutar de una buena vejez. «Mis bienes son un auto y una casa de esas con subsidio de los tiempos de Frei que vale muy poco pero es lo que hay».

«Ya en esta última etapa estoy pensando en qué voy a hacer y espero poder juntar algo para tener una vejez digna, al final estamos como todos los chilenos no más», cuenta Rojas.

Su previsión ha sido un tanto desordenada por el tipo de trabajo que ha hecho y según las cuentas que ha sacado «lo más seguro es que no sacaré una pensión de más de 70 mil pesos».

El mejor trabajador

Exequiel Contreras tiene casi 80 años y fue elegido como el mejor trabajador del año por la Mutual de Seguridad entre sus empresas asociadas. Se desempeña en una constructora y se ve un hombre contento con lo que hace. A su edad sigue trabajando -empezó cuando era un adolescente- ya que no le gusta quedarse en la casa porque se aburre, pero también dice que «yo tengo una pensión de 190 mil pesos y con lo caras que están las cosas la plata no alcanza». Don Exequiel es hijo del rigor.

Susana Palomino: «Ya no me hago ni las uñas»

Susana Palominos fue un ícono de la televisión. Era modelo, aparecía en spots publicitarios y fue conductora de programas misceláneos y animadora de un matinal en Canal 11 (CHV de ahora) junto a Jorge Rencoret.

Su vida era glamorosa y ahora dice, con un poco de pena: «no me puedo hacer ni las uñas, no puedo». Claro con lo que ella ganaba podía llevar una vida lujosa, pero eso se acabó cuando pasó al anonimato y más aún cuando se jubiló con una pensión de aproximadamente 130 mil pesos, pero que con los descuentos le queda en 54 mil pesos.

Cuenta que «el sistema de ahorro es horroroso. Impuse desde los 20 y tantos , primero en el INP y después por obligación tuve que pasar a una AFP que fue Santa María, esta pasó a ser ING y después no tengo idea donde está mi plata».

Carlos Soto

El mundo de los futbolistas también es complicado en materia de previsión. Obviamente, en el caso de quienes hacen una carrera en el país sin grandes contratos como Alexis Sánchez, Arturo Vidal y otros. De hecho fueron reconocidos como trabajadores en abril de 2007.

El presidente del Sindicato de Futbolistas Profesionales, Sifup, Carlos Soto estuvo activo en el fútbol 13 años y está en la búsqueda de su huella laboral.

«Yo impuse desde el 85 a 1997, son 12 años, creo que me los cotizaron. Estuve en Católica, O’Higgins y otros equipos. No creo que hayan dejado de hacerlo porque todos eran solventes. El punto es que necesito saber la cantidad de plata que tengo. Yo calculo que debo tener unos cinco millones que significarían una pensión de 100 lucas como toda la gente, o menos».

La mayoría de los jugadores de los años 60, 70, 80 tuvieron cotizaciones en el antiguo INP. Soto explica que el sindicato tiene una labor titánica en cuanto a solucionar el problema previsional de muchos de sus socios. Por ahora, están haciendo las averiguaciones en el INP para encontrar las cotizaciones y poder ver con cuanta plata cuentan para pensionarse, si es que pueden hacerlo.

El dirigente recuerda que «el año 97 paramos el futbol porque no había respuesta para la previsión. También ocurrió el 2002».

En definitiva, apunta «la situación comienza a regularizarse a partir del 1 de enero de 2013. A la fecha los jugadores que se desempeñan en los clubes deben tener su previsión al día».

Profesora pedía limosna

Alicia Morales, 74 años, fue profesora normalista durante 35 años, subdirectora de un colegio, jubiló con una pensión de 200 mil pesos. Con el transcurso de los años su salud se fue deteriorando y no tenía para costear sus medicamentos por lo que se vio en la necesidad de pedir limosna en el centro comercial más concurrido de Copiapó.

Actualmente Alicia presenta un glaucoma terminal en su ojo izquierdo y artrosis en ambas rodillas, lo que le impide desplazarse con normalidad.

Como el caso se dio a conocer por la televisión también hubo reacciones y comenzó a llegar la ayuda para Alicia Morales. El Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) se hizo cargo de ella. Y el empresario Leonardo Farkas le regaló cinco millones de pesos.

Colegio de Profesores: No es un caso aislado

La situación no sorprendió a Jaime Gajardo, presidente del Colegio de Profesores: «Sabíamos de la situación. Desafortunadamente no son hechos aislados. Es reflejo de la difícil situación que atraviesan profesores y profesoras jubilados».

Para dejar clara la situación expone cifras: «Hoy un profesor que termina su carrera ganando un millón de pesos, a causa del sistema de AFP percibe 180 mil como pensión. Esto lleva a que un gran segmento de maestros que no tienen familia deben recurrir a situaciones extremas».

«Planteamos que en el debate de carrera docente vamos a sumar este punto: la carrera docente debe integrar un cambio en la política hacia los profesores jubilados, un incentivo al retiro para este problema», expone Gajardo.

«La causa de fondo de esta grave situación es el sistema de pensiones, de capitalización individual, acotado en el tiempo y de muy bajas pensiones. Hicimos la presentación de que tiene que volverse a un sistema de reparto solidario. Y también influyen los bajos sueldos que tiene el profesorado. Debe haber un piso mínimo aceptable. El ingreso mínimo docente es muy bajo», añade.

Fuente: Cambio 21

DEJA UNA RESPUESTA