Viuda de Víctor Jara: “La Importancia de este Juicio no Termina en mi Familia”

0
21

La viuda del cantautor Víctor Jara señaló que el juicio iniciado en Orlando contra el ex militar retirado Pedro Barrientos no sólo es por el asesinato de su marido, sino por todos los crímenes cometidos bajo la “brutal dictadura” de Pinochet.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

“La importancia de este juicio no termina con mi familia, sino que se extiende a todos los que han pasado tantas décadas en busca de respuestas acerca de sus seres queridos que fueron torturados, desaparecidos o asesinados a manos del régimen de Pinochet”, expresó Joan Jara.

Barrientos, de 67 años, enfrenta a partir del 13 de junio a la Justicia de Estados Unidos por los cargos de tortura y asesinato extrajudicial de Víctor Jara, en una corte federal en Orlando.

“La última vez que vi a mi esposo estábamos sentados en la sala, escuchando por la radio cómo una brutal dictadura militar se tomaba a Chile”, recordó Joan, de 89 años, quien acudió al tribunal en compañía de sus dos hijas.

Víctor Jara murió el 16 de septiembre de 1973, cinco días después del golpe del general Augusto Pinochet.

El artista había sido detenido en Santiago junto con profesores y alumnos de la Universidad Técnica del Estado (UTE), donde era docente, y conducido al Estadio Chile, donde fue torturado y acribillado con 44 balazos.

“Más de cuarenta años después, mis hijas y yo todavía estamos buscando justicia”, manifestó Joan Jara.

La activista por los derechos humanos, quien lamentó la “fuerte” ausencia de justicia y la división de la sociedad en Chile, agradeció el apoyo que ha tenido en EE.UU. especialmente del Centro de Justicia y Responsabilidad (CJA), organización civil que interpuso la demanda en 2013.

“Como se puede imaginar, este momento, este juicio, remueve muchos pensamientos y recuerdos”, manifestó.

Sin embargo, aseguró que ella y sus hijas Amanda y Manuela van a enfocar su “energía” en el juicio.

Es la segunda vez que un ex miembro de los militares golpistas que apoyaron el derrocamiento de Allende por parte del general Augusto Pinochet comparece ante un tribunal estadounidense en relación con los asesinatos que ocurrieron en aquel entonces.

En el 2003, miembros de un jurado en la Corte Federal en Miami encontraron a un ex-mayor del ejército chileno, Armando Fernández Larios, responsable de la muerte de varios partidarios de Allende después del golpe.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Fernández Larios también ha sido acusado de haber ayudado en el complot en que un terrorista colocó una bomba en el auto del ex canciller chileno, Orlando Letenier, que estalló en 1976 en Washington, matando a Letelier y a su asistenta Ronni Moffitt.

En cuanto al juicio que comenzó el lunes 23 de junio en Orlando, este está centrado en las acciones de Barrientos que durante el golpe había fungido como teniente del ejército chileno.

“El caso es tan importante, no solo para nosotros, sino para todas la familias que aún sufren debido a la brutalidad y crimenes terribles que fueron cometidos en esos años” dijo la Viuda de Jara, Joan Jara, en un comunicado emitido en Orlando.

Justo un día después del golpe militar, Jara fue detenido en la universidad donde daba clases y llevado con cientos de otros estudiantes y profesores al Estadio Chile que servía en ese momento como centro de detención masivo.

Según información disponible en el sitio web de la organización Center for Justice & Accountability, que llevó el caso a la corte, Jara fue interrogado y torturado antes de ser asesinado con 44 balazos.

“Finalmente en el 2009, los soldados que habían participado en las atrocidades del Estadio Chile rompieron su silencio y dieron información sobre el asesinato de Jara,” según CJ&A. “En una corte chilena, los fiscales encausaron a 10 ex oficiales militares, uno de ellos siendo Barrientos, un ex teniente que presuntamente participó en el asesinato”.

Leave a Reply