Fundaciones de Longueira: La Mayor Caja Recaudadora de los Dineros de SQM

0
88

Entre donaciones, boletas falsas y pagos a una empresa personal, SQM transfirió más de $1.000 millones a Pablo Longueira y su entorno. La partida mayor fue a dos fundaciones del ex senador: Chile Justo y Web. Hasta enero de 2013 sus directorios los integraron él, su esposa y dos de sus hijos.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Hoy en esos cargos están Cristián Leay, Carmen de Castro, Gustavo Alessandri y Titi Valdivielso, su círculo de hierro que también será formalizado. El punto clave de la indagatoria de la Fiscalía ha sido dilucidar el esquema de financiamiento que operó desde el cuartel general del ex ministro en Nueva Los Leones.

Pasadas las siete de la tarde del miércoles 26 de enero de 2011, Katherine Bischof, la secretaria de la gerencia general de SQM recibió en su cuenta de correo la confirmación de la compra de un refrigerador LG sidebyside de $719.000 en la sección Novios de Falabella.

El refrigerador figuraba en la lista de matrimonio de José Tomás Longueira, hijo del ex senador Pablo Longueira (UDI). Minutos después, Bischof reenvió ese correo a Eva Mujica, secretaria de Luis Saldías, ejecutivo de confianza de Julio Ponce Lerou, con el siguiente agregado:

“Solicito reembolso por compra de regalo para don Julio, concepto: Matrimonio hijo P. Longueira”.

Cinco semanas después, el sábado 5 de marzo de 2011, el gerente general de SQM, Patricio Contesse, participaba del matrimonio del hijo de Longueira en la Iglesia Madre de la Misericordia. Es justamente la cercanía de Longueira con SQM -y específicamente con Contesse- la que hoy los tiene a ambos a punto de ser formalizados por soborno, cohecho y reiterados delitos tributarios.

Entre las áreas oscuras de esa relación que la Fiscalía ha desmenuzado están las donaciones que desde 2007 SQM hizo mensualmente a dos fundaciones creadas por el ex presidente de la UDI: Chile Justo y Web.

En paralelo, la minera pagó otros $345 millones a una red de boleteros organizada por la asesora de Longueira, representante legal y tesorera de ambas fundaciones, Carmen Luz “Titi” Valdivielso.

Los pagos a la red de boleteros de Longueira están bajo la lupa del Ministerio Público desde abril de 2015, luego de que SQM iniciara una serie de rectificaciones tributarias por servicios sin respaldo. Pero fue durante el verano de 2016 que donaciones y pagos ligados al ex senador se convirtieron en una arista propia de la investigación por el financiamiento irregular de la política. Respecto de Longueira, el agravante es que se lo formalizará también por el delito de cohecho.

Desde las oficinas de SQM se redactó un artículo que Longueira hizo llegar al gobierno para que se incorporara en el proyecto de Ley de Royalty que se aprobó en el Congreso en 2010. El acápite favoreció solo a SQM y le permitió acogerse al beneficio de invariabilidad tributaria hasta 2025.

La audiencia de formalización de Longueira y Contesse fue fijada para el próximo 22 de junio. Además, a fines de abril la Fiscalía pidió audiencia para formalizar a todo el directorio de las fundaciones de Longueira por delitos tributarios: Carmen Luz Valdivielso, Cristián Leay (miembro del directorio de TVN), Carmen Luz de Castro y Gustavo Alessandri.

La solicitud incluye a otras 14 personas que la indagatoria determinó que emitieron boletas falsas a distintas empresas a solicitud de Valdivielso. La audiencia está agendada para el 6 de julio.

Las imputaciones de la Fiscalía a Longueira también incluyen delitos tributarios a pesar de que el Servicio de Impuestos Internos (SII) no se ha querellado en su contra. El director del SII, Fernando Barraza, señaló que no existen antecedentes suficientes que apunten al ex senador como el beneficiario final de los dineros irregulares entregados por SQM a sus fundaciones y a su red de boleteros. Algunos de los integrantes de su entorno sí están querellados por el SII, como su asesora Titi Valdivielso y la pareja de Cristián Leay, María Alejandra Bórquez Cousiño.

Según la Fiscalía, entre 2009 y 2013 familiares, amigos y cercanos al entorno de Longueira recibieron $345 millones de SQM sin prestar ningún trabajo que justificara esos pagos. A ello se suman los $10 millones mensuales que la empresa donaba a las fundaciones de Longueira: entre 2007 y 2015 totalizaron $630 millones.

Los últimos pagos de SQM a Longueira bajo la lupa del Ministerio Público son los $65 millones que la minera le pago a Asesorías LB, sociedad creada por el ex senador y su esposa en 2013, cuando Longueira se bajó de la carrera presidencial. En enero de 2014, SQM firmó un contrato con Asesorías LB, por $5 millones mensuales, el mismo monto que antes le donaba a una de sus fundaciones: Chile Justo.

La minera rectificó los $65 millones pagados a LB entre 2014 y 2015, ya que solo encontró respaldos de trabajos realizados desde octubre de 2014, a pesar de que los pagos habían comenzado nueve meses antes.

En total, más de mil millones de pesos entregados por SQM al entorno del ex presidente de la UDI. El monto  aumenta si se consideran las boletas falsas que la red de Titi Valdivielso emitió a otras grandes empresas.

La defensa de Longueira ha insistido en que las donaciones de SQM se destinaron exclusivamente al trabajo de las fundaciones, y que no hay antecedentes que lo liguen directamente con los pagos realizados a sus cercanos.

Levantar el secreto bancario de las cuentas corrientes que Chile Justo y Web mantienen en el Banco BCI, podría haber respaldado la versión de la defensa. Pero la solicitud de la Fiscalía fue rechazada por el abogado de Longueira, Alejandro Espinoza, quien también negó el acceso a los servidores donde se hospedan las cuentas de correo electrónico de las fundaciones.

Hasta ahora poco se sabía del funcionamiento, actividades y contabilidad de las dos fundaciones.

CIPER recopiló antecedentes y cruzó los datos disponibles de Chile Justo y Web, y encontró detalles sorprendentes, como que la secretaria, el junior, la coordinadora y los gastos de la sede donde funcionan ambas fundaciones (Nueva Los Leones 0281) eran financiados con dinero del Congreso mientras Longueira era senador.

Además, CIPER reparó en un dato no conocido. En 2009 la casa de Nueva Los Leones cambió de propietario y hubo que firmar un contrato de cesión de arrendamiento.

La minuta a partir de la cual se redactó la escritura fue preparada por el abogado Roberto Guzmán Lyon, uno de los asesores más antiguos y amigo de Julio Ponce Lerou. Guzmán fue quien creó la cuestionada estructura de sociedades cascadas de SQM y ha sido representante de las sociedades de Ponce Lerou en paraísos fiscales.

El abogado está formalizado por delitos tributarios junto a una red de boleteros que no está ligada al mundo político.

FUNDACIONES CON FINES POLÍTICOS

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Las fundaciones Chile Justo y Web nacieron en momentos en que Pablo Longueira intentaba proyectarse como presidenciable. En la elección parlamentaria de 2005 había logrado llegar al Senado tras derrotar a Lily Pérez en Santiago Oriente. En 2006 desplegó una fuerte ofensiva en la UDI para adelantar la proclamación presidencial.

El 18 de noviembre de 2006, durante un consejo ampliado de la UDI, Longueira asumió formalmente su precandidatura presidencial.

En la ocasión, señaló a El Mercurio: “Siempre he estado en la historia de la UDI, en el lugar que me corresponde en los momentos políticos que hemos vivido en los últimos 25 años, y creo que en esta ocasión también tengo que estar asumiendo esta responsabilidad”.

El relato de Longueira tenía un fuerte componente de equidad social y buscaba desmarcarse de la visión elitista de la derecha. En una entrevista a La Segunda el 22 de septiembre de 2006 dijo sentirse honrado de que algunos lo consideraran “populista”, porque esas críticas provenían de “un sector de la derecha que desconoce absolutamente el país real”.

