XXV Congreso del PC Plantea Volver a la Función Social de la Propiedad

0
260

El primer fin de semana de abril próximo, el Partido Comunista se reunirá en Santiago para cerrar su XXV Congreso Nacional, que se inició el año pasado con una fase comunal y que hoy está un su etapa regional. El documento de la convocatoria afirma que la “‘democracia de los acuerdos’ ha capturado por décadas la soberanía popular” y propone poner “fin al Estado subsidiario”.  

El documento, de |8 páginas, establece las bases de la discusión ideológica. Hasta ahora solo se habían conocido algunos párrafos sobre el diagnóstico de los dos primeros años de gobierno.

A continuación, algunos párrafos del escrito titulado “Desafío histórico del período: Consolidar lo avanzado y generar condiciones para seguir adelante”.

La lucha de clases se agudizará

“Chile puede y debe alcanzar la conquista de un Estado democrático pleno, tal meta requiere de una auténtica Revolución Democrática”.

“Nuestro protagonismo crece (…). Lo valioso de la experiencia que estamos viviendo es que con la fuerza que poseemos hemos logrado aportar a que se realicen avances relevantes, aunque en ningún caso todavía suficientes para consolidar lo avanzado”.

“Autodefinido como ‘democracia de los acuerdos’ o ‘política de los consensos’, este estilo de gobernabilidad ha capturado por décadas la soberanía popular, y relegitimó las bases de la dominación económica, política y cultural heredadas de la dictadura y que fueron componentes fundacionales del modelo de acumulación capitalista sustentado en la hiperconcentración brutal y salvaje y en la especulación financiera. Es una vergüenza que Chile esté hoy entre los países del mundo que más exportan capital financiero”.

“La lucha de clases se agudizará y posiblemente adoptará diversas formas que debemos prever con mayor acuciosidad”.

“El programa de la Nueva Mayoría no responde a la perspectiva de instalación inmediata de una democracia revolucionaria, que inaugure un tránsito a una sociedad de carácter socialista, sino solo -nada más, aunque tampoco nada menos- a una democracia que sí supere los aspectos más regresivos del neoliberalismo y siente las bases para iniciar la superación”.

Desafíos constitucionales

“La tarea prioritaria de los comunistas es hacer todo lo que esté a nuestro alcance para realizar el programa de gobierno, incluido el inicio de un proceso político y de masas hacia una nueva Constitución política (…) debe ponerse fin a la concepción reaccionaria del Estado subsidiario”.

“Este modelo rentista (…) reafirma la necesidad de un nuevo texto constitucional para restablecer, por ejemplo, el principio de que la propiedad privada no es absoluta ni está por encima de otros valores superiores, como son la responsabilidad social, la solidaridad colectiva y la función social de las propiedades que existía antes del golpe de 1973”.

“También se deduce la necesidad de que el Estado esté facultado para nacionalizar o crear empresas estatales o públicas, a través de instituciones centrales o entidades públicas como gobiernos regionales y municipalidades o aportar recursos a cooperativas u otras empresas sin fines de lucro con el fin de diversificar la propiedad empresarial”.

“La experiencia muestra que no debemos concesionar servicios públicos vitales, como son los casos de la salud y el transporte público. La estricta regulación de la actividad privada…”.

Disputa por la hegemonía

“Al interior de la Nueva Mayoría, sectores que en el primer año del gobierno no tenían mayor espacio para imponer sus políticas, hoy tienen más fuerza en su interior y buscan tomar el control del proceso de reformas y de realización del programa, acotando y reduciendo el sentido de las transformaciones. También al interior de la Nueva Mayoría hay una disputa ideológico-política de mayor calado por la direccionalidad del proceso. El asunto central es que la disputa por la hegemonía se ha agudizado con la derecha, pero también al interior de la Nueva Mayoría”.

{youtube}xfVx-pIyEAo |600|450|0{/youtube}

DEJA UNA RESPUESTA