La Presidenta Michelle Bachelet decidió vetar aspectos de la reforma laboral luego de que no lograra los concensos políticos para llevar adelante un cambio constitucional, anunció esta tarde el ministro Marcelo Díaz.

 

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El anuncio se dio tras la reunión que sostuvo la Presidenta Michelle Bachelet con los ministros de Interior, Mario Fernández; de Trabajo, Ximena Rincón, y de Hacienda, Rodrigo Valdés, para ver cursos de acción después de que el Tribunal Constitucional considerara contraria a la Constitución la titularidad sindical.

«De acuerdo al análisis realizado no existe una interpretación unívoca de los alcances del fallo del Tribunal Constitucional, existiendo el riesgo de que la interpretación de exclusividad de la titularidad del sindicato se pueda relativizar, implicando una precarización de las relaciones laborales», explicó Díaz.

Ante eso, el vocero señaló que la Presidenta solicitó «explorar alternativas de cambio constitucional que nos permitiera hacernos cargos de la centralidad que deben tener los sindicatos en las relaciones laborales. Para avanzar en esa línea era necesario construir un acuerdo transversal, ya que una reforma constitucional sobre estas materias requiere dos tercios de los parlamentarios en ejercicio, quórum que nuestra coalición no tiene».

«Considerando lo anterior, la Presidenta de la República ha instruido a los ministros tramitar a la brevedad el referido veto, procediendo a la promulgación de la reforma laboral una vez que esta sea despechada», señaló Díaz, resaltando a su vez el apoyo de la Nueva Mayoría al proyecto y la falta de colaboración de la oposición.

El vocero detalló que «en ausencia de una acuerdo transversal, el Ejecutivo no impulsará nuevas iniciativas legales referentes al proyecto de relaciones laborales, focalizando sus esfuerzos en una adecuada y oportuna implementación».

«A pesar de que la reforma no será todo lo que el Ejecutivo impulsó y que el Congreso aprobó por mayoría, esta sigue siendo el mayor avance para las relaciones laborales desde la recuperación de la Democracia. Chile debe valorar especialmente que con esta ley los trabajadores podrán contar, entre otros derechos, con una huelga efectiva, con piso de negociación con mayor información para el ejercicio de sus derechos colectivos y con una extensión pactada de beneficios», sostuvo el secretario de Estado.

Valdés: Hicimos todos los esfuerzos y no tenemos los votos

Por su parte, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, explicó que «el veto incluye eliminar del proyecto de ley tres pactos de adaptabilidad que se identifican en el veto. De aprobarse el veto, que es lo que esperamos, esos pactos ya no van a ser parte de la ley que se va a promulgar, aunque quedan dos pactos que son más pequeños en el proyecto».

«Hicimos esfuerzos por varias semanas tratando de construir un acuerdo que dejara una posibilidad mejor en la ley, pero no tenemos los votos para poder hacerlo y no logramos que la oposición nos acompañara en este esfuerzo y, por lo tanto, la decisión de la Presidenta ha sido adelante con el veto y terminar con esta discusión de la reforma laboral con esto», manifestó el «jefe de la billetera fiscal».

«El Gobierno hizo todos los esfuerzos, conversamos con todos los actores,  y no se logró construir esos acuerdos», sostuvo la ministra Ximena Rincón desde La Moneda.

Rincón detalló además que la ley es clara «dar titularidad a los sindicatos», que lo que se eliminó fue la titularidad exclusiva donde había sindicatos y que «lo que queda es una normativa en orden a cómo se llevan adelantes las negociaciones colectivas, cuáles son las formas de hacerlas presentes –hay todo un procedimiento- y probablemente habrá mucha judicialización respecto a qué se puede hacer y qué no se puede hacer».

Se espera que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) realice una declaración sobre la decisión del Gobierno cerca de las 19:00 horas.

CUT valora veto presidencial 

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, valoró el veto presidencial a la reforma laboral y aseguró que despeja todo abuso «potencial», recuperando los derechos de los trabajadores.

La líder de la CUT destacó que querían el veto porque «era necesario cerrar este etapa y este capítulo» y emplazó al Congreso a aprobar «a la brevedad» el veto presidencial para luego seguir el debate respecto de titularidad sindical.

