Constructora Taló 1.335 Metros Cuadrados para Construir Casas en Bosque Panul

0
9

La organización Red por la Defensa de la Precordillera denunció que la inmobiliaria y constructora Enaco, a cargo del proyecto “Cumbres de la Viña”, taló 1.335 m2 de bosque nativo, pertenecientes al bosque El Panul, para construir casas, antejardines y vialidad en él. Al menos en teoría, el bosque El Panul es una área protegida, donde no podría haber intervención urbana.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

La organización sostiene que esto obedece a la modificación al Plan Regulador que realizó el alcalde Rodolfo Carter, que no sólo no protegió adecuadamente el bosque Panul, sino que mantuvo la posibilidad de construcción sobre él.

Esto es así enb virtud de las zonas de alta densificación que mantuvo y mejoró el Plan Regulador Comunal dentro del Fundo Panul.

Esta destrucción de bosque nativo es fácilmente comprobable: basta ir al final de la calle que está debajo del colegio Pablo Apóstol, y observar hacia la ciudad.

Todo esto podría empeorar, sobre todo porque el actual Plan Vial del Municipio de la Florida proyecta la construcción de la Av.Rojas Magallanes, Av. Central y otras calles dentro del Panul.

La comunidad que defiende el bosque exige hace años su real protección.

Eso sólo será posible generando un área verde o parque en él, y no con medidas “parches”.

Para ello hay que modificar el Plan Regulador Comunal o Metropolitano, y el Plan Vial, lo que permitirá expropiar el bosque.

Por otro lado, el gobierno de Michelle Bachelet trabaja hace meses en una modificación del Plan Regulador Metropolitano para el sector. La comunidad espera que se genere un parque público en TODO el bosque Panul, desde la cota 700 hasta las altas cumbres.

Después de una década de lucha, cualquier otra medida será insuficiente.

 Monumental engaño: Municipio permite construcciones en el Panul

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El Alcalde Rodolfo Carter había asegurado que modificación realizada hace un año prohibiría las viviendas en el bosque Panul y protegería la precordillera. Sin embargo, vecinos descubrieron información clave que desmiente estas afirmaciones del edil. De hecho, hoy podrían levantarse 60 torres de cuatro pisos, con 937 departamentos en pleno bosque nativo.

Ante ese escenario, la comunidad que defiende el Panul llama a nuevas movilizaciones.

Durante meses el alcalde de la Florida Rodolfo Carter, señaló a distintos medios que el bosque Panul estaría a salvo, gracias a la prohibición de viviendas que implementó a través del Plan Regulador Comunal. (Modificación n.º 9, http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1074597&idVersion=2015-02-09)

Este Plan Regulador fue duramente criticado en su momento, no solo porque no generaba un área verde en el Panul, sino que además permitía su urbanización y división en parcelas de 10.000 m2, con sus respectivas calles, alcantarillado, alumbrado público, e incluso estacionamientos, negocios, terminales de locomoción pública, rodeos, antenas de celular, etc.(http://www.redprecordillera.cl/informate/noticias/8-noticias/94-miercoles-municipio-decide-futuro-del-bosque-panul)

Pero ahora, las promesas de prohibición de vivendas también resultaron ser completamente falsas, al descubrirse que esta misma modificación permite, en cualquier momento, la construcción de 937 departamentos en pleno bosque nativo.

La trampa estuvo en que el alcalde y el concejo municipal mantuvieron e incluso mejoraron los beneficios para construir en una zona denominada “E- AM2” del Plan Regulador, zona que incorpora el sector poniente del bosque Panul y oriente del barrio lo Cañas, abarcando alrededor de 30 hectáreas.

En esta zona pueden construirse 130 viviendas por hectárea, lo que tendría como resultado un proyecto inmobiliario de 50 lujosos edificios en pleno bosque, sin contar otros cientos que podrían construirse en lo Cañas.

Esta zona fue generada el año 2001, bajo la gestión de los ex alcaldes Gonzalo Duarte (DC) y Pablo Zalaquett (UDI), y ha permitido a la familia Navarrete Rolando presentar proyectos inmobiliarios en el Fundo Panul en cualquier momento.

Mantener e incluso mejorar esta zona para el interés inmobiliario, fue ocultado por el municipio, por ejemplo en instancias claves como la “participación ciudadana”, donde solo se expuso la nueva zona que se generaba (ESP – 4), y no ésta, que también era de vital importancia para el futuro del bosque. Recordemos que esta modificación contó con el apoyo del intendente Orrego y el voto decisivo de los concejales Marco Espinoza (DC) y Nicanor Herrera (PS). (http://www.redprecordillera.cl/informate/noticias/22-reportajes/137-corrupcion-bosque-panul-en-peligro)

Más allá de este vil engaño, muchos vecinos estan conscientes de que la única garantía de protección real es la generación de un Parque Comunitario. La Red por las Defensa de la Precordillera llama a nuevas movilizaciones para lograr la protección definitiva del bosque.

Michelle Bachelet decidirá este año futuro de la precordillera de Santiago.

Varios meses lleva trabajando el gobierno de la Nueva Mayoría un nuevo cambio al Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS) que afectará toda la precordillera de la ciudad, un inmenso territorio que se extiende desde el canal San Carlos hasta los 1.600 metros de altura, proceso que está a cargo del Intendente Claudio Orrego y que ha sido hermético y sin participación ciudadana.

La precordillera alberga los últimos bosques nativos, como el bosque Panul, los bosques de Puente Alto, y toda la extensa vegetación que sobrevive al avance urbano en la ciudad; además, ayuda a frenar desastres naturales, como aluviones o inundaciones, siendo una verdadera muralla y esponja; descontamina el smog capitalino, aportando brisas frescas, bajando la temperatura y deteniendo el calentamiento global, además de ser una reserva estratégica de agua dulce.

En resumen, solo alguien demente podría cambiar éstos lugares por casas y cemento, arriesgando la vida de los que llegan a vivir ahí, y perdiendo de paso todos éstos beneficios.

El pasado 3 de Mayo se cumplieron 23 años del fatídico aluvión de la Quebrada de Macul, que costó la vida de 26 personas, y daños irreparables para otras miles. A pesar de ello, hoy hay cientos de casas por donde pasó el aluvión, que según diversos estudios, tiene una recurrencia de 20-30 años.

¿Seguirá Michelle Bachelet con esta política urbana criminal de permitir que viva gente en zonas de riesgo para sus vidas?

Esperamos que los últimos hechos (como la crecida de la Quebrada de lo Cañas) despierten la conciencia de las autoridades encargadas de planificar Santiago (presidenta, intendente, alcalde), y que el nuevo PRMS detenga las construcciones en TODA la precordillera y genere un gran parque público ahí.

De lo contrario, un nuevo aluvión sí tendría responsables.

Red por la Defensa de la Precordillera

Leave a Reply