La Primera Víctima de Jack el Destripador

0
172

Primero de septiembre de 1888. William Nichols procede a identificar el cuerpo estrangulado de su esposa Mary Anne Nichols, Polly, a la que había abandonado once años antes, abocándola a una espiral de alcoholismo y prostitución de la que no iba salir con vida.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Era la primera víctima oficial del más famoso asesino en serie de todos los tiempos, conocido como Jack el Destripador, que mató a un número indeterminado de prostitutas en el East End de Londres, a lo largo del año 1888.

Jack the Ripper, Jack el Destripador. Ésa era la rúbrica que aparecía al final de una carta, publicada en el momento de los hechos, y cuyo autor decía ser el artífice de tan brutales crímenes.

Los asesinatos, no menos de cuatro y no más de ocho, tuvieron lugar en el área no superior a una milla, en los distritos de Whitechapel, Spitalfields, Aldgate y la City de Londres.

No fue el primer asesino en serie de la historia pero si el primero en aparecer en una gran metrópoli, justo en el momento en el que la literatura y la prensa comenzaban ejercer su influencia en la sociedad.

Cada día, las actividades de El Destripador eran relatadas en los periódicos, así como los resultados de las investigaciones realizadas por la policía.

Los sentimientos de los habitantes del East End, descritos en los diarios londinenses, y las columnas de destacados periodistas interesados en el tema acapararon las primeras páginas de diarios nacionales e internacionales.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Fue, precisamente, esta cobertura periodística del caso lo que transforma los asesinatos de Whitechapel en algo nuevo, nunca antes conocido.

La prensa tuvo también su parte de culpa en la creación de muchos mitos alrededor de El Destripador y terminó transformando un asesino en serie de mujeres en una de las figuras más conocidas de la historia.

El hecho de que nunca fuera atrapado incrementó el misterio sobre el caso, añadiendo romanticismo a la historia y creando un puzzle que, todavía hoy, sigue sin resolver.

El 9 de noviembre de 1888 Jane Kelly, la quinta y última víctima del Destripador, era asesinada en su habitación de Londres.

Fuente: The Cult

DEJA UNA RESPUESTA