Figueroa resaltó que el proyecto de reforma laboral «sigue teniendo el piso de la negociación como aquello que había sido logrado ya por el sindicato en la negociación anterior. El piso, es decir que ninguna negociación parta de cero, hoy se consolida como materia del proyecto de ley; el garantizar huelga sin reemplazo era otra de las materias sustantivas y eso sigue resguardado dentro del proyecto de ley; garantizar y terminar con el abuso empresarial respecto de la extensión de beneficios y que de ahora en adelante sólo se podrán extender beneficios de común acuerdo con el sindicato es otra materia que para nosotros no puede ser relativizada como avance».

La dirigente resaltó «dos materias más, una de ellas de alta significación, como es acceso a la información, pero por sobre todo el garantizar la negociación de los sindicatos interempresas son materias que uno no podría desconocer que son avances fundamentales efectivos e herramientas fundamentales para que el sindicalismo se pueda constituir en una agente más fortalecido».

«Por eso saludamos que en ese marco, y resguardando estos pilares fundamentales, el Ejecutivo también haga el llamado a aprobar el veto porque con eso se despeja todo potencial abuso que se pudiera ejercer en el marco de esta nueva legislación, como es aquello que permitían los pactos de adaptabilidad», afirmó Figueroa.

La presidenta de la CUT dijo que el «proyecto se mantiene en sus equilibrios en la medida que se ha dado la señal clara de que se debe aprobar el veto» y llamó a que los parlamentarios dispongan de toda su voluntad y disposición para aprobar a la brevedad el veto.

«Hoy día estamos avanzando efectivamente en un proyecto de ley que está devolviendo derechos a los trabajadores, que les está devolviendo derechos colectivos a los trabajadores y estamos avanzando en el camino al fortalecimiento sindical», resaltó la dirigente.

Nolberto Díaz: Era el piso mínimo ético aceptable

El vicepresidente de la multisindical, Nolberto Díaz, indicó en Cooperativa que este veto era algo que le habían solicitado al Ejecutivo y que consideran el piso «mínimo ético aceptable».

«Quiero valorar el veto presidencial porque este es el piso mínimo que podía ofrecer el Gobierno después de haber sido incapaz de otorgar titularidad sindical. Esta reforma laboral incorporaba, entre otras cosas, titularidad sindical y eso no ha garantizado». .

«Por tanto, lo que ha anunciado el Gobierno este día, lo que nosotros saludamos y que pedimos desde un primer minuto después del fallo, que aplicara el veto presidencial», agregó el dirigente.

Díaz también criticó de los empresarios contrarios al veto y la reforma, afirmando que si los trabajadores han avanzado lento es porque no han hecho trampa.

Si a ellos no les gusta este proyecto, si a ellos no les gusta el veto, significa que estamos avanzando, manifestó el dirigente.

CUT pide al gobierno acelerar tramitación de veto al proyecto de reforma laboral

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, pidió al gobierno que se avance en la tramitación al veto de la reforma laboral para apurar la promulgación de la ley, y que el debate en torno a la titularidad sindical se realice con mayor cautela.

Tras reunirse con el ministro del Interior, Mario Fernández, la dirigenta sindical sostuvo que «él sabe la complejidad a la que estamos enfrentados en este debate».

Asimismo indicó que «él entiende muy plenamente de que estamos hablando con el tema del fallo del Tribunal Constitucional, pero también entiende que la posibilidad de restituir la titularidad plena como debieramos construirla, probablemente va a requerir más tiempo que los tiempos que tenemos hoy día para poder finiquitar el debate del proyecto con aquellas otras materias que están resueltas».

Figueroa advirtió que seguir dilatando el debate genera incertidumbre en todos los actores.

«Al no haber una posición más consensuada dentro de los actores de la Nueva Mayoría, incluso en el Parlamento donde no todos tienen una misma visión de como seguir enfrentando este debate, cobra mayor relevancia poder aprobar el veto que en el fondo reestablece el equilibrio una vez que se ha perdido la titulatidad», añadió.

Cabe recordar que El Tribunal Constitucional declaró inconstitucional la titularidad sindical y la extensión de beneficios automática a los nuevos afiliados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here