Chile Genera Tanta Energía Eléctrica Solar que la Regala

0
192

En las regiones del norte, hay tanta energía eléctrica generada por plantas solares, que literalmente se regala, tanto más cuanto que al no haber conexión con el Sistema Interconectado Central, ese excedente no se puede distribuir al resto del país. Esta información, con base en Bloomberg, deja sin discurso ni justificación las abultadas y destructivas inversiones en plantas de generación hidroeléctrica, y le da un mentís al argumento empresarial de que Chile está al borde la incapacidad de generar la energía que necesita el desarrollo.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

La floreciente industria minera, la demanda energética y el crecimiento económico han impulsado el desarrollo de 29 granjas solares que abastecen la red energética de Chile, pero que también crean un exceso de producción.

Tan solo este año se espera que el país ?en constante aumento de producción energética? reciba alrededor de 1,4 gigavatios de energía solar, lo suficiente como para abastecer a cientos de miles de viviendas, frente a los 371 megavatios producidos en 2015, según informa Bloomberg.

La industria solar de Chile se ha expandido tan rápidamente que se está dando electricidad de forma gratuita.

En ese sentido, los precios al contado de la energía alcanzaron un valor de cero en partes del país en 113 días del año hasta abril, con lo cual la cifra se encamina a superar el total de 192 días del año pasado.

Para los consumidores, este fenómeno es una buena noticia, puesto que pueden disfrutar de la energía literalmente regalada o a precios muy bajos, pero tanto los inversores como las compañías energéticas que luchan por generar ingresos y cubrir los gastos de mantenimiento de sus plantas sufren directamente la caída de los precios.

El aumento de la demanda energética de Chile, empujado por la producción minera en auge y el crecimiento económico, ha impulsado el desarrollo de 29 parques solares que suministran electricidad a la red central, y otros 15 en carpeta.

Más al norte, en el corazón del distrito minero, se han construido aún más . Ahora, que el crecimiento económico se está desacelerando con la caída del precio del cobre debido a un exceso de oferta mundial, los precios de la energía se desploman y esas plantas de energía son demasiadas para regiones que carecen de líneas de transmisión para distribuir la energía eléctrica en otro lugar.

“Los inversores están perdiendo dinero”, dijo Rafael Mateo, director general de la unidad de energía de Acciona SA, que está invirtiendo $ 343 millones en un proyecto de 247 megavatios en la región, que va a ser uno de los mayores de América Latina de mayor.

“El crecimiento se desordenó. No se puede tener tantos desarrolladores en el mismo lugar ” agrega.

Una cuestión clave es que Chile tiene dos redes de alimentación de la red, la red central y el Sistema Interconectado del Norte, que no están conectados entre sí. También hay áreas dentro de las redes que carecen de la capacidad de transmisión adecuada.

Eso significa que una región con exceso de generación está obligada a bajar los precios debido a que no puede enviar el excedente a otras partes del país, según Carlos Barria, ex jefe de la división de energía renovable del gobierno y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en Santiago.

“El gobierno de Michelle Bachelet ha fijado el sector de la energía como una prioridad”, dijo Carlos Finat, presidente de la asociación renovable del país, conocida como la Acera. “Pero la planificación se ha centrado en el corto plazo cuando es necesario contar con planes a largo plazo para solucionar este tipo de problemas “.

Infraestructura inadecuada

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El gobierno está trabajando para hacer frente a este problema, con planes para construir una línea de transmisión de 3.000 kilómetros (1.865 millas) para vincular el las dos redes para el año 2017. También está desarrollando una línea de 753 kilómetros para hacer frente a la congestión en la parte norte de la red central, la región donde los excedentes de energía están impulsando los precios a cero.

“Chile tiene al menos siete u ocho puntos en las líneas de transmisión que están colapsadas y bloqueadas, y tenemos un enorme desafío para eludir los cuellos de botella”, dijo el ministro de Energía Máximo Pacheco en una entrevista en Santiago. “Cuando se embarca en un camino de crecimiento y desarrollo como el que hemos tenido, es obvio que puede ver los problemas que surjan.”

Crecimiento solar

capacidad solar en el Sistema Interconectado Central de Chile, conocido como SIC, se ha cuadruplicado a 770 megavatios desde 2013. Gran parte de lo que viene de las secciones del norte de la cuadrícula, la región de Atacama que es el hogar de la industria del cobre.

La potencia instalada total aumentó un 5 por ciento en el último año, con la mitad procedente de granjas solares, de acuerdo con el operador de la red, Cdecsic.

El SIC suministra energía a las regiones donde reside el 90 por ciento de la demanda residencial del país.

En el país se espera instalar casi 1,4 gigavatios de energía solar de este año, frente a los 371 megavatios en 2015, según Bloomberg New Energy Finance.

Cuando las compañías eléctricas no están regalando la electricidad, es barato. En la subestación Diego de Almagro en la región de Atacama, por ejemplo, los precios no superan los $ 60 por megavatio-hora durante la mayor parte del mes de marzo. Eso es menos que el precio mínimo de $ 70 para compañías que se adjudicaron contratos a largo plazo para vender la energía solar en las subastas de energía de Chile en octubre y marzo.

El problema puede limitar el desarrollo futuro incierto ya que los ingresos medios de los bancos se muestran reacios a financiar nuevas plantas de energía, según Rodrigo Violic, responsable de la financiación de proyectos en el prestamista chileno Banco Bice. “Es un gran problema”, dijo.

 ‘Sorpresa’ Solar

Salvatore Bernabei, jefe de operaciones de Enel Green Power SpA en Chile, cuenta con 170 megavatios de capacidad en operación y 300 MW en construcción en el país.

Si bien no dice si su compañía tiene energía de sobra.,  está convencido de que el cambio es necesario:

“El rápido desarrollo de las energías renovables fue una sorpresa y ahora tenemos que reaccionar rápidamente”.

Hasta que esto no se resuelva, los bajos precios atormentarán a las compañías propietarias de las centrales eléctricas, según José Ignacio Escobar, gerente general de la unidad de Chile de Acciona.

“Los precios de la energía en Chile seguirán disminuyendo hasta que haya una solución para el problema de infraestructura”, dijo Escobar en una entrevista en Santiago.

“Se esperaba que esta situación, pero no se tomaron nuevas medidas reguladoras, la infraestructura no se construyó.”

En este contexto, Carlos Barría, exjefe de la división de energía renovable del Gobierno chileno señala que la caída de los precios se debe a que la región posee demasiada energía que no puede ser transferida a otras partes del país, además de que se observa una menor demanda energética.

Asimismo, sostiene que la ausencia de infraestructura adecuada de distribución energética se explica por el hecho de que la red se ubica en dos regiones, la norteña y la central, que no están conectadas entre sí.

En lo que respecta al futuro de este campo, el gerente general de la empresa energética Acciona, José Ignacio Escobar, afirma que “los precios de la energía en Chile seguirán cayendo hasta que se solucione el problema de la infraestructura […] La situación era esperada pero no se tomaron nuevas medidas regulatorias, no se construyó infraestructura”, concluye.

Fuente: Bloomberg

 

DEJA UNA RESPUESTA