Inflitrados Tuvieron Exito: Se Habla de la Destrucción del Cristo y No de Educación

0
223

A pesar de las condiciones adversas, tales como la inundación de parte de Santiago, los estudiantes marcharon. A pesar de que participaron unos 150 mil, el balance no es positivo. Bastó que una veintena de encapuchados e infiltrados asaltaran la iglesia de la Gratitud Nacional y destruyeran la réplica de un Cristo crucificado, para que no se hablara más de eso, y no de la educación.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El escenario para la marcha convocada por la Confech era, a decir lo menos, incierto: los universitarios marcharían por la Alameda en la previa a una reunión con la ministra de Educación en la que serán informados de los detalles de una reforma educacional elaborada en La Moneda, en la que no han tenido mayor participación.

A esta situación se sumaría la sorpresiva renuncia del ministro del Interior, Jorge Burgos, y su rápido reemplazo por el también democratacristiano Mario Fernández, con un perfil similar a su antecesor e incluso más conservador en temas valóricos.

Los estudiantes se manifestaron alertas al accionar del nuevo Ministro durante esta movilización, con el temor de que se repita la represión desmedida de Carabineros que se recrudeció durante la administración de Burgos, donde incluso se llegó a torturar a estudiantes en comisarías y a golpear a una mujer hasta provocarle un aborto.

Pero como si no fuese suficiente, a las cuatro de esta madrugada la rotura de una matriz de Aguas Andinas inundó avenida Providencia y suspendió el tránsito vehicular y el servicio de Metro.

La Intendencia de Santiago hizo un llamado a la “conciencia social” de los estudiantes, solicitándoles recalendarizar la movilización. Sin embargo, después de una asamblea, la Confech decidió cambiar el punto de encuentro (de Baquedano a Santa Lucía) y aplazar el inicio de la marcha en una hora.

La marcha estudiantil convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) comenzó pasadas las 11.30 horas y terminó cerca de las 13.00 horas con incidentes que derivaron en enfrentamientos entre encapuchados y personal de Fuerzas Especiales de Carabineros.

La movilización, cuyo recorrido fue acortado, comenzando desde el metro Santa Lucía en vez de Plaza Italia debido a los inconvenientes que produjo la rotura de una matriz de agua en avenida Providencia, tuvo una gran convocatoria de estudiantes, la que se vio empañada por los incidentes que fueron contrarrestados con gases lacrimógenos y el carro lanzaguas.

Cerca de las 14 horas, los disturbios se intensificaron en el centro de Santiago. Encapuchados ingresaron a la Iglesia de la Gratitud Nacional y robaron artículos religiosos. Los muchachos sacaron la imagen de Cristo a la Alameda y la destruyeron en la vía pública.

Además hubo paraderos destrozados, semáforos en el suelo e intentos de barricadas en la esquina de Cumming con Alameda.

En el acto de cierre realizado en un escenario ubicado a la altura de Echaurren, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central (Feucen), Gabriel Iturra, reiteró que “este gobierno fracasó” en las materias educativas.

La marcha además se realizó un día antes que la Confech se reúna con la ministra de Educación, Adriana Delpiano para revisar el proyecto de ley que enviará el Ejecutivo al Congreso sobre educación superior y que es el último que falta comenzar a tramitar en el marco de la reforma educacional.

Balance de la CONFECh

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Con un balance positivo de la marcha, pero condenando los hechos de violencia, reaccionó la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) tras la movilización realizada este jueves.

“Una convocatoria que supera las 100 mil personas en las calles, sólo en Santiago, es una convocatoria exitosa”, indicó la presidenta de la Feusach, Marta Matamala.

Según precisaron, la marcha es la antesala de la reunión que sostendrán este viernes con la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

Además, los dirigentes criticaron a la secretaria de Estado por indicar que la gratuidad no podrá completarse en el Gobierno de Michelle Bachelet e indicaron que Delpiano ha bajado la discusión sobre la reforma educacional “a unos pesos más o unos pesos menos”.

“La Reforma que está planteando el Gobierno, en estos términos, es como el puente Cau Cau y se está cayendo a pedazos”, dijo Gabriel Iturra, presidente de la Feucen.

Además, la Confech condenó el ataque de encapuchados a la Iglesia de la Gratitud Nacional, donde forzaron una de las puertas y destrozaron una figura de Cristo.

“Este no fue un acto del movimiento estudiantil, fue un acto de un grupo minoritario que no entendió por qué marchábamos hoy”, señaló Iturra.

CONES: “Nuestros principales enemigos están siendo los encapuchados”

Los dirigentes de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES) se reunieron esta tarde con el Sacerdote Galvarino Jofré para presentar la condena de los secundarios al saqueo del cual fue víctima la iglesia de la Gratuidad Nacional por parte de encapuchados, esto en el marco de la movilización estudiantil. Así mismo, los dirigentes presentaron su disposición de aportar en la restauración de los daños.

José Corona, vocero de la CONES, señaló que “como secundarios hemos presentado al Sacerdote, y por medio de él a toda la iglesia, nuestro absoluto rechazo a los destrozos producidos por encapuchados y nuestra completa disposición de aportar en la restauración de los daños”.

El dirigente secundario calificó a los encapuchados como “el peor enemigo” de la movilización estudiantil, señalando que su actuar distancia a la ciudadanía de las reivindicaciones del movimiento.

“Las demandas estudiantiles fracasarán si no cuentan con apoyo ciudadano. Los encapuchados están demostrando ser nuestro peor enemigo porque nos alejan de la empatía con la gente”, señaló Corona.  

Cabe destacar que durante esta mañana la CONES solicitó a la CONFECH postergar la movilización fijada para el día de hoy, esto con la intención de empatizar con la ciudadanía en el marco de las inundaciones en Santiago por la rotura de una matriz de agua. A razón de esto, el vocero de la CONES manifestó la necesidad de establecer prioridades dentro del movimiento estudiantil.

“Los estudiantes debemos ponernos de acuerdo y decidir que priorizar. Para nosotros como CONES la prioridad es influir positivamente en las reformas y la principal herramienta para ello es el apoyo ciudadano. Debemos tomar mejores decisiones”, indicó Corona.

No obstante, el dirigente estudiantil celebró la masiva participación de estudiantes en la movilización de hoy, señalando que es necesario separar aguas entre lo que fueron miles de estudiantes pacíficos y un grupo de encapuchados.

“Pese a los cobardes hechos que empañaron nuestra movilización, nadie puede dudar de que el movimiento estudiantil es una realidad. Se debe entender que los 150.000 estudiantes pacíficos que marchamos somos una cosa, y otra muy distinta son el puñado de encapuchados que se aprovecha de nuestras convocatorias”, manifestó el vocero de la CONES.

Finalmente, José Corona adelantó que la CONES se mantendrá movilizada y convocará a nuevas iniciativas para promover sus demandas, siendo el fin del financiamiento por asistencia su principal objetivo.

“Vamos a seguir movilizados y en lo pronto anunciaremos nuevas iniciativas que conquisten el apoyo ciudadano mediante la creatividad”, concluyó Corona.

Camila Vallejo @camila_vallejo
Los actos vandálicos de encapuchados no sólo ofenden a quienes los sufren, también perjudican al Movimiento Social. Encapuchados solo sirven a quienes criminalizan al movimiento social. Condeno absolutamente ataque a la iglesia de la Gratitud Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA