La Historia del Suicida del Zoológico por el que Mataron a Dos Leones

0
40

Era casi el mediodía del 21 de mayo, cuando Franco Luis Ferrada de 20 años escaló un miro y a través del techo entró a la jaula de una pareja de leones en el Zoológico Metropolitano. Allí se desnudó y comenzó a hostigar a los animales, ante la mirada atenta de algunos testigos. Ferrada permanece en una clínica, estable dentro de su gravedad.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Cuando bajó los leones no lo tomaron en cuenta, pero el joven se desnudó y comenzó a hostigar a los felinos. En ese momento el personal le lanzaba agua a los animales, pero Ferrada no paró. Tomó a uno de los leones y los funcionarios sacaron los rifles con sedantes, dando uno de los disparos en el cuello de Ferrada.

Como indicó ayer la directora del recinto, Alejandra Montalva, los sedantes no hacen efecto hasta al menos cuatro minutos, periodo en el que podrían haber terminado con la vida del hombre. De acuerdo a sus explicaciones, el protocolo indica que deben sacrificar a los animales cuando la vida de una persona está en riesgo.

Rápidamente, funcionarios del lugar comenzaron a tirarle agua a los felinos, pero Ferrada no dejaba de llamar su atención hasta que la hembra lo agarró. Esto provocó que se activara el código rojo, donde funcionarios del zoológico tenían la misión de proteger la vida del joven.

Es así como el Zoológico Metropolitano activó los protocolos establecidos y, como los sedantes actúan en cuatro minutos, se procedió a dispararle a la pareja de animales para darles muerte. De esta manera, el joven fue trasladado a la Clínica Indisa, donde ayer emitieron el último parte médico:

“Está en estos momentos conectado a un ventilador mecánico, con apoyo de drogas vasoactivas para mantener su corazón y su circulación“, informó a Cooperativa Sebastián Ugarte, jefe del Centro de Pacientes Críticos.

Luego agregó que “él sufrió varias lesiones y traumatismo en la cabeza, el cráneo, la cara, en el cuello, en la zona pélvica. Todo eso está suturado, está recuperándose. Tuvo compromiso en un momento su corazón, estuvo muy lento, prácticamente se detuvo, pero salió adelante. Está en riesgo vital, esta noche es crucial”, añadió.

Pese a lo ocurrido, la PDI inició una investigación por lo ocurrido, donde se están “revisando fotografías, las armas que se utilizaron y cámaras para establecer el contexto en que entró a la jaula“.

Se habla también de que existiría una posible nota suicida escrita por Ferrada. “Hay la existencia de una nota, hay un escrito que estamos investigando y se debe comparar con otros“, señaló el subcomisario de la Brigada del crimen Gerson Sepúlveda.

La PDI inició una investigación para esclarecer el hecho y junto a su ropa se encontró una carta suicida firmada como “Jesús”, lo que abrió la posibilidad de que el joven sufría un tipo de perturbación.

La Policía de Investigaciones sostienen la teoría de que Ferrada pudo haberse inspirado en la teoría bíblica del profeta Daniel, quien fue arrojado a los leones pero salvó ileso gracias a su fe.

Esto despertó la posibilidad de que sufra “un síndrome mesiánico”, lo que lo habría motivado a saltar por la reja de la jaula hacia la pareja de animales que tuvo que ser asesinada.

Por otro lado, la carta que dejó, indicaron fuentes al matutino, hablaba de que el apocalipsis había llegado y que Dios lo protegería.

Pasó el mayor peligro

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Estable dentro de su gravedad permanece Franco Ferrada, de 20 años, luego de que, con el objetivo de suicidarse, este sábado ingresara a la jaula de los leones en el Zoológico Metropolitano.

El hombre fue internado en la Clínica Indisa con múltiples fracturas, y durante las últimas horas presentó complicaciones cardíacas. A pesar de su estado, los médicos aseguraron que pronto podría salir del riesgo vital.

“Estas lesiones fueron suturadas ayer, se reparó. Pero producto de toda la situación él estuvo inicialmente bastante grave y su corazón estuvo latiendo muy lento, en un momento casi se detiene, pero se logró revertir todo, recuperar su presión arterial”, indicó Sebastián Ugarte, jefe del Centro de Pacientes Críticos del recinto asistencial.

“Estuvo con ventilación mecánica en la UCI toda la noche, hoy día ya está estable, todavía no se retira del ventilador pero nosotros creemos que el mayor peligro para la vida de Franco ya pasó y estamos esperanzados de que se va a recuperar bien”, agregó Ugarte.

La PDI sigue periciando la carta suicida encontrada entre la ropa de Franco para esclarecer si padecía de problemas psiquiátricos.

Gerson Sepúlveda, subcomisario de la Brigada del Crimen de la PDI, aseguró que están investigando una serie de cartas encontradas “que además contenían dibujos de leones“.

{youtube}FvNZHXavujg |600|450|0{/youtube}

Leave a Reply