Caso Ferrada: Psiquiatra Denuncia Reacción Paranoide de los Chilenos y Colegio de Veterinarios Afirma que no Había Otra Opción

0
283

El psiquiatra José Bitrán sostiene que hay una «postura inmadura» y «paranoide» de la sociedad ante la situación de Franco Ferrada, el joven que ingresó el fin de semana a la jaula de los leones en el Zoológico Metropolitano. Los dos ejemplares sacrificados fueron enterrados en secreto. Colegio de Veterinarios respaldó la acción de los guardias del zoológico.

 

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El fundador de la Fundación Neuropsiquiátrica de Santiago expresó que «nadie puede pretender que alguien en ningún juicio pudiera querer suicidarse a través de un mecanismo tan brutal como es el ser devorado por animales salvajes».

«Eso no es un suicidio. Su carta no parece suicida. Ahí hay una tragedia», dio cuenta Bitrán respecto a «la situación de vida, de salud, de enfermedad que lleva a este muchacho, que al parecer no cursaba con una enfermedad previamente, a enloquecer y hacer una cosa tan espantosa».

Sostuvo que «la otra tragedia es que mueren dos leones. Ahora, en vez de poder enfrentarnos como sociedad a sencillamente tener el dolor que significan dos tragedias y poder preocuparnos seriamente, responsablemente, de encontrar responsabilidades (…) la sociedad mezcla todo, eso es lo que me impacta».

«En vez de doler y tomar responsabilidad, asumimos una postura inmadura, más bien inmadura psicológicamente, que encontrar el culpable, que es el responsable de lo que pasó», declaró.

El experto apuntó al «estigma que existe en contra de personas que padecen una patología mental (…) Eso no es nuevo. Las sociedades, mientras más básicas podemos ser, más vamos a necesitar alejar de nosotros aquello que nos produce temor, dolor y en vez de asumir que la locura es algo que puede ocurrirnos, está ahí, es una enfermedad posible».

«En vez de abordar eso directamente con dolor y responsabilidad, se prefiere alejarlo de uno y decir ‘tú eres responsable, el loco que hizo que murieran los animales, el zoológico que lo hizo mal’. Es una reacción más paranoide, propia de una psicología social más inmadura que la que uno quisiera», explicó.

«No podemos llegar a tirar esos juicios con esa falta de respeto», dijo Bitrán sobre reacciones en redes sociales sobre el hecho. (Foto: UNO)

«Estaba psicótico, eso es incuestionable»

Ante las reacciones en redes sociales criticando y atacando a Franco, Bitrán aseveró que nadie puede hacer un diagnóstico de lo que le sucedía al joven, pidiendo «contar hasta tres antes de reaccionar de la forma en la que demasiada gente ha reaccionado en las redes sociales con una postura que es persecutoria, acusatoria».

«Lo que se está manifestado es la dificultad que estamos teniendo como sociedad para hacer los duelos que corresponden», recalcó el médico psiquiatra.

Agregó que «lo único que podemos inferir es que en el momento que él decide entrar a la jaula, desnudarse y provocar a estos animales para que lo maten, para que se lo coman, no está en ningún juicio normal, está completamente perturbado»

«No podemos llegar a tirar esos juicios con esa falta de respeto», criticó.

Si bien sostuvo que «debemos cuidarnos de aventurar diagnósticos prematuramente, porque hay que evaluarlo», planteó que «él estaba psicótico, eso es incuestionable, no solo por la carta que deja, sino por su conducta».

Leones del Zoológico Metropolitano fueron sepultados en un lugar secreto

Los dos leones del Zoológico Metropolitano que fueron sacrificados al ingresar un joven a su jaula el fin de semana -siguiéndose el protocolo de emergencia del recinto priorizándose la vida humana- tuvieron un entierro «secreto» ayer lunes.

Una veintena de funcionarios participó de la sepultación de los animales, llamados Manolo y Flaca, y el lugar del entierro al interior del Parque Metropolitano, por protocolo del Zoológico, se mantendrá en secreto.

«A los leones los enterramos en un lugar fuera del conocimiento público, porque anda dando vuelta gente que, dentro del fanatismo, puede ir perfectamente al lugar e intentar desenterrar nuestros animales para sacar piezas; imagínate un diente o una garra de león», explicó al vespertino la jefa de Manejo y Bienestar Animal, Andrea Caiozzi.

La funcionaria apuntó que estas profanaciones «han sido reportadas a nivel mundial», pues «la gente hace esas cosas, lamentablemente».

«Amenazas de muerte»

Ella misma aseguró al diario no tener «idea de dónde quedaron los leones», e insistió en que «la gente fanática ha dicho todo tipo de cosas, nos han llegado amenazas de muerte por haber matado a los leones».

