Denuncian Mordaza para Proteger a Ex Colonia Dignidad

0
274

La inmobiliaria vinculada a segunda generación de jerarcas de la ex Colonia Dignidad promueve entre los colonos la firma de un contrato por el cual ceden los derechos sobre sus nombres,  imágenes y experiencias de vida  a cambio de la promesa de un terreno de 5 mil metros cuadrados.

Para la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad se trataría de un intento de silenciar a los colonos y obstruir las investigaciones judiciales, científicas y culturales sobre  las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en el enclave alemán.

Desde febrero de este año la Inmobiliaria Neidenburg Ltda. representada por Hans Jorg Schreiber Nill y Thomas Schnellenkamp Witthain habría hecho circular entre los colonos de la actual Villa Baviera un contrato de Cesión de Derechos  por el cual entregarían a perpetuidad y de manera “íntegra, definitiva y total” los derechos de uso exclusivo de sus imágenes, de sus nombres e historias de vida a objeto  que la Inmobiliara las explote comercialmente. De esta manera cada colono que firme el documento no podría relatar libremente su experiencia de vida en la ex Colonia Dignidad para un reportaje, documental, video, libro u otra plataforma  porque los derechos de su nombre, imagen y la historia personal  serían de propiedad de Neidenburg Ltda.

Margarita Romero, presidenta de la organización de memoria y derechos humanos, manifestó en conferencia de prensa que “desde hace mucho tiempo que se les está prometiendo a los colonos un pedazo de tierra para que tengan donde vivir, sin embargo en febrero de este año comenzaron a hacer circular estos contratos para que los firmaran. A pesar que nosotros no tenemos mucha relación con los colonos, sabemos que están muy molestos y no firmaron el documento cuando se dieron cuenta que se estaban comprometiendo de por vida a ceder sus experiencias de vida, sus memorias, imágenes y nombre”.

Para Margarita Romero la iniciativa de la Inmobiliaria Neidenburg , “constituye una verdadera mordaza que se pretende poner a los colonos para evitar que hablen sobre lo sucedido en la Colonia durante la dictadura cívico militar. Los familiares de detenidos desaparecidos y  de ejecutados de la región durante años han buscado la verdad y hoy día se pretende ocultarla mediante este contrato donde los colonos no solo ceden sus derechos, sino también se obligan a mantener la confidencialidad, lo que deben cumplir porque el contrato tiene un claúsula penal “.

Para el abogado de derechos humanos Roberto Celedón estos hechos revisten la máxima gravedad. “La Inmobiliaria pretenden dominar en exclusividad todo los derechos de imagen, experiencias de vida y conocimientos de todo lo que aconteció en Colonia Dignidad. Solo ellos podrían comercializarlas y de esta forma impedir cualquier intento de un medio de comunicación o de un investigador pueda entrevistar a los colonos para escribir sobre lo  acontecido, debiendo dirigirse a la empresa dueña que establecería los precios de las entrevistas y testimonios”.

Celedón afirma que un contrato como este vulnera la  libertad de conciencia, de pensamiento y de emitir opinión.”Es una manera de continuar con la práctica de Paul Schâfer de controlar los cerebros de los colonos –asegura Celedón-. Hay informes periciales que identifican la aplicación de mecanismos de lavado de cerebros, donde los colonos eran privados del derecho a pensar a razonar y a opinar. Todo pasaba y lo dominaba el líder. Nosotros no podemos aceptar que se continúe con esta experiencia de opresión y  de sufrimiento de quienes fueron colonos en ese Estado dentro de otro Estado que fue Colonia Dignidad. Vamos a denunciar estos hechos  a la Justicia, al Estado de Chile y al de Alemania, porque  no es posible que se siga prolongando una situación donde no solo se vulneran derechos de los colonos alemanes, sino también el derecho a conocer la verdad de lo que ocurrió en el enclave alemán.  Todavía hay investigaciones judiciales, a cargo de los ministros Zepeda y Carroza, donde se señalan que  hay cuerpos de personas y archivos que no se han encontrado  y permanecen ocultos. Con esta maniobra la Inmobiliaria Neidenburg  pretende obstruir estas investigaciones  y que finalmente se conozca la verdad y se haga justicia como reclaman las organizaciones de derechos humanos. Los colonos son testigos de una verdad que aún no está conocida en toda su dimensión e intensidad” enfatizó el jurista.

Por su parte Mirna Troncoso, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Talca, señaló “a  nosotros como familiares de detenidos desaparecidos de esta región no nos sorprende mucho esta maniobra. Cada cierto tiempo ellos toman alguna iniciativa parecida  buscando que nosotros no conozcamos la verdad  sobre nuestros familiares cuyos cuerpos se encuentran ocultos todavía en el interior de la Colonia Dignidad, actual Villa Baviera.  Hace poco logramos que se declarara monumentos históricos varios lugares de este enclave y por eso ellos quieren ocultar la verdad. Pero nosotros vamos a seguir porque es la única manera de tener algo de justicia, de conocer la verdad y recuperar los cuerpos de nuestros detenidos desaparecidos. Aquí  el gobierno chileno y el alemán no han hecho su trabajo. Nosotros en Talca estamos pidiendo el desmantelamiento total de la Colonia. Esta gente tiene que salir de ahí y entregar el sitio para que nosotros levantemos un parque por la paz, un sitio de memoria y de los derechos humanos” culminó la dirigente.

Consejo de Monumentos Nacionales declaró monumento histórico a dependencias de la ex Colonia Dignidad

El 23 de marzo del presente año el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) resolvió por unanimidad aprobar la solicitud de declaratoria como Monumento Histórico de una serie de inmuebles de la ex Colonia Dignidad, esto a solicitud de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, presidida por la Dra. Margarita Romero. La petición fue apoyada por Agrupaciones de Derechos Humanos, el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, el diputado Raúl Saldívar, la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá y el Intendente de Santiago, Claudio Orrego, entre otros.

La declaración del  CMN afecta la Casa de Administración del recinto, la denominada Freihouse o casa de visita y domicilio y residencia de Schaeffer, el acceso al recinto, fosas donde se hallaron restos humanos y archivos, además del aeródromo. La maniobra de la Inmobiliaria Neidenburg Ltda. se estima una reacción frente a esta declaratoria y a la fuerte presión de organizaciones de familiares por convertir estos espacios en sitio de memoria.

Fuente: Villa Grimaldi

DEJA UNA RESPUESTA