Colusión de Tiburones entre CopBanca y SQM

0
397

La disputa en tribunales entre CorpBanca, del multimillonario Alvaro Saieh, y la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, a propósito de la multa de US$ 30 millones impuesta por rebasar en mas de 40% el limite de créditos que un banco le puede prestar a una empresa en función de su patrimonio, en este caso las sociedades Cascadas de SQM, cuando todavía las manjeba Julio Ponce Lerou, tiene el mérito de demostrar de manera irrefutable, el grado de colusión con que opera corrientemente el sector del gran empresariado, en rigor, una mafia que se apropió y maneja para sí misma alrededor del 80% del PIB del país, saltándose y atropellando todas las normas que para ello sean necesarias.  

CorpBanca vulneró en más de un 40% límite legal en créditos a Cascadas en el 2015

Héctor Cárcamo

El viernes pasado, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras ingresó a la Corte de Apelaciones su respuesta a la apelación de CorpBanca a la multa de US$ 30 millones aplicada por vulnerar los límites individuales de créditos a un mismo emisor.

La sanción, la más alta aplicada a un banco y en medio de la fase final de fusión de la entidad de Álvaro Saieh con Itaú Chile, desató una guerra pública con CorpBanca, registrando así la última de una larga seguidilla de polémicas en las que se han visto involucrados el banco y su carismático dueño.

El 30 de diciembre de 2015 la Sbif envió a CorpBanca la notificación de la multa. En ella se presentan detalles inéditos de la sanción derivada de otorgar créditos en 2011, 2013 y 2015 a las sociedades cascadas, que forman parte de la cadena de control de SQM, por sobre lo permitido por la norma, equivalente al 10% del patrimonio efectivo del banco.

Además, se confirma por primera vez que CorpBanca ya tenía un nivel de exposición con dichas sociedades superior a lo permitido por la ley cuando otorgó en septiembre un crédito de US$ 70 millones a Pampa Calichera, en los días previos a que Rafael Guilisasti, a la sazón director de CorpBanca, dejara su cargo de consejero de Corfo –enfrentada con SQM por contratos de concesión– y anunciara su ingreso a la presidencia de las cascadas en representación justamente del controlador indirecto de SQM, Julio Ponce Lerou, hecho que llevó a la Sbif a iniciar la fiscalización de los créditos, que terminaron con la polémica sanción.

Según la carta enviada por la Sbif, a septiembre de 2015 CorpBanca tenía un límite individual de crédito de $ 162.910 millones. Según sus antecedentes, con la entrega del crédito a Pampa, la exposición del banco llegó a $ 280.543 millones (US$ 400 millones), es decir, superó en un 42% el monto al que debía estar expuesto en función de su patrimonio efectivo, esto es, $ 162.910 millones.

Pero no solo eso. Sin considerar dicho préstamo de US$ 70 millones a Pampa, CorpBanca ya superaba en $ 69 mil millones el límite que le correspondía por norma, pero que –según el entorno de CorpBanca– hasta ahora nunca se le había exigido, pues la Sbif no había explicado que las cascadas eran consideradas un solo deudor.

Junto con ello, la misiva confirma otro antecedente crucial. La violación de límite de créditos al mismo emisor en septiembre de 2015 representó el 54% de la multa aplicada al banco, con lo que se confirma que la fiscalización del referido año impactó sustancialmente más al banco que las de 2011 y 2013.

Además de poner aún más en duda la actuación de Guilisasti que, siendo director de CorpBanca, dejó Corfo en medio de la disputa con SQM y asumió la presidencia de las cascadas, habiendo el banco donde él era director –aunque no integrante del comité de crédito, como argumentó en su favor CorpBanca– vulnerado flagrantemente, según la Sbif, los límites individuales.

Un mes después de asumir su cargo en las cascadas –a mediados de octubre de 2015 y dos semanas después de defender su actuación en el caso en una entrevista con La tercera, diario de propiedad de Álvaro Saieh, donde no se abordó su participación en el directorio de la entidad bancaria–, Guilisasti renunció a la mesa del banco señalado.

Por la violación de límites de 2015, la Sbif multó con $ 11.763 millones, mientras que por la vulneración de 2011 sancionó con $ 4.015 millones, y por 2013, con otros $ 5.985 millones.

Fuente: El Mostrador

DEJA UNA RESPUESTA