«En estos momentos, la directora del Zoológico y yo estamos con full protección por parte de nuestro equipo, tanto emocional como desde el punto de vista de seguridad personal. Me tocó escuchar la marcha que se hizo acá y nos gritaban asesinos. Que gente traiga a sus hijos de seis años que no tienen idea de lo que hacemos acá y les digan: ‘Grítales asesinos’, como me contaba un colega, es sumamente violento», agregó.

El entierro de los leones tuvo lugar poco después de la necropsia, en la cual participó personal de la Brigada de Delitos Medioambientales de la PDI, cuyos resultados finales no están listos.

El Zoológico anunció que durante esta semana se instalará un memorial dentro del recinto para aquellos que deseen ir a despedirse simbólicamente de los animales.

Fuente: radio Cooperativa

Colegio Médico Veterinario: “No existen mecanismos que hubiese salvaguardado la vida de los leones”    

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Como lamentable calificó el Colegio Médico Veterinario, la situación ocurrida este domingo en el Zoológico Metropolitano, donde dos leones murieron y una persona se encuentra en estado crítico, los intentos de los funcionarios de rescatar a este hombre que había ingresado a la jaula de los leones fue infructuoso.

Sin embargo, la presidenta del gremio, Patricia Escárate, asegura que no existe mecanismo alguno que hubiera evitado el sacrificio de estos animales, puesto que se siguieron las indicaciones y el protocolo establecido y de no tomar estas acciones, se estaría lamentando la muerte de una persona, en terribles circunstancias.

“Los tranquilizantes que se utilizaron tienen un tiempo de acción, por lo que si usted le dispara al león, el león va a seguir atacando la persona, durante minutos que pueden ser fatales. No existe el mecanismo para que se hubiesen salvado los animales, porque hay que salvaguardar la vida del ser humano, eso es lo primero. Si los funcionarios hubiesen decidido lanzar sólo los dardos, éstos demoran a lo menos 3 minutos en hacer efecto y son minutos que pueden ser fatales, algo que de haber ocurrido, ciertamente también hubiera producido críticas, ya que muchos estarían indignados porque se dejó morir a una persona en esas circunstancias. Es por eso que hay que ponerse en todos los lugares y sobre todo en el lugar de quienes tomaron la decisión en ese momento, que por lo demás está protocolizado, y siempre se debe salvaguardar la vida humana”.

La presidenta del Colegio Médico Veterinario, agrega que, lo lamentable y cuestionable en este caso, es que el joven involucrado en los hechos, haya logrado entrar a la jaula de los leones.

“Lo lamentable es que falló la seguridad. Siempre tenemos que prevenir, antes que justificar. Sobre todo porque el mundo ha cambiado, y hoy pasan en nuestro país hechos que antes sólo veíamos en televisión, y que ocurrían en otros países, pero ya esta es una realidad. Esta es la primera vez que vivimos una situación así en el Zoológico y por eso hay que estar preparados ante cualquier caso”.

Escárate, se sumó además al debate sobre la existencia de zoológicos en nuestro país, algo que está siendo muy criticado en estos días, principalmente por grupos animalistas, que piden que estos lugares dejen de funcionar.

La profesional explica que los zoológicos no solo cumplen una función de exhibición de animales, sino que además deben velar por la conservación del a biodiversidad, además de un rol educativo, que están cumpliendo permanentemente. “Ellos hacen muchos esfuerzos en la conservación de especies. Por ejemplo hace poco, ni siquiera lo han publicitado, nació en cautiverio una ranita de Darwin, y así como ella, nacen animales que están en el programa de conservación como pingüinos de Humboldt, cóndores andinos, flamencos, pudú, pandas rojos, etc. lo que asegura que nuestros hijos y nuestros nietos puedan conocer esta biodiversidad y conocer estos animales”.

Destaca además, que las condiciones en los zoológicos han variado mucho en los últimos años y hay una preocupación constante por el bienestar de los animales. “Y de eso el Zoológico Metropolitano sí se ha preocupado, y partió hace muchos años haciendo bienestar en los animales, ha ido mejorando las jaulas y si uno ve el zoológico de ahora, no tiene nada que ver con el que conocimos cuando niños, ya que se ha mejorado muchísimo”.

Proyecto de ley

Patricia Escárate menciona que existe hoy un proyecto de ley en el Senado, en el que el Colegio Médico Veterinario participó con algunas indicaciones, y que dará paso a una ley para regular el funcionamiento de los parques zoológicos y acuarios.

“En la nueva normativa es importante que los zoológicos participen en forma directa o indirecta en al menos un programa de investigación científica que reditúe en la conservación de especies de fauna silvestre, por otra parte se va a fijar mucho en lo que los animalistas reclaman, que es el espacio en que los animales se desenvuelven y las condiciones en las que viven diariamente. Pero también evitará situaciones irregulares, como el que una persona quiera tener porque sí un animal enjaulado en exhibición, por ejemplo en un restaurante”.

Fuente: El Ciudadano

DEJA UNA RESPUESTA