Florencia Kirchner: «Están Tapando todo, los Medios están Silenciados como Nunca los Vi»

0
191

La hija de Néstor Kirchner y Cristina Fernández rompió el silencio en una entrevista a una revista digital en la que ofreció su perspectiva acerca de la actualidad. Denunció persecución y ensañamiento contra su familia de parte de los medios hegemónicos.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

En entrevista concedida a la Revista Paco, la joven realizadora audiovisual ofreció algunos puntos de vista acerca del momento que vive el país y cómo los poderes hegemónicos de comunicación intentan día a día ofrecer una realidad conveniente para ocultar un ajuste salvaje. Además, contó algunas intimidades de la relación con sus padres y su encuentro con la maternidad.
 
-¿En qué aspectos te determinó ser hija de dos presidentes?

Cuando crecí mi papá ya era intendente, después fue gobernador, así que crecí con un padre expuesto políticamente y mediáticamente. Mi mamá también, porque era diputada. Es cierto que la exposición se fue transformando y creciendo con el tiempo, pero lo viví con mucha naturalidad. Me influyó más en mi vida privada, por supuesto. Lo que sí tengo claro es que el ataque mediático que sufrió el gobierno de mi madre se naturalizó, así que aprendí a tomarlo como de quién viene.

Semanas atrás, Florencia utilizó la cuenta de facebook de su madre para salir al cruce de una nota publicada por el portal Infobae, en la que se consignaba que la ex presidenta había gastado la friolera de 28 millones de pesos en refaccionar un chalet en Olivos para su hija.

-¿Por qué saliste a contestarle al periodismo ahora desde la cuenta de Cristina?

Usé la cuenta de mi mamá porque yo no tengo una cuenta pública, más que el blog de la radio, que no es un espacio únicamente mío sino de un proyecto en común con otra compañera.

En 2014 inventaron que yo tenía una propiedad en Nueva York, que supuestamente pertenecía a mi papá, y también usé la cuenta de mi mamá para defenderme de esa mentira.

Casualmente estas dos acusaciones están conectadas a las figuras de mis padres. Si supuestamente mandé a acondicionar un espacio para transitar mi embarazo en Olivos, es una falacia que tiene una intencionalidad específica: ensuciar a mi madre. Las dos acusaciones me trascienden como persona, son dos situaciones en las que fui utilizada para atacar políticamente a Néstor y a Cristina.

No me animo a descartar la existencia de una persecución y un ensañamiento hacia mi familia de parte de los medios hegemónicos.

Salí a contestar porque frente a las cosas que estamos viviendo como país, y que sabemos que están pasando, que inventen este tipo de calumnias en este momento específico no es ninguna casualidad. Es tapar, están tapando todo.

Los medios están silenciados como nunca los vi. Disfrazan la realidad, que es el ajuste, el desprecio por los que menos tienen, los aumentos de la comida y los servicios para los trabajadores, el estancamiento de los salarios, con inventos para distraer de lo importante.

Cuando vi mi nombre utilizado para generar una de esas distracciones sentí que era necesario defenderme y llevar nuevamente la atención a lo importante. Además de desmentir algo que no es cierto, también sentí la necesidad de ponerle nombre a cosas que nadie está diciendo, no porque no las sepan sino porque las están tapando.

Hoy Florencia junto a Salomé Grunblatt lleva adelante «¿Por qué no?», un segmento radial que sale los viernes de 18 a 21 en La Comuna, Radio La Voz, y los viernes por la mañana en La Imposible, radio que se hace desde la Ex-Esma.

«Debatimos y nos cuestionamos el funcionamiento patriarcal de la sociedad en la que vivimos, problemáticas de género y diversidad sexual» comenta acerca del espacio radial.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Consultada acerca de su flamante maternidad y la relación con sus padres, respondió:

Dicen que cuando sos madre dejás un poco de ser hija y que la relación con los propios padres se transforma en un vínculo de mayor igualdad.

No me siento menos “hija”, pero sí siento que hubo un cambio en mí, atravesé un pasaje a la adultez abrupto. Ella se mete, como la mayoría de las madres; me dice si está bien o mal lo que hago con Helena. Yo le digo que si me equivoco, está bien, me tengo que equivocar. A veces los abuelos esperan que nada falle con respecto al nieto.

¿Y cómo creés que hubiera sido tu papá como abuelo?

Se hubiese derretido con ella, lo imagino malcriando a sus nietos. Yo tampoco tuve abuelos varones, pero creo que él se hubiera divertido mucho, los hubiera molestado. Era realmente muy gracioso.

Fuente: En Orsai

DEJA UNA RESPUESTA