Papeles de Panamá Acusan al Presidente de la FIFA

0
254

Poco le duró la imagen de renovador de la transparencia y campeón del combate a la corrupción, al nuevo Presidente de la FIFA, Gianni Infantino. A poco más de dos meses de sentarse en el sillón de Blatter, los desclasificados papeles de Panamá muestran que negoció con empresa acusada de millonarios sobornos.

Si alguien pensaba que la suspensión de los líderes de la UEFA y la FIFA, Joseph Blatter y Michel Platini, iba a acabar con las turbulencias en los máximos organismos del fútbol, parece que estaba equivocado. La llegada del abogado Gianni Infantino a la presidencia de la FIFA en febrero había supuesto una imagen de renovación con la anterior cúpula, que ahora The Guardian cuestiona a través de los llamados ‘Papeles de Panamá’.

Según el diario, Infantino habría firmado contratos de cesión de derechos televisivos con empresas relacionadas con el escándalo de corrupción y sobornos de la FIFA, el ‘fraude de la Copa del Mundo’, aquel que terminó por tumbar a su antecesor Sepp Blatter.

El nuevo presidente de la FIFA, Gianni Infantino, firmó un contrato con dos hombres de negocios acusados de soborno, revelan documentos que se filtraron dentro del caso de los Panamá Papers.

El acuerdo del máximo dirigente del fútbol mundial fue con Hugo y Mariano Jinkis (padre e hijo), quienes compraron los derechos de televisión de la UEFA Champions League e inmediatamente después los vendieron por casi tres veces el precio que pagaron.

El contrato de 2006, que fue firmado por Infantino cuando era directivo de la UEFA, es uno de los 11,5 millones de documentos filtrados de la firma panameña Mossack Fonseca.

Cuando el actual presidente del fútbol mundial ejercía como director de servicios legales de la UEFA, negoció contratos entre 2003 y 2006 con la empresa Cross Trading, filial de Full Play. Esta empresa está acusada en Estados Unidos, origen de la investigación, por haber entregado millones de dólares en sobornos a los grandes ejecutivos del fútbol.

The Guardian asegura que la firma de Infantino figura en los acuerdos que la UEFA firmó en ese periodo con Cross Trading sobre la cesión de los derechos televisivos de la Liga de Campeones en Sudamérica.

Full Play revendió posteriormente a la cadena Teleamazonas esos derechos, por un precio entre tres y cuatro veces superior al que lo había comprado, para los periodos entre 2003 y 2006 y entre 2006 y 2009. El propietario de Full Play se encuentra actualmente en arresto domiciliario en Argentina.

La UEFA ha negado que se haya producido cualquier acto ilícito «de cualquier funcionario o socio de la organización, ya sea en esa pequeña cantidad o en cualquier otra transacción comercial».
El rápido desementido

Gianni Infantino desmitió casi de inmediato estas informaciones:

«Yo personalmente nunca traté con Cross Trading ni sus propietarios, ya que el proceso fue conducido por un equipo de marketing en nombre de la UEFA. Estoy consternado y no aceptaré que mi integridad sea puesta en duda por ciertos medios, especialmente dado que la UEFA ya ha facilitado en detalle todo lo relativo a estos contratos».

¿Qué pasa ahora?

Las revelaciones son potencialmente perjudiciales tanto para Infantino como para la FIFA.

También es el segundo caso que alcanza al organismo rector del fútbol mundial en los últimos días.

Juan Pedro Damiani, miembro del Comité de Ética de la FIFA, se enfrenta a una investigación interna sobre presuntos vínculos con Eugenio Figueredo, otro dirigente de fútbol presuntamente corrupto.

Infantino se convirtió en presidente de la FIFA el 26 de febrero, en lugar de Joseph Blatter, quien dimitió después de la crisis que afronta el organismo rector del fútbol mundial a partir de la investigación por sobornos abierta en Estados Unidos.

En su elección, el exsecretario general de la UEFA se comprometió a «restaurar la imagen» de la FIFA.

La BBC tiene entendido que tanto la UEFA como Gianni Infantino no han informado del contrato al FBI.

La UEFA señaló que no fue contactada por el FBI en relación con el acuerdo con Cross Trading o algún otro documento firmado.

«En lo que respecta a Infantino, no estamos al tanto de que el FBI le haya realizado alguna consulta en relación con este contrato o con cualquier otro», señala el comunicado de la UEFA.

«Por supuesto, si se le pide a la UEFA cooperar o proporcionar información en relación con alguna investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, se hará», dice la UEFA.

En cuanto a los Jinkis, un abogado que representa a padre e hijo no respondió a una solicitud para hacer un comentario al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA