Después de Cuatro Décadas: El Teatro Aleph Regresó a Casa

0
29

En una gran fiesta para el teatro chileno se transformó la entrega, por parte del Ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, de una casona en la comuna de La Cisterna que albergará el regreso a Chile del internacionalmente reconocido Teatro Aleph, dirigido por el destacado actor y dramaturgo, Oscar Castro.

Actores franceses profesionales, junto a vecinos de dicha comuna, se mezclaron en su denominado teatro popular y presentaron un extracto de la obra “El Kabaret de la Última Esperanza”, llenado el lugar de color, vanguardia y pasión por las tablas.

El Ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, señaló que “la entrega de esta concesión de uso gratuito se transforma en un hecho histórico y de toda justicia, ya que estamos ante una compañía cuyo curso extraordinario de creación fue literalmente truncado en el año 1974, por lo que debió refundarse en el exilio; adicionalmente, se trata de un grupo de artistas involucrados y abiertos completamente a la comunidad, con talleres y obras de teatro comunitario”.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, cuya cartera realiza un trabajo articulado con Bienes Nacionales para la entrega de inmuebles fiscales para proyectos de carácter cultural y artístico, aseguró que “la entrega de este espacio es un hito que le otorga a la compañía un lugar donde desarrollar su gran trabajo de formación de audiencias, además de abrir nuevas oportunidades de acceso al teatro para la ciudadanía. Quiero destacar también que en el Consejo de la Cultura contamos con programas e instrumentos que pueden acompañar el proceso de implementación de esta nueva infraestructura, junto con el valioso trabajo que está haciendo el Aleph con la comunidad”.

La realización de talleres de Teatro Aleph se enmarca en el programa “Santiago es Mío”, iniciativa de la Intendencia de la Región Metropolitana, financiada por el Gobierno Regional Metropolitano y ejecutado por el Consejo de la Cultura de la Región Metropolitana,  la cual contempla dos años de ejecución y que busca visibilizar rasgos identitarios y de carácter patrimonial de las 52 comunas de la Región Metropolitana, a través del arte y la cultura.

El director de la Compañía Teatro Aleph en Francia y Chile, Oscar Castro,  afirmó que el regreso de su compañía al país, “es una manera de volver, después de 40 años. Hoy Eulogio Altamirano es como Lastarria 90, que fue la primera casa del Aleph”. “Cuando era joven creía que podía cambiar el mundo…ahora estoy seguro”, dijo en un día que catalogó de enorme alegría y esperanza en los frutos que dará este espacio del arte popular.

La Alcaldesa (s) de La Cisterna, Cristel Donoso, destacó que “es muy significativo entregar a un grupo de jóvenes un espacio donde las artes escénicas como lo es el teatro, puedan difundirse a toda una comunidad sin ninguna discriminación. Por ello que agradezco de todo corazón y a nombre de todos los cisterninos a todos quienes hicieron posible que este sueño hoy sea una realidad para miles de jóvenes que desean ser parte del Teatro Aleph”.

A la actividad también asistieron el Intendente Metropolitano, Claudio Orrego; el Seremi de Bienes Nacionales, Felipe Morales; la directora metropolitana de Cultura, Ana Carolina Arriagada; representantes de la Embajada de Francia, destacados artistas y autoridades comunales y regionales.

Teatro Aleph

La compañía de Teatro Aleph nació a fines de la década del 60, por iniciativa de un grupo de estudiantes del Instituto Nacional y el Liceo 1 de Niñas. Hacia 1972, el Aleph era considerado por la crítica como uno de los conjuntos teatrales más vanguardistas de la época. Después del golpe de estado de 1973, el Aleph persiste en presentar sus obras estrenando en 1974 “Y al principio existía la vida” en la Sala del Ángel, con todas las butacas ocupadas. Un mes después la obra fue clausurada.

Oscar Castro y su hermana fueron detenidos y trasladados a distintos centros. El partió exiliado a Francia, donde se encontraron con antiguos integrantes de la compañía y fundaron el Teatro Aleph en Europa, el que funciona activamente hasta hoy.

La nueva casa de la compañía en Chile, aunque se encuentra en etapa de remodelación, funciona desde septiembre en Eulogio Altamirano 7425, La Cisterna, donde sus integrantes establecerán un centro cultural que abrirá las puertas a la comunidad para desarrollar teatro popular o comunitario y talleres.

Definen su arte como un teatro popular, ciudadano y humanista, que integra actores profesionales con ciudadanos que van rotando. Actualmente se encuentran con un grupo de jóvenes actores franceses, quienes viajaron a Chile y se han encargado de conectarse al máximo con los vecinos para hacerlos partícipes de esta experiencia artística. Incluso los actores europeos están ayudando a la limpieza y remodelación del inmueble junto a la comunidad.

Fuente: El Ciudadano

 

Leave a Reply