Qué Significa Tener Carrera Profesional Docente

0
223

La idea de tener Carrera Docente por parte del profesorado nacional, ha sido  una aspiración que cruzó gran parte del siglo veinte hasta hoy. Ya en 1997, en el Congreso de Educación organizado por el Colegio de Profesores, se plasma esta idea  que venía madurando poco a poco. Podemos decir entonces que al menos se viene luchando concretamente por más de diecinueve años para que las y los profesores de Chile podamos tener Carrera Profesional Docente.

Bajo esa exigencia y en el marco de las reformas en educación, que a su vez fueron exigidas en la calle en innumerables protestas desde hace muchos años para cambiar el modelo impuesto por la dictadura, es que se envió al Parlamento, en abril de  2015 el Proyecto de Ley de “Desarrollo Profesional”, el cual rechazamos en su momento porque no recogía las aspiraciones fundamentales de las/los profesores.

En junio de 2015, como magisterio resolvimos movilizarnos a través de un paro nacional para que el proyecto de ley fuera rediseñado hasta su mejoría que encierra actualmente, con evidentes avances del cual podemos decir:

1.- El bien mayor de éste,  es precisamente contar con Carrera Profesional que regule el sistema y el quehacer del profesorado, el que ha sufrido grandes atropellos en una desregulación abusiva. Si bien el Estatuto Docente es el instrumento normativo actual, la diferencia es que ese estatuto no asegura estabilidad laboral. La Carrera sí. Hoy hemos conquistado una Carrera Profesional para los profesores que vaya resolviendo la situación actual del profesorado.

Se eliminaron los dos años iníciales para ingresar a la carrera, exigiéndose únicamente el título profesional adquiriendo calidad de titular.

El encasillamiento se realizará en junio de 2016 para que empiece a regir desde 2017.

2.- La Carrera debe generar mejores condiciones para la enseñanza y laborales, por lo tanto tiene el foco centrado en  los profesores, los niños y sus familias.

3.- La Carrera no tiene todo lo que quisiéramos, pero sí tiene los pilares fundamentales, como son:

a) Carácter formativo: los/las docentes poseerán reglas claras para proyectarse en su vida profesional.

b) El desarrollo profesional estará estrechamente ligado al ejercicio docente y a la formación continua, es decir perfeccionamiento gratuito entregado por el Estado.

c) El encasillamiento, se hará en base al tiempo en ejercicio, evaluación de desempeño  y el reconocimiento de los aspectos colaborativos, o sea considerará lo que realmente realiza el profesor (jefatura de curso, talleres culturales, científicos,  deportivos, asesorías de alumnos, coros, relaciones humanas entre otras, que siempre hacemos pero que no son reconocidas). Esto permitirá acceder  y progresar en los distintos tramos que se contemplan.

d) Cambiará la proporción de horas lectivas y no lectivas a un 35% /65%, aún insuficiente a nuestras aspiraciones, pero es mejor de lo que tenemos. Gran parte de las horas no lectivas se destinarán al quehacer estrictamente profesional. Otra se determinará por parte del Consejo de Profesores. En sectores de alta vulnerabilidad, la proporción será de 40% / 60%.

e) En materia salarial, se hace justicia con los docentes en ejercicio y se generan sustantivas mejorías para quienes  ingresarán a la Carrera. Habrá un monto fijo de reajuste,  por medio del Bono de Reconocimiento Profesional (BRP) que aumenta de 82.052 pesos (título y mención) a 304 mil pesos. A ello hay que considerar las asignaciones diferenciadas, como las de tramos, vulnerabilidad y otras.

Habrá incentivos económicos para profesores que se desempeñan en escuelas y liceos de alta vulnerabilidad.

Complementaria  a la ley de Carrera, antes del 21 de mayo se enviará un proyecto de ley que prorrogará por ocho años más la posibilidad de retirarse voluntariamente con un bono indemnizatorio. Es decir, permitirá que las colegas mujeres que hoy tienen 52 años o más y profesores hombres que hoy tienen 57 años o más de edad, cuando vayan cumpliendo la edad para jubilar, tengan derecho a salir del sistema con una indemnización por retiro voluntario.
 
El proyecto, busca fortalecer el desempeño de los maestros a través de un proceso de formación inicial y del establecimiento de mejoras salariales. Además, contempla el aumento de un 25% a un 35% de horas no lectivas con el compromiso de alcanzar el 40%. La iniciativa beneficiará a más de 200 mil profesores desde el 2017 al 2026, con una inversión de 2.300 millones de dólares.

La aprobación de la norma fue calificada como un “hecho histórico” por la ministra de Educación, Adriana Delpiano, quien indicó que con esta nueva ley “podemos hablar de calidad en la educación en el corto y el mediano plazo de manera mucho más concreta”.

Además la secretaria de Estado subrayó que este proyecto “marca un hito a una reivindicación histórica del Magisterio (…) Es una garantía de la calidad educativa que requieren niños y jóvenes del país”.

En tanto el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo señaló que si bien, no es todo lo que quería el Magisterio, “es un avance significativo (…) Esta es una plataforma, un piso para seguir luchando por mejorías hacia el futuro”.

Además el dirigente destacó la reajustabilidad de la nueva ley, lo que permitirá elevar la renta y generar mejores condiciones salariales a los maestros.

Asimismo la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara, Camila Vallejo, recordó que esta es una lucha  histórica de los profesores y afirmó que hay que ver esta ley como un triunfo ya que “es una inyección a la vena a la mejora de la calidad de la educación”.

Por su parte el diputado independiente integrante de la comisión de Educación, Giorgio Jackson, apuntó al rol de la oposición en el debate educacional, señalando que con esta nueva normativa “se desmitifican los fantasmas que han instalado a través de los medios de comunicación  parlamentarios de derecha  y tecnócratas que dicen que no se están priorizando recursos en los niños y en los jóvenes”.

En tanto el diputado Pepe Auth (PPD) destacó que “este es el esfuerzo de inversión más importante que el Estado y la sociedad chilena haya hecho en muchas décadas”.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano y el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, anunciaron además, que antes del 21 de mayo, ingresarán un proyecto de incentivo al retiro de los profesores. La iniciativa permitirá a cerca de 20 mil docentes en edad de jubilar, retirarse con un incentivo económico de 21 millones de pesos, beneficio que podrá obtenerse desde la aprobación del proyecto hasta los próximos ocho años.

En fin, aunque no contemple toda la propuesta de Carrera del Colegio de Profesores, esta ley nos dejará en un nivel mucho más alto en la recuperación de derechos que perdimos desde la dictadura hasta nuestros días.

Importante es que además se abre camino para seguir luchando por lo que falta, como es derogar aspectos legales autoritarios que contempla nuestra legislación, como el sistema subsidiario y necesidad de cambiar la Constitución Política para lograr profundizar en los cambios. A propósito de ello es que la asamblea nacional del Colegio de Profesores, aprobó un voto político para cambiar la constitución a través del mecanismo de asamblea constituyente.

Tenemos desafíos relevantes a futuro. Pero este importante logro de obtener Carrera, nos motiva a seguir organizando para futuras peleas gremiales.

COLEGIO DE PROFESORES DE CHILE

DEJA UNA RESPUESTA