Corrupción en Brasil: Fiscalía Pide Cárcel Para Altas Figuras del Gobierno de Temer

0
227

La Fiscalía General de Brasil solicitó al Tribunal Supremo una orden de arresto contra el principal instigador del ‘impeachment’ contra Dilma Rousseff, el ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, así como al exministro de Planificación de Michel Temer, Romero Jucá, y otras dos figuras más del actual partido en el Gobierno, el PMDB, el presidente del Senado Renan Calheiros y el ex Presidente, José Sarney.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

La petición de la máxima autoridad judicial del país, conocida a través del diario ‘O Globo’, detalla que también se requirió la detención del ex presidente de la nación José Sarney, así como del presidente del Senado, Renan Caldheiros, contra quienes la fiscalía investiga su vinculación por recibir sobornos millonarios provenientes de actividades irregulares en Petrobras, caso conocido en Brasil como ‘Lava Jato’.

Los investigadores de la fiscalía han obtenido confesiones de una persona implicada con los hechos, el exsenador del PMDB Sergio Machado, quien ha relatado cómo entregó a los indicados sumas de dinero a cambio de favores en el proceso de legislación y otorgamiento de licitaciones.

Según esos documentos, obtenidos por varios diarios, Machado confesó que entre los beneficiarios de la red de corrupción en la estatal petrolera estaban el Calheiros, Sarney y Jucá, todos relevantes dirigentes del ahora gobernante PMDB.

De acuerdo con el delator, Calheiros recibió 30 millones de reales (unos 8,5 millones de dólares), Sarney 20 millones de reales (unos 5,7 millones de dólares) y Jucá otros 20 millones de reales de los sobornos que recibió por la adjudicación de contratos de Transpetro.

El caso de Cunha, en tanto, es por haber sido receptor de sobornos de al menos siete personas.

Según las confesiones del también expresidente de Transpetro, filial de Petrobras, entre los principales beneficiarios de los sobornos, que alcanzan varios millones de dólares, estaba la trinidad formada por Caldheiros, Sarney y Jucá, figuras relevantes  dentro de la estructura política de Temer, actual mandatario interino del Brasil.

La petición de cárcel contra estos funcionarios queda en manos ahora de la máxima autoridad en el Tribunal Supremo, el magistrado Teori Zavascki, quien tomará la última decisión sobre la implementación de la condena.

Pasos con pie de barro

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Antes de cumplir un mes en funciones, el Gobierno de Michel Temer se ha visto estremecido por cada vez más contundentes acciones que lo salpican y comprometen con acciones de corrupción. La lista de funcionarios de su Gobierno ha crecido y existen otros que podrían ser llamados por la justicia.

El punto en común entre sus colaboradores y los hechos por los cuales se les investigan tienen que ver con la develada red de corrupción en la empresa petrolera nacional Petrobras, en la cual se lucraron muchas de las personas que encabezan la actual Administración de Brasil.

Temer, quien fue vicepresidente del Gobierno de Rousseff pero claramente una figura promotora de su retiro del Palacio de Planalto, inclusive sale involucrado en hechos con la justicia, luego de la investigación adelantada a Henrique Eduardo Alves, actual ministro de Turismo de su gabinete, a quien la fiscalía sigue la pista luego de aparecer su nombre involucrado con una empresa de ingeniería ligada a Petrobras y de la cual recibió dinero para campañas electorales de su partido.

Los arrestos podrían tener consecuencias impredecibles para el Gobierno interino del presidente Michel Temer.

 

DEJA UNA RESPUESTA