Earnie Shavers: El Boxeador que hizo Vomitar a Stallone

0
324

Earnie Shavers es un caso atípico en la historia del boxeo: es considerado por los expertor como el púgil con la pegada más dura de la historia de este deporte, pero por una razón u otra, nunca llegó a campeón mundial. Pero para los amantes del boxeo, Shavers está considerado como uno de los grandes pesos pesados de todos los tiempos.

Earnie Dee Shaver nació el 31 de agosto de 1945 en Garland, nieto de esclavos y que de joven trabajó en una granja. Empezó a boxear tarde, a los 22 años y en seguida ganó su primera pelea por KO en el primer ‘round’. Muchos de sus combates los ganó en las primeras rondas gracias a su portentosa pegada.

Una gran pegada

No era uno de los boxeadores más altos del momento (medía poco más de 1’80) pero era un martillo cuando golpeaba, aunque algunos críticos siempre dijeron que le faltó precisión en muchos momentos y esto además provocaba que se agotara físicamente cuando los combates duraban más de seis asaltos.

Pero su contundencia en la pegada la han reconocido los diversos púgiles con quien ha combatido como Larry Holmes, Roy ‘Tiger’ Williams, Muhammad Ali, Joe Bugner, Ron Lyle o Ken Norton, entre otros.

Su carrera profesional, que empezó en 1969, fue breve y en ella ya demostraba su contundencia. Shavers ya recibió en esta época un apodo significativo ‘Black Destroyer’ (El Destructor Negro), aunque después también le denominaron ‘The Acorn’ (la bellota) por su cabeza calva afeitada.

Cuando saltó al profesionalismo continuó sumando victorias ya que venció en 44 de las 47 primeras peleas por KO, en su mayoría en los primeros asaltos.

Ernie siempre ha destacado a dos entrenadores que le influyeron más en su carrera, Teddy Benhoff y Ketchum Willie. Pero también sufrió algunas derrotas sorprendentes con Ron Stander a mediados de 1970 y antes con Stan Johnson.

Shavers pegaba muy fuerte pero su mandíbula no era tan rocosa como sus golpes y esto se demostró en combates posteriores. En 1972 arrasó en todos sus combates contra Ted Gullick, Charley Polite o Leroy Caldwell, entre otros.

Un año después consiguió victorias de gran mérito contra Jimmy Young después de un espectacular KO técnico en el tercer asalto y contra Jimmy Ellis en el Madison Square Garden. Pero meses después Shavers sucumbió también en el primer ‘round’ contra Jerry Quarry, una de las eternas esperanzas blancas. Al final del combate, Shavers reconoció que subestimó a su contrincante. Parecía que las esperanzas que tenía Shavers en el boxeo se derrumbaban cuando a finales de 1974 volvió a perder contra Bon Stallings.

Combate con Ali

Después de vencer en tres combates perdió contra Ron Lyle en septiembre de 1975 en el sexto asalto. Otro gran combate fue el de finales de 1976 contra Roy ‘Tiger’ Williams, que finamente ganó Ernie.

Una de sus peleas más memorables fue el 29 de septiembre de 1977 cuando se enfrentó al ya decadente Muhammad Ali en el Madison Square Garden. Una pelea muy igualada pero en la retina de muchos quedó los tres últimos asaltos dominados por Shavers. Pocos pensaban que Ernie aguantaría hasta el ‘round’ 15 pero lo hizo. Pero los jueces dieron la victoria a Ali a pesar que muchos consideraban que la puntuación tenía que ser favorable al aspirante.

Shavers siempre lamentó mucho la decisión de los jueces ya que cuando empezó el último ‘round’ los tres jueces daban la victoria a Ernie. Ali dijo que nunca había tenido un oponente que golpeara tan duro.

En 1979 también realizó un gran combate contra Larry Holmes, poniéndole entre las cuerda aunque al final, el campeón le derroto en el onceavo asalto.

Después perdió contra Randy Cobb o Bernardo Mercado y tuvo que ser operado de desprendimiento de retina. Todavía continuó peleando aunque su mejor época ya había pasado. Incluso pudo participar en la película Rocky 3 con Silvestre Stallone pero una lesión lo impidió.

Combatió hasta 1983 cuando empezó a trabajar en una empresa propia que se fue a pique perdiendo incluso su casa de más de un millón de dólares. Además, tal como han hecho otros boxeadores, se convirtió en un ferviente cristiano, mudándose a Phoenix.

En 1987 volvió al ring y ganó a Larry Sims en el primer asalto pero en seguida abandonó nuevamente la práctica del boxeo. Será en 1995, cuando ya tenía 52 años, cuando decidió regresar ganando un combate y perdiendo el otro. El tema económico ha sido siempre la principal causa por la que algunos ex púgiles volvieran al ring cuando nunca más lo tendrían que haber realizado. Antes había trabajado durante diez años en el Reino Unido como guarda de seguridad.

Pero Ernie Shavers siempre será uno de los más impresionantes noqueadores de la historia del boxeo. 74 victorias (68 por KO), 14 derrotas y un empate demuestran su nivel en este deporte.

Earnie Shavers, apodado El destructor negro, es un boxeador que no ganó nunca el título de pesos pesados, pero su derecha es considerada la más dura de toda la historia del boxeo.

Esta es su historia:
 
1. Shaver comenzó su carrera sumando 44 victorias por KO de 47.

2. Peleó contra Ali en 1977. Ali calentó la pelea como de costumbre llamándole “La bellota” por su cabeza rapada.
 
3. Fue una pelea dura. Ali casi besa la lona en los primeros 3 asaltos. 12 asaltos más tarde, Ali sale vencedor por puntos.   
 
4. El propio Ali declaró más tarde, “Earnie me pegó tan duro, que temblaron mis antepasados en Africa”.
 
5. Dos años más tarde noqueó a Ken Norton (el campeón que le ganó el título a Ali), pero no logró el titulo al perder contra Larry Holmes.

6. Muchos afirman que no pudo ser campeón por su falta de fondo. Si no conseguía noquear al contrincante en los primeros 7 asaltos, solía venirse abajo.
 
7. Más de una vez Earnie se ha burlado del boxeo moderno, afirmando que cualquier boxeador de los 70 ganaría sin problema al púgil actual.
 
8. La anécdota: fue sparring de Sylvester Stallone cuando este se preparaba para filmar Rocky III y le golpeó tan fuerte que Stallone tuvo que ir a vomitar al baño.

{youtube}R-_mJjONzns |600|450|0{/youtube}

DEJA UNA RESPUESTA