Paine no está Solo: CEMA También Tiene Plazas en La Reina y Peñalolén

0
218

La Corte de Apelaciones de Santiago ordenó a la Brigada Investigadora de Lavado de Activos de la PDI que haga un levantamiento de todos los bienes que recibió CEMA Chile a partir del 11 de septiembre de 1973, además de identificar el origen y destino de sus ingresos. Entre los predios en poder de CEMA destacan tres plazas, la ya conocida Plaza de Armas de Paine, una en La Reina y otra en Peñalolén.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Esto, luego que el ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, anunciara que se buscara restituir todas las propiedades que le fueron entregadas a Lucía Hiriart por su esposo, el dictador Augusto Pinochet.

La lista preliminar de Bienes Nacionales incluye 134 propiedades, donde la tasación comercial de 118 de ellas supera los 80 mil millones de pesos, lo que se traduce en la recaudación de tres Teletones.

Y es que se indaga una eventual malversación de fondos públicos por parte de CEMA, en una causa en la cual el Consejo de Defensa del Estado (CDE) es parte querellante.

Entre los predios que están en poder de CEMA destacan tres plazas, la ya conocida Plaza de Armas de Paine se suman una en La Reina y otra en Peñalolén, sitios eriazos en Pedro Aguirre Cerda y Gran Avenida, casas abandonadas y a la venta en Valparaíso e incluso un terreno en el Parque O’Higgins.

Viuda de Pinochet tiene fortuna millonaria con bienes del Estado

La Fundación Centros de Madres de Chile (CEMA), que maneja la viuda a Augusto Pinochet, cuenta por lo menos con alrededor de 140 millones de dólares en 118 inmuebles adquiridos gratuitamente del Estado.

El ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, informó que la tasación de 118 de los 134 inmuebles catastrados hasta ahora y traspasados gratuitamente a la Fundación CEMA durante el régimen militar supera los 80 mil millones de pesos.

La cifra es equivalente a unos 140 millones de dólares y supera con creces los cálculos iniciales.

“Se trata de una cifra sorprendente de miles de millones de pesos que fueron de todos los chilenos y a nosotros nos parece que deben ser restituidos al fisco, ya que esto demuestra que se ha inferido un daño severo al patrimonio (…)”, dijo Osorio.

El secretario de Estado detalló que hasta el momento conocía el valor de un tercio de los 134 inmuebles, principalmente de bienes asentados fuera de Santiago.

Sin embargo, ahora la cifra aumentó inesperadamente con los datos de 51 bienes transferidos a CEMA en la Región Metropolitana (donde se encuentra Santiago de Chile).

Fuentes del Ministerio de Bienes Nacionales indicaron que ahora el Consejo de Defensa del Estado (CDE) debe identificar cada una de las propiedades.

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=”adsbygoogle”
     style=”display:block”
     data-ad-client=”ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=”2173848770″
     data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Su fortuna

La Corte de Apelaciones de Santiago dictaminó de forma unánime reabrir el caso por presunta malversación de caudales públicos, causa que se tramita actualmente en el 34 Juzgado del Crimen.

Los magistrados acogieron la solicitud del Consejo de Defensa del Estado (CDE), que hizo la demanda a instancias del Ministerio de Bienes Nacionales.

Todo indica, de acuerdo con el reportaje de Ciper, que Hiriart se aprovechó de los inmuebles para recaudar fondos con fines propios.

La Fundación CEMA fue manejada en el país austral mucho antes, por iniciativa del presidente Carlos Ibañez para una labor social de importancia e interés público.

Hortensia Bussi, la esposa de Salvador Allende, fue la encargada de llevar el CEMA en su sentido humanitario hasta el sangriento golpe de estado del 11 de septiembre de 1973.

Pero Lucía Hiriart de Pinochet transformó los reglamentos para impedir que la esposa de Patricio Alwyn asumiera la presidencia del CEMA en el primer gobierno democrático tras la dictadura, y terminó haciendo vitalicio el cargo.

DEJA UNA RESPUESTA