Con esa premisa creó la Fundación Chile Justo, pensada inicialmente como un centro de pensamiento político, o una institución “medidora de la pobreza”, según se refleja en la prensa de la época. La personalidad jurídica de la fundación fue aprobada el 21 de agosto de 2006, en plena ofensiva política de Longueira. Al mismo tiempo nacía Chile Web.

El primer directorio de ambas fundaciones lo integraron Longueira y su familia. Mientras el ex senador era el presidente de ambas instituciones, su cónyuge, María Cecilia Brinkmann, ocupó la vicepresidencia, y sus hijos Juan Pablo y José Tomás, la secretaría y la tesorería, respectivamente.

Es precisamente durante el periodo en que el ex senador y su familia estuvieron al frente de las fundaciones (2006 -2013), cuando éstas recibieron la mayor cantidad de dinero de SQM. Según declaró la ex secretaria de Patricio Contesse, Katherine Bischof, el pasado 5 de abril, las donaciones a Chile Justo se iniciaron en noviembre de 2007, y las de Web en enero de 2009; y cesaron en agosto de 2011.

Sin embargo, CIPER encontró en los registros de SQM dos donaciones en 2012 y cinco en 2013. También encontramos donaciones de la minera a la Fundación Web en 2008, antes de lo reconocido por Bischof (2009).

Bischof relató ante la Fiscalía que los $10 millones mensuales destinados a las fundaciones se hacían “por instrucciones y con aprobación del Sr. Patricio Contesse. Mensualmente recibía un certificado que era emitido por la Fundación Chile Justo, por un monto de $5.000.000, que venía firmado por Carmen Luz Valdivielso. Los certificados están timbrados por el SII, y me llegaban por mano, por sobre”, declaró.
A reglón seguido agregó que el mismo procedimiento se repetía en el caso de la Fundación Web. Ambas donaciones tenían beneficio tributario.

En mayo de 2007, Longueira decidió abandonar su campaña presidencial. “Todos los partidos tienen candidato, menos la UDI, y aquí aparezco yo autoproclamándome hace un año y medio… No voy a continuar”, habría señalado en un consejo directivo del gremialismo, consignó La Tercera.

A pesar de ese traspié político, la actividad de las fundaciones no se detuvo. De hecho, el 5 de octubre de ese mismo 2007 Longueira presentó en sociedad a la Fundación Chile Justo con un encuentro en las Termas de Cauquenes.

El lanzamiento oficial de Chile Justo incluyó un seminario donde expusieron Osvaldo Andrade (PS), entonces ministro del Trabajo; Arturo Martínez (PS), en ese momento presidente de la CUT; Juan Claro, ex presidente de la Sofofa y la CPC y Sebastián Piñera, entre otros. A la inauguración llegaron cerca de 150 personas y varios se quedaron sin cupo, registra la prensa.

Mientras Longueira fue senador, buena parte de la mantención de la casa donde operan las fundaciones fue pagada con dineros fiscales. Según el informe que envió el Senado a la Fiscalía, “el entonces senador don Pablo Longueira Montes rindió gastos generales de oficinas desde julio de 2009, respaldados por los respectivos comprobantes que se refieren únicamente al inmueble ubicado en Avenida Nueva Los Leones 0281”.

El comprobante de julio de 2009 -enviado por Longueira al Senado- detalla los gastos que se reembolsaron ese mes: $43 mil de agua, $661 mil de luz, $676 mil de teléfono, $366 mil de internet, $27 mil por servicio de alarma y otros gastos menores. En total: $2.204.264.

Ese volumen de gasto se mantuvo hasta mayo de 2011, dos meses antes de que Longueira emigrara al Ministerio de Economía. Hay meses donde el gasto se dispara, como en  abril de 2011, cuando se registra un pago adicional de $2.829.178 a Tom Watt TV y Sonido, por la instalación de un sistema de audio.

Hoy la casa de Nueva Los Leones no es solo la sede de las fundaciones del ex senador. Allí también funcionan las oficinas de Ágora, empresa de seguros en la que se asociaron Pablo Longueira y Cristián Leay; y también registra ese domicilio Imex, un negocio de importación de productos desde China de la misma dupla.

Testimonios de ex empleados de las fundaciones dan cuenta de que durante los últimos años se han subarrendado oficinas. Un tiempo funcionó allí una empresa de casting para niños, la que era propiedad del hijo del ex alcalde de Providencia, Cristián Labbé.

El Senado también financió sueldos de empleados de las fundaciones. En 2007 el ingeniero comercial Gonzalo Matamala era asesor de Longueira en el Senado (hasta septiembre de 2008), y paralelamente era director ejecutivo de Chile Justo. Lo mismo ocurre con la recepcionista de Fundación Web, Carolyn Osorio González, quien declaró el 28 de abril ante la Fiscalía:

“Mis funciones eran contactar clientes, recibir llamados telefónicos, recibir correspondencia, enviar las facturas por pago de hosting y atenderlos. Mis labores siempre fueron para la Fundación Web y nunca presté directamente servicios para labor parlamentaria del Sr. Longueira (…) Mi sueldo era en esa época (2008) de $350.000 y se me pagaba mensualmente con un cheque emitido por el Congreso Nacional”.
Cuando Longueira abandonó el Senado, dijo, le hicieron un contrato con la fundación.

El junior de las fundaciones también recibía su remuneración desde el Congreso. Bruno Vera fue señalado por distintos boleteros como la persona que los acompañaba a los bancos a cobrar los vales vista de distintas empresas, dinero que después se llevaba en un bolso.

EL CÍRCULO DE LONGUEIRA

El control familiar de las fundaciones de Longueira llegó a su fin en enero de 2013, el mismo año en que decidió abandonar el Ministerio de Economía para asumir una segunda candidatura presidencial (también fallida).

El 21 de enero de 2013 todo el clan Longueira renunció al directorio de Chile Justo en una sesión que se realizó en Nueva Los Leones 0281. En el acta legalizada se establece que los hijos del matrimonio Longueira Brinkmann, Juan Pablo y José Tomás, renuncian ya que “obligaciones profesionales les hace imposible cumplir con las responsabilidades de sus cargos”.

También renuncian Longueira y Brinkmann, ya que “sin la presencia de los renunciados secretario y tesorero no será posible imprimir el pretendido sello familiar a la dirección de la fundación”.

El mismo día, en la sesión de directorio de la Fundación Web, la familia Longueira también renuncia a sus cargos. Las actas respectivas indican que fue el propio Longueira quien designó los reemplazos en ambas fundaciones: presidente, Cristián Leay; vicepresidenta, Carmen de Castro Blanco; secretario, Gustavo Alessandri Balmaceda; tesorero, Carmen Luz Valdivielso.

Estos directorios se mantienen hasta hoy y retratan el círculo de leales que hoy es investigado por la Fiscalía por participar en el esquema de recaudación de dineros que se organizó en las oficinas de Providencia.

Uno de los socios más cercano a Longueira es Cristián Leay, miembro del directorio de TVN. La indagatoria de la Fiscalía registra una serie de reuniones de la dupla Longueira-Leay con el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse. En la agenda de reuniones que mantenía la secretaria Katherine Bischof, aparece un almuerzo de los tres el 10 de mayo de 2010 en las oficinas de SQM.

Otro encuentro fue citado para el 30 de julio a las cinco de la tarde, y un tercero el lunes 2 de agosto a las 10 de la mañana, solo días antes de que Contesse hiciera llegar a Longueira el polémico artículo que fue incluido en la ley que le otorgó invariabilidad tributaria a SQM.

Meses antes, en abril de 2010, Leay fue el encargado de organizar una visita de dirigentes de la UDI a las oficinas de SQM en el norte del país. Un correo enviado el 12 de abril por Bischof a la casilla de Leay en el Centro de Estudios Nueva Minería, señala:

“Don Cristián, tengo entendido que usted está a cargo del grupo que visitará el norte este 25 de abril. Agradeceré que me pudiera enviar una lista con los nombres de cada invitado, rut, # calzado y chaleco (s, m, l). Y si tuvieran una dieta o recomendación especial, para tener en consideración. ¡Mil gracias!”.

El mismo día, Leay le escribió a Titi Valdivielso: “Titi, esta es la invitación de Pato Contesse al norte. Me puedes ayudar a conseguir los datos”, y enumeró la lista de convocados: Pablo Longueira, Jovino Novoa y Jaime Orpis. El 13 de abril, Valdivielso le adjuntó los detalles requeridos a Bischof: “Aquí te mando los datos de tus invitados, un abrazo”.

El socio principal del Centro de Estudios Nueva Minería (constituido en 2006, presta servicios de asesorías a empresas mineras) es Cristián Leay. Esa sociedad realizó pagos a personas que declararon no haber prestado ningún trabajo a cambio y que también aparecen con pagos rectificados por SQM.

CIPER publicó en abril de 2015 el listado de personas con pagos irregulares de la minera y del Centro de Estudios Nueva Minería: Alejandra Bórquez Cousiño (pareja de Leay), Loreto Undurraga Casteblanco, Alfonso Agustín Mora Domínguez, Laura Toledo Cruz, María Paz Schuster Pino, los hermanos Gustavo y Nicolás Guíñez y Francisca Orellana Lazo.

La actual vicepresidenta de las fundaciones, Carmen “Coca” de Castro, tiene dos pagos rectificados por SQM: $10 millones, repartidos entre enero de 2012 y enero de 2013. En su relato judicial, una de las boleteras de Longueira, Solange Hermosilla, señaló que algunos de los pagos que recibió por emitir boletas falsas, fueron depositados en una cuenta de Coca de Castro.

LA CASA DE LOS LEONES

Una de las interrogantes que busca despejar la Fiscalía es quién ha pagado el arriendo del cuartel general de Longueira en Nueva Los Leones 0281. El inmueble es propiedad de Agrícola Santa Anita, de Antonella Perugi Fachinetti. Hasta 2009 era Inmobiliaria Bellas Artes la sociedad que le arrendaba la casa a Chile Justo por $5 millones mensuales, pero ese año se realizó un cambio en la propiedad y el inmueble quedó a nombre de Santa Anita.

En el nuevo contrato se deja constancia que la minuta de la escritura fue redactada por Roberto Guzmán Lyon, abogado y antiguo asesor de Julio Ponce Lerou. En ese contrato aparecen las firmas de Perugi y de Titi Valdivielso, en representación de Chile Justo.

El 2 de agosto de 2011 se firmó el nuevo contrato de arriendo por $6,3 millones al mes. En agosto de 2012, el monto subió a $6,5 millones; y en agosto de 2014, otro contrato consignó el nuevo precio del arriendo: $8 millones. El último contrato se firmó el 25 de enero de 2016, pero esta vez el arrendador es la Inmobiliaria Alonso de Córdova, cuyo representante es Pablo Longueira, quien firmó el contrato por cinco años.

En 2013, la casa de Los Leones también sirvió de sede de campaña de Pablo Zalaquett en su fallido intento por llegar al Senado. De Castro fue su jefa de campaña y, de hecho, aparece cancelando el arriendo de la propiedad entre junio de 2013 y junio de 2014, utilizando cheques de su cuenta corriente en el Banco Edwards.

Coca de Castro está formalizada por la obtención de dineros irregulares  para esa campaña de Zalaquett y es una pieza clave para dilucidar cómo se financiaba la sede de Pablo Longueira en Nueva Los Leones.

Otro de los nexos que vinculan a las fundaciones de Longueira con la campaña parlamentaria de Zalaquett, es Luis Bone Solano, quien ha sido contador de Chile Justo y Web. Es el mismo profesional que certificó ante el Servel la rendición de gastos de las campañas senatoriales 2013 de Laurence Golborne y Pablo Zalaquett.

ALESSANDRI Y VALDIVIELSO LIMITADA

Otra interrogante de la indagatoria judicial es el rol que ha jugado Gustavo Alessandri Balmaceda (actual secretario de las fundaciones Chile Justo y Web) en el esquema de financiamiento de Longueira. Una de las boleteras asociadas a Longueira, Nicole Etcheberry, está relacionada con Alessandri: fue su encargada de prensa durante la campaña de 2009, en la que intentó volver a la Cámara como representante de La Florida. Otro boletero lo señala como beneficiario directo de los dineros de SQM.

Alejandro Arias Edwards declaró que siendo estudiante de Derecho de la Universidad Finis Terrae, emitió una boleta falsa a SQM para apoyar económicamente la candidatura “a alcalde” de Gustavo Alessandri Balmaceda, padre de uno de sus compañeros de carrera: Gustavo Alessandri Bacuñán. Si es verdad lo que afirmó Arias, los $5 millones que recibió de SQM en 2009 fueron para la campaña a diputado de Alessandri, ya que no fue candidato a alcalde.

Tanto Alessandri Balmaceda como sus hijos, Gustavo y Antonia, figuran con boletas falsas rectificadas por la empresa minera. El padre tiene dos boletas por $10 millones en total (abril de 2010 y julio de 2011); su hijo (actual concejal por Puente Alto y candidato a alcalde en las primarias de Chile Vamos en Zapallar) registra otras cinco boletas a SQM por $23 millones (entre octubre de 2009 y febrero de 2012). También emitió una boleta falsa al Banco BCI por $5 millones. Antonia Alessandri aparece con cuatro boletas falsas por $17 millones (entre enero de 2011 y octubre de 2012).

Gustavo Alessandri Balmaceda es estrecho colaborador de Pablo Longueira y socio de Titi Valdivielso en Alessandri y Valdivielso Limitada, sociedad constituida en 1998 y que se dedica a la explotación de productos forestales.

De todos los integrantes del círculo de Longueira la situación judicial más compleja es la de Titi Valdivielso. Y no solo por la cantidad de testimonios que la sindican como el motor de la red de boleteros que financió irregularmente las actividades de Longueira.

El informe de la PDI que analizó todas las boletas falsas relacionadas con Longueira, concluyó que en su mayoría el correo asociado a la boleta es titivaldivielso@chilejusto.cl, la casilla de correo de la tesorera de las dos fundaciones del ex ministro de Economía.

A ello se agregan los numerosos correos que intercambió por años con Katherine Bischof, la secretaria de Patricio Contesse. En ellos, Valdivielso le solicita apurar dineros de la minera y crear proveedores en los registros internos de SQM para poder ejecutar los pagos de las boletas falsas. En uno de esos correos, Valdvielso le pide a Bischof crear como “proveedor” a Juan Pablo Longueira Brinkmann.

Dos reuniones coordinadas por Valdivielso y Bischof llaman la atención. La primera fue pedida por Patricio Contesse cuando Longueira ya era ministro de Economía. El jueves 15 de septiembre de 2011 Bischof le escribió a Valdivielso:

“Solicitamos a través del presente audiencia con don Pablo Longueira para don Patricio Contesse. Tema: Salar de Atacama”. El segundo correo está fechado el 19 de diciembre de 2011: “Titi, hola. Don Patricio Contesse me solicita con suma urgencia una reunión (no más de 10 minutos) con don Pablo. Idealmente hoy. Porfa, te lo ultra encargo. Don Julio Ponce también urge conversar con él”.

No hay huellas en esos registros que indiquen el motivo de la urgencia de Contesse y Ponce Lerou. De lo que hay certeza es que tres días después de solicitada la reunión “urgente”, Pablo Longueira, en su calidad de ministro de Economía, firmó junto a Patricio Contesse el contrató que le aseguró a SQM Nitratos la invariabilidad tributaria.

Carmen Luz Valdivielso ha sido por años la mujer de confianza de Longueira. Estuvo desde el inicio de las fundaciones y fue su asesora legislativa desde el 1 de mayo de 2009 hasta el 18 de julio de 2011 (cuando Longueira abandonó el Senado). Su remuneración mensual el primer año fue $1,3 millón. En abril de 2010 su sueldo se duplicó: $2,5 millones.

Valdivielso acompañó a Longueira como jefa de gabinete cuando este llegó al Ministerio de Economía. Actualmente dice trabajar en Asesorías LB, la empresa que el ex ministro creó junto a su señora en 2013 y se ha mantenido como representante legal de las dos fundaciones. Fuentes del entorno de Longueira señalan que la lealtad de Valdivielso con su jefe es inquebrantable, y creen muy difícil que vaya a colaborar con la investigación

¿QUÉ HACE CHILE JUSTO?

Luego de que en 2007 Pablo Longueira lanzara la Fundación Chile Justo en las Termas de Cauquenes, no hay mayor registro de sus actividades. Incluso su página web no está activa. CIPER recurrió a la base de datos archive.org, la que respalda parte de la información que se sube a internet.

En junio de 2008, la Fundación Chile Justo lucía en su página la capacitación para los alumnos de la Fundación Real Madrid en La Florida (también aparece en el registro de actividades de la Fundación Web).
Meses después, el 6 de agosto, informó de un diálogo entre Oscar Landerretche y Claudio Sapelli sobre una comisión que estudió la relación entre trabajo y equidad. Son las únicas dos actividades que figuran en las capturas hechas al sitio hasta 2012.

En las mismas capturas de archive.org aparecen fotografías de columnas de opinión publicadas en distintos medios por quien fuera director ejecutivo de la Fundación Chile Justo, Gonzalo Matamala. La última columna publicada fue en el diario La Segunda: “Clase media: ¿somos millones?”, el 18 de abril de 2008.

En la indagatoria de la Fiscalía hay testimonios que dan cuenta de las actividades que se realizaban bajo el alero de la Fundación Web, pero respecto de Chile Justo los antecedentes son menores, solo se sabe con certeza que tuvo un área cultural que funcionó hasta 2011: Chile Cultura.

El encargado de esa área, Patricio Urrutia, declaró en la Fiscalía (24 de mayo) que la relación formal comenzó en noviembre de 2007, cuando Chile Justo empezó a pagarle un sueldo mensual de $900 mil. Esa fecha coincide con el inicio de las donaciones mensuales de $10 millones de SQM a las fundaciones de Longueira.

“Trabajé hasta mayo o junio de 2011 porque Carmen Luz Valdivielso me dijo que ya no había financiamiento para esta área y le pusimos términos al contrato”, señaló Urrutia. Y detalló que durante los años que funcionó Chile Cultura se grabaron discos musicales de bandas que no contaban con financiamiento: “Mucho reggae, raperos y algunas bandas de rock y música pop y folcloristas. Debemos haber hecho unas 40 producciones aproximadamente”.

El ex encargado de Chile Cultura recordó también que mientras participaba en las fundaciones de Longueira hizo la producción de actos políticos: “Cuatro eventos que se hicieron en los distritos de La Reina, Peñalolén, La Florida y Lo Espejo, donde, como señalé, presté el servicio de coordinación, producción y todo eso. En todos ellos, hizo discursos el senador y puede que también los políticos de los sectores, pero yo a ellos no los ubico bien. Creo tener fotos y videos de eso”, aseguró ante los fiscales cuando estos le preguntaron por una factura que cobró el 17 de diciembre de 2009, por $9,5 millones, y que Longueira rindió como gasto de oficina ante el Senado.

No fue el único pago extra que recibió Urrutia por fuera de su remuneración mensual. Un año después, en noviembre de 2010, el entonces senador Longueira rindió como gasto parlamentario otra factura pagada a Patricio Urrutia E.I.R.L. por $7,1 millones. La glosa señala: “Asesoría, producción de eventos fin de año La Pintana, San Miguel, La Florida”.

Con posterioridad al fin de Chile Cultura, no hay registros. CIPER accedió a las memorias y balances de las fundaciones Chile Justo y Web.  Las memorias de Chile Justo solo indican como trabajos análisis de coyuntura política, sin precisar el destinatario de esos estudios. Por ejemplo, en la memoria de 2010 se dice:

“Se realizó un seguimiento de políticas públicas llevadas adelante en diversas áreas, principalmente en los sectores de la economía, desarrollo social, empleo, tecnología e inclusión social, tanto a nivel nacional como internacional. Para lograr lo anterior, fue necesario la creación y estructuración de equipos de voluntarios con las capacidades e intereses necesarias, como asimismo, un método de trabajo común  y acorde con la realidad de la fundación”.

No se adjunta ninguno de esos estudios.

En la memoria de 2011 se menciona escuetamente que se estudiaron áreas relacionadas con “educación e innovación” y se anuncia:

“Se iniciaron los primeros estudios tendientes a determinar las mejores y más adecuadas políticas públicas en diversos ámbitos para el país”.

En el registro de 2012 se mantiene el tono de enunciación:

“Durante el presente año la Fundación se abocó a la preparación de diversos estudios en el área de las políticas públicas, tendientes a buscar una mejor aplicación de estas últimas, especialmente en el área de la educación pre escolar y de la fuerza laboral femenina, sumándose este año estudios relacionados a la superación de la pobreza mediante el emprendimiento”.

Ese mismo texto se repite íntegro en la memoria de 2013, año en que se agrega un apartado que anuncia que se trabaja en mejorar la difusión de los estudios realizados por la fundación. La memoria de 2014 es la última disponible y allí se lee:

“Las actividades realizadas por la Fundación Chile Justo se enfocaron principalmente al análisis de las políticas públicas y las reformas tributarias y educacional impulsadas por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Se dio inicio a la preparación de estudios tendientes a medir el impacto o consecuencias de dichas reformas en la población”. En los documentos entregados por Chile Justo no aparecen nunca resultados concretos (revise aquí las memorias de la Fundación Chile Justo).

La situación de la Fundación Web es distinta. Según varios testimonios judiciales su rol era apoyar a micro empresarios con la creación de su primera página web. Ese trabajo se ve corroborado en las memorias revisadas por CIPER, donde aparecen registros de las páginas web elaboradas.

En 2009 se informa de la firma de un convenio con la Municipalidad de Puerto Varas, y de la realización de 79 sitios web “sin costo en su diseño y desarrollo”. La memoria de 2010 informa que impulsaron un convenio con la Municipalidad de Santiago (con el alcalde Pablo Zalaquett) y que se entregaron 140 sitios web, entre ellos, una página de la Embajada de Paraguay, otra de la Federación de Estudiantes Campus Casona de la Universidad Andrés Bello. En 2011 los sitios creados llegaron a 100 y se informa de un convenio con la Universidad del Pacífico.

En 2012 los sitios creados subieron a 124, y entre las páginas aparece la web de Greentec, una de las empresas creadas por Cristián Riquelme y Flavio Candia, miembros de la G 90 del PPD que trabajaron en La Moneda durante la administración Bachelet. En 2013 los sitios creados fueron 122, de los cuales 39 fueron pagados. En 2014 las cifras fueron similares: de 132 sitios web creados, 44 fueron pagados
 
DONACIONES QUE NO CALZAN

CIPER pidió al Ministerio de Justicia las memorias y balances de las fundaciones ligadas a Longueira. Si bien cumplieron con la formalidad que exige la ley, los balances dejan más preguntas que respuestas. Pese a que la información es incompleta, al comparar los montos incluidos en la fila “donación” con los montos informados por SQM, queda claro que esa empresa era la principal fuente de donaciones. También hay años en que la minera registra donaciones por montos mayores que lo informado por las fundaciones.

Por ejemplo, en 2009, los registros de SQM señalan que donó $60 millones a la Fundación Chile Justo. Sin embargo, los balances de la fundación informan de una “donación” por $26 millones (sin especificar el donante) y otros $25 millones provienen de “donaciones anónimas”. Si se suman ambos montos, hay $9 millones de SQM que no fueron registrados como donaciones en la contabilidad de la fundación. 2010 es más preocupante, pues la información entregada es tan escueta que no registra ingresos. Ese mismo año, SQM dice haberle donado $60 millones a Chile Justo.

El año 2011 la donación de SQM bajó a $40 millones, pero los balances de Chile Justo solo informan de “donaciones” por $26 millones, aunque se registran cuentas por pagar a favor de la fundación por otros $43 millones. En 2012 el balance entregado por Chile Justo es simplemente ilegible.

Los balances entregados por la Fundación Web a Justicia indican que durante los años 2009, 2011, 2012 y 2013 las donaciones informadas superan los montos informados por SQM. En 2010,

SQM dice haberle donado a la Fundación Web $70 millones, pero el balance de la fundación solo  registró en ese ítem $66 millones.

En 2014 la diferencia se repite: SQM informa que donó $65 millones a la Fundación Web, pero las memorias registran $51 millones en donaciones.

Fuente: CIPER Chile

DEJA UNA RESPUESTA