Clásico de Pollack: Tootsie

0
200

La telenovela es un género que se ha instalado definitivamente en el universo audiovisual. En este filme, Tootsie (1982), vemos algunas de sus características, por ejemplo en la grabación “en vivo” el director tiene varios monitores que le dan la imagen de cada una de las 4 cámaras que se utilizan en la grabación. En el película, el director de televisión que se nos presenta es un hombre sin muchas luces y con un concepto rutinario del trabajo.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Este filme es la historia de un joven actor (Dustin Hoffman) que no encuentra trabajo ni en el teatro ni en el cine ni en la televisión. Un amigo, actor, le avisa que en una telenovela están buscando un protagonista. El acude pero lo que buscan es una actriz mujer. En su desesperación, nuestro actor construye un personaje de mujer. Hace maquillaje prótesis vestidos y se transforma en una mujer. Está claro que esto daña su autoestima y que por supuesto no se transforma en travesti, sino en un hombre disfrazado.

La nueva “actriz” es aceptada en el casting, que no es muy exigente. El director de la serie le echa un ojo a la recién llegada, pero “ésta” no le presta atención en lo más mínimo. Para sorpresa de todos el nuevo personaje que interpreta: una mujer feminista, gana audiencia. En su papel, nuestro actor demuestra su talento haciendo ver y creer que es una mujer.

Cada día, mientras se maquilla en su casa para aparecer en el estudio con su estampa de mujer su autoestima se deteriora cada vez más, pero la angustia económica lo lleva a seguir con el papel.

En un momento determinado un veterano actor que lleva años en esa telenovela debe darle un beso en la mejilla al personaje de Toottsie. Este señor que ha envejecido en papeles mediocres trata de aprovecharse y darle un beso apasionado a Toottsie, nuestro personaje logra evitar esta situación pero está claramente al borde de un estallido.

Cuando vemos la película por primera vez estamos siempre esperando el momento en que se revelará la verdad. Pero el elemento que lo desencadena todo es que en el reparto figura una muy bella y joven actriz Jessica Lange. Esta descubre algunas miradas furtivas de Dorothy (Toottsie) que tiene el brillo de tantos hombres que la acosan. En una secuencia en que Julie Nichols (Jessica Lange) va a visitar a sus padres, Dorothy se ofrece para acompañarla. Allí en una escena muy difícil, Dorothy le confiesa que siente mucho aprecio por ella. La joven qué se imagina cualquier cosa le dice que pueden ser “amigas” y que la deje tranquila.

Nuestro actor ha conseguido el propósito de demostrar su talento, ha engañado al público con su personaje. Pero tanta presión en lo que juega un papel importante un amor que empieza torturarlo van llenando la copa.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Un día de grabación el equipo técnico está distraído, la cámara se acerca a Dorothy quien hará un parlamento. Súbitamente se produce el estallido con la cámara en primer plano, Dorothy se quita la peluca y con tronante voz de actor denuncia la falsedad de su personaje y de la telenovela. El director queda boquiabierto, no atina a cambiar el switch de esa cámara hacia otra. Cuando logran sacar la imagen de Dorothy ya es muy tarde.

Por supuesto, que no solo se termina Dorothy, sino que el actor jamás podrá poner un pie en un estudio de TV. En la calle aborda a Julie Nichols (Jessica Lange) y le confiesa su amor. Pero para esto también ya es muy tarde.

Este es un filme supuestamente una comedia, pero tiene de tragedia. Dirigido por Sidney Pollack, uno de los más talentosos cineastas de esa época. El filme ha pasado por derecho propio a ser una obra de referencia cinematográfica.

De todas maneras, las telenovelas que se exhiben hoy en día no se transmiten en vivo. Las imágenes se graban y son editadas con mucho cuidado. En realidad el género gana en ritmo, pero sobre todo no se pueden producir accidentes como el que cuenta esta magnífica película.

Fuente: Cubadebate

DEJA UNA RESPUESTA