Abogados de Derechos Humanos: Asesino de Víctor Jara Debe Ser Extraditado

0
226

El juicio civil que se esta desarrollando en la ciudad de Orlando, Estados Unidos, en contra del militar (r) Pedro Barrientos, acusado de ser el autor material del homicio de Víctor Jara, es en extremo trascendente para la historia reciente de nuestro país, y de uno de los personajes que ha cobrado mayor relevancia después de su muerte. A pesar de que tiene una solicitud de extradición expedidea pore la Corte Suprema, en Gobierno chileno ha hecho mutis por el foro ante la nula respuesta del Estado norteamericano.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Víctor Jara, el destacado académico, director de teatro, compositor y cantautor, fue asesinado por la dictadura el año 1973 en el Estadio Chile, y, más de 40 años después, se esta enjuiciando a quien le dio muerte.

Sin embargo, la defensa de Pedro Barrientos, sindicado como el autor material del crimen de Víctor Jara, argumenta que el militar -actualmente en retiro- desconocía al cantautor, lo mismo que las torturas y asesinatos extrajudiciales que se llevaron a cabo en el recinto deportivo donde fue acribillado el artista.

Pedro Barrientos, de 67 años, ya testificó en el proceso judicial que se le sigue en Estados Unidos. En esa instancia negó conocer para esa época al cantautor. El  que fuera teniente del régimen de Pinochet, precisó a través de sus abogados que solo tuvo conocimiento del cantautor y de los sucesos recién en 2009.

Varios testigos de la acusación, entre ellos exoficiales, indicaron que Barrientos era uno de los militares a cargo del Estadio, Chile hasta donde fueron llevados en calidad de detenidos el cantautor y decenas de estudiantes y maestros.

¿Qué sucederá con el resultado del juicio?

Quien lleva la causa en Santiago es el abogado de Derechos Humanos Nelson Caucoto. El abogado hizo una aclaración al momento de explicar el juicio:

«El juicio por indemnización de daños y perjuicios no terminará en condenas, como se espera en Chile con la investigación del homicidio. El proceso civil que se lleva en Estados Unidos podría permitir reforzar la solicitud de extradición que la justicia chilena requirió del señor Barrientos para que sea traido y enfrente a los tribunales. Se ha sabido a partir de este juicio civil, que Barrientos para obtener la nacionalidad norteamericana ocultó algún tipo de información».

«Hace años la justicia de nuestro país ordenó la captura internacional de Barrientos, pero Estados Unidos no ha respondido a la petición. Lamentamos algunas acciones dilatorias de la defensa del procesado. Pues estas continúan impidiendo que se comience con el proceso de sentencia», indica Caucoto.

«Hay algunas personas que fueron testigos dentro de la causa criminal que también viajaron a Estados Unidos a rendir testimonios. Probablemente esos mismos testigos sirvan para acreditar el daño causado a la familia de Víctor. Esto es como ir y decirle a Barrientos que no saca nada con irse a esconder a Estados Unidos y no enfrentar los tribunales chilenos porque también se le va a perseguir desde el área civil», comenta.

Por su parte, consultado el abogado de Derechos Humanos Cristian Cruz sobre el juicio que es llevado a cabo en Orlando y sobre la posible extradición de Pedro Barrientos, comentó: «habiendo un tratado de extradición deberían extraditarlo. Me parece que ese punto es de donde debemos afirmarnos», asegura.

«Incluso el tema de la ciudadanía de Pedro Barrientos quedaría supeditado al tema de la extradición, y eventualmente podrían quitarle la ciudadanía, aunque desconozco la legislación estadounidense, porque lo más probable es que para optar a la ciudadanía debe haber entregado datos falsos», revela el abogado.

«A partir de los tratados bilaterales y multilaterales, a los que Chile y Estados Unidos están suscritos, es donde se establece la medida de indagar y perseguir a los violadores de los derechos humanos, y posteriormente entregarlos a los tribunales competentes. Algo semejante sucede con los casos de narcotraficantes. Sin embargo, en este caso se da algo con mayor fuerza, pues se trata de un delito que sucedió en Chile, y en donde hay involucrado un tribunal con su correspondiente proceso. Las pruebas contra Barrientos son cuantiosas, y esperamos que sea extraditado, y esto lo consideramos a partir de los tratados existentes», finaliza.

La situación del militar acusado de asesinar a Víctor Jara presenta un grotesco contraste con la de la ciudadana francesa, Emmanuel Verhoeven, acusada de participación, de ninguna manera directa, en el asesinato de Jaime Guzmán. Mientras el Gobierno de Chile la persigue con saña, monitoriando el menor de sus movimientos y activando todos los resquisios del derecho internacional, con Barrientos mantiene una indolencia rayana en la complicidad.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

A pesar de que la Corte Suprema solicitó hace años su extradición, el Gobierno y el sistema judicial de Estados Unidos lo han ignorado olímpicamente, ante la incomprensible pasividad del Gobierno chileno, tanto más insólita tratándose de uno de los chilenos más conocidos